Partida Rol por web

[HLdCN] La puerta de Fäe

Día 3: Cuando la muerte se esconde

Cargando editor
Narrador Cargando pj
24118/12123778
17/02/2015, 03:15
Narrador

El día había comenzado con la falsa esperanza de la ausencia de ataques, y había continuado con un casi inmediato cruce de acusaciones. Allí donde Anastasia y Allegra habían dormido os congregabais ahora casi todos, opinando o simplemente escuchando lo que otros decían.

Algo sucedió entonces. Cloc-cloc, un sonido que pasaría desapercibido para la mayoría, y que era el de dos dados cayendo desde el bolsillo de Misty al suelo. Como si la gravedad aún los impulsara los dados comenzaron a rodar, saliendo de aquella habitación y tomando una dirección muy concreta. Puede que no siguieran exactamente el mismo recorrido, pero mientras los veíais girar y girar, avanzar como si supieran exactamente adónde iban, era imposible no pensar que buscaban a su verdadero dueño.

Y así fue. Aquellos dos pequeños cubitos de plástico terminaron por llegar al altar sobre el que Chris descansaba y cobijarse en el hueco que quedaba en su mano. Todo a su alrededor en ese momento pareció brillar de otra manera, como recuperando algo del color que le faltaba a ese lugar. Con suavidad el rostro de Chris empezó a formar una media sonrisa, que se mantuvo mientras inhalaba lentamente. El aire parecía haber adquirido un tenue aroma a menta y lavanda, a limpieza y claridad. Olores de vida, que daban una nueva tirada a esos ojos de serpiente. Una nueva oportunidad.

Notas de juego

Destinatarios actuales:

 Adam Hart  Alana McRae  Allegra Blue  Anastasia Bubois   Andy McGregor  Anya Bennet  Aubin Beaumont  Chris Loriod  Kammy Phillips  Lera Madison  Lyman F. Gale   Misty Holes  Mr. Ink - Hundo Freneza  Paul Adams  Roger Templar  Seth McCarthy  Shawn D. Williams  Thomas Haynes  Xia Han  Zaira Castleworld

Cargando editor
Narrador Cargando pj
24118/12123811
17/02/2015, 03:44
Narrador

La luz que bañaba a Chris mientras volvía a la vida no había terminado de disiparse todavía cuando el cielo empezó a brillar de una forma que ya os resultaba familiar. A la colección de llamas que había sobre el reloj pronto se sumaría una más, uniéndose a todas las que ya estaban: llamas negras sobre los números III, IIII, VIII, IX, XI y XII y blancas sobre el I, VII, XI y XII.

Tal y como podíais predecir, apareció. Negra y desafiante, danzando junto a la que ya se encontraba sobre el número VII. Su baile no tardó en abrazar al de la otra, y poco a poco la luz volvió a ser la que era, sumiéndoos una vez más en esa opresiva falta de color que caracterizaba a la ciudad.

Cargando editor
 Kammy Phillips Cargando pj
24118/12123890
17/02/2015, 05:10
Kammy Phillips

Kammy había pasado la noche al lado de Zaira, tratando de darse un poco de valor y de olvidar los malos ratos con Anya. Buscaron un refugio y a pesar de la pesadez de los sucesos y el peso de la muerte, la noche había transcurrido tranquilamente.

Al despuntar el alba, sintió el leve zarandeo de Zaira y asintió a sus palabras. Se levantó y organizó su cabello, se vistió nuevamente y se fue junto a ella a inspeccionar el lugar pero la ausencia de dos personas hizo que su corazón se sobresaltara. Se fue hacia donde todos se encontraban y vio la verdad. Anastasia había sido atacada pero había sobrevivido. Trató de acercársele pero al ver cómo se encontraba, decidió hacerse a un lado y esperar que pasara la conmoción. A pesar de eso, la conmoción solo parecía crecer. Roger supuestamente envenenado, Ivanna diciendo que Paul se guardaba información, Seth diciendo haber descubierto a Alana, todo era realmente confuso para ella, ya que era demasiada información y la chica rubia parecía ser inocente. Aunque bueno, era cierto que no habría paz todavía.

Miró a Roger y le dijo - Eres como Juanito y el lobo - a la final decidió ignorarlo pero al ver los dados rodar, siguió sutrayectoria con la vista para percatarse de los movimientos del chico serpiente que parecía regresar a la vida como antes habían hecho otros. Una sonrisa débil se formó en su rostro y no pudo evitar mirar de soslayo a Anya. Si duda, eso sería gracioso.

Una llama más se encendió y dijo en voz baja - 12 números, dos llamas por número, una blanca y una negra... 24 llamas en total... -.

