Partida Rol por web

Nueva Orleans Nocturna

Delta Night

Cargando editor
14/12/2017, 13:39
-Narrador-

Bienvenidos al Delta Night, el barco de vapor privado del príncipe Marcel. Utilizado sólo para uso privado o para dar fiestas exclusivas para los vástagos de Caín. 

    

Durante el siglo XIX los vapores como éste fueron los amos del Misisipí, alcanzando Louisville y Kentucky en tres y cinco días, algo que suponía un gran adelanto para las comunicaciones de la época. Más de 30 barcos se alineaban en los muelles durante los años dorados de la ciudad entre 1830 y 1860. Los navíos estaban impulsados por unas enormes ruedas de paletas, de 25 toneladas de peso, que les ayudaban a navegar río arriba.

La música en directo en cubierta nunca falta y el barco consta de cinco plantas con diversos salones, un par de cubiertas donde se organizan distintas activiades y habitaciones preparadas para las necesidades de sus invitados. La diversión está garantizada y más estando en pleno auge del carnaval. 

Cargando editor
17/12/2017, 19:00
-Narrador-

PLANO DEL BARCO

QUINTA PLANTA

  • Cubierta: Solarium con piscina y jacuzzi

La cubierta del quinto piso del barco se denomina “el solárium”, pues su función queda bastante clara: prácticamente descubierta, con una enorme terraza repleta de muebles de mimbre blancos de aspecto colonial, mesas bajas e iluminación de farolillos rojos, parece más una terraza de estilo chill-out que un lugar de recreo para los pudientes nobles de Nueva Orleans. Al fondo, junto a la barandilla que separan los cinco pisos del agua del Mississippi, hay dos piscinas: una de tamaño considerable, y otra más pequeña, con jacuzzi.

  • Sala control 
  • Habitaciones de lujo  

 

CUARTA PLANTA

  • Salón del cielo 

El Sky Lounge es poco más que un cuartito de recreo, un lugar decorado en azules, blancos y beiges de un tono ibicenco que trae paz y tranquilidad. Alejado de ese ambiente, por otro lado, se encuentran los sonidos estridentes de las máquinas de azar y los crupieres; Black Jack, póquer, ruleta y otros tipos de juegos, donde se permite cualquier apuesta. Es el lugar idóneo para cerrar tratos o estrechar lazos.

  • Librería Twain 
  • Habitaciones

 

TERCERA PLANTA

  • Habitaciones

 

SEGUNDA PLANTA

  • Salón Magnolia 

Este pequeño salón es el lugar ideal para relajarse tomando un aperitivo, está lleno de cómodos divanes donde alimentarse, también para ese uso y si se quiere un poco más de privacidad se pueden utilizar las habitaciones contiguas al salón. 

Al fondo del mismo, hay un pequeño escenario para amenizar la estancia con música ambiente en directo. 

  • Salón de la hélice

Es un lugar de retiro, poco más que un saloncito de té decorado por grandes cortinajes y alfombras de enormes brocados y colores rojizos. Con un ambiente distendido y cómodo, podéis observar las maravillosas palas de la rueda trasera del barco, moviéndose al ritmo de las calderas, enturbiando violentamente las aguas del Mississippi.

  • Habitaciones

 

PLANTA PRINCIPAL

  • Vestíbulo

​Es el lugar de acceso desde el puerto, donde os reciben amablemente los criados del príncipe. Directamente os guían hasta el restaurante, donde se anuncia vuestra presencia y os dejan sentaros a vuestro criterio. 

  • Restaurante 

​Está compuesto por múltiples mesas circulares con 6 u 8 sillas en cada una. Todas con el servicio de mesa completo. Un camarero por mesa. El maître supervisa que todo esté en orden y a gusto de los invitados. Todos son criados de la casa de Marcel.

  • Habitaciones del servicio.
  • Sala de máquinas
Cargando editor
17/12/2017, 22:09
-Narrador-

Todos recibís esta invitación de un modo u otro.  

Según la tradición que se remonta a más de cuatro décadas, el príncipe Marcel tiene el placer de invitaros a su fiesta anual conmemorando el carnaval. 

Es una oportunidad para los viejos de reencontraros, para los jóvenes de socializar y una obligación para los invitados y recién llegados, que deben mostrar su respeto a las tradiciones de la ciudad. 

