Partida Rol por web

Estación de nieblas

Capítulo 4.5: Susurros del Más Allá (Sun-yun)

Cargando editor
  (Gi) Sun-yun Herondale Cargando pj
22286/15519087
22/01/2018, 21:34
(Gi) Sun-yun Herondale

Ya tenía el nombre de Charlotte Brandwell subiendo por la garganta cuando su nuevo susurro empezó a agobiarme - ¿tres qué? -congelé mis pasos y de inmediato volví a la mañana con Ella, ella me había dicho que nadie venía, que solo había algun que otro animal y... - No.

Aguanté mis palabras con la respiración, mis ojos buscaron con disimulo a Milton y con gran coraje reemprendí el paso, cuanto antes llegásemos al cementerio, mejor. Con un poco de suerte no podrían entrar.

- Charlotte Brandwell -respondí semiasustada, disimulando-. Esta mañana me la he llevado. Bueno, no entera, su cuerpo -aclaré el porqué podía estar aquí: en espíritu-. ¡oh joder! -se me escapó al darme cuenta de lo que había dicho y de inmediato cubrí mis labios con amabas manos y mi maquillaje ocultó la vergüenza de una malhablada-. No el de la tumba, he encontrado un gato que lleva escrito en los ojos que es su reencarnación y cuando le he preguntado si era cierto que era ella, me ha enseñado cosas muy turbias.

Cargando editor
Milton Carstairs Cargando pj
22286/15520181
23/01/2018, 02:27
Milton Carstairs

El chico te miró sorprendido cuando dijiste que te habías llevado un cuerpo, pero con la posterior exclamación, toda su extrañeza se convirtió en una risa breve. Escuchó tu explicación y después dejó pasar algunos segundos antes de hablar, en los que se concentró para no reír. 

Los nephilim no se reencarnan —empezó, sacando su tono de profesor, pero aún divertido—. Y menos en gatos. ¿Qué te ha enseñado tan turbio? 

Percibiste un movimiento por el rabillo del ojo y Milton acabó la pregunta hablando rápido, mientras giraba sobre sí mismo. En el camino, detrás de vosotros, habían aparecido tres figuras. Un chico y una chica con rasgos muy similares entre sí y un lobo de pelaje muy oscuro junto a ellos. 

    

¿Por qué nos estáis siguiendo? —preguntó ¿tu novio? con un tono que exigía respuestas. 

Cargando editor
  (Gi) Sun-yun Herondale Cargando pj
22286/15520500
23/01/2018, 09:04
(Gi) Sun-yun Herondale

En otra ocasión me hubiese llenado hacerle reír tanto como verle disfrutar mi comida pero ahora hablaba en serio y él solo reía porqué no tenía ni idea.

Pues Charlotte lo ha hecho —repliqué sin sentirme cómoda llevándole la contraria mientras reía—.

¡Coño! ¡Él que sabía! Podría haber pasado por la cosa que hicieron los hermanos chungos o por no estar enterrada dónde tocaba.

Y como ahora nos comieran iba a descubrir en sus carnes, o alma o lo que fuera que yo tenía razón. Y estaría adorable como gato.

Sonreí boba con la imagen que mi último pensamiento me regaló añorando snapchat para poder hacer realidad ese Milton con bigotes largos, hocico redondeado, naríz y mofletes rosados y orejas puntiagudas sobre la cabeza.

Él fue más rápido en girarse y preguntar, yo no terminé de hacerlo hasta que su pregunta estaba hecha y al ver a los dos hermanos tan cerca del lobo estuve a punto de advertirles, decirles que tuvieran cuidado con la alimaña, luego lo entendí y mis labios volvieron a cerrarse.

Sentí el impulso de enredarme en el brazo de Milton pero temí dificultar su movilidad así que me quedé a su lado, dejé las tiras de la mochila para que mi diestra quedara cerca de la mano de Milton por si necesitaba darme algún toque, y mi atención puesta en el animal. La verdad, prefería mil veces los hombres lobo a los hombres pato pero lo cierto es que daban mal rollo, mi expadre me había dicho mil veces que no podía fiarme de los perros y siguiendo su consejo nunca me había mordido ninguno.

