Partida Rol por web

Esta partida está en revisión. Si el director no da señales de vida o es aprobada por un cuervo será borrada esta noche

El orbe de los deseos

Whitefish

Cargando editor
09/03/2016, 07:19
Director

Después de un largo viaje en el Pyrander al fin atracáis en el puerto de Whitefish. Tras una larga travesía se agradece pisar tierra firme

Capitan: Bien ya se ve el puerto, preparen toda la carga para desembarcar, los que cuidaran las cajas del duque que se presenten para hacer su trabajo mientras mis hombres hacen el suyo 

Con un gran puerto, se puede observar que el comercio marítimo es una de las principales formas de ingresos del pueblo. 

se podian ver a varios barcos en el lugar, mas de un puerto y muchos almacenes en la parte donde ataban amarras, algunas maquinas curiosas que servian para mover grandes cargamentos en poco tiempo sacandolas del barco directamente y poniendolas en el muelle 

El duque salia dandoles su paga por su atencion y cuidado, indicaba en que lugar se llevaria la mercancia, les pide que se organicen en 2 grupos

A) vigilaran desde el barco por si se ve alguien sospechoso en el muelle
B) viligalara que la mercancia sea bajada con cuidado y la cuidara hasta que puedan llevarla con el comerciante

 

Cargando editor
09/03/2016, 07:21
Director

Otro dia en la isla, no era un mal lugar para vivir pero se hacia monotona despues de cierto tiempo, la unica sorpresa eran los barcos que llegaban constantemente cada dia, dada tu experiencia, se te solia pedir que asistieras en la forja o destruccion de objetos y que dieras algunas vendiciones asegurandose de que los objetos llegaran a su destino al ser forjados o que los que tuvieran un pasado turbio no causen mala suerte a los supersticiosos marinos

Un mercante te solicita ya que espera un pedido especial y numeroso, espera que puedas ayudarle a que la mala suerte no entre en su negocio, este es uno de los mas grandes comerciantes del puerto dueño de 4 almacenes por lo que la paga podria ser bastante buena

Cargando editor
09/03/2016, 08:50
Glanias

Glanias se dirigió hacia el puerto con la clara idea en la cabeza de aceptar el trabajo de ese mercante. No le vendría nada mal el dinero y después de todo necesitaba ahorrar un poco si quería salir de ahí. Aun tenía mucho mundo que recorrer y los designios de Moradin eran inescrutables.

Sabía que tenía que ayudar a muchas personas más en su vida y todavía anhelaba el calor de los fuegos bajo la montaña, donde podía forjar mucho más a gusto que en las forjas humanas. Pero tampoco se quejaba. En Whitefish podía forjar de vez en cuando y entre eso y su trabajo bendiciendo algunos barcos ganaba lo suficiente para vivir bien. Pero Glanias anhelaba más.

Casi sin darse cuenta había llegado a puerto, asi que buscó con la mirada el almacén de aquel mercante. Era bastante conocido asi que no le costaría encontrarlo.

Cargando editor
10/03/2016, 06:10
Sally

Por fin habían llegado al puerto. Los días se iban haciendo cada día más largos encerrada en aquella jaula de madera.

La joven Sally ya iba necesitando tener el suelo firme bajo sus pies, así que se alegró cuando el navío llegó al fin a su destino.

Aún así todavía tenía que terminar con el trabajo asignado, así que buscó algún sitio en la barandilla del barco donde tener controlado la zona de descarga del muelle. Descolgó el arco de su hombro y en un movimiento instintivo acarició el colgante con forma de escorpión que llevaba al cuello.

No esperaba problemas. Observó a Ragaard, puro músculo, un golpe de su arma bastaría para partir a un humano en dos, no, definitivamente no habría muchos con ganas de enfrentarse a él.

Aún así comprobó que la cuerda de su arco estuviera tensa y se dispuso a vigilar el entorno.