Cargando editor
 Chris Loriod Cargando pj
24118/12124091
17/02/2015, 09:16
Chris Loriod

Mientras Chris se levantaba, hizo crujir su cuello y estiró los brazos hacia atrás. Se había levantado de peores resacas, aunque sin duda ninguna tan mortal. Otra luz apareció en el reloj, y se percató que era algo que debía buscar más información. Aunque quizás en otro momento.

Con su mirada buscó a Anya. Cuando la encontró, murmuró un "tic, tac". Tras eso, miró a Roger y a Paul. Chris resopló e hizo un gesto de desdén. Ya tendría que aguantarlos durante todo el día de hoy mínimo, había otras prioridades.

Chris miró entonces a Kammy. Tenía un tema que aclarar con ella, pero ya llegaría. Ahora era momento de ir persona por persona, y otra merecía su atención en esos momentos.

Se acercó hasta Misty, le cogió una de las manos y le dio un beso en el dorso de la misma. - Te essstoy muy agradesssido por haber guardado misss dadosss.

Cargando editor
 Aubin Beaumont Cargando pj
24118/12124134
17/02/2015, 10:02
Aubin Beaumont

No eran azules… en cada uno había un delicada esencia de constelaciones. Aubin recibe en brazos a la francesa, amparándola momentáneamente del ordinario exterior dentro de aquello que un frágil abrazo humano pudiese brindar. Esta vez las arañas habían reducido su número, pero aumentado bastante su tamaño.
Imposible fingir desidia… cuando Anastasia se retira para dejar caer sus susurros en los oídos de Allegra, el francés no disipa atención, intentando orientar ese “él” hacia "alguien"
Se mueve algunos pasos… con un perfil notoriamente plantado en la categoría de “casi no me fio ni de mi madre”, para recoger aquellos cabellos esparcidos en el suelo y terminar meneando el mechoncito formado (con mala baba). Ahora solo faltaba encontrar a quien hacérselo tragar...

Posteriormente, unos conocidos dados salen retozando de un bolsillo que no era el suyo. Su destino estaba claro… Chrisss. Conforme de inicio, el francés no tiene nada que decir en contra de lo que supondría la vuelta de aquella estirada sSs, y que a vista de todos... daría paso a una nueva llama compartida en el número VII. Quiza por esto, Aubin vuelca su atención hacia Seth y Alana… el fortuito tropezón – Vale… ya sabemos que os habéis encontrado de paseo nocturno. Ahora estaría bien saber qué buscabais... – pregunta, alternando miradas entre uno y otro, apoyando su hombro en el primer lugar que pilla. También hace notar cierto interés en Templar - Estoy radicalmente desconcertado contigo, tus palabras, tu vuelta, y la mala trayectoria de tu acusación para terminar no solo asesinado, si no envenenado en tu segunda oportunidad… - se remitiría a los niveles de gilipollismo con burda expresión de incógnita, hasta Anya parecía quedar en mejor posición. Seguía habiendo algo que no encajaba del todo. No obstante, calla ante el cruce de caminos con Paul, mas victimista que convincente. Cual tomar… cual no...

Cargando editor
 Andy McGregor Cargando pj
24118/12124174
17/02/2015, 10:11
Andy McGregor

La noche había dado lugar a un nuevo día, con más preguntas que respuestas.

La buena noticia es que los seducidos por la guerra no habían logrado su objetivo aquella noche. Eso nos aseguraba una persona de fiar en la chica apaleada. No era mucho, pero menos era nada y mucho peor habría sido que hubiera muerto otra inocente.

Luego el chico del seseo volvió a la vida.

Pareciera como si el camino de ida y vuelta al otro lado fuera fácil de cruzar, en ambos sentidos. Pero seguro que no era así. Los poderes de los fata era inimaginables y, a buen seguro, más de uno de los presentes eran capaces de tal prodigio... lo realmente interesante sería saber la finalidad última de quien esté obrando de aquella manera.

- Bien venido, Chris. - Le dije al chico de los dados. - ¿Qué has visto del otro lado que nos pueda ser útil? Nuestra existencia es efímera, como la mosca del vinagre, hay que aprovechar cada segundo, pues puede ser literalmente el último. Tu muerte es la mejor prueba de ello.

Cargando editor
 Anya Bennet Cargando pj
24118/12124226
17/02/2015, 10:28
Anya Bennet

Ignoro las palabras de Templer, él mismo se retrata cambiando de versión cada vez que habla la boca. Además, la última vez que había tratado de argumentar en su contra casi me cuesta el cuello y no estoy dispuesta a morir por boca de un mentiroso.