Cargando editor
Paul Blythe Cargando pj
22286/15521190
23/01/2018, 13:32
Paul Blythe

Fue el chico el primero en moverse, adelantándose un poco y dando algunos pasos que os rodeaban, como si dibujase un círculo del que eráis centro. 

No os seguimos —respondió con tono cortante—. Vigilamos.

Cargando editor
Cora Blythe Cargando pj
22286/15521203
23/01/2018, 13:36
Cora Blythe

El lobo empezó a dibujar el mismo círculo por el lado contrario de la chica que ahora quedaba entre ambos. Y, mientras los dos hacían su coreografía intimidatoria, ella puso los ojos en blanco. 

¿Es necesario? —preguntó al otro chico con voz grave—. No se van a ir a ninguna parte. 

Después os miró a vosotros y os señaló con un gesto de barbilla. 

—¿Quiénes sois? Sois nephilim, pero no os hemos visto antes. 

Cargando editor
  (Gi) Sun-yun Herondale Cargando pj
22286/15521501
23/01/2018, 15:00
(Gi) Sun-yun Herondale

Sin mover los pies deslicé mi torso para pegarme a Milton cuando el chico y el lobo empezaron a tratarnos de conejos, ovejas, pollos o algo así. ¡Mal abrigo había elegido!

Mis pupilas buscaron al chaval entre dos párpados desconfiados y extrañados por lo que había dicho que hacían y no hacían y solo le saqué el ojo de encima cuando la chica habló

¿Cómo que no? —me indigné arrugando la nariz al oír que no íbamos a irnos— Si no quiero, no, claro.

¿De qué coño van estos? Empecé a plantearme cuando caí yo sola y sin ayuda de lo que había ido mal.

Ah, vaya, perdona —saludé con una inclinación de espalda—. Mi nombre es Sun-yun Herondale, encantada de conoceros.

Intenté no apartar la mirada de la chica, los otros me ponían los pelos de punta. Además, tenía pinta que chico y lobo eran gemelos y a ella le tocaba pringar de hermana mayor. Pobre, la compadecía, ahora que yo ya me había librado.

¿A él tampoco le habías visto? —señalé a mi sí-novio con el pulgar pero no esperé respuesta para girarme hacia él y mirarlo inquisitiva — ¿No has ido nunca a ese cementerio? ¿Qué os pasa a todos? En corea, cada sábado es día de muertos —volví a mirar a la chica, acelerada—. ¿Cuándo es antes? Porqué yo antes-antes he venido pero antes en plan hace años, no, claro, es lo que tiene haber nacido dónde Paca se cansó de andar.

Y ¿por qué vigilais? —pregunté aprovechando que los nervios me habían soltado— ¿habéis visto algo raro? ¿así turbio como el vino?

Cargando editor
Milton Carstairs Cargando pj
22286/15531145
26/01/2018, 01:53
Milton Carstairs

Ninguno de los dos recién llegados hizo ningún amago de responder a tu presentación con la misma educación. El chico y el lobo terminaron por detener sus pasos, de forma que entre los tres os rodeaban dibujando un triángulo isósceles en el que ellos dos eran la base. 

A Milton no parecía hacerle mucha gracia aquel asedio y su mano se posó sin disimulo en el pomo de Cortana, de la que solo le habías visto desprenderse en interiores. Sin embargo, tu pregunta pareció descolocarle un poco, pues dejó de mirar con ceño fruncido a la chica para mirarte a ti con sorpresa. 

¿Al cementerio Marble? —preguntó, pestañeando y pisando tus palabras—. Fui cuando era pequeño una vez. No hay Carstairs allí. 

Después su mirada se volvió ceñuda de nuevo y se dirigió a la que os interpelaba.

Somos nephilim de La Clave. No tenemos por qué daros explicaciones. Presentaos antes de exigir nada o marchaos. —Presentaba dos opciones y su mano en la espada era elocuente anticipando lo que pasaría si escogían la tercera opción no mencionada. 

Cargando editor
Cora Blythe Cargando pj
22286/15531151
26/01/2018, 02:01
Cora Blythe

Ni chico ni lobo parecieron amilanarse ante las palabras de tu novio, aunque el animal frunció un poco el hocico, dejando ver parte de sus dientes. 

Sin embargo, la chica resopló entre dientes. 