A partir de las 21 horas el Delta Night estará atracado en el muelle principal. Este año los entretenimientos serán organizados por la propietaria del famoso local The Stoker's, Josephine Baker. 

Los invitados son libres de acudir con un acompañante mortal del que se sienta orgulloso a efectos de poder participar en una de las distracciones.*

Bebed, reíd, y disfrutad pero sobre todo respetad. 

Bienvenidos a Nueva Orleans.

Notas de juego

*Sólo pueden participar vampiros con al menos 1 punto en Rebaño, 1 punto en Criados, o 1 ghoul descrito en su historial como pnj.

** Podéis ir posteando vuestra llegada, pero por motivos obvios la primera será JoJo. 

Cargando editor
17/12/2017, 22:50
JoJo Baker

Todo está yendo según lo previsto: los camareros en su sitio, mis muñecas en otro, cada entretenimiento preparado, una copa de vino en mi mano y un mensaje de mi barman favorito confirmándome que por el Stoker’s todo está tranquilo…

Sin embargo, sé que va a ser un absoluto desastre. Si algo me ha enseñado la experiencia, es que en una buena fiesta nada debe salir como lo planeado, así que la expectativa para esta noche es que al menos no muera nadie importante. No como en los Carnavales de 1968, cuando alguien bebió demasiado de una muñeca puesta hasta las cejas y se quedó a tomar el sol en el Solaryum; lo último que dijo fue “tío, tengo cinco dedos en las manos”. Fue tan humillante para su sire que ni siquiera se hizo un juicio, y todo quedó en una divertida anécdota, y un anexo más en el libro “Humanos: elige tu presa sabiamente”, del erudito vampírico Nigel Porter (salgo en la referencia número 34: Recomendación para el consumo de Hippies y Yunkies).

En cualquier caso, a estas alturas y a media hora del inicio de la fiesta, no puedo hacer más que recostarme contra la barandilla del barco y meterme una pastilla de éxtasis en la boca. Necesito un buen chute de energía, después de estar más de veinticuatro horas sin dormir. Esto no es vida para una anciana como yo.

No, qué coño. C’est putain génial. Mastico la amarga pastilla antes de rematarla con un buen trago de vino. Quién me iba a decir que a los ciento y pico de años estaría organizando fiestas para el príncipe de Nueva Orleans. Cuánto me alegro de que no llegara al poder aquella lasombra frígida que estuvo rondando la ciudad cuando yo era joven; joder, ¿te imaginas sus Mardi Grass? Ella era la única que podía conseguir que un entierro en Nueva Orleans fuera igual de deprimente que un entierro de cualquier otra parte de América.

En fin. Paseo por el barco, sólo para dar un último vistazo de neurótica, antes de meterme en mi camarote a darme los últimos retoques. Un vestido ajustado, el pelo excesivamente rizado y una sombra de ojos con mucho brilli brilli. Estoy de puta madre. Magnifique. Sólo me entretengo unos instantes en pasear la vista por el trazado sinuoso de los colores de mi piel, y me sonrío. Madame Vache, está usted espléndida esta noche.

Le doy un beso a mi reflejo en el espejo, y me dirijo inmediatamente hacia la pasarela del barco, por donde espero ver aparecer a los vampiros de Nueva Orleans en cualquier momento. El corazón me repiquetea en el pecho con la cadencia de un ratón al borde de un infarto, pero si esta no será la puta mejor noche de Mardi Grass en los últimos cien años, yo no me llamo Josephine Baker.

Bueno, en realidad no me llamo así. Pero ya me entendéis.

Notas de juego

Outfit

Cargando editor
17/12/2017, 23:30
-Narrador-

Cuando subís al barco os recibe ella, la mujer más exótica de todo Nueva Orleans y de fondo se escucha música de Jazz tocada en directo desde el restaurante. 

En el restaurante os vais distribuyendo por mesas. Podéis elegir según vayáis llegando. Tan sólo hay una mesa que está reservada. Hoy no hay formalismos, podéis hablar con quien queráis. 

Notas de juego

Cuando vayáis entrando os colocáis en las mesas. máximo 8 personas. 

Mesa 1 Mesa 2 Mesa 3 Mesa 4 Mesa 5
         
         
         
         
         
         
         
         

 

Cargando editor
17/12/2017, 23:44
Morgaine

Por fin, mientras subo la pasarela para entrar al Delta Night, tengo una corazonada, la sensación de que todo va a ser distinto este año... Hay mucho nuevo... gente que apenas lleva unas semanas en la ciudad... va a ser muy divertido. 