- Tiradas (1)
Cargando editor
11/03/2016, 04:39
Director

Al llegar a la bodega puede ver que esta es de gran tamaño y cuenta con varias cosas extrañas muchas parecen sacadas o recuperadas del mar, algunos eran muy exoticos aunque parecian tener daños, el mercante solia llamar seguido a personas y clerigos para que hicieran el trabajo de vendecir o asegurar que sus objetos salian sin maldicion alguna

El mercader te abre las puertas llevandote por el almacen hasta el fondo, en el camino se ven algunas piezas curiosas, al final del camino se topan con una gran esfera negra y unas esculturas de oro alrededor de dicha esfera, eran esculturas de mujeres con largo cabello y alas alrededor de la esfera, estas tenian muchos daños y parecian faltar segmentos de la escultura

Encargado: Esta es la pieza que requiere de su trabajo señor, el cliente se supone llegara hoy por la tarde para terminar el negocio

Notas de juego

Algunas piezas se ven interesantes

*Un pilar con una cabeza de dragon en la sima todo labrado en piedra
*Un pilar que tenia 4 secciones, cada una estaba hecha de alguna especie de cristal que emitia luz
*Una gran pieza de roca de color blanco que contiene 3 triangulos
*Un gran tapis muy dañado

 

Cargando editor
11/03/2016, 06:10
Director

Notas de juego

Espero accion de los demas

Cargando editor
11/03/2016, 07:56
Glanias

Glanias examinó con cuidado la pieza y asintió al encargado.

- Yo me ocupo.

Lentamente echó a andar alrededor de la misma, fijándose en cada detalle de cada pieza, en cada muesca en el labrado. Tanto la esfera como las esculturas parecían una auténtica obra de arte.

Finalmente, tras dar una vuelta completa volvió a contemplar la esfera desde la posición inicial.

- ¿Ha venido algún mago o historiador para examinarla? – Preguntó. Ese tipo de piezas solían tener algún conjuro en ellas, o guardar una historia interesante.

Tenía tiempo de sobra hasta que llegara el cliente. Ya bendeciría aquel objeto cuando supiese algo más de lo que era.

Cargando editor
12/03/2016, 06:54
Director

Tendero: Si an venido a revisarla pero me temo que no le an podido sacar mucha informacion, parece ser muy antigua pero no tiene un porder magico o algun elemento historico, tenia algunos gravados pero no quedan lo suficiente para distinguirlos, los materiales tampoco son nada extraordinario, solo oro y obsidiana, puedes sacar eso de cualquier volcan y una mina

El tendero espera a ver si llega algun anuncio sobre su comprador o algo mas

Cargando editor
12/03/2016, 12:32
Glanias

El enano comenzó entonces a entonar una salmodia en su propio lenguaje, suponiendo que el tendero no comprendería el enano. En varias ocasiones mencionó las palabras Padre, Forjador y Moradin. 

En cuanto acabó un brillo* rodeó a la pieza de arte... un brillo que se fue apagando poco a poco hasta desaparecer.

- Listo. - Dijo el enano complacido mientras sacudía las manos. Oro y obsidiana... pensó mientras contemplaba aquel objeto. Desde luego el que lo hubiera comprado debía de ser tremendamente rico.

Glanias colocó ambos brazos en jarras y se giró hacia el tendero. - Me quedaré por aquí hasta que venga el comprador. Me aseguraré de que no hay problemas con el objeto. - Dijo decidido.

Notas de juego

* Lanzo un Bless a la piedra (que se supone que es para lo que me han contratado).

Cargando editor
13/03/2016, 15:39
Galarandir Singollo

Me puse observando desde lo alto, en busca de cualquier cosa extraña en el puerto. Era poco probable que hicieran algo en un lugar tan concurrido, pero había mucho loco suelto, y teniendo en cuenta que nos habían atacado dentro del barco no sería raro un segundo intento.

