Partida Rol por web

Cornago

II. La viuda desconsolada

Cargando editor
Fadrique Cargando pj
25871/13157929
30/11/2015, 15:07
Fadrique

Fadrique se abalanzó hacia el carro. Puso un pie en uno de los radios de la rueda para auparse, con tan mala fortuna que acertó a apoyar su peso justo en el lado más cercano a las llantas. Bien podía ser que pesara poco, pero ese peso hizo que la rueda girara un tantico, lo suficiente como para desequilibrar al desdichado y hacerle tropezar. Con un golpe en la espinilla que le hizo soltar entre dientes el aire que había tomado antes de impulsarse, cayó de nuevo fuera del carro y ahí quedó, siendo un estupendo blanco para las ballestas de los emboscados.

- Tiradas (1)

Notas de juego

Arg. Gasto toda la suerte y aun así estoy en bolas. Despedios de Fadrique, temo.

Cargando editor
Director Cargando pj
25871/13160807
01/12/2015, 10:46
Director

Fadrique intentó saltar al carro, pero fue imposible, pues su pie apoyó mal sobre la rueda, y tres flechas le alcanzaron: uno en el pecho y las otras dos en cada uno de sus brazos:

Virote1: 6 (-3 por gambesón reforzado): 3 puntos de daño.
Virote2: Crítico (daño máximo e ignora armadura) (/2 por brazo derecho): 5 puntos de daño
Virote3: 7 (-3 por gambesón reforzado) (/2 por brazo izquierdo): 2 puntos de daño

Fadrique quedó tendido detrás del carro, con tres virotes en su cuerpo*. Mientras tanto, el resto quedó petrificado ante el restallar de las tres ballestas. Por su parte, Xilda ya estaba bastante lejos, perseguida por los lanceros que la acechaban.

- Tiradas (4)

Notas de juego

*Los tienes incrustados. No desangras ni nada, ni aún tienes secuelas ni tampoco pérdida de bonus al ataque. Eso sí: si intentas arrancártelos a tí mismo sin una tirada exitosa de Sanar o hacer esfuerzos con ellos incrustados, te restarás vida (1d3 por cada virote, que PV a la RES general y no por partes).

Y otra cosa, los 3 ballesteros tardan 3 asaltos cada uno en recargar, no 2.

Cargando editor
Unai Cargando pj
25871/13160875
01/12/2015, 11:12
Unai

¡Maldito imbécil! -masculló el tipejo que hablaba mirando a Fadrique-. El resto, ¿queréis acabar igual? ¿heridos o perseguidos? -refiriendose a Fadrique y a Xilda-. ¡Cuidado con esa lengua, minúsculo! -dijo entonces a Dámaso-. Bien parecerá que sí que sois titiriteros, pues tenéis mucha lengua que ofrecer -con sarcasmo-. Quizá... -se puso a pensar-. Quizá en la hacienda de don Alonso... -murmuró-. Veamos... -dijo ahora en alto para que le oyéseis bien-: haremos otra cosa, ni os mataremos ni os robaremos... pero si tan buenas funciones dáis... ¡iréis a con nosotros a la casa del Carrillo! -luego miró en especial a Dámaso-: allí veremos si habláis con tanta holgura del arzobispo o si por el contrario le maravilláis con lo que sepais hacer...

Notas de juego

Podéis seguir presentando batalla si quieréis. Vuestro turno.

Xilda. De momento estás siendo perseguida, espera a que actualice todo ;)
 

Cargando editor
Xilda Cargando pj
25871/13163036
01/12/2015, 21:50
Xilda

Notas de juego

Sí. En principio salvo que veo que se detengan, sigo con mi intención de escaparme.

Cargando editor
Fadrique Cargando pj
25871/13165824
02/12/2015, 16:36
Fadrique

Fue poner el pie en el suelo y sentir como si le patearan los brazos y el pecho. No era la primera flecha que recibía y, desencantado, previó (y revivió a la vez) los momentos en los que le comenzaría a doler de verdad (ahora con el calor no sentía más que la humedad de la sangre y cierto mareo): días de curas, de limpiar heridas y cambiar vendas. Eso si no llegaba la gangrena y se lo llevaba.

¡Cuartel! Levantó las manos para que se le vieran bien. Cuando lo hizo casi las vuelve a bajar. Las flechas le habían avisado de su presencia al mover los brazos. Ya comenzaba el via crucis. Se puso bien a la vista y no se movió. Miró como corría la moza, como un galgo. Mentalmente le deseó buena suerte.

