Partida Rol por web

El despertar de la rebelión

Episodio I.- El gambito del traidor.

Cargando editor
Narrador Cargando pj
17616/7177688
26/09/2011, 09:10
Narrador

La historia comienza unos meses después del nacimiento del Imperio, con las guerras Clon muy recientes y nítidas para la mayoría de los seres de la galaxia. El imperio ha empezado endurecer su control en los sistemas estelares en toda la galaxia y Darth Vader se alza como la nueva mano derecha del Emperador, acabando con cualquier oposición y cazando los últimos remanentes de la orden Jedi.

En estos pocos meses desde la caída de la República, muchos se han unido al imperio por su propia voluntad, incluidos los mundos del núcleo cuya nobleza humana espera beneficiarse de esta tiranía. También ha habido otros muchos que han empezado a rebelarse contra la opresión imperial, pero aquellos que lo han hecho han sido expulsados de sus hogares (o peor) y obligados a vivir en una galaxia que no tolera la oposición al imperio.

En el nuevo imperio los actos de sedición son castigados duramente y un viaje de ida a Kessel es lo mejor que se puede esperar para aquellos que caen en manos del imperio.

Cargando editor
Narrador Cargando pj
17616/7178167
26/09/2011, 13:22
Narrador

- Planeta Brentaal -

- Tiradas (1)
Cargando editor
Narrador Cargando pj
17616/7178186
26/09/2011, 13:27
Narrador
Cargando pj

Notas de juego

Brentaal.- Localizada en el sistema Brentaal del Sector Bormea, se ubica cerca de la intersección de dos importantes rutas comerciales, la Pelemian y la Hydian.

El comercio conduce la forma de vida de los Brentalianos y es controlado por las familias nobles que habitan el planeta. Estas casas controlan varios gremios y aspectos del comercio aunque aspiran a encargarse de todo.

Cargando editor
Narrador Cargando pj
17616/7178201
26/09/2011, 13:31
Narrador

- Estación espacial Sel Zonn -

- Tiradas (1)

Notas de juego

Se trata de una más de las estaciones espaciales, aparentemente sin movimiento, que orbitan alrededor del brillante planeta  de Brentaal entre un mar de naves y satélites. Un pilar central conforma la mayoría del volumen de la estación y tres plataformas de aterrizaje que llevan a los puertos de embarque se extienden desde la sección central equidistantes unas de otras sobresaliendo hacia el espacio. En un lateral de la estación hay una estructura secundaria en forma de disco sobre la que hay otra plataforma de aterrizaje.

Cargando editor
Narrador Cargando pj
17616/7178270
26/09/2011, 13:59
Narrador
Cargando pj

Notas de juego

Estación espacial Sel Zonn - Se trata del típico modelo XQ2, y aunque se trata de un importante centro de negocio entre los viajeros y los habitantes del Brentaal, el imperio ha dejado que una gran parte de la estación espacial languidezca y se desmorone. Debido al nacimiento del sentimiento anti-alienígena, especialmente en los planetas del núcleo, las secciones venidas a menos son ahora habitadas por los alienígenas. Por ello la estación se encuentra dividida, por un lado la gente acomodada, y los humanos privilegiados leales al imperio ocupan las mejores secciones de la estación, mientras que el resto son relegados a los deteriorados y a veces peligrosos sectores secundarios.

Cargando editor
Narrador Cargando pj
17616/7191245
30/09/2011, 11:11
Narrador

Notas de juego

Cargando editor
Narrador Cargando pj
17616/7198087
03/10/2011, 13:48
Narrador

La información es oro, y como tal, la recibida acerca de una naciente célula anti-imperial, no puede serlo menos, sin embargo algo de tal calado ha de ser comprobado de forma personal. Eso es lo que te ha llevado a la estación Sel Zonn.

En tu breve estancia en el lugar, has podido comprobar que el interior de la estación espacial, es como el resto de estaciones espaciales imperiales que has visitado. Todas parecen cortadas por el mismo patrón. Si bien esta estación aparentemente está en mejor mantenida que otras estructuras similares de la misma antigüedad y en las zonas principales se aprecian las obras de reparación y renovación. Sin embargo, unos pocos pasos más allá de las avenidas principales, permiten darse cuenta que la estación se está pudriendo de dentro a fuera. Un paseo más allá de estas avenidas conduce a sectores decrépitos de la estación lleno de luces rotas, paredes sin revestimiento dejando el metal de la estructura al descubierto,... y todo tipo de alienígenas de aspecto sospechoso que han sido expulsados de los mejores sectores por las fuerzas imperiales.