Miré a Aka en mi hombro y le acaricie la cabeza. Con un poco de suerte despues de este trabajo podría volver a vivir alejado de tanta gente.

Cargando editor
14/03/2016, 12:57
Mico Tuercebotas

Los gnomos eran seres de tierra, madrigueras, hierba y madera. Y si vale, el agua es necesaria para la vida y un barco está hecho de madera, pero cuando Mico vio la tierra dejó de planear una nueva forma de extraer la verdad tal y como él la entendía de Kri'ki'ik'irik y de intentar demostrarle porque la pronuncia gnoma del dracónico era más sensata que la kobold.

Porque lanzamos conjuros con ella para empezar - además el gnomo tenía muchas cosas que pensar, cosas que había descubierto en sus andanzas en el barco y aún no había compartido con sus compañeros. Por obvios motivos un sitio de pocos metros cuadrados no suele ser el mejor sitio donde ponerse a revelar secretos comprometedores, o simplemente descubrir cosas que quizá no debían ser descubiertas.

Sea como fuere siguió a la joven humana fuera del barco, realmente vigilar la mercancía no se trataba mas que de deformación profesional o un daño colateral, ambos puntos de vista eran válidos.

Y quien sabe, era difícil alejar de las faldas de la humana al ladino kobold que buscaba en ella una absurda e inocente protección, así que lo tendría vigilado casi con toda probabilidad. También el gnomo había pensado en Azufre, por lo que era mejor que supervisase la grúa o la pasarela cuando la sacasen, nadie quería un barco ardiendo y medio muelle consumido por las llamas por un descuido, no por lo menos hasta tener el oro de la paga y de paso lograr que Azufre sobreviviese, él sabía que no podría vivir sin ella de la misma forma que ella no podía vivir sin él.

Así pues una vez en el muelle se sentó a vigilar mientras revisaba mentalmente sus conjuros y se preparaba para todo, cuando un gnomo ilusionista se preparaba para todo podía ser desde un ataque de estornudos fulminante (que estornudes cuando manejas cuarenta viales de ácido y fuegos del alquimista tiende a ser fulminante) hasta un dragón furioso que busca el tesoro perdido que saqueó tres civilizaciones antes. En resumen se dedicaba a dejar vagar su mirada y murmurar cosas de vez en cuando.

Notas de juego

¿Qué hora es del día? ¿Cuánto era la paga?

Cargando editor
14/03/2016, 13:11
Kri'ki'ik'irik

El kobold se debatía internamente. Por un lado no quería dejar aquel barco donde estaba relativamente seguro y donde tan solo uno de los presentes parecía interesado en él. Pero por otro debía seguir a su ama allá donde ella fuese, era la labor del sirviente. Cuando la joven no se aventuró pasarela abajo el kobold no se lo pensó dos veces y corrió hasta donde bajarían las cajas. Él no tenía un arco pero si había que vigilar las cajas él sería el mejor vigilante de cajas y haría que su ama estuviese orgullosa. 

Caminó por el puerto mirando a todos esperando que en cualquier momento alguien se pusiese a chillar y los grandotes empezasen a sacar antorchas y horcas. Pero tenía que vigilar... Intentando parecer lo menos sospechoso posible, el kobold se sentó sobre una de las cajas mientras mordisqueaba lo que parecían los cuartos traseros de algún tipo de roedor.

 

Cargando editor
14/03/2016, 14:29
Ragaard

Nada mas atracar, Ragaard se dispuso a bajar por la pasarela. Necesitaba el contacto con la tierra, cosa que agradeció al pisar tierra firme. El bamboleo del barco fue desapareciendo y empezó a sentirse mas vivo.

Agradeciendo un día más a Kord por seguir con vida, comenzó a inspeccionar los alrededores de aquel muelle. Su compromiso con el archiduque era proteger su carga hasta su venta. Y así lo haría el. Ahí del que osara intentar robar sus antigüedades. Perecería entre terribles sufrimientos.