Cargando editor
Uloxio Arrugas Cargando pj
25871/13165844
02/12/2015, 16:46
Uloxio Arrugas

Uloxio no argumenta nada, pues no es preciso. Aleja sus manos de su Hacha y las eleva en señal de que no opondra resistencia. Al final llegaremos al mismo sitio.

Asi sea dice mientras mira al pobre herido Fadrique solo pido que se permita atender a nuestro buen y torpe amigo.

Notas de juego

Ale xD

Cargando editor
Manuel de Fonseca Cargando pj
25871/13168474
03/12/2015, 08:34
Manuel de Fonseca

Viendo que Uloxio y Fadrique, nuestros mejores guerreros pedían cuartel, y que la treta de Damaso parecía que se volvía hacia nos, tiré la rodela y la daga al suelo y levanté las manos en señal de rendición.-Llevadnos pues ante el arzobispo, a fín de cuentas es allí do pretendíamos actuar. Respecto a nuestro amigo, non tengáis muy en cuenta lo que dice, es nuestro bufón y está un poco mal de la sesera. Si nos escoltáis ante el arzobispo sin causarnos mayores males hablaremos bien de vos et de vuestra "compañía ".

Cargando editor
Dámaso Montalvo Cargando pj
25871/13169364
03/12/2015, 14:53
Dámaso Montalvo

-¡Eh! ¡nunca os habéis quejado de mis actuaciones! -recrimino a Manuel tras haber comprendido lo que trataba de hacer. -¡Et siempre nos han dado buenos dineros et vítores! Excepto aquella vez... Veréis...

Me acerco a uno de los lanceros y empiezo a contar historias sobre actuaciones que no salían bien o de los grandes logros que habíamos logrado. Todas tan exageradas al punto de lo esperpéntico.

Cargando editor
Unai Cargando pj
25871/13172228
04/12/2015, 10:34
Unai

El lancero no miraba muy bien al bueno de Dámaso. Es más, puesto que parecía verse algo de piedad y razonamiento en los ojos del tipo que comandaba aquel grupo, el lancero no optó por darle una patada y hacerlo rodar unas varas hacia atrás.

¡Vayamos pues! -dijo el tipo-; et que no estáis en posición de negociar ni de actuar ante el arzoobispo... Si os viera de tal guisa ordenaría mataros por dedicaros a tal cosa... Pero en la casa Carrillo, cuando él no está, no hará mal un poco de diversión... ¡Soldados! -ordenó a los suyos, excepto a los tres que ya se habían escapado tras Xilda-, coged a este hombre y colocadlo en el carro; en la hacienda le arrancarán esos virotes y si tiene suerte, sobrevivirá para hacernos reir un rato -se refería a lo de la actuación-. No obstante, algunos de vosotros -mirando a Uloxio y al propio Fadrique-, bien podríais servir como soldados de la hacienda... Humm... -como pensándolo- ¡Andando!

Et que los ballesteros recargaron el virote, y junto con los que no habían disparado os seguían apuntando sin dilación. Los lanceros restantes subieron con cuidado el cuerpo de Fadrique a pulso, y en su sus brazos y pecho sobresalía un virote enorme. Por suerte, el tal tipo, que luego os dijo llamarse Unai, os reveló que la Casa no andábase muy lejos de allí.

Notas de juego

Escena cerrada.

Cargando editor
Director Cargando pj
25871/13172238
04/12/2015, 10:40
Director

Xilda corrió y corrió, y parecía que corría como antaño lo hacía delante o contra los señores que siempre oprimían en su aldea y por los cuáles su marido murió. Tras un resquicio de la tierra, la muchacha, saltó desde una pequeña altura de peñas hacia un terreno más frondoso, y se agazapó tras unas matas muy cardadas y robustas. Los lanceros, apelando a su cansancio por las armaduras y la lanza, pasaron de largo hacia delante, sin reparar en la mujer...

Cuando éstos habian desparecido de la vista y el horizonte de tu vista, decidiste a salir del escondite. Estabas en pleno campo, en algún lugar entre Cornago, Igea y la Casa Carrillo, pues no sabíais aún cuánto quedaba para ello, ni tampoco todo lo que te habías desviando corriendo (pues sólo pensabas en huir). Definitivamente te habías...