Pero sobre todo, quiero saber lo que esa anciana es capaz de hacer. Tanta fama, tanta fama...

Por fin he convencido que la pequeña Julia me acompañe. Aunque bueno era eso o bajar al Lamp Night a trabajar. Y no se le puede quedar mal. Mi labor como primogénita es sentarme y mirar el espectáculo. Hasta detenerlo si lo considero necesario. Que empiece el carnaval...

Notas de juego

Cuando vayáis entrando os colocáis en las mesas. máximo 8 personas. 

Mesa 1 Mesa 2 Mesa 3 Mesa 4 Mesa 5
 Morgaine        
 Julia        
         
         
         
         
         
         

 

Cargando editor
17/12/2017, 23:53
Leonardo Di Stassi

Aún estoy fascinado por las luces de la ciudad y la música sin cesar. Alice está disfrutando mucho de la ciudad, ha sido un acierto venir aquí tras visitar a Inés. 

El barco es espectacular. He estado en cruceros de mayor eslora, pero el efecto bucólico que provocan las aspas en la popa simplemente lo convierten en un lugar único. 

Ayer estuvimos ya en el Stoker's, no estaba sin embargo su tan afamada propietaria, estaría organizando la fiesta imagino. Llevo del brazo a Alice hasta una mesa situada en una ventana para que disfrute de las vistas de Nueva Orleans

Notas de juego

Mesa 1 Mesa 2 Mesa 3 Mesa 4 Mesa 5
 Morgaine        Leonardo
 Julia        Alice
         
         
         
         
         
         
Cargando editor
18/12/2017, 00:21
Jane Morgan

Una invitación a una fiesta. Y no una cualquiera, sino una a la que tenía que ir por poco que me gustara. Para mí, la mayoría de los eventos sociales eran algo que no disfrutaba, prefería evitarlos si podía, lamentablemente, éste no era el caso. Tenía que ir.

Preparé mi maletín, en el cual coloqué algunos papeles, mi portátil y una tablet, así podría entretenerme y hacer algo de provecho más allá de la oferta de hablar con el resto de vástagos de la ciudad, ya tenía suficiente con soportar a uno, para encima ir a una fiesta en busca de nuevos amigos. Normalmente eso era una total pérdida de tiempo, solo había una excepción una conversación inteligente y por supuesto beneficiosa, así tal vez podría considerar que había aprovechado mi valioso tiempo.

Seguí leyendo el email, mientras arrastraba mi dedo por la pantalla del móvil, hice una mueca. Carnaval… Bajé un poco más la pantalla para leer por encima todo lo que ponía. ¿Un acompañante mortal? Sabía que Alice debía estar cumpliendo con su turno, pero no, ella me era más útil trabajando que en una fiesta como esa por mucho que le pudiera gustar. El resto de empleados ni pasaron por mi cabeza, tenían cosas que hacer y si no era así, era mejor que durmieran, ya que mañana sí tendrían que rendir.

Cerré el maletín y miré la hora, no faltaba mucho así que me apresuré en ir al puerto, eso era lo mejor de la fiesta, su localización, ese barco era una preciosidad, una auténtica joya que surcaba el Mississippi. 

Y ahí me encuentro ahora, delante de esa maravilla, contemplándola, vuelvo a mirar la hora. Ya me iba a tocar embarcar, por suerte había podido venir sola y no acompañada, no sabía dónde estaba y tampoco me interesaba, ese viejo sabía arreglárselas perfectamente. Y yo no le necesitaba.

Subo tranquilamente a esa belleza flotante, ahí puedo ver a JoJo observando el acceso a la embarcación. Hago una leve inclinación de cabeza para saludarla, ya me conoce, no es necesario nada más, luego me dirijo a la zona del restaurante. Aun no han llegado muchos, observo la mesas y estudio detenidamente cual me conviene más, en una ya se han sentado dos mujeres, una de ellas la primogénita del clan… Ni loca me siento con ella.  Sigo mirando, a mi parecer lo mejor es que me vaya a uno de los laterales de la sala, quizás ahí puedo estar un poco más tranquila, hay dos desconocidos más, con sentarme un poco lejos de ellos bastará, me acerco a la mesa, saco un informe del maletín, me siento y me pongo a leerlo, con tranquilidad mientras escucho la música de fondo, es tranquila y agradable. Podré soportarla.