Aunque sabes que en la zona noble no será bien recibido, no puedes evitar intentar darte una vuelta por las mejores secciones de la estación en busca de información, por ello, en estos momentos te encuentras en una de las varias recepciones que dan acceso al Promenade, una pequeña sala previa a la amplia zona comercial y punto de unión entre los sectores privilegiados con los sectores abandonados de la estación, y donde se sitúan varios paneles con los planos de los comercios de la zona.

No eres la única persona que se encuentra en esta sala, junto a tí, echando un ojo a los paneles, y viendo qué servicios el Promenade puede ofrecerles se encuentran nueve personas más, llamándote bastante la atención el hecho de no ser el único alienígena allí en estos momentos, debido a la política anti-alienígena que parece imperar en la estación espacial, dos calamaris se encuentran también en la sala, aunque más impresionante que aquello es el hecho de que un droide, fuertemente armado se encuentra allí también.

De pronto la puerta del sur se abre y por ella aparece una mujer de pelo corto negro, vestida con un mono de mecánico grasiento, que avanza tambaleante, agarrándose el vientre con una mano como si estuviera herida, haciendo un claro esfuerzo por mantenerse en pie mientras se dirige a una de las mujeres que se encuentra cerca del panel enfrente al tuyo. - Por favor, ayúdeme - le dice. - le daré dinero, ¡ayudeme! -

- Tiradas (1)
Cargando editor
Narrador Cargando pj
17616/7198714
03/10/2011, 16:54
Narrador
Cargando pj

Dado por muerto por las tropas imperiales, has conseguido llegar hasta la estación espacial Sel Zonn, en busca de una vía de escape del planeta, de todos modos la política anti-alienígena desplegada por el nuevo Imperio galáctico no te lo está poniendo nada fácil. Has escuchado acerca de una naciente célula anti-imperial, quizá a través de ellos puedas conseguir una vía de escape, sin embargo localizarla no te está siendo nada fácil. Tras buscar por los sectores marginales de la estación, donde se desarrolla la mayoría de la vida alienígena y no encontrar nada, te has decidido adentrarte en la zona "noble".

En tu breve estancia en el lugar, has podido comprobar que el interior de la estación espacial, es como el resto de estaciones espaciales imperiales que has visitado. Todas parecen cortadas por el mismo patrón. Si bien esta estación aparentemente está en mejor mantenida que otras estructuras similares de la misma antigüedad y en las zonas principales se aprecian las obras de reparación y renovación. Sin embargo, unos pocos pasos más allá de las avenidas principales, permiten darse cuenta que la estación se está pudriendo de dentro a fuera. Un paseo más allá de estas avenidas conduce a sectores decrépitos de la estación lleno de luces rotas, paredes sin revestimiento dejando el metal de la estructura al descubierto,... y todo tipo de alienígenas de aspecto sospechoso que han sido expulsados de los mejores sectores por las fuerzas imperiales.

Aunque sabes que en la zona noble no serás bien recibido, no puedes evitar intentar darte una vuelta por las mejores secciones de la estación en busca de información, por ello, en estos momentos te encuentras en una de las varias recepciones que dan acceso al Promenade, una pequeña sala previa a la amplia zona comercial y punto de unión entre los sectores privilegiados con los sectores abandonados de la estación, y donde se sitúan varios paneles con los planos de los comercios de la zona.

No eres la única persona que se encuentra en esta sala, junto a tí, echando un ojo a los paneles, y viendo qué servicios el Promenade puede ofrecerles se encuentran nueve personas más, llamándote bastante la atención el hecho de no ser el único alienígena allí en estos momentos, debido a la política anti-alienígena que parece imperar en la estación espacial, un bothan y otro calamari se encuentran también en la sala, aunque más impresionante que aquello es el hecho de que un droide, fuertemente armado se encuentra allí también.

Además de ellos, te das cuenta de que dos personas, un hombre y una mujer, los más cercanos a la puerta norte, en vez de llevar ropas de viaje, llevan idénticos vestidos y bajo la chaqueta esconden hold-out blasters,  además parecen estar cuchicheando entre ellos a través de intercomunicadores ocultos,  lejos de estar buscando información en los paneles, más bien parecen estar buscando a alguien, aunque no parece que sea ninguno de los que de momento estáis allí reunidos.