Pertenecemos a la manada del bosque Brocelynd. Vuestra Inquisidora nos ha pedido que vigilemos la zona. Cora —dijo, señalando su propio pecho antes de que su mano hiciera un gesto hacia el chico primero y el lobo después—. Paul y Ophie. 

Su mirada se volvió exigente tras esas palabras.

Ahora vosotros. ¿Quiénes sois y dónde vais? Dices que pertenecéis a La Clave, pero no sois de Idris.

Cargando editor
  (Gi) Sun-yun Herondale Cargando pj
22286/15532420
26/01/2018, 14:50
(Gi) Sun-yun Herondale

Asentí a la explicación de Milton una única vez conforme me había enterado y mis ojos, aun tapados por el gris de las lentillas, brillaron como los de un cachorro pidiendo disculpas por haber sido maleducada. No era el momento ni el lugar para preguntarle nada. Debería haberme dado cuenta antes de que tocara la espada.

Despegué mi cuerpo de él para no molestar. Estaba tan sexy con aquella actitud que se tenía tan escondida que me subió un hipo.

La chica me desconcertaba, parecía maja. Atormentada como yo por sus hermanos mediotontos pero mentía peor y tenía peor pelo.

La mención a la Inquisidora hizo que aquello me oliera todavía peor. Primero: un cementerio al que nadie iba. Segundo: los Hermanos silenciosos volviéndolo rojo. Tercero: Charlotte acallando lo que me contaba su tumba. Y cuarto: la Inquisidora mandando vigilar el camino.

¡coño! Olía a novela negra.

Me aguanté la sonrisa de gato al escuchar el nombre del lobo. Era monísimo, como de oso de peluche, no parecía el nombre de una persona ni el de un animal peligroso. Sonaba a falda corta.

Las preguntas que venían después me dejaron anonadada.

No se te da muy bien escuchar —observé sin acritud—. Aun si yo no te hubiese dado mi nombre directamente, hemos dichos nuestros nombres un par de veces y nuestro destino también.

Empecé a sospechar que la Inquisidora había pedido a estos tres que vigilaran porqué nadie viera nada.

Soy Sun-yun Herondale— hice una pausa para que pudiera asimilarlo—. Sunshine, si lo prefieres—se lo facilite intentando occidentalizar el sonido del nombre—. Vamos a estudiar las estrellas.

Cargando editor
Milton Carstairs Cargando pj
22286/15535833
27/01/2018, 20:54
Milton Carstairs

No somos de Idris —Milton repitió las palabras de la chica—. Pertenecemos al Instituto de Londres. Yo estoy de visita y ella ha venido para quedarse en Idris. Vamos a acampar al cementerio Marble. —Su mirada se volvió más fría cuando siguió hablando, incluso te pareció notar un deje amenazante en su voz—. ¿Ahora tenemos que pedir permiso a los lupinos para movernos por Alacante? 

Cargando editor
Cora Blythe Cargando pj
22286/15536044
27/01/2018, 20:54
Cora Blythe

La chica frunció el ceño con tus palabras y luego lo frunció un poco más con las de Milton, incluso te pareció escuchar un leve gruñido saliendo de su garganta. Sin embargo, algo en lo que dijo el chico pareció tocar la tecla adecuada, porque después se encogió de hombros.

—Pues vale. Pasadlo bien viendo estrellas y no hagáis nada raro. —Eso último parecía querer ser una advertencia, pero le quedó un poco deslucida. Después hizo un gesto con la cabeza hacia los otros dos—Vamos. 

El chico mantenía la mirada sobre Milton, descarada y desafiante. Pero después de que la chica hablase, empezó a caminar hacia ella, deshaciendo el círculo con el que os había rodeado. El lobo tardó un poco más y aún antes de moverse emitió un gruñido enseñándoos los dientes. Pero al final también se puso en movimiento para reunirse con los otros dos. 

Cargando editor
  (Gi) Sun-yun Herondale Cargando pj
22286/15537848
28/01/2018, 17:38
(Gi) Sun-yun Herondale

Ladeé la cabeza curiosa al escuchar, o creer escuchar, un gruñido. Esa tía se tomaba muy mal las observaciones, si fuera un poco menos lerda hasta podría ser algo así como mi amiga.

Me atreví a mirar al hermano humano cuando ella cedió a la guardia de Milton y al ver que nos dejaban en paz me guardé para mi una sonrisa orgullosa.