La mirada fría que me dirige Chris tras revivir me deja helada, algo irónico teniendo en cuenta mi frialdad habitual. Su tic tac no hacía más que pronosticar mi defunción. Pero estoy preparada para ello. Me acerco a él sin dudar, mirándolo a la cara.

Chris, se que quieres matarme por la muerte de Jane y no te culpo por ello, yo misma me siento culpable. Se que ya no soy útil y anoche estaba preparada para morir, no temo ir al otro lado. Pero antes déjame explicarte lo que pasó -le pido, sabiendo que de un momento a otro el chico podría meter uno de sus dados en mi boca y hacer explotar mi cabeza, sin poder hacer nada para evitarlo dada mi pérdida de poderes -Se me acusó de proteger a los malvados, una habilidad que debe ser parecida a la que ha salvado la vida a Anastasia, pero en la acusación de Templer esa magia estaría del bando de los malvados. Dejé muy claro que mi don no tenía nada que ver con eso, que mi magia residía en mi palabra, la misma que me ha condenado a ser odiada por los demás. El actor entonces reculó y dijo que podría proteger a alguien en las votaciones, una nueva mentira. El poder que este lugar ha activado me permitía una mirada con más poder que la de los demás cuando sonaran las campanadas -explico, tratando de ser breve aunque no se me da demasiado bien ir al grano -además me otorgaba la posibilidad de usar todo ese poder para hacer que el más votado de una votación se salvara, sin tener constancia de quién era ese. Por eso os pedí que me votaseis a mi, como expliqué cuando alguien me preguntó. Pero ese uso tenía precio, exactamente dos consecuencias. La primera es que me quedaría sin poder, razón por la que ya no puedo usar mi influencia en ninguna votación. La segunda es que alguien moriría en mi lugar, algo que expliqué detalladamente.

Miro a Chris teniendo claro que, al igual que anteriormente mis argumentos habían sido ignorados, esta vez podría ocurrir exactamente lo mismo dado el odio que me tenía el fata -Yo no voté a Jane, me voté a mi misma para asegurar que la mayoría de las miradas recaerían en mí. Otras fueron las que votaron a Jane, las que acabaron con su vida. Si, me salvé la vida y por ello la condené a ella pero si otras no la hubieran tomado como objetivo no habría muerto. No estaba preparada para morir, no sin dejar claro que mentían sobre mi. Ahora si estoy preparada, se que no puedo ayudaros contra los que han traído la guerra, que no soy útil, que mi presencia aquí solo puede haceros perder de vista a aquellos que atacan por la noche. Soy tuya -concluyo, dando el consentimiento a Chris para que acabe conmigo.

Cargando editor
 Chris Loriod Cargando pj
24118/12124292
17/02/2015, 10:54
Chris Loriod

Chris escuchó atentamente las palabras que le decía Ayna. Cuando terminó, sonrió y acarició su mentón.

No en el sssentido que me gustaría. - Dijo guiñándole un ojo - No te odio porque matassste a Jane, sssino porque erasss culpable y condenassste a otra persona que no meresssia morir. Tu no la votassste, podía haber sssido cualquiera, pero resssultó que ella era una Fata importante para mi. Asssí que tengo un dado preparado para ti... - giró su rostro, ya sin ninguna expresión, hacia Roger - o para el ssseñor Templar. ¿Envenenado, eh? Puesss no te veo tan mal. Y créeme, ssse de lo que hablo.

Chris se apartó mientras sacó un par de dados, y los aguantó cada uno con una mano. Uno apuntando a Roger, otro a Paul.

Alguien essstá mintiendo. Y tengo un dado preparado para él. Elegid sssabiamente que diréisss, ya que la culpabilidad o no de la ssseñorita Ayna dependen de ello.

Cargando editor
 Seth McCarthy Cargando pj
24118/12124324
17/02/2015, 11:24
Seth McCarthy

Seth gira la cabeza soprendido cuando Alana le habla. - ¿Que te he acusado? Solo he dicho la más absoluta verdad: que no he dormido y que te he visto. - Espeta encogiéndose de hombros, pero sin perder la fuerza en su mirada. - ¿Por qué nos he condenado a muerte? He expuesto un hecho. - Se señala el pecho y da un golpe leve en él. - Tomé el riesgo de salir, arriesgándome a ser visto por los asesinos pero con toda la voluntad de encontrarlos. Puedo despertarme cada noche, querida, y hacer eso, si no temo arriesgarme a algo como esto. De todos modos lo que dice Lyman es verdad, no todo lo que camina de noche tiene que tener el corazón podrido. - Afirma con tono de juego.

