Partida Rol por web

Rodarán Cabezas (HLdCn)

*Amor pecaminoso*

Cargando editor
11/08/2014, 12:57
Bruja Blanca

Todos los aldeanos disfrutan del baile de la cosecha mientras uno de ellos observa a los presentes y analiza friamente que hacer con la potente arma que tiene entre sus manos. Tal vez no es consciente del tremendo riesgo que corren las dos personas que una, o tal vez sí. Una poción de amor se vierte en las copas de dos señoritas. Poción que une a la pequeña Rosemary con la también inocente Abbie. El amor no entiende de edades ni de géneros. Cupido os ha atravesado con sus flechas y ya no hay marcha atrás. Los sentimientos son indestructibles, tanto es así que si una muere la otra también lo hará. Los enamorados no tienen secretos el uno para el otro. Ganaréis la partida siempre y cuando sobreviváis y el resto de brujas y aldeanos hayan muerto.

 

 

Notas de juego

-A partir de ahora jugáis en pareja.

-Podéis revelaros vuestras identidades secretas y defenderos mutuamente en las votaciones.

 

Cualquier duda os la resuelvo a través de esta escena :p

Cargando editor
11/08/2014, 15:01
Abigail "Abbie" Irving

Abbie había sentido algo extraño desde que se acostó. Una especie de añoranza que nunca antes había experimentado, anidando en su pecho. Lo había achacado a la tensión de la situación vivida, o tal vez a la visita que había recibido en sueños, pero cuando sus ojos se posaron sobre la pequeña forastera se dio cuenta de que era su compañía lo que había estado echando en falta. 

La joven había escuchado hablar de mujeres que mantenían en secreto relaciones impuras y pecaminosas, pero nunca se había planteado que ella se sentiría atraída por alguien de su mismo sexo... Y mucho menos por una desconocida que no podía hacer mucho que había dejado atrás la niñez. 

Y sin embargo, cuando sus ojos se cruzaron tuvo que contener la respiración. Sintió cómo su pecho se hinchaba y su corazón latía con fuerza. Pom pom... Pom pom... Durante el instante en que se perdió en la calma de la mirada de Rosemary sintió cómo la piel de sus brazos se erizaba con un cosquilleo nervioso y de repente le pareció que todo sería menos grave si pudiera afrontarlo junto a ella. Y una pequeña sonrisa asomó a sus labios cuando le dio la impresión de que veía reflejadas en los ojos de la otra joven las mismas emociones que a ella la embargaban.

En cuanto la reunión se distendió y la gente empezó a hablar en pequeños grupos Abbie se acercó a Rosemary para tirar de su mano y acercarla a ella, escondiéndose ambas en un rincón tras pesados cortinajes. Le temblaba la mano por los nervios, pero no soltó sus dedos. En lugar de eso los entrelazó entre los suyos y dejó que su mirada recorriese lentamente el rostro de Rosemary antes de hablar con voz dulce. - L-lo sientes tú también, ¿verdad? - Preguntó en un susurro, sintiendo durante un instante el temor a haber imaginado el brillo en los ojos de la pequeña. - Sé que no nos conocemos de nada, pero siento que puedo confiar en ti por completo, que puedo entregarte mi vida... - Tímidamente acarició la mejilla de Rosemary sintiéndose culpable ante Dios por los sentimientos que su corazón albergaba. - Ojalá tengamos tiempo para conocernos mejor. - Terminó, suspirando quedamente y volviendo a perderse en los ojos de la pequeña.

Temió entonces ya no sólo por ella, sino también por Rosemary. No comprendía por qué una forastera como ella se veía envuelta en todo el asunto, pero estaba dispuesta a protegerla con su propia vida. Sus ojos se centraron mientras Abbie se daba cuenta de que ambas estaban en peligro y empezó a hablar con más rapidez. Había algo que sentía que debía compartir con ella. - Escucha, hay algo que quiero compartir contigo... No se lo he contado a nadie más. Anoche tuve una visita y recibí... un regalo. - Trataba de no dar detalles para no asustar a su acompañante haciendo que pensara que estaba loca tan pronto. - Aunque me ataquen, el aliento de la vida volverá a mi cuerpo rescatando mi alma de la muerte una vez. - Guardó silencio después, todavía mirando a la pequeña y esperando su respuesta con el corazón en vilo. Tan sólo esperaba que no la rechazase, que sintiera lo mismo...

Notas de juego

- Lo he orientado hacia el amor <3<3<3, pero si no te sientes cómoda roleando una relación lésbica o de tanta diferencia de edad (Abbie tiene 19) o algo por el estilo, no me importa si prefieres que lo hagamos de un rollo más de amistad. Como prefieras :).