De pronto la puerta del sur se abre y por ella aparece una mujer de pelo corto negro, vestida con un mono de mecánico grasiento, que avanza tambaleante, agarrándose el vientre con una mano como si estuviera herida, haciendo un claro esfuerzo por mantenerse en pie mientras se dirige a una de las mujeres que se encuentra cerca del panel enfrente al tuyo. - Por favor, ayúdeme - le dice. - le daré dinero, ¡ayudeme! -

- Tiradas (1)
Cargando editor
Narrador Cargando pj
17616/7198743
03/10/2011, 17:05
Narrador

Hace nada que llegaste a la estación espacial Sel Zonn como guardaespaldas de un pequeño comerciante, sin embargo, tu errática programación acaba de desactivar tu necesidad de ser su guardaespaldas y despreocupado por tu naturaleza y ajeno a los perjuicios de la población hacia los droides, has decidido adentrarte en uno de los sectores principales de la estación.

En tu breve estancia en el lugar, has podido comprobar que el interior de la estación espacial, es como el resto de estaciones espaciales imperiales que has visitado. Todas parecen cortadas por el mismo patrón. Si bien esta estación aparentemente está en mejor mantenida que otras estructuras similares de la misma antigüedad y en las zonas principales se aprecian las obras de reparación y renovación. Sin embargo, unos pocos pasos más allá de las avenidas principales, permiten darse cuenta que la estación se está pudriendo de dentro a fuera. Un paseo más allá de estas avenidas conduce a sectores decrépitos de la estación lleno de luces rotas, paredes sin revestimiento dejando el metal de la estructura al descubierto,... y todo tipo de alienígenas de aspecto sospechoso que han sido expulsados de los mejores sectores por las fuerzas imperiales.

En estos momentos te encuentras en una de las varias recepciones que dan acceso al Promenade, una pequeña sala previa a la amplia zona comercial y punto de unión entre los sectores privilegiados con los sectores abandonados de la estación, y donde se sitúan varios paneles con los planos de los comercios de la zona.

No eres el único que se encuentra en esta sala, junto a tí, echando un ojo a los paneles, y viendo qué servicios el Promenade puede ofrecerles se encuentran nueve personas más, llamándote bastante la atención la gran cantidad de alienígenas que se encuentra alli en aquellos momentos, debido a la política anti-alienígena que parece imperar en la estación espacial, un bothan y dos calamaris se encuentran en la sala.

Además de ellos, te das cuenta de que dos personas, un hombre y una mujer, los más cercanos a la puerta norte, en vez de llevar ropas de viaje, llevan idénticos vestidos y lejos de estar buscando información en los paneles, más bien parecen estar buscando a alguien, aunque no parece que sea ninguno de los que de momento estáis allí reunidos

De pronto la puerta del sur se abre y por ella aparece una mujer de pelo corto negro, vestida con un mono de mecánico grasiento, que avanza tambaleante, agarrándose el vientre con una mano como si estuviera herida, haciendo un claro esfuerzo por mantenerse en pie mientras se dirige a una de las mujeres que se encuentra cerca del panel enfrente al tuyo. - Por favor, ayúdeme - le dice. - le daré dinero, ¡ayudeme! -

- Tiradas (1)
Cargando editor
Narrador Cargando pj
17616/7198768
03/10/2011, 17:13
Narrador

Tras conseguir escapar de las tropas imperiales gracias al sacrificio de tu padre, una de las tantas atrocidades de las que has sido testigo en nombre del imperio y de la paz, has estado buscando la forma de hacer frente a este imperio, para darle un significado a la muerte de tu padre, sin embargo, durante muchos meses todas tus pesquisas han sido infructuosas. En este momento, recién acabada la guerra contra los separatistas, nadie parece querer verse envuelto en una nueva lucha, y mucho menos contra el imperio que parece empezar a oprimir a sus ciudadanos con mano de hierro.

Sin embargo, la suerte ha querido que escucharas que en la estación Sel Zonn, en Brentaal es posible existencia de una célula anti-imperial. Ansioso por unirte a una causa rebelde, te has dirigido ha allí, con la esperanza de que no sea demasiado tarde.

En tu breve estancia en el lugar, has podido comprobar que el interior de la estación espacial, es como el resto de estaciones espaciales imperiales que has visitado. Todas parecen cortadas por el mismo patrón. Si bien esta estación aparentemente está en mejor mantenida que otras estructuras similares de la misma antigüedad y en las zonas principales se aprecian las obras de reparación y renovación. Sin embargo, unos pocos pasos más allá de las avenidas principales, permiten darse cuenta que la estación se está pudriendo de dentro a fuera. Un paseo más allá de estas avenidas conduce a sectores decrépitos de la estación lleno de luces rotas, paredes sin revestimiento dejando el metal de la estructura al descubierto,... y todo tipo de alienígenas de aspecto sospechoso que han sido expulsados de los mejores sectores por las fuerzas imperiales.