Cargando editor
Antonio Cargando pj
25871/13172246
04/12/2015, 10:48
Antonio

... perdido? -dijo una voz-, ¿que si te has perdido? ¡Eh, muchacha! -un tipo que te había descubierto, tenía la mano en alto, como chasqueando los dedos para que le vieras-. Estaba sólo e iba andando. Tenía el pelo negro y algo largo y vestía humildes ropas de campesino. ¡Oye! No pasa nada ¿eh? -dijo acercándose un poco-. ¿qué haces ahí escondida? -entonces miró a un lado y otro- ¿ocurre algo? Soy Antonio, de Igea.

Cargando editor
Xilda Cargando pj
25871/13173631
04/12/2015, 18:53
Xilda
Sólo para el director

Xilda miró al hombre con desconfianza. Nada le hacía pensar que fuese mejor que los bandidos que le perseguían aunque lo cierto es que al menos, le estaba hablando sin amenazarla.

Se acercó hacia el hombre despacio observándolo hasta detenerse a unos metros de él.

-Formo parte deunha comparsa. Uns bandidos malpocados atacaronnos cando ibamos representar obras sacras onde el Arcebispo. Saín corriendo. ¿Y vos?¿Qué hacéis solo en medio deste bosque?

Cargando editor
Antonio Cargando pj
25871/13182296
08/12/2015, 11:33
Antonio

¿Una comparsa...? -Antonio miró a un lado y hacia otro, sin ver a nadie más por los alrededores-. ¿Bosque? El bosque anda más para el sur, muchacha. Yo voy a ver a mis ovejas a un redil que tengo de camino por aquí.

Cuando oyó el nombre de "bandidos" se puso alerta.

¿Por aquí? ¿Dónde? -el hombre parecía preocupado, pero una preocupación no como si aquello fuera algo nuevo, sino como una preocupación de ponerse en guardia-. Hizo ademán de agacharse un poco, por si acaso siguieran por allí. Nada he visto hasta ahora, bueno, claro que, salí de casa, de Igea, esta mañana. ¿Y dónde está tu comparsa? ¿Por dónde se fue?

Cargando editor
Xilda Cargando pj
25871/13182431
08/12/2015, 12:24
Xilda

-Pues non o sei. Como dijen, fuimos atacados por bandidos e conseguín escapar-contestó Xilda-Tengo que voltar al lugar onde nos atacaron para ver qué acontece.

Cargando editor
Antonio Cargando pj
25871/13182463
08/12/2015, 12:38
Antonio

Puedo ir con vos, sé los caminos, et que si la cosa acontece mal... -decía como precavido-. En la casa de los Carrillos, que así le dicen, no viven gentes buenas. Quizá d'aquellos bandidos dice vos... Más que bandidos, hideputas, diría yo...

Cargando editor
Xilda Cargando pj
25871/13183026
08/12/2015, 16:08
Xilda
Sólo para el director

-Alí era a do nos dirijíamos, por solicitar del Arcebispo a ver si nos contrataba o noso repertorio de obras sacras-contesta Xilda-mas decides que no son boa gente. ¿Por qué motivo?¿Qué deberíamos temer deles.

Cargando editor
Antonio Cargando pj
25871/13197068
12/12/2015, 12:57
Antonio

Son mercenarios -dijo Antonio-. Matan o roban por dinero, et que eso lo sabemos en Igea. Esa casa es un buen sitio para quien quiere ganarse la vida no haciendo ascos a nada. Et que la gente honrada... -hizo una pausa, como refiriéndose a sus vecinos del pueblo et a él mismo-, non somos así. Si queréis... puedo encaminaros un poco, pero non me acercaría yo allí.

Notas de juego

Tu dirás. Antonio se tiene que ir ya a cuidar de su ganado.

Cargando editor
Xilda Cargando pj
25871/13223062
20/12/2015, 14:24
Xilda

-En verdad que se lo agradezco-contesta Xilda sonriente-Allí nos dirigíamos y si mis compañeros consiguieron salir con bien de nuestro encuentro, hasta allí se habrán ido.

Xilda comienza a caminar siguiendo a Antonio, esperando que este le guíe..

Notas de juego

Perdón que me despisté de esta partida.

Cargando editor
Antonio Cargando pj
25871/13226202
21/12/2015, 17:22
Antonio

Tornásteis pues de dirección, et que te dejaste llevar por Antonio, natural de Igea. Anduvísteis durante unos diez minutos hacia el este, et que allí se divisaba, sobre una colina una casa bastante grande, tanto como fortín que era.

Aquello es la Casa Carrillo, del Arzobispo -te dijo-. Tened cuidado, y encontrad presto a los vuestros, por vuestro bien. Cuidáos y hasta más ver...

Et que marchó por donde habíais venido.

Notas de juego

Escena cerrada.