- Lo que pido ahora es, que quien pueda, mire en tu interior, o si quiere en el mío. Sé que no he sido el más encantador, y aunque recobremos nuestros recuerdos de Fata, pongo la mano en el fuego a que, de cierto modo algo humanos aún, la gente sigue dispuesta a culpar antes al chico del tatuaje en el cuello que a la rubia de rostro angelical. - Se cruza de brazos y la mira a ella y a todos los que mencionaron los hechos relacionados o parecen estar atentos a su conversación. - No me tiembla el pulso para hacer lo que creo correcto, como ponernos a prueba delante de todos. 

Se gira a Aubin y lo observa con chulería, como un gallo que se encara con otro gallo. Sin embargo, se ahorra el decir nada y se vuelve al resto, con los brazos cruzados y pensativo. 

Cargando editor
 Zaira Castleworld Cargando pj
24118/12124493
17/02/2015, 12:09
Zaira Castleworld

Los ojos de Zaira se fueron abriendo, incrédulos, según Paul se iba poniendo cada vez más dramático. La expresión de la joven era cada vez más de sorpresa. ¡Sólo le he preguntado que cojones vio! Empezaba a estar indignada con tanto victimismo. 

En ese momento los dados de Chris rebotaron y él volvió a la vida. Se giró a mirarle y le saludó con un leve gesto de cabeza. Aunque esta vez no sonrió, estaba demasiado molesta con todo aquel asunto.

Y lo que falta, otra que se está haciendo la víctima. Pensó al escuchar la respuesta que Anya le dio a Chris. Resopló y se cruzó de brazos.

- Ya entiendo - . Una sonrisa cínica se dibujó en sus labios. - Lo que estáis es deseando veniros conmigo... Sé que os cuido bien, pero deberíais ser más creíbles y no tan victimistas si queréis que os creamos. Porque, al menos a mi, no me estáis dando lástima, sólo me removéis el estómago - . Sabía que sus palabras habían sido crueles y podía ganarse la enemistad de muchos. Pero todo aquello empezaba a ser ridículo. Había gente que estaba matando por las noches, y muchos de los que se encontraban con ella, en el otro sitio, deseaban regresar y poder vivir. Y allí estaba Paul, llorando porque dudaba de él y lamiéndose cual cachorro sus heridas. Y Anya, que volvía una y otra vez a que les había avisado y era culpa de ellos por no creerla. 

Cargando editor
 Paul Adams Cargando pj
24118/12124580
17/02/2015, 12:33
Paul Adams

Las insinuaciones del resto no me interesaban, pues no sabía si podía confiar en ellos o no, pero aquel desprecio de Zaira me hizo frenar mis manos y fijar mi mirada en ella. Negaba con la cabeza incrédulo hasta que ya no pude más y me levante y enfrentándome a ella dije.- Parece que lo ves todo muy claro... Así que dime, ya te he dicho lo que sé...

Sabes quien soy... y de donde estuve en Fäe, tienes en tus puñeteras manos toda la información que tengo yo. Dime... ¿Qué tienes que decir que pudiera librarme de todo esto?. ¡Dime!

¡Dime lo que debo decir... sin faltar a la verdad, para que luego me señaléis por intentar evadir mi muerte!. Dime...

Negué con la cabeza y me retiré de su lado.- Es fácil reírse de la sentencia cuando el cadalso no está bajo tus pies.

Miré ahora a Allegra y le dije.- Solo tengo cierta idea sobre los dones de los que nos encontramos aquí, simples conjeturas, que de ser verdad... no harían bien para ninguno divulgarnos a viva voz.

Luego miré a Anastasia y dije.- Espero que al menos a ti te crean...

Cargando editor
 Roger Templar Cargando pj
24118/12125490
17/02/2015, 16:14
Roger Templar

Roger abrió los ojos sorprendido ante el arranque de llanto de Paul, y las reacciones de los demás, si el señor Templar hubiese sido menos educado probablemente su respuesta hubiera sido que estaba hasta los huevos de todos, pero en vez de eso volvió a tirar de toda su flema británica, si les jodía su forma de ser, que se aguantaran hasta que la palmara.

- ¿Superman?... puf que mal gusto, en su día rechazé el papel porque me tenía que vestir con unas mallas rojas y azules que no me favorecían nada... Creo que usted como actor no se ganaría la vida... yo no es que sea gran cosa, pero una vez me enseñaron que lo mejor para exteriorizar las expresiones son las cejas, una ceja levantada indica escepticismo, la otra puede indicar desacuerdo, pero si levantas las dos cejas a la vez... las dos cejas a la vez mi querido señor Adams es el culmen de la expresión... pruebe con la cejas a ver si así tiene más éxito... vamos a mí me funcionó, estuve 10 años interpetando al señor Bond y hasta me dieron algún premio que otro y todo...- ironizó.

