Partida Rol por web

Danganronpa: Des-Esperanza

1.B. Almacén

Cargando editor
06/02/2019, 20:53
Katsumoto Obinata

Bajó de las escaleras y cogió el té que le sirvió Anata, para acto seguido darle un buen sorbo, que fue acompañado al terminar dicho trago, de un buen suspiro. - Mucho mejor... ¡Gracias Anata-chan! Pero no hace falta que os preocupéis por mi, estoy bien, simplemente antes me desesperé un poco, pero creo que lo puedo controlar. - se veía algo más de determinación en sus ojos, estaba dispuestos a confiar en aquellas personas. - Y no te preocupes, seguro que a la próxima estáis más atentos y lo veis todo claro como el agua.

Se giró ahora al jardinero, que también lo llamó chan, cosa que le recordó a la serie de dibujos animados que veía de pequeño, en la que un niño de cinco años con cabeza de patata y muy salidillo, era llamado por todos con el "chan". - Pero... ¿eso no es mucho más complicado que solo sellar las entradas a los conductos? Y aparte, le daríamos bastante faena a la pobre River-chan. - aprovechó mientras decía esto para ponerse detrás de ella y ponerle las manos sobre los hombros, a modo de ánimo, aun a riesgo de desconcentrarla. - Ella es nuestra carta del triunfo, antes o después nos sacará de aquí con algún invento genial, así que intentemos no darle más trabajo del estrictamente necesario ¿vale? De hecho si crees que es muy complicado de hacer, olvídate de la idea de los micrófonos, tal como me dijo Anata-chan ayer, siempre alguien se las va a ingeniar con mucha imaginación para encontrar una forma de superar nuestras trampas. - se quedó dubitativo un rato, pensando que cualquiera que se sintiera demasiado agobiado por estar aquí encerrado, podría ser el próximo asesino.

¡Oh eso me recuerda! - dijo separándose un poco de Ainam y dejandole trabajar en su PDA. - ¿Me he perdido algo en la cafetería? Monokuma dijo algo sobre unos Monokubs, pero mi mente ya estaba bastante nublada después de lo que... bueno, vimos. - también le intrigaba el sobre que Dean estuvo intentando sacar de la caja fuerte, parecía importante, pero le daba en la nariz que esa sería información que nunca más verían.

 

Cargando editor
07/02/2019, 11:26
Ainam River

PDAs, auriculares para todos, rejillas con tubos... empezaba a agobiarme un poco cuando, de repente, noto las manos de Obinata-chan en mi espalda diciendo que mejor no darme tanto trabajo. Sonreí ligeramente y agradecí el gesto. Puedo hacerlo todo, pero me llevará su tiempo, no puedo estar todas las noches sin dormir. Me levanto y cojo una caja donde, en mi anterior visita, había visto recambios de pantallas táctiles y algún que otro chip. Rebusco y sigo trabajando cuando encuentro lo necesario. Anata-san se sentía agobiada y eso no me gustaba...Anata-san incluso pudiendo ver a mi tampoco me ha resultado nada fácil llegar a la verdad, no somos detectives y todo ha sido demasiado rápido. No te agobies, ni te eches la culpa de nada, todos estaremos bien si trabajamos como un equipo. Creo que la unión es la mejor forma aguantar esta situación. La miro y sonrío Y me he dado cuenta de que sin tu té ya no puedo vivir. Le doy un sorbo al té y cierro los ojos disfrutando de su sabor. 

Shimada-san me perdía perdón por haberme acusado. Oh no! no pasa nada! digo negando enérgicamente con las manos Es normal que todos desconfiemos de todos, sobre todo sin conocernos. Yo del que más dudé desde un principio fue de Yamada-san, no sé por qué. Ahora me sentía un poco mal por haber dudado de él, pero como bien había dicho, era algo lógico, pero de todas maneras la próxima vez trataría de no juzgar tan premeditadamente...la próxima vez... Tengo algo de miedo digo casi sin querer bueno me refiero a que...el oso...seguro que hace que eso vuelva a pasar...no sé, quizá un poco de prevención, imponernos todos unas normas...algo habrá que podamos hacer, y no me refiero a trampas ni cachivaches... Termino la primera PDA y se la entrego a Obinata-chan Listo! está como nueva.