Aunque sabes que en la zona noble no serás bien recibido, no puedes evitar intentar darte una vuelta por las mejores secciones de la estación en busca de información, por ello, en estos momentos te encuentras en una de las varias recepciones que dan acceso al Promenade, una pequeña sala previa a la amplia zona comercial y punto de unión entre los sectores privilegiados con los sectores abandonados de la estación, y donde se sitúan varios paneles con los planos de los comercios de la zona.

No eres la única persona que se encuentra en esta sala, junto a tí, echando un ojo a los paneles, y viendo qué servicios el Promenade puede ofrecerles se encuentran nueve personas más, llamándote bastante la atención el hecho de no ser el único alienígena allí en estos momentos, debido a la política anti-alienígena que parece imperar en la estación espacial, un bothan y otro calamari se encuentran también en la sala, aunque más impresionante que aquello es el hecho de que un droide, fuertemente armado se encuentra allí también.

Además de ellos, te das cuenta de que dos personas, un hombre y una mujer, los más cercanos a la puerta norte, en vez de llevar ropas de viaje, llevan idénticos vestidos y lejos de estar buscando información en los paneles, más bien parecen estar buscando a alguien, aunque no parece que sea ninguno de los que de momento estáis allí reunidos.

De pronto la puerta del sur se abre y por ella aparece una mujer de pelo corto negro, vestida con un mono de mecánico grasiento, que avanza tambaleante, agarrándose el vientre con una mano como si estuviera herida, haciendo un claro esfuerzo por mantenerse en pie mientras se dirige a una de las mujeres que se encuentra cerca del panel enfrente al tuyo. - Por favor, ayúdeme - le dice. - le daré dinero, ¡ayudeme! -

- Tiradas (1)
Cargando editor
Narrador Cargando pj
17616/7198802
03/10/2011, 17:24
Narrador

El no ser padawan de ningún maestro jedi te salvó de la orden 66 si embargo la destrucción de la orden Jedi fue un duro golpe al sueño de toda una vida, ser un caballero jedi. Esto unido a las atrocidades vistas en nombre del imperio y de la paz han incrementado tu determinación por buscar una forma de parar al imperio. Bajo una falsa identidad, has estado buscando la forma de hacer frente a este imperio, sin embargo, durante muchos meses todas tus pesquisas han sido infructuosas. En este momento, recién acabada la guerra contra los separatistas, nadie parece querer verse envuelto en una nueva lucha, y mucho menos contra el imperio que parece empezar a oprimir a sus ciudadanos con mano de hierro.

Sin embargo, la suerte ha querido que escucharas que en la estación Sel Zonn, en Brentaal es posible existencia de una célula anti-imperial. Ansioso por unirte a una causa rebelde, con la esperanza de que algún maestro superviviente pudiera encontrarse en ella y alcanzar tu sueño, te has dirigido hacia allí, con la esperanza de que no sea demasiado tarde.

En tu breve estancia en el lugar, has podido comprobar que el interior de la estación espacial, es como el resto de estaciones espaciales imperiales que has visitado. Todas parecen cortadas por el mismo patrón. Si bien esta estación aparentemente está en mejor mantenida que otras estructuras similares de la misma antigüedad y en las zonas principales se aprecian las obras de reparación y renovación. Sin embargo, unos pocos pasos más allá de las avenidas principales, permiten darse cuenta que la estación se está pudriendo de dentro a fuera. Un paseo más allá de estas avenidas conduce a sectores decrépitos de la estación lleno de luces rotas, paredes sin revestimiento dejando el metal de la estructura al descubierto,... y todo tipo de alienígenas de aspecto sospechoso que han sido expulsados de los mejores sectores por las fuerzas imperiales.

Tras no encontrar información alguna en los sectores más deprimidos de la estación, no puedes evitar intentar darte una vuelta por las mejores secciones en busca de información, por ello, en estos momentos te encuentras en una de las varias recepciones que dan acceso al Promenade, una pequeña sala previa a la amplia zona comercial y punto de unión entre los sectores privilegiados con los sectores abandonados de la estación, y donde se sitúan varios paneles con los planos de los comercios de la zona.