- O claro que se me ve buen aspecto señor Loriod, acabo de elevar las dos cejas, lo del veneno es un invento para llamar la atención... es imposible que una persona enferma sepa que lo está, no duele ni nada...- volvió a ironizar- sólo me queda hasta la noche- se puso serio- Miren, me da igual lo que opinen de mí, esta claro que soy una persona... y un Fata no grato para todos, pero lo que me mueve a hacer lo que hago es la necesidad de encontrar a los traidores, no necesito nada más y no pienso volver a repetirme, saquen sus conclusiones. Yo trataré de hacer lo que pueda- dirigió una mirada a McCarthy y después a la muchacha que según él había estado despierta durante la noche.

Cargando editor
 Lera Madison Cargando pj
24118/12125626
17/02/2015, 16:52
Lera Madison

Lera había llegado tarde a aquella convocatoria. Aunque la noche anterior había acompañado al ciego hasta su refugio temporal, se había marchado tan pronto lo había visto llegar a salvo. Aquí no sentía el cansancio de las pisadas eternas, y el vagar por lugares aleatorios siempre había resultado en una excelente forma de meditación para ella. Atrapada en aquel mundo donde todos eran seres fantásticos y hermosos, ya ni siquiera veía la necesidad de tapar sus cuernos con aquel gorro, que ahora llevaba en la mano. 

No fue hasta ver una extraña luz, o más bien, un cambio en los colores, llegó, que aceleró sus pasos hacia el lugar de reunión común. Una cosa era irse mientras nada pasaba, sintiendo en su alma que no había pérdida aquel día, y otra no revisar los cambios que pudiesen afectar el desarrollo normal de una posible tregua. Pero al alcanzar el lugar, supo que no  habría tal cosa. No podía haber paz dónde no se puede dormir sin que te dejen como habían dejado a Anny, llena de moretones y asustada. Al menos la chica parecía tener buenos instintos a la hora de confiar, y se había refugiado al lado de Allegra.

Sus ojos pasaron a Chris. Aquello no le sorprendía. No era primera vez que pasaba, y podría apostar no sería la última, pero le dedicó una sincera y dulce sonrisa al verlo de vuelta. Una vida desperdiciada menos. Pero que alegría adicional le traía al hablar así, afirmando la culpabilidad de quienes ella misma veía como almas ensombrecidas por la corrupción y las mentiras, por el egoísmo asesino y los pecados. Y de paso, informando del actual y glorioso estado del actor. 

"(...)la gente sigue dispuesta a culpar antes al chico del tatuaje en el cuello que a la rubia de rostro angelical"

Oh, pero cuanto se equivocaba. Parecía que Lyman no era el único ciego del montón. Miró al hombre de las sombras, a quién se alegraba ver aún en pie, y se preguntó que tanto creía que funcionaría aquella preciosa utopía ahora. Ella, particularmente, veía su fe en ella considerablemente debilitada.

Cargando editor
 Paul Adams Cargando pj
24118/12125705
17/02/2015, 17:23
Paul Adams

Hago un desgano con la mano, queriendo evitar escuchar a Roger. Pero aunque no quisiera lo escuchaba y escucharlo me encendía la sangre.

Miré a Zaira y le dije algo que ya había dicho, pero que pensaba que era necesario que escucharan los demás.

En un lugar de Fäe, aparecemos aquellos que han vuelto a la vida, y que un día estuvieron en palacio, como es el caso de Zaira, de Roger y mio.

No pensaba decirlo, pero creo que es necesario que lo escuchen también los demás... pues allí solo tengo la visión de Aina y Miriel, respecto a lo que yo veo y pienso, y creo que esto es algo que deberían de juzgar los demás.

Allí le he hablé tras sus desconfianzas y tras pedirme que explicaciones de porqué en mis visiones solo veía el ayer, exactamente le dije.- Miré a Zaira y repetí aquellas palabras.-

Me pides un porqué... y solo puedo decirte que es lo que soy o lo que veo. Es como si ahora yo te dijera... Me dices solo lo que los muertos opinan hoy, pero su voz hoy puede estar manipulada, dime... ¿que es lo que dijeron y fueron ayer?.

Si te dijera eso, no tendrías salida, pues no puedes hacer lo que te pido. Pues eso es lo que me pasa a mí, me siento en un callejón en el que poco a poco me voy encerrando cada vez más, y para colmo, pensaba que eres tú quien me ha retado a hacer algo que nunca podré.