Cargando editor
07/02/2019, 22:01
Katsumoto Obinata

¡Gracias River-chan! ¡Eres increíble! - le dio un pequeño y cariñoso beso en la frente para después posar con la PDA en su mano, alzándola como si la acabara de sacar de un cofre. - ¡Tararará! - imitó el sonido del videojuego al que estaba haciendo referencia, pero sin decir su nombre, ni si quiera pensarlo, pues no quería que le pusieran una denuncia por plagio. Procedió a guardar su PDA y cerró el puño con entusiasmo, haciendo que su brazo se pusiera algo tenso. - ¡Bien! Con mi MonoPad de vuelta y el té que me ha dado Anata-chan, me siento como nuevo. ¿Cuál de las nuevas zonas creéis que deberíamos investigar? La biblioteca pinta bien, siendo esto Hope's Peak de seguro que había conexión a internet y si encontramos ordenadores podríamos buscar tet-¡noticias! ¡Noticias para saber que está pasando! - miró que la pobre River tenía aún varias PDAs que arreglar. - Bueno, aunque hasta que no acabe River-chan con su trabajo, me quedaré aquí haciéndole compañía.

Se puso a rebuscar por las estanterías, en busca de algo que llamara su atención, hasta que finalmente dio con una baraja de cartas de una serie muy japonesa y famosa, pero sobretodo nada plagiada. - Mmm - decía mientras buscaba de una en una, hasta que finalmente se quedó con cuatro que empezó a repartir entre los presentes. La primera, se la dio a Edward Shimada.

Gusanomon

Si te acercas a la planta que está cuidando, te raja y te atraca.

La siguiente carta, se la dio a Kizoku Anata

NotWukong

Le encanta golpear cosas, sobretodo a los bullies.

La siguiente se la entregó a Ainam River.

Plátaro

Tan delicioso como mono.

Y la última se la quedó el propio Obinata

Blubbit

Sabe que nada importa una mierda, todos vamos a morir.

 

Cargando editor
08/02/2019, 03:31
Kizoku Anata

 Kizoku recibe la carta del mono albino con una expresión de incredulidad acompañada por una sonrisa nerviosa, como si agradeciera el obsequio pero no comprendiera su valor. Hasta el momento, Katsumoto le había parecido una persona muy simpática... pero "peculiar" para sus estándares. Si se lo ponía a pensar, mucha gente en esa academia estaba en esas condiciones.

- Gracias, Obinata-san... guardaré este mono "golpea-bullies". Es bastante... "mono". Heh heh...

 Un poco de rubor se formó en las mejillas de la sommelier al hacer ese chiste de tan poco gusto académico en el arte de la comedia. Aprovecha el momento para atender el tema que había mencionado Ainam.

- Algún sistema de normas preventivas podría ser útil. El problema surge cuando no hay manera de asegurarse que los demás sigan las normas... además, seguramente Monokuma buscará otra manera de hacer que alguno de nosotros quiera asesinar... si bien el motivo de las fotos de Miyazono-san era muy bizarro para que alguien mate por eso.

Cargando editor
08/02/2019, 15:54
Kurokuma

De entre las cajas sale una pequeña sombra

kukuku hola chicoooooos!!! Aqui vuestro amigo Kurokuma

-Vaya vaya que tenemos aqui lo he visto todo, el escritor fracasado esta intentando seducir  a la gatita mecanica.

-Despues se dirige a la otra pareja: Anda si esta tambien aqui  la adicta a las substancias naturales  junto al jardinero moribuendo, menuda fiesta suciia teneis en este sitio, os estais portando muy mal Ku ku ku!!!.- Kurokuma suelta una enorme nube de humo hacia de The ultimate Gardener para despues disculparse- perdona si te he molestado pero tranquilo podredumbre si no te mata esto, Las hierbas de la gordita pronto lo haran, que ironia no un jardinero muerto por una hierba  Ku Ku Ku!!!

tras pasar la mirada  de unos a otros los ojos de kurokuma brillan
-Tengo una idea vamos a jugar a un juego para romper el hielo,desnudaos.

No que va, el director Monokuma no me deja vejaros adecuadamente, asi que  cambiemos de juego
el juego se llama  contarle vuestros sucios secretos a Kurokuma, o mejor aun que tal si Kurokuma desvela vuestros sucios secretos, no va a pasar nada verdad  mientras queden en esta sala entre nosotros cinco.

A ver tu escritor fracasado empieza si no quieres que vaya junto a la ninfomana del violin a decirle que estas montandote fiestas privadas con otras mientras el jardinero mira, quizas si lo sabe esta noche no puedas dormir tranquilo.