Veía el ir de un sitio a otro a los diversos porteadores, pero nada extraño en un principio. Intentando atisbar algo fuera de lo normal, se tomó su tiempo.

- Tiradas (1)
Cargando editor
15/03/2016, 06:34
Director

Tendero: bien le ruego tenga cuidado con los objetos muchos son... antiguos y invaluables, de muchos ni se sabe su procedencia y es imposible restaurarlos

El tendero le entrega 50 oros al clerigo y le da un pergamino donde dice la fecha y el nombre del tendero, y un espacio para poner el nombre del clerigo que vendigo la pieza, claramente se podia ver que muchos de los objetos eran viejos y estaban en pecimas condiciones sin duda sacados del fondo del mar o de algun pillaje donde fueron daño colateral, el tendero se aleja para ver algunos papales y algunas de las piezas

 

Notas de juego

no olvides poner una lista con tus conjuros preparados para el dia e irlos descartando segun los usas, basta con que indiques que tienes una o mas prearaciones de los conjuros poniendoles un asterisco o algo parecido a los nombres

Cargando editor
15/03/2016, 06:44
Director

Notas de juego

Al final del tema anterior se les dijo cuanto oro se les daba y que podrian hacer con el drop y como repartirlo

Si usas algun conjuro en el momento puede ponerlo en un mensaje solo para el director, pon en tu ficha tu lista de conjuros preparados o solo marca con un asterisco los que tengas preparados para el dia (un asterisco por cada preparacion)
 

es de mañana alrededor de las 10

Cargando editor
15/03/2016, 06:53
Director

Habia mas gente diferente en el puerto no todos eran humanos, algunos se le quedaban viendo a otros aunque pocos prestaban atencion al kobold, se podia escuchar muchos ruidos en ese lugar

Cargando editor
15/03/2016, 06:55
Director

Notas de juego

Notas a la distancia 2 casos peculiares, en uno de los troncos base del muelle hay una gran acumulacion de suciedad y percebes mientras que los otros no tienen tanta

En los muelles parece que algunas personas se hacercan a ver los barcos o vender algunos articulos simples como bebidas o bocadillos para los marinos, todos parecen ir de este a oeste pero una mujer se hacerca directamente al barco para intentar venderle algo a los cargadores

Cargando editor
15/03/2016, 06:59
Director

No ve nada fuera de lo comun solo bullicioso muelle

Cargando editor
15/03/2016, 07:01
Director

El capitan baja del barco mientras se hacercan algunos hombres con los que habla y saluda como si fueran amigos, se dedica a firmar algunas cosas y darle oro a los sujetos mientras continua la charla

Algunas personas se hacercan a los barcos para dar o vender algunos bocadillos de la isla, consigo llevan algunas propagandas sobre los negocios de esta esperando atraer a los clientes

El duque se mantiene en el muelle vigilando las cajas de cercas y que estas sean subidas a algunas carretas para trasladarlas con el mercader con quien tendra el trato

El oscuro baja tambien para cuidar las cajas e intercambiar algunas palabras con el duque

Cargando editor
15/03/2016, 07:54
Glanias

Glanias se guardó el dinero y anotó su nombre en la ficha del tendero. Era lo lógico tras una transacción comercial de ese estilo.

- Claro. No se preocupe, tendré cuidado. – No era la primera vez que realizaba un trabajo así y desde luego que pondría empeño en no tocar ninguno de los objetos y que no les pasara nada. Solían ser caros, muy valiosos. Y él no era un ricachón que pudiera ir por ahí rompiendo cosas como si nada.

Echó a andar despacio por la zona, examinando alguno de los objetos con la mirada, mientras hacía tiempo hasta que llegara el comprador.

Notas de juego

En la ficha ya tengo anotados los conjuros memorizados para este día, y he tachado el Bless que acabo de lanzar. Dime si te parece bien como está.

Anoto los 50 oros del tendero.