Señalé a Roger y dije mirando al resto.- A lo que seguí diciendo con este gesto.

El se ha autoproclamado poseedor de un don, y ahora dice saber que está envenenado... Nadie se sorprende de ello, parece que todos tuvierais esa propiedad. 

Pues yo lamentablemente no soy así, si el veneno estuviera dentro de mí, no sabría de su existencia. 

Son todos esos detalles lo que me hacen ver, donde esta la soga esta tarde... una soga que solo parece apretar a cada segundo mi cuello, y no darse cuenta de las incoherencias de los demás.

Si no digo más es porque no quiero manchar mis palabras con una mentira, y que todo lo dicho quede como irreal.

De todas maneras si no me creeís no soy de utilidad.

Tomo aire para concluir ya sin mirar a Aina, y digo: A lo que ella me ha contestado que la culpa es mi actitud, sin reacción alguna a mis palabras.

Como le he dicho a ella, no hay mayor ciego que el que no ve... puede que el ciego sea yo, por no tener dos habilidades nacidas del poder de Fäe... pero de verdad. Quiero saber de vosotros.

¿Sentis ese cumulo de dones como algo normal?... ¿Unas habilidades que poco a poco va descubriendo y de manera que siempre otro queda mal?.

 

Notas de juego

Perdonad el tocho-post, pero un copia y pega entre comillas me parecía quitarle la esencia al post y a la ambientación.

Cargando editor
 Zaira Castleworld Cargando pj
24118/12125844
17/02/2015, 17:47
Zaira Castleworld

Al escuchar las palabras de Paul, Zaira le miró. Su rostro palideció al comprender que hablaba sobre aquel pequeño rincón donde se encontraban. Le gustaba aquel sitio y sentía que desvelando su secreto, estaba mancillándolo. Pero, según iba hablando se fue sonrojando cada vez más. Levantó ambas cejas, tal y como el señor Templar había descrito hacía tan sólo un momento, al escuchar las mismas palabras que en el otro sitio. Parece una puta grabadora... Se dijo y una mueca se formó en sus labios.

- Eres un bocas - . Resopló y se volvió a mirar al resto.

- Sí, estoy en ese sitio con ellos dos y he estado intentando averiguar quién miente. Y lo que te he dicho - Se volvió a mirar de nuevo a Paul, con rabia. - Es que con tu actitud victimista lo que conseguirías sería que todos te miraran. Que sólo te había preguntado si habías visto algo más y no entendía por qué te habías puesto así, insinuando que por mi desconfianza acabarías muriendo - . Apretó con fuerza los puños. Su parte humana deseaba estamparle uno de ellos en medio de la cara. Respiró, intentando calmar sus emociones y sacudió suavemente la cabeza. - Y no creo que sea un nuevo poder el ver que te estás muriendo cuando sangras por la boca. Dice que le han envenenado, al igual que hicieron con Ivanna - En ese momento se dio cuenta que todavía no había dicho nada. - Sí, ella me lo acaba de confirmar, así acabaron con su vida - Explicó, desviando un momento su atención de Paul. - Creo que si te estuvieras muriendo de esa forma, sabrías que te han envenenado. Y si nos ha mentido, supongo que no tardaremos en descubrirlo - . Había vuelto a mirar al enfermero. Espera... Pestañeó y volvió a mirar a Roger un momento, para después volver a centrar su mirada de nuevo en Paul. - Oye, ¿tú eras enfermero, no? ¿Por qué no compruebas su estado?

Cargando editor
 Lyman F. Gale Cargando pj
24118/12125850
17/02/2015, 18:15
Lyman F. Gale

Esta vez fue el hombre ciego al que tantos mentaban o pensaban de su utopía, quien se acercó al enfermero a consolarlo y dar algo de respaldo.

-Pues, de no haberme perdido entre las explicaciones y discusiones, no veo claro por qué deberías mentir. Para mí es una obviedad que vuestros poderes no son el mismo.- Sentenció pausadamente con su tono oxidado por el desuso. -No sé si es mi impulso, ingenuo nuevamente a ojos de muchos, el que quiere creerte. Puesto que de decir la verdad significa que no fallamos con Mathias. Pero te creo. Él quizás vea en los vivos y tú entre los muertos; son dos reinos muy distintos separados por un latido.