Solo espero que la mesa se llene antes de que llegue James a joderme la velada.

- Tiradas (1)

Motivo: Reserva de sangre

Tirada: 1d10

Resultado: 9

Notas de juego

Mesa 1 Mesa 2 Mesa 3 Mesa 4 Mesa 5
 Morgaine        Leonardo
 Julia        Alice
         
         
         
         
        Jane
         

 

Cargando editor
18/12/2017, 01:15
Antoine
Sólo para el director
- Tiradas (1)

Motivo: como estamos de hambre hoy?

Dificultad: 5

Tirada (1 dados): 6

Éxitos: 1

Cargando editor
18/12/2017, 07:42
Jerome Faure Dumont

Jerome permanecía sentado y en silencio hacía ya algunos minutos, sobre su escritorio se encontraba la invitación para aquella noche la cual seguía inmóvil desde que Ernest la había dejado allí horas antes. La luz tenue del velador remarcaba los relieves de papel haciendo que las letras se fundieran con extrañas sombras.

 

Tres golpes en la puerta le hicieron levantar la mirada hacia el umbral que separaba un pequeño estar de las escaleras que guiaban hasta el local en la planta baja, lentamente el viejo vástago se levantó tomando su bastón con la mano derecha y con la izquierda se froto un par de veces la pierna que tendía a entumecerse en ocasiones. La figura de Jerome se desplazó a paso forzado puesto que aquella herida del pasado parecía hoy más que nada molestarle de sobremanera, quizás el tiempo, quizás algún recuerdo que volvería para ser anotado en aquella vieja libreta que llevaba en el bolsillo interno de la chaqueta sobre el corazón. Los escalones parecieron eternos cuando una voz dijo algunas palabras desde la puerta que daba a la sala donde se encontraba la cristalería y porcelana – Sr Dumont, su vehículo espera -.

 

Cuando sus pies tocaron el suelo, cierto vigor comenzó a revitalizar el cuerpo, aunque ayudado por el bastón con el pomo de serpiente pudo dar ese impulso que necesitaba para cruzar aquella sala que estaba detenida en el tiempo, como sabia un recuerdo volvió al ver una muñeca que se destacaba sobre todo el resto sentada expectante dentro de una vitrina, lentamente el viejo se acercó y le sonrió – Como si hubiera sido ayer verdad – pregunto al aire, aunque si alguien le hubiera visto en aquella situación aseguraría que el viejo había perdido un tornillo en aquel instante.

 Jerome cerro los ojos mientras se daba media vuelta y conociendo el lugar de memoria comenzó a caminar hacia la salida, ya todos aquellos años de inventariados y recorrer los pequeños pasillos de la tienda que para algunos era una especie de pequeño laberinto le condujeron hacia la salida; allí se encontraba Ernest quien desde detrás de aquellos ojos particulares sonrió al verle  –Una vez más verdad viejo amigo? - Dumont no hizo más que asentir y luego las palabras fluyeron –Claro que sí, nuevamente los carnavales parecen comenzar a darle vida a la ciudad – Se aferró con ambas manos sobre el bastón – Quisiera que me acompañaras, pero sé que me dirás, que la tienda debe permanecer abierta esta noche – comento –Y no creo que pueda hacerte cambiar de opinión al menos esta noche verdad –

Ernest no hizo más que bromear al respecto y luego recordarle algo a Dumont –Nos veremos a su regreso, aun quedan unos pedidos por recibir en un par de días y tenemos que terminar el nuevo inventariado de las cabeceras y la vitrina de la zona de guerra -. Expreso mientras el vástago dejaba la tienda y se subía el taxi que aguardaba pacientemente por él.

Jerome dio las indicaciones y el viaje comenzó, jamás esta ciudad dejaba de sorprenderle, aunque el camino fuera conocido las luces y la gente por las calles parecían danzar en una especie de armonía diferente. Sus ojos no dejaban de estar atentos a todo lo que ocurría tanto fuera como dentro del vehículo, tras quien sabe cuántos minutos el coche se detuvo frente al puerto donde las luces de la embarcación hacían resaltar todo lo ostentoso de este lugar flotante.