La verdad me la imagino ahorcandote con una cuerda de violin mientras te tiene atado a la cama,excepto que ya se haya vengado con la gatita y sea el cadaver que encontremos mañana. Me encanta, creo que me divierte la idea de que seas la propia victima de una de tus novelas basura.

Notas de juego

1D3 de desesperación para todos

Cargando editor
08/02/2019, 16:43
Ainam River

Me sonrojo al recibir el beso en la frente de Obinata-chan y cojo con cariño la carta que me da y me sale una carcajada Ja ja ja Plátaro? Si...me gusta digo segura mientras la guardo en la bolsa. La PDA de Mori-san no estaba tan dañada, solo había que cambiarle la pantalla táctil rota. Mientras lo hago respondo a Anata-san Si alguien no cumple las normas que imponemos sabremos de quién se trata y sabremos que será el asesino, así que no creo que se la juegue, por intentarlo no perdemos nada no? 

La idea de ir a la biblioteca y pensar que ouede haber ordenadores con internet hace que sueñe despierta, era uno de mis lugares favoritos a los que solía ir. Allí me sentía tranquila y a salvo. Estaba pensando en ello cuando un oso muy parecido a Monokuma sale de entre las estanterías AH!!! Me echo hacia atrás y cojo uno de mis destornilladores a modo de arma del susto que me había dado. Empieza a hablar pero yo no podía apartar la vista de su cuerpo, su movimiento y sus nuevos mecanismos...si  había más de uno...como hacían para manipularlos todos? Eran varias personas? Sería el mismo con una funda distinta? Temblando trato de tocar mi oreja... Oso... Susurro fascinada....

Cargando editor
08/02/2019, 16:55
Ainam River

Cuando toco mi oreja y susurro oso es para tratar de comunicarme con Tsumiko ;)

Cargando editor
08/02/2019, 17:43
Entorno

No hay respuesta de Tsumiko.

Cargando editor
08/02/2019, 17:48
Katsumoto Obinata

Se quedó mirando a aquella flagrante copia de Monokuma, pero completamente en negro. No le daba miedo, de hecho hasta le parecía monoso que intentara copiar a Monokuma, aunque sentía que su sola presencia le hacía sentir algo mal por dentro, quizá porque era bastante feo para ser una copia. - Mmm, mis trapos sucios ¿eh? - sacó una libreta de la nada y se puso a revisarla, en la cual se podía leer bien escrito en la portada "Mis momentos más humillantes". - ¿Te tengo que leer toda mi libreta? Tenemos para rato entonces... - negó con la cabeza - No, no, mejor escogeré los momentos más humillantes directamente y ya.

Pasaba página por página, revisando todo lo que había escrito. - ¡Oh, esta es buena! De pequeño, arrancaba cachos de pared y me los comía, pensaba que lo que había dentro de la pared era sal y por eso tenía ese sabor saladillo ¡Pero en verdad era cal! - siguió revisando entre sus páginas. - ¡Ah si! Como olvidar el día que di mi primer beso... ¡Estaba tan nervioso que vomite justo antes de darle un beso a la pobre moza! Por suerte no me vio y me "lavé" más o menos la boca, aunque admito que después la chica me dijo que tenía un sabor muy ácido. - seguía buscando y rememorando. - Dormí con mi madre hasta los doce años por miedo a la oscuridad... Una vez robé un pellizco de algodón de azúcar a un niño porque quería saborearlo... Me metí en una clase de waterpolo pensando que era mi cursillo de niños para aprender a nadar y casi me ahogo... - se paró en una que le hizo gracia - ¡AH si! Una vez me paró la policía mientras estábamos todos alcoholizados y me hice pasar por un chico mayor para que no nos denunciaran ¡no sé ni como coló! - y está esa otra que le dio algo de vergüenza - Ay, como olvidar cuando me intenté hacer el youtuber y me abrí un canal que apenas tuvo visitas ¡pero bueno, conocí al youtuber muy grande! Aunque solo me puse a hacer ruidos raros a los que él me contestaba con más ruidos raros... - menudos doce años más locos eran esos. - Creo que la más humillante que tengo es esta. Quedé con una chica porque nos gustábamos mucho, yo era muy joven e inocentón, así que pase toda la tarde con ella sin hacer nada de nada excepto charlar y contar bromillas, hasta que mis papis me llamaron para recogerme. Salí para ir en dirección a mis padres, hasta que finalmente me decidí y volví corriendo a donde estaba la chica que me gustaba y en vez de plantarle un beso como Dios manda, le di un triste beso en la mejilla. - suspiró, aunque hablaba sin pudor, le molestaba haber actuado como un tontillo aquél día. - Días después la chica se río de mi, buscó un chico más fuertote, más morenote y más lanzado y me dejó de lado. - cerró su cuadernillo y lo guardo de donde lo había sacado. - ¿Contento Kurokuma? Tengo más, pero creo que ya habéis oído todos suficientes.