Tras dos segundos, tiempo suficiente para quien quisiera digerir su opinión prosiguió. -Por mi voto, no sufras. Puesto a votar, lo voto a él.- Dijo señalando vagamente en dirección a Roger. –Creo, al menos, que es sincero en lo que dice que puede hacer.  Pero me corroen sus posibles intenciones. Sí, sé lo que posiblemente diréis, voto, y tampoco tengo pruebas contra él, salvo esos dos nombres grabados en su pecho sumados a mis prejuicios. Pero mis razones tengo y las expongo a continuación.

Si es cierto que lo han envenenado, y va a morir, quizás una muerte rápida sea mejor que una agonía lenta, lo siento.- Al menos no habría dos muertos que lamentar, y dos posibles errores. –Si, por el contrario, lo del veneno es una forma más de embaucarnos, pues habremos dado seguramente con otro culpable. Esa es mi idea, a no ser que alguien me dé la seguridad y las pruebas que señalen a otro. En dicho caso, lo escucharé y si me convence, lo cambiaré. Por otro lado, si es verdad que padece de lo mismo que mató a nuestra hermana Ivanna, ¿por qué él sigue aquí y ella murió ipso facto? Aunque si puedes curarlo, no seré yo quién lo impida.- Agregó ante la observación de la que podía contactar con los muertos.

Pausó unos segundos como pensando si acceder a decir lo que lo inquietaba, pues también tenía un interés en ello.

 –No obstante, tengo algo de interés también en decirte esto, Paul ¿puedo pedirte un favor? Quiero saberlo para poder volver a sentir calma y tener la mente fría. Necesito una certeza. ¿Podrías mirar en el alma del Fata que era la niña, y decirnos si nos equivocamos con ella? Sólo… necesito saber que no mentía.- Concluyó con una leve y casi imperceptible tristeza asomando entre sus cejas.

Notas de juego

Pisado por Zaira, leo y reviso.

Cargando editor
 Xia Han Cargando pj
24118/12125984
17/02/2015, 18:52
Xia Han

El día acabó con el inesperado regreso de Roger, las palabras del enfermero al respecto, y la agradable música de Allegra consiguió aliviar en parte su preocupación mientras la melodía llegase a sus oídos. Al día siguiente para su asombro, la agradable sorpresa de que no había que lamentar ninguna muerte, aunque el estado de Anastasia quizás no fuese el más óptimo.

Nuevas acusaciones, nuevas teorías, y otro regreso, el del chico con aquel particular habla. Habían pasado muchas cosas y Xia no pudo procesarlo todo, demasiada información en tan poco lapso de tiempo, no hizo otra cosa que quedarse en silencio observando y sin entender gran cosa. Una mirada crítica a la inmensa torre del reloj, que aparentemente era una sombra más oscura en varios sentidos a la torre que antes había mencionado, el Big Ben.

No entiendo nada.- Fueron las primeras palabras de la asiática. - Bueno, al menos no murió nadie. - Sus ojos le dedicaron una mirada fugaz a Anastasia. - ¿Cómo te encuentras? - Le preguntó sin acercarse demasiado ya que no existía confianza, más bien ninguna. - Imagino que no viste nada, ¿cierto? - Después desvió su atención a Vanya y a Miriel, o Anya y Roger. Tambén por el enfermero y Zaira, una discusión inesperada. Aunque no la única.

Un amanecer sin muerte, lástima que no pueda decir de la tensión. - Comentó visiblemente frustrada mientras se apartaba un mechón. - En cualquier caso el tiempo se acaba y yo...no sé que pensar de todo esto. Solamente que quizás Roger no mintió del todo, no obstante eso no le libra de la culpa, sin duda hay traidores que quizás no tengan la capacidad de quitar vidas, pero sin de complicarnos la existencia. - Hizo una pequeña pausa para reorganizar lo que sus labios pronunciarían, y por supuesto tuviese sentido.

Creo que reveló la capacidad de Anya para ganarse la confianza de la gente, si ella moría y Paul confirmaba el poder de ella, confiaríamos en Templar, y si no, si a él se descubría antes de tiempo, Anya quedaría libre de sospecha. - Terminó de explicar, quizás no del todo conforme. Sé que puede sonar retorcido, aunque está claro que aquí nada es lo que parece.

Volvió a permanecer en silencio, intentando atender a todos los frentes, sin conseguirlo, mucha gente hablando al mismo tiempo, e igualmente la tensión en el ambiente no facilitaba nada la labor.

Cargando editor
 Shawn D. Williams Cargando pj
24118/12126374
17/02/2015, 20:11
Shawn D. Williams

A Shawn le costaba horrores entender la mitad de las cosas que explicaban Zaira, Paul, Roger y Anya. Toda aquella discusión sobre el pasado de Templar, mezclada con sucesos ocurridos en el más allá, venenos, historia de Fäe y victimismo empezaba a resultar de lo más caótica. De hecho hacia horas que intentaba unir aquel puzzle mental y no veía como encajar las piezas. 