La pasarela le condujo hasta el final de la misma donde se encontraba Jojo como host de esta gala, el viejo sonrió al verle – Señorita Baker, nuevamente es un placer volver a contar con su persona en esta velada- Los gestos lentos y cordiales siempre eran características de Dumont acompañados con ese paso característico de su cojera y unas ultimas palabras hacia la anfitriona - Que las lunas siempre sean eternas -, tras aquel saludo el dueño de la cueva de los tesoros prosiguió hasta encontrar su lugar en las mesas.

 

 

Mesa 1 Mesa 2 Mesa 3 Mesa 4 Mesa 5
 Morgaine    Jerome    Leonardo
 Julia        Alice
         
         
         
         
        Jane
         

 

- Tiradas (1)

Motivo: sangre

Dificultad: 6

Tirada (1 dados): 9

Éxitos: 1

Cargando editor
18/12/2017, 08:36
Eris Grey
- Tiradas (1)

Motivo: erserva de sangre

Dificultad: 6

Tirada (1 dados): 7

Éxitos: 1

Notas de juego

¿Puedo alimentarme del rebaño de mi Sire?

edit: sí puedes te da un bono a la tirada. 

Cargando editor
18/12/2017, 09:47
Shane Saunière

Llevo pocas noches en la ciudad y este ambiente húmedo, caluroso y pegajoso ya me resulta insoportable. A pesar de las fechas en las que estamos, me he acostumbrado a vivir en un ambiente tan frío como el corazón de mi sire, así que retornar después de casi dos putos siglos a esta ciudad me resulta incómodo y molesto.

A pesar de todo, los recuerdos y los olores permanecen. Incluso algunas calles me son tremendamente familiares aunque todo haya cambiado. Aparco el coche en un parking público delante de unos almacenes y apago la música que suena a todo volumen.

Salgo con cuidado y el aroma del río me golpea a la vez que los sonidos del puerto y las voces de la gente me taladran como un hormigueo insoportable tras tanto tiempo viviendo en las afueras de la serena ciudad de Quebec.

Cierro el coche y quito una pequeña mancha del capó. 

Es mi niño mimado. Es un Chevrolet de 1967 y lo tengo desde entonces, tras destrozar mi primer coche al despertar, decidí tener algo duradero por una vez en la vida. Y esto es lo más parecido que he conseguido.

Me acerco al paseo que lleva hasta los barcos y veo el lugar de la fiesta. Saco el papel arrugado que le quité a un neonato a hostias en un bar cuando se me puso chulo. Solo quería saber donde estaba el señor del dominio, el amo de la ciudad.  Es una invitación para una fiesta, es perfecto para fichar y no atraer el odio de los mayores antes de tiempo.
Seré grosero y soez, pero me educaron en París y debo demostrar que respeto la maldita quinta tradición: 

“Honra el dominio de los demás. Cuando visites otra ciudad, habrás de presentarte a su príncipe. Sin su aceptación, no eres nada”.

Pero como hombre previsor que soy, antes de subir al putibarco del rey de este guateque voy a pegar un trago de vida. Nunca se sabe cuando las cosas pueden ponerse chulas y hace falta sacar colmillos, mejor no dejar a la bestia hambrienta.

Paseo entre la gente que está de fiesta. Risas, conversaciones, tonteos, borracheras.
Observo y estudio, mezclándome entre la canalla y saboreando la cercanía del calor humano. No estoy muy hambriento, pero la bestia siempre pide más.

Tras unos veinte minutos encuentro a mi víctima: Tipo grandullón, estudiante universitario con beca de futbol americano, todo un maldito toro a sus diecinueve años. Borrachera adolescente sin apenas control. Va con actitud chulesca tratando de impresionar a amigos y animadoras. Es cuestión de paciencia. Les sigo con las manos en los bolsillos sin dejar de mirar sus acciones y tonterías.

Una birra aquí, varios chupitos allá... y por fin ahí viene. Se separa del grupo para meterse en el callejón a mear en la calle. Tan predecible que me entran ganas de estamparlo contra el muro. Escucho las risas de sus compañeros mientras me abalanzo por la espalda y hundo mis colmillos en su robusto cuello que huele a sudor y tequila.

Calma... no abusemos. Quiero beber más, pero no queremos llamar la atención. Saboreo bien mis labios y suelto con delicadeza al capullo, que cae como un saco de patatas golpeándose la cabeza. Perfecta excusa. El alcohol le ha hecho caerse y golpearse mientras tenía la polla fuera. Hasta se ha meado encima.

Me limpio la comisura de los labios y salgo del callejón. 
Le guiño un ojo a su chica al pasar, una rubia animadora que espera fuera con sus amigos, y me dirijo hacia el esplendoroso putibarco del príncipe.