Cargando editor
09/02/2019, 19:02
Kizoku Anata

 La entrada de aquel oso negro con apariencia de ganster le dio una gran disgusto a la sommelier. Siquiera pensar en osos se estaba volviendo algo desagradable. Y el hecho de que aquel extraño ser quería hablar de sucios secretos que tenían los estudiantes hacía que el rechazo fuera incluso mayor.

- ¡Que poca decencia con la que se manejan ustedes los osos! ¿Cómo vas a preguntar por algo tan íntimo y personal como el secreto de una persona? ¡Abrase visto semejante desfachatez!

 La joven sommelier miraba al animal electrónico con el desdén propio de una monarca que miraba a un campesino.

Cargando editor
11/02/2019, 00:01
Katsumoto Obinata

Bueno, parece que a Kurokuma se le ha comido la lengua un gato muy amoroso - decía mientras asentía con la cabeza, compadeciendose a si mismo por su mal chiste. - River-chan, no debe quedarte demasiado ¿verdad? ¿Os parece bien a todos si vamos a la biblioteca? ¡Voy yendo! - se iba por no seguir viendo al oso negro, daba mal rollo, aunque se quedó con ganas de escuchar algun momento vergonzoso de los demás.

Cargando editor
11/02/2019, 00:26
Edward Shimada

-Creo que ya encontré lo mío-dijo el jardinero mientras sacaba lo estaba buscando todo el rato-Aquí están, semillas de cardo borriquero, aunque suene increíble el cardo crece por semillas y no por estolones o bulbos, bueno, creo que ya tengo todo- dijo mientras hacía memoria para asegurarse de que todo estaba listo-Serás hijo de *cof cof*-dijo Edward cuando el oso negro de color le arrojó la bomba de humo-¿Qué dices tú sobre mí? Eso es mentira, de hecho, por la noche lo único que hice fue plantar unas plantas y ya, y si quieres también puedo jugar a eso yo, Obinata no es el único, es más, me voy a guardar las historias y cuando llegue la hora las diré delante de todos, ¡oh!, por cierto Obinata-chan, muchas gracias por la carta, bueno... ¡Ah sí!, Obinata-chan, los cardos los pongo por el hecho de que si alguien entra en los conductos podríamos saber quien es, es decir, esa mierda pincha que flipas, estaba por poner buganvillas, pero hubieran obstruido el condicto y no paran de crecer, y si ponemos una placa de metal se lo esperarán y simplemente la quitarán con una palanca, también decir que necesitaré luz ultra-violeta, así que voy a ver si en la tienda esa dan algo parecido, ahora vuelvo- dijo mientras se iba para la tienda sin dejar de mirar con el rabillo del ojo al oso mal-rollista.

Notas de juego

por cierto, perdón por no escribir antes, pero esta semana he estado con y a la vez sin wifi, es decir, con wifi, pero más lento que el caballo del malo y eso que tengo fibra, pero bueno,que se le va a hacer

Cargando editor
11/02/2019, 10:33
Ainam River

La PDA de Mori-san había sido bastante fácil de reparar, tan solo tenía la pantalla táctil rota. La de Iwa-san se encontraba casi en el mismo estado que la de Obinata-chan por lo que tras reparar la primera me resultó más sencillo, ya que ya sabía lo que debía hacer. Con todo listo las guardo en la bolsa junto a mis herramientas. Me levanto tratando de no volver a mirar al oso y acepto la propuesta de Obinata-chan. Me parece bien, vamos a la biblioteca. 

Cargando editor
11/02/2019, 15:05
Kizoku Anata

- Por mi esta bien... seguir investigando este lugar es esencial si queremos intentar salir de aquí... o por lo menos estar más familiarizados con la estancia para que sea más fácil... resolver casos venideros.

 Esto último lo dice en un tono más bajo. como si hacer alusión a que volverían a ocurrir asesinaros fuera algo realmente incomodo para la sommelier. Siguiendo a Katsumoto y a Ainam, Kizoku se dirige a la Biblioteca.