No eres la única persona que se encuentra en esta sala, junto a tí, echando un ojo a los paneles, y viendo qué servicios el Promenade puede ofrecerles se encuentran nueve personas más, llamándote bastante la atención la cantidad de alienígenas que se encuentran allí en estos momentos, debido a la política anti-alienígena que parece imperar en la estación espacial, un botham, dos calamaris se encuentran también en la sala, aunque más impresionante que aquello es el hecho de que un droide, fuertemente armado se encuentra allí también.

De pronto la puerta del sur se abre y por ella aparece una mujer de pelo corto negro, vestida con un mono de mecánico grasiento, que avanza tambaleante, agarrándose el vientre con una mano como si estuviera herida, haciendo un claro esfuerzo por mantenerse en pie mientras se dirige hacia ti. - Por favor, ayúdeme - le dice. - le daré dinero, ¡ayudeme! -

Cargando editor
Jilo-Kasina Cargando pj
17616/7199027
03/10/2011, 18:36
Jilo-Kasina

Depronto una mujer con pelo oscuro y un mono grasiento se acerca azorada, se pone la mano en la tripa como si estuviera herida y dice que necesita ayuda.

-Tranquila , buena mujer .¿esta usted herida? dejeme ver.

(habiendo inspeccionado por ella misma)

-Cuenteme, que es eso que la preocupa.

Cargando editor
Aker Li'fey Cargando pj
17616/7199401
03/10/2011, 20:21
Aker Li'fey
Sólo para el director

Aker había vagabundeado por la estación unas cuantas horas, con sospechas del lugar e individuos que podrían estar gestando ese rumor anti-imperialista, aunque por el momento no había podido encontrar nada sólido que confirmara su misión.

El bothan ya empezaba a aparcar su objetivo y se dirigió hacia la parte noble de la estación, para husmear un poco y a ver si encontraba algo extra de provecho.

Sin embargo, cuando estaba examinando el plano (y de paso, descargándoselo discretamente a su datapad), algo inusual ocurrió. Una mujer, tambaleante, avanzo hacia una mujer y declaró que necesitaba ayuda, incluso iba a pagar por ella.

La palabra dinero hizo que el pelaje de Aker se rizara suavemente y captó toda la atención del bothan que, aunque no se movió de su sitio, centró su atención a aquella curiosa criatura.

Cargando editor
HK-47 Cargando pj
17616/7200469
03/10/2011, 23:52
HK-47

El droide parado en una esquina parecia estar esperando a su dueño, totalmente inmovil, la luz que caia sobre el lo revelaba como una pieza de equipo antigua que habia visto epocas mejores.

El procesador heuristico de HK-47 empezo a procesar la informacion que sus sentidos recibian:

-Detectada: humana, genero: femenino, estado: herida, posibilidad de punzion en la zona abdominal 87,56%, posibilidad de supervivencia: desconocido, se requiere un analisis mas cercano.

-Analisis de palabras: "Por favor ayudeme" analisis de palabras y analisis de contexto: puede tratarse de una orden "le dare dinero ¡ayudeme!" se trata de una orden, posibilidad de recompensa.

-Postproceso: Activacion de subrutina Protector, Analisis tactico del entorno, posibles objetivos hostiles: 7, modo de proceder: retirada tactica a punto mas facilmente defendible, colocacion entre hostiles mas probables y objetivo.

Con una voz carente de inflexion alguna, el droide dice:  ghghgh, ¡Enhorabuena!, celebre comprador, ha adquirido usted el nuevo y mejorado droide guardaespaldas mandaloriano, la nueva serie HK-47 viene equipada de serie con un procesador mucho mas eficiente y con un 27% mas de resistencia frente a las armas blasters convencionales, porfavor indique sus instrucciones a continuacion.......

 

 

Cargando editor
HK-47 Cargando pj
17616/7200476
04/10/2011, 00:08
HK-47

Me interpongo entre los dos viajeros que he visto que buscaban a alguien, y la mujer herida, sin actitud hostil.

Por cierto se me habia olvidado sumar en la skill de percepcion el +2 de equipo de los sentidos aumentados.

Cargando editor
Bant Cargando pj
17616/7200644
04/10/2011, 00:47
Bant

La aparición de la mujer en un principio no me llama la atención, hasta que veo su manera errática de dar pasos y el modo en que se aferra el abdomen. Luego sus palabras confirman lo que parecía, está herida.