- Tiradas (2)

Motivo: Sangre inicial

Tirada: 1d10

Dificultad: 1+

Resultado: 6 (Exito)

Motivo: Caza (Hostigamiento)

Dificultad: 5

Tirada (5 dados): 2, 6, 6, 4, 4

Éxitos: 2

Notas de juego

Cazo. Dejo la tirada hecha
Zona Downtown (dificultad 6)
-1 Dificultad en fiestas o lugares muy concurridos (estamos al lado del barrio francés y es Mardi Gras)

Tiro 5 dados, dificultad 5, saco 2 puntos de sangre, más los 6 iniciales se convierten en 8.
Al menos ya no hay riesgo de estar hambriento.

Cargando editor
18/12/2017, 10:39
Shane Saunière

Subo la pasarela del barco como si lo hubiese hecho cientos de veces, y miro al poner un pie en el barco que delante de mi hay una dama con uno de los vestidos más sexys que he visto en mi vida.
Debe ser la putilla del Príncipe o una de sus chiquillas, sin duda sabe llamar la atención.

Estudio a la dama desde los pies a la cabeza, fijándome en todos y cada uno de los detalles. Luego simplemente sonrío

- Bonne nuit ma chérie

Saco de mi chaqueta un papel arrugado y sucio, lo despliego mostrando la invitación del príncipe. Puede percibirse un par de gotitas de sangre seca en el papel. Miro el papel y alzo los hombros de forma inocente.

- Soy nuevo en la ciudad, y quería presentar mis respetos, pero no me querían decir donde era la fiesta. Tuve que poner mucho empeño en ser convincente.

Notas de juego

Outfit

Cargando editor
18/12/2017, 10:39
Christopher Ainsworth

Decidimos alimentarnos en el barrio francés antes de ir al barco de Marcel, no es que dude que el príncipe vaya a desatender nuestras necesidades, pero soy demasiado precavido como para permitir que algo que ocurra a Helena

Llevamos décadas asistiendo al Mardi Grass, podría decirse que es la fiesta favorita de Helena. Acaricio su rostro mientras observa a la gente bailando con todo ese colorido, con el tiempo ha perdido parte de esa frescura que otorga la humanidad, esa sonrisa inocente que me cautivó cuando la conocí, pero sigue manteniendo su espíritu rebelde y tenaz para todo y no le puedo negar nada. 

Helena, es hora de subir al barco. 

Saludamos con cortesía a la dama que se encuentra en el vestíbulo para pasar al restaurante. Veo rostros nuevos, después de tantos años, me apetece tener una velada tranquila, pero sé que a Helena le encanta conocer gente nueva, y por ella estamos aquí. 

Notas de juego

 

Mesa 1 Mesa 2 Mesa 3 Mesa 4 Mesa 5
 Morgaine    Jerome    Leonardo
 Julia   Helena    Alice
    Christopher    
         
         
         
        Jane
         
Cargando editor
18/12/2017, 10:47
JoJo Baker

Tuerzo el gesto durante una milésima de segundo cuando veo que la primera en llegar es Morgaine. Esa arpía. Es tan tonta que no tiene cola porque se la mordería. Sin embargo, cuando entra en mi línea de visión, le dirijo una sonrisa de oreja a oreja, y nos inclinamos la una hacia la otra para besar el aire cercano a nuestras mejillas, profiriendo falsos sonidos de besos.

-Bienvenida a la fiesta del príncipe, chérie -la saludo, extendiendo mi brazo hacia la puerta, para indicarle el camino- me alegro tanto de que hayas podido venir. ¿Cómo va el Lamp Night? ¿Igual de boyante que siempre?

El siguiente es Leonardo, con su chiquilla, Alice. Me remuevo del gusto en cuanto le veo, recordando su última visita a la ciudad. Todavía guardo aquellos preciosos zapatos italianos que me trajo.

-¡Leonardo! Siempre es un placer -le doy un abrazo, más de cortesía por tantos años de colegueo que de puro cariño, para después saludar a Alice con un gesto de la cabeza. Es una chiquilla adorable, pero más sosa que un yogurt de agua- Espero que la fiesta esté al nivel del Elíseo de París.

Jane y yo sólo nos dirigimos una mirada de saludo, con un asentimiento cortés. Luego hablaré con ella.