Carstairs se había puesto sexy como nunca antes lo había hecho e incluso me abrí la chaqueta de borreguito para que se disiparan un poco mis calores con el frío de la noche.

¿Raro como qué? —quise preguntar pero seguro que volvía a ignorarme por no tener ni puta idea.

Cuidaros, hasta otra —me despedí simpática. Sabía por la hermandad que las sonrisas a las provocaciones jodían el doble—. Si queréis apuntaros otra noche, me lo dices y traigo el bento grande —añadié sin dejar de mover la mano en adiós hasta la última letra, momento en el que me di la vuelta y esperé que Milton decidiese volver a ponerse en camino para hacer lo propio—.

Cargando editor
Milton Carstairs Cargando pj
22286/15559143
03/02/2018, 13:27
Milton Carstairs

Milton no relajó su postura hasta que el trío no se hubo alejado varios pasos. Entonces apartó la mano de la empuñadura de Cortana y se giró hacia ti. 

Sigamos —dijo, antes de empezar a caminar. 

Dio algunos pasos en silencio antes de añadir algo más, con aire pensativo. 

Me pregunto por qué la Inquisidora les ha pedido a los lobos que vigilen Brocelind. O si sólo eran unos novatos confundidos. ¿Crees que tendrá algo que ver con que os hayamos encontrado?

Cargando editor
  (Gi) Sun-yun Herondale Cargando pj
22286/15559413
03/02/2018, 15:33
(Gi) Sun-yun Herondale

Mis tripas ardieron cuando volvieron a ignorarme. La próxima vez que les viera no pelearía como una zorra, me apuntaría al concurso de meadas.

Si no hubiese estado acompañada de Carstairs ya hubiese subido mis dedos corazones a sus espaldas. — [i[Cretinos[/i].

Seguí andando cuando mi hombre me lo dijo. Enfurruñada caí en el silencio aunque no lo noté hasta que él lo rompió.

Creo que si fueran novatos, no hubiesen atendido a algo que dijera la Inquisidora —aposté debido a su actitud de mierda, luego negué con la cabeza de lado a lado—. Si mi apellido fuera Lovelace te diría que sí. Y estaría medioequivocada.

Hice una pausa dramática que alargué hasta volverla más que un silencio. Pero antes de que Carstairs dijera nada más le dejé salir del suspense.

Creo que quiere saber quién y por qué pisa ese cementerio pero que no se sepa que es ella quien pregunta.

Cargando editor
Milton Carstairs Cargando pj
22286/15559775
03/02/2018, 18:29
Milton Carstairs

El chico esperó observándote con una paciente expectación hasta que terminaste de hablar. Meditó sobre tus palabras algunos segundos, como si tratase de colocar las piezas de un puzzle en su lugar, y finalmente negó con la cabeza. 

El cementerio está lejos todavía y este camino lleva a muchos sitios. No creo que a la Inquisidora le preocupen lo más mínimo las tumbas. —Miró hacia ambos lados—. Creo que más bien están vigilando las lindes de Alacante, pero me pregunto por qué. 

Tras llevarte la contraria hizo una pausa breve y tras un par de segundos volvió a mirarte, con aire de confidencia en la mirada. 

¿Sabes? Ivy me dijo una vez que los Lovelace morirían con ella, durante al menos cien años. Cree que será la última en llevar ese apellido.

Cargando editor
  (Gi) Sun-yun Herondale Cargando pj
22286/15560060
03/02/2018, 20:39
(Gi) Sun-yun Herondale

Me descuadró completamente que mi bomba no hubiese tenido ningún efecto en Milton. Entre esto, Ella y su pasotismo por los cotilleos que no fueran sobre mí, y la zorra hermana de los gemelos que ni me escuchaba empezaba a preocuparme mi año aquí. Joder, me iba a volver loca entre tanto soso y sin internet.

Era un fastidio, casi tanto como lo era que Milton no se enterara de la verdad. Pero no era yo quién para avisarle de que se equivocaba, sobretodo después de que fuera el único con un mínimo de salseo.

¡Por dios! ¡Espero que no! —pensé al oír eso, no me extrañaba que Jesamain me necesitara si solo quedaba Ivy para salvar su sangre...