-No dejo de darle vueltas a todo este asunto de Seth y Alana. -dijo cruzándose de brazos y mirando a Alana. -Lo siento pero es que no me queda claro algo... Él estaba despierto y ella también, si, pero el único que ha denunciado esa anomalía durante la noche ha sido él. ¿Por qué? Giró el rostro hacia la rubia y continuó argumentando el por qué de su desconfianza. -Ojo, no estoy diciendo que traméis nada ninguno de los dos, pero entenderéis que os preguntemos qué narices hacíais a esas horas y cómo es que no habéis dicho nada hasta ahora.

 

Se encogió de hombros y prosiguió. -Y oye cada uno hace lo que le da la gana, pero ahora mismo llevar según que conducta puede resultar peligroso.

Entonces y de casualidad escuchó como Zaira preguntaba si Paul podía curar a Templar, rápidamente Shawn se presenció frente al enfermero. -Eh pero si lo ayudas que sea de verdad, no me hagas la misma jugarreta que a mi en el árbol del anden. No vayas a cogerle por las piernas y tirar hacia abajo para cargártelo. Te lo aviso porque la excusa de que has visto algo maligno en sus ojos no va a colar esta vez.

Cargando editor
 Misty Holes Cargando pj
24118/12126549
17/02/2015, 20:28
Misty Holes

Oh, no ha sido nada. Sabía que no tardarías demasiado en volver. Respondió Misty a Chris, dedicándole una sonrisa. Aunque he de admitir que me he llevado un susto cuando han decidido salir de mi bolsillo.

Cuando el ambiente cambió, levantó la vista al reloj y se lo quedó mirando, ensimismada. Una nueva luz... Comentó, intentando desvelar el secreto de aquellas luces del reloj. Otra gemela. Tras unos segundos abstraída, volvió a centrarse en las conversaciones a su alrededor.

Aquello estaba siendo demasiado complicado, demasiadas voces, demasiadas opiniones. Era fácil liarse. Finalmente decidió dirigirse al ciego. No sigo tu razonamiento. Dijo, mirándole con el ceño fruncido y el dedo índice sobre sus labios en una pose algo exagerada. Si Roger dice la verdad y le votamos, habría muerto igualmente y entonces habremos perdido una oportunidad de acabar con los asesinos. Y ya has sabemos lo que ocurre cuando el reloj clama venganza. Dudo que alguien de aquí prefiera morir ajusticiado de esa forma que envenenado. No es precisamente rápido e indoloro. 

Si miente y no le votamos, se hará evidente que mentía y sabremos que no nos podemos fiar de él. Pero si miente y le votamos, jamás lo sabremos y la duda quedaría ahí. Mantenía la mirada en el ciego en Lyman en todo momento. ¿Hay algo peor que la duda? La certeza de haber cometido la decisión equivocada. Se respondió, en un tono algo profundo para ella.

Pero entonces sonrió y se encogió de hombros. Así es como yo lo veo, no votaré por él. Tampoco por Paul o Anya, aunque cada ve me fíe menos de ellos. Hablaba con una naturalidad sorprendente. Seguramente me centre en la otra acusación. Aún estoy esperando a la explicación de Alana. Y se quedó mirado a la rubia con un brillo entre divertido y acusador en la mirada.

Cargando editor
 Mr. Ink - Hundo Freneza Cargando pj
24118/12126691
17/02/2015, 21:30
Mr. Ink - Hundo Freneza

"Las miradas estaban fijas en cuatro personas, curioso como dos de ellos, los cuales luchaban entre ambos, habían vuelto de la misma muerto nocturna. Por otra parte de esa misma oscuridad un nuevo regresado, aquel te tenia la serpiente como su símbolo primario."

Las discusiones no avanzaban era evidente solo, una nueva luz y un nuevo regresado, al menos eso es lo que escribía ahora el bibliotecario, pero él, a diferencia de otros no tenia las mismas dudas respecto a Roger y Paul, pero si en cambio sobre Alana y Seth, pero antes de que el pudiera preguntar. Otro lo hizo por él.

-Si, por favor explicaros.-Miro a Shawn e intento recordar su nombre, increíble que alguien que escribiera tanto no recordara un simple nombre.-Tengo la misma duda que él y... la curiosidad de Misty. Que uno acuse a otro tan directamente y esta le responda atacando, no ayuda a que nos decidamos.-Conocía bien la duda y lo que puede hacer, el día anterior estuvo apunto de matar por eso mismo.