A continuación, aparece el renqueante Jerome, hacia el que extiendo mis dos manos para coger una de las suyas, y estrecharla con afecto.

-Monsieur Dumont, bienvenido. Espero que todo en la fiesta esté a su gusto.

La siguiente llegada es, sin duda, la más original. Con un papel arrugado en la mano y una cara de "traigo problemas" clarísima, no puedo hacer más que dejarle pasar. Oh la lá, ¿pero le has visto, madame Vache? No podría ni cerrarle las piernas, cómo voy a cerrarle la puerta.

-Bienvenido, chérie. El príncipe hará un discurso en el restaurante en un rato. Puedes tomar asiento ahí.

El siguiente es un cainita que me suena sólo de vista, acompañado por un verdadero bombón. Hacen una pareja increíble, así que sonrío a ambos y les doy la bienvenida de forma cortés.

-Bienvenidos. Pueden tomar asiento en el restaurante cuando lo deseen.

 

 

Cargando editor
18/12/2017, 14:23
Jerome Faure Dumont
Sólo para el director
- Tiradas (1)

Motivo: int+politica

Dificultad: 6

Tirada (4 dados): 1, 2, 2, 6

Éxitos: 0 Fallo

Cargando editor
18/12/2017, 14:26
Caroline

Hoy la rutina geek de cada noche había quedado interrumpida, culpa de aquella invitación que descansaba sobre la cómoda. Caroline miro el techo un buen rato después de despertar, antes de ir a arreglarse. La casa se encontraba en silencio, dejando todo el ruido en su cabeza. Una de las tareas más tediosas como vástago “civilizado” era responder sin chistar al llamado del Príncipe, y eso para ella solo significaba salir a las luces de la comunidad, como pocas veces lo hacía. Resultaba preferible dar una caminata por el Bayou St. John que transitar bajo las candilejas del barrio Francés, a su parecer. La diferencia era que a lo primero tenia excusa para evitarlo…

Ducha, un peinado sencillo, elegir uno de sus pocos vestidos y algo de bisutería; lo positivo de su situación era que no necesitaba complicarse con el arreglo para estas ocasiones. Además, mientras no vistiera como pordiosera, debería ser suficiente...  En todo caso solo restaba conducir hasta el muelle y dejar su sedan aparcado en un lugar sombrío, donde no afease los autos elegantes. Los pasos siguientes, por otro lado, se sentían mucho más pesados, e incluso el taconeo sobre los adoquines resultaba incómodo a sus oídos.

Con voz baja deslizo la invitación a uno de los criados en el vestíbulo, mirando de reojo a la organizadora de la fiesta; desde luego, había oído de ella como muchos en la ciudad, pero nunca había asomado siquiera cerca de su afamado local. Ahora atendía a otro vástago, uno desconocido para ella, algo de agradecer. Por ende solo cabeceo un saludo antes de entrar,  y seguidamente buscar cobijo en el rincón de alguna mesa desocupada.  Ni tan siquiera miró quien más se encontraba ya en el imponente salón, tensa en demasía; apenas sentada, se encontraba deseando que la noche terminase…

- Tiradas (1)

Motivo: sangre

Dificultad: 6

Tirada (1 dados): 8

Éxitos: 1

Notas de juego

 

Mesa 1 Mesa 2 Mesa 3 Mesa 4 Mesa 5
 Morgaine    Jerome    Leonardo
 Julia   Helena    Alice
    Christopher    
         
         
         
        Jane
      Caroline  

 

atuendo

Cargando editor
18/12/2017, 14:54
Director

Te han pedido que toques alguna pieza de piano a lo largo de la noche.

Notas de juego

Cargando editor
18/12/2017, 21:35
Lavonne Drummond
Sólo para el director

Lavonne había despertado con las últimas pinceladas de color en el cielo, dolorida como solía y con las heridas de aquella tortuosa noche abiertas de nuevo, como si todo lo demás no fuese suficiente recordatorio del purgatorio al que se veía sometida. Pero, como cada noche, respiró hondo devolviéndole la vida a sus pulmones, dejando que aquel gesto tan humano actuase como canal para olvidar los malos recuerdos. Un poco más allá descansaba Jeremiah ajeno y en paz, cuya naturaleza y edad evitaban que despertase antes de que el cielo estuviese completamente oscuro. Eso le brindaba cada noche una pequeña ventana de tiempo en la que podía hacer y deshacer a su antojo sin darle explicaciones a nadie. Pero aquella noche era importante, mucho, y tras llamar a la Sangre para paliar su dolor, se dio cuenta de que el hambre se revolvía en su interior, amenazante. Apenas había sanado algunas de sus magulladuras cuando se dio cuenta de que si continuaba, si no tenía cuidado, podía perder control fácilmente y ese era un riesgo que no iba a tomar.