Abrí los ojos asombrada y decidí molestarle un poco por llevarme la contraria antes.

Te estaba pidiendo que le echaras una mano para evitarlo —bromeé sin ningún tono que lo hiciera más evidente que mis palabras en sí—. O las dos.

A la cerda de Nola si la hubieses ayudado, ¿eh? —gritó algún cable suelto dentro de mí.

¿Es la única? —dejé la broma atrás, un linaje al borde de la extinción: esto sí era exaltante en todos los sentidos.

Cargando editor
Milton Carstairs Cargando pj
22286/15560246
03/02/2018, 21:31
Milton Carstairs

¡¿Qué?! —Tu broma parecía haber pillado a Milton desprevenido y pestañeó dos veces antes de seguir hablando mientras negaba con la cabeza—. No, no... No, ¿verdad? —preguntó, azorado por la posibilidad de que aquello no fuese una broma y hubiese malinterpretado las intenciones de aquella chica. 

Tardó un par de segundos en decidir que no debías haberlo dicho en serio y un par de pasos más en responder a tu pregunta. 

Eso creo, sí —dijo, sin llegar a ofrecer una certeza completa—. Y eso parece que cree ella también. Aunque a veces es difícil entender lo que dice Ivy. Tú has congeniado muy bien con ella, ¿no?

Cargando editor
  (Gi) Sun-yun Herondale Cargando pj
22286/15560624
03/02/2018, 23:39
(Gi) Sun-yun Herondale

Te jodes— pensé con una sonrisa que le invitaba a descubrir él solo si era o no verdad—.

Nervioso era adorable, como en el bar, o en pasillo o antes. Cada faceta tenían algo por lo que querer besarle, salvo cuando no sabía reconocer que yo tenía la razón, entonces se merecía un puñetazo pero herido estaría sexy y achuchable y vuelta a empezar.

Esto de tener novio me iba a dejar sin labios y twitter sin saberlo...

Bueno, es una lerda-genia como los gemelos —pensé quitándole importancia a lo que ella y yo teníamos—.

Un poco. Cuando te acostumbras a sus tortillas, el resto viene dado.

Supongo que lo de la percepción ayuda. Pero, seguro que tu también congenias con ella, si pudiste con Nola...

Cargando editor
Milton Carstairs Cargando pj
22286/15570606
07/02/2018, 00:53
Milton Carstairs

Nunca he probado su tortilla —dijo Milton antes de que la mención a Nora hiciese que su mirada se ensombreciese—. ¿Pudiste conocerla antes de que os interrogasen? —preguntó entonces—. Era especial, ¿verdad? Me habría gustado poder despedirme de ella, pero le borraron la mente y la sacaron de Alacante antes de que pudiera ir a verla. 

Frunció los labios en un mohín de molestia por aquello y su mano buscó la tuya para enredarse con tus dedos. 

Éramos amigos, ¿sabes? Me da pena que al final tomase esa decisión. —Se encogió de hombros—. La respeto y entiendo por qué lo hizo, pero no me gusta. 

Cargando editor
  (Gi) Sun-yun Herondale Cargando pj
22286/15571270
07/02/2018, 09:44
(Gi) Sun-yun Herondale

No quieres hacerlo —aconsejé a lo de la tortilla, era casi como tocar la espada alma: el mismo tormento pero incitaba a mentir—.

Y entonces vino esa mierda de Nola. Cuanto más sabía de ella, más la odiaba.

¿especial? —repetí por reflejo con la nariz arrugada— Sí, claro —evité la confrontación—. Especialmente retrasada.

No me gustaba cómo hablaba de ella, ni que me tocara mientras la añoraba, ni que la añorara, ni lo que ella había hecho, ni siquiera que la respetara. Me daban ganas de matarla y en pensamientos ya había ido a buscarla cuatro veces para darle tres palizas y una bronca; pero por fuera sonreía en apoyo. Sin embargo, mis dedos pasaron de acariciar los suyos.

Si te sirve, cuando esperábamos para entrar a la tortura dijo que no iba a arrepentirse nunca de su decisión pero sí añoraría hablar todos los días contigo aunque no recordara qué le faltaba —intenté consolarle aunque me llené de bilis con ello. Era una puta mierda pero era mi obligación devolverle la sonrisa—. Kuri, kuri ¿tienes hambre?