En cuanto me doy cuenta de eso, instintivamente, doy unos pasos en su dirección y no puedo evitar mirar aprensivamente a los individuos que al fondo de la sala visten igual. Esa humana necesita atención y yo podría prestársela pero hay riesgos.

Entonces interviene el droide, soltando su parrafada y me deja paralizada pero me rehago y tomo una rápida decisión. Si su vida está en peligro debo ayudarla, aunque me arriesgue a ser descubierta. Me acerco rápidamente y con cuidado le sujeto los hombros para recostarla en el suelo y examinarla

Permítame, tengo algunas nociones médicas. Podría ayudarla.

Cargando editor
Ragab Cargando pj
17616/7200688
04/10/2011, 00:58
Ragab

El joven mon-calamariano, envuelto en su capa, estudiaba la informacion que brindaba la terminal cuando una mujer, en apariencia herida, hace irrupcion en la sala. De inmediato, varios se abalanzan sobre ella con intencion de ayudarla... Justamente lo que la logica dicta que no hay que hacer cuando uno trata de pasar desapercibido. El agobiante ambiente en la estacion, practicamente una zona de refugiados, tampoco ayuda a que uno se sienta solidario con los humanos. Cierto que no todos son malos ni tienen culpa de lo que esta pasando, pero... lo mejor es no correr riesgos innecesarios. Ya bastantes problemas tiene por si mismo para meterse en los de los demas.

Por ende, mueve la cabeza con tristeza, pero se mantiene aparte, dando un rodeo para ir a otra terminal mas alejada del escandalo, aunque mirando de reojo la situacion. En especial, mira a los que no han reaccionado en ayuda de la mujer. Gente mas avispada... o algo mas?

Notas de juego

por un momento me senti tentado a gritar Its a trap!... XDDD

Cargando editor
Jilo-Kasina Cargando pj
17616/7201894
04/10/2011, 13:53
Jilo-Kasina

La joven jilokasina se rehace , el problema la superaba, una habitacion llena
de extraños y la mujer acudia ella. Era acaso algun tipo de señal.

Estuvo a punto de pedir si un medico se encontraba enn la sala , cuando
aparecio en escena un Mon calamari

Permi­tame, tengo algunas nociones medicas. Podri­a ayudarla.

-Gracias al cielo , yo tengo un medpac si lo necesita , pero solo
se usarlo para cosas basicas.

Viendo que el mon calamari intenta recostarla , Jilokasina hace otro intento
por ver la supuesta herida.

-Ahora estas en buenas manos, no te dejaremos sin antes ayudarte.
 

Cargando editor
Narrador Cargando pj
17616/7202011
04/10/2011, 14:37
Narrador

Rápidamente, tras la repentina aparición de la mujer herida, la chica a la que se dirigió y uno de los calamari se volcaron en prestarle asistencia, mientras el droide paracía tomar el centro de la sala. El resto, recelosos por los acontecimientos, se mantuvieron en un segundo plano a la expectativa de lo que pudiera ocurrir, algunos alejándose de la posción en la que estaban, otros quedándose en el sitio.

El Calamari, apenas había empezado a intentar tratarla cuando dos troopers aparecieron por la puerta por donde instantes antes acabara de hacerlo la mujer herida, con las armas en alto apuntando hacia la mujer y gritando al unísono a través de los altavoces de sus cascos. - ¡APÁRTENSE DE ESA MUJER! ¡ESTÁ BAJO ARRESTO EN NOMBRE DEL EMPERADOR! -

- Tiradas (1)

Notas de juego

* Para aquellos que habeis examinado la herida. La mujer está muy grave y precisa atención médica quirúrgica para recuperarse de esta.

Orden de iniciativas (sería conveniente responder, en la medida de lo posible en dicho orden) .-

HK-47 / Aker / Ragab / --- / Jilo / Bant / --- / ...

Cargando editor
HK-47 Cargando pj
17616/7203384
04/10/2011, 21:22
HK-47

Segun los troopers entran en la sala, el droide empieza a moverse, avanza rapidamente hasta colocarse al lado de uno de los soldados, esquivando agilmente al resto de personas, sus movimientos son rapidos y fluidos, mientras avanza de su brazo derecho parece surgir una vibroespada, que empieza a zumbar con el caracteristico sonido de este tipo de armas, el droide dice -Activando protocolo Alfa-435, Apartense porfavor.

 

Notas de juego

Una move hacia abajo hasta G-1 (al lado del storm trooper) , y con la estandar desenfundo el arma.