La fiesta era a las nueves; su reloj ni siquiera marcaba las seis, así que tenía tiempo suficiente para salir a alimentarse. Pensó en esperar a Jeremiah, por si las cosas se torcían, pero decidió que podía hacerlo sola y sin ayuda. Después de todo ya estaban en carnaval y el barullo y las distracciones eran más que suficientes. Además, no es como si le resultara particularmente difícil. Sólo tenía que acudir a un lugar concurrido; la falta de moral y decencia, acompañadas por el exceso de alcohol, solían hacer el resto. Sin embargo, quizás por la festividad y el jolgorio, o sencillamente porque Lavonne se quedó fascinada por el ambiente en vez de estar a lo que estaba, le costó más de la cuenta encontrar a alguien. Era extranjera, se había separado de su grupo, necesitaba volver con ellos... Actuar le venía dado, y tras un par de halagos y gracias distinguió enseguida ese brillo singular que delataba los bajos instintos de la condición humana. Lavonne no era fuerte, ni había aprendido disciplinas que apoyasen esa carencia. Por eso siempre dejaba que se acercasen, que la conversación fluyese pasando a la confidencia antes de regalarles el placer que era ser Besado, algo que no se olvidaba nunca.

Hacía mucho tiempo que no le ocurría un altercado, y se alegró de que todo fuese bien. Sabía cuándo parar, aunque su bestia interior arañase rugiendo por más. Siempre se había enorgullecido de ello y, en las pocas ocasiones en que no había podido refrenarse, bueno... Procuraba no dejar que su mente fuese allí. Desapareció antes de que pudiese recuperarse; había bebido lo suficiente como para pasar la noche, y del resto se encargaría más tarde.

-¿Amor? -saludó con dulzura al regresar al piso que habían alquilado para su estancia en esa misma zona-. He vuelto.

- Tiradas (2)

Motivo: Reserva de sangre

Tirada: 1d12

Dificultad: 6+

Resultado: 4 (Fracaso)

Motivo: Caza (Embaucar) - Downtown (Especialidad)

Dificultad: 5

Tirada (7 dados): 2, 8, 7, 2, 2, 4, 2

Éxitos: 2

Notas de juego

He tirado 1d12, porque yo llevo reserva 12. He sacado un 4, pero Lavonne comienza los días en nivel Herido por el Defecto de Herida Permanente. He gastado 1 punto adicional de Sangre antes de la caza para pasar de Herido a Lesionado (con lo que tengo un -1 a todas las tirada, pero no se considera Hambrienta)

-1 Dificultad por Apariencia

-1 Dificultad porque estamos de fiesta

+1 Dificultad por Lesionado

Uso los dos puntos adicionales para terminar de curarme, por lo que empiezo a 3 de Sangre (me falta un punto para Hambriento) y algo tendré que hacer durante el resto de la noche porque sino el día siguiente va a ser una risa xD

Cargando editor
18/12/2017, 22:25
Helena de Caristeas

Nueva Orleans es una ciudad que me fascina y me sorprende todos los años. Tengo que convencer a Christopher de comprarnos una casa aquí, insiste en venir a estas aburridas fiestas tan de su clan... cuando sabe que los convencionalismos no van conmigo, y pretende que los trajes y vestidos se mantengan perfectos en el pantano. Sonrío.

Sin embargo hay algo este año, que es distinto, el pantano huele distinto, los lupinos se están moviendo inquietos. 

Nos sentamos al lado del propietario de la casa de antiguedades, Christopher sabe que adoro que me cuente sobre cualquier reliquia. Casi todas tienen menos tiempo que nosotros, pero es entrañable comprobar todo lo acontecido en la humanidad desde que estamos aquí. 

Bonsoir, Monsieur Dumont. Comment allez-vous? Ya ha pasado otro año y volvemos a reencontrarnos.  Mientras espero respuesta observo a la muchacha bicolor que nos ha recibido. Es famosa por su ingenio, espero que no me defraude y ésta sea como todas las fiestas aburridas cainitas.