Cargando editor
11/02/2019, 15:11
Kurokuma

El oso empezo a hacer unos ruidos estraños, hasta que de su interior salio una voz metalica-Actualizacion completa, base de datos reactualizada, nueva información disponible

De repente sus ojos se iluminaron y hablo de nuevos
-no os vayais chicooos , seguir jugando con vuestro amigo Kurokuma.

- ¡Que poca decencia con la que se manejan ustedes los osos! ¿Cómo vas a preguntar por algo tan íntimo y personal como el secreto de una persona? ¡Abrase visto semejante desfachatez!

 La joven sommelier miraba al animal electrónico con el desdén propio de una monarca que miraba a un campesino.

-todos sabemos tu secreto gordita, no eres experta en Te si no en pastas, y tu obesidad asi lo demuestra, quizas el jardinero pueda hacer buen abono contigo y todo lo que te sobra.

 

- Ay, como olvidar cuando me intenté hacer el youtuber y me abrí un canal que apenas tuvo visitas ¡pero bueno, conocí al youtuber muy grande! Aunque solo me puse a hacer ruidos raros a los que él me contestaba con más ruidos raros... - menudos doce años más locos eran esos. - Creo que la más humillante que tengo es esta. Quedé con una chica porque nos gustábamos mucho, yo era muy joven e inocentón, así que pase toda la tarde con ella sin hacer nada de nada excepto charlar y contar bromillas, hasta que mis papis me llamaron para recogerme. Salí para ir en dirección a mis padres, hasta que finalmente me decidí y volví corriendo a donde estaba la chica que me gustaba y en vez de plantarle un beso como Dios manda, le di un triste beso en la mejilla. - suspiró, aunque hablaba sin pudor, le molestaba haber actuado como un tontillo aquél día. - Días después la chica se río de mi, buscó un chico más fuertote, más morenote y más lanzado y me dejó de lado. - cerró su cuadernillo y lo guardo de donde lo había sacado. - ¿Contento Kurokuma? Tengo más, pero creo que ya habéis oído todos suficientes.
 

Ku ku ku!! nunca estoy contento escritorucho, porque no le cuentas a tus amigos quien es ella y lo que le hicistes- Dijo Kurokuma al joven cuando se marchaba mientras sacaba copias de una foto que lanzo a los estudiantes

-Seguro que quereis juntaros con alguien como el, no veis la cara de terror de a joven, lo que le hizo lo perseguira toda la vida asi que huye pequeño y intenta ocultarlo  pero saldra a la luz, se lo pienso contar a todos

Despues miro al jardinero  y a la experta en tecnologias- En cuanto a vosotros dos ya tendreis vuestro sucio momento - le dijo mientras se fundia poco a poco entre  las cajas y los veia marchar

Notas de juego

perdonar chicos el fin de semana fue complicado

Cargando editor
11/02/2019, 20:03
Edward Shimada

-Y tanto que ya tendremos NUESTRO momento sucio, eh? Ainam...-dijo con una sonrisa picarona en la cara mientras intentaba darle un codo-codo, pero al hacerlo se dió cuenta de que no había nadie-¡Mierda! se han ido sin mi... ¡ESPERAD CHICOS!- dijo mientras salía de la habitación a gran velocidad (ya sabes, los osos negros son como las personas negras)

Cargando editor
07/03/2019, 12:50
Entorno

Investigación: Almacén

Cargando editor
07/03/2019, 13:07
Yoshida Tadayo "YoYo"

Yoshida pone la mano en el hombro de Obinata en señal de pésame.

YoYo:

Eh, chico, lo siento por lo de tu novia.

El gorro del grandullón no permitía dejar que vieran sus ojos llenos de tristeza por la muerte de otra persona y por la impotencia de no poder ayudar a los demás ni de parar el juego. Pasa por delante del Ultimate Writer2 y comienza a investigar el almacén comprobando el inventario por si faltaban bolsas de basura, cuerda, medicamentos que no estuvieran en la enfermería, herramientas o cualquier otra anomalía.

Cargando editor
07/03/2019, 14:18
Katsumoto Obinata

N r m nv... Pr bn, s q r qn m strn y n chc my dlc... N s l mrc. - intentaba pronunciar a duras penas. - L q m dst m h djd sc, n dmsds frms. spr str bn prnt, pr d mmnt ncst q m yds  nvstgr. crcm  ss cjs... - intentó señalar, pero tampoco tenía fuerzas para levantar el brazo, por lo que lo único que hizo fue estirar un dedo, apoyado aún en el suelo, que no apuntaba a ninguna parte en concreto.

Cargando editor