- En palabras normales, mi don hace que si me muero vuelvo a la vida en el siguiente turno. Sólo una vez. 

 

- Jefa, ¿tenemos que matar a todos, brujos y aldeanos? ¿Eso quiere decir que Rosemary es bruja? Ya la hemos liado parda... XD

- Si morimos y yo vuelvo a la vida, ¿ella vuelve conmigo?

Cargando editor
11/08/2014, 15:41
Rosemary Kenway

La noche anterior se había fijado en la pelirroja pecosa, pero no le había dicho nada, ni si quiera acercado. Siempre había tenido en mente, pues era su padre y Adele quien se lo metieron en la cabeza, que tenía que juntarse con un hombre fuerte, grande y apuesto para que este la protegiera y trabajaba, mientras ella le daba sus hijos y se quedaba en casa como buena esposa. Aunque esa no era su vida, si que había conocido hombres y muchachos que su padre le presentaba, pero siempre pensaba que si no se sentía atraída por ellos era por la edad, era muy joven aún para pensar en casarse. Pero al cruzar su mirada con Abbie no pudo evitar pensarlo, no era la edad, era que no había encontrado la persona.

Pasa la noche pensando en ella, y verla ahí sentada como acusada le repatea más que verse a si misma ahí en medio. Decide no mirarla, no tener nada que ver con ella, no quería ponerla en peligro. No, cualquier cosa menos eso. Pero al cruzarse sus miradas no puede evitar sentirlo, ella siente lo mismo. Entonces, cuando acaba la reunión y Abbie viene hacia ella y le coge de la mano, nota como el corazón casi se le sale del pecho. Entrelaza los dedos con los de ella y cierra los ojos un momento. Tras escucharla, asiente con la cabeza.

-Yo también lo siento. No nos conocemos, pero en estos escasos minutos ya me he dado cuenta que sin ti, mi vida no tiene sentido.

Se queda callada unos minutos, escuchando lo que le dice sobre su regalo. Le aprieta la mano. Jamás pensaría que venir a cumplir su misión iba a ser tan difícil.

-No te atacarán, no lo permitiré. -se muerde el labio y baja la mirada, quiere decírselo pero no puede hacerlo. Finalmente suspira y la mira de nuevo.- Yo... Bueno... -se nota que le cuesta hablar, pues lo que va a decir no es agradable y no quiere que Abbie salga perjudicada. Habla en un susurro en el que casi cuesta escuchar.- Soy una de las brujas... Pero no voy a permitir que te hagan daño. -La abraza con miedo, puesto que no sabe si tras lo que le acaba de decir saldrá corriendo de detrás de las cortinas para gritar acusándola.

Notas de juego

Solo puedo decir una cosa... ¡Me encanta! *.* <3<3 Sigamos así, es muy cuco todo >A<

Y... me temo que si... tenemos que acabar con todos... xDDD

 

La verdad es que a mi me pica la curiosidad también... Pero creo que si tu mueres yo muero, y si vuelves a la vida yo me quedo muerta. A no ser que, al tener tu ese poder, y sepa que mueres y volverás a resucitar, simplemente solo mueras tu, porque se que mañana estarás de nuevo, y no me suicide xDDD ((que rebuscado, creo que moriremos ambas y solo tu podrás resucitar xD)

Cargando editor
11/08/2014, 16:29
Director

Notas de juego

Que cuquis <3
Pues ya ves que si Abbie, Rosemary es una bruja. En caso de que Abbie muera reviviréis las dos. Había posibilidad de que otro aldeano fuera revivido por Abbie. En este caso al ser las enamoradas no tendría mucho sentido que reviva y tu no la acompañes Rosemary. Menudo bollicao hay montado. Parece que el viento sopla a vuestro favor, solo os digo eso :p

Cargando editor
11/08/2014, 16:33
Rosemary Kenway

Notas de juego

Yay, eso esta guay entonces <3

Pero bueno, de momento, dejemos que se maten entre ellos xD

Cargando editor
11/08/2014, 16:39
Abigail "Abbie" Irving

Abbie sintió cómo se tensaban sus entrañas al escuchar las palabras de Rosemary y la rodeó con sus brazos, apretándola con fuerza contra sí. Un frío intenso recorrió su espina dorsal lentamente mientras su mente se ponía alerta. Tenía muchas cosas que preguntar a la pequeña, pero el temor a lo que la gente que había al otro lado de las cortinas querría hacerle si supieran lo que acababa de confesarle era mayor y sus dedos se crisparon con el deseo de protegerla. - Sssshhhh... No vuelvas a decirlo nunca en voz alta. No cuando estemos cerca de ellos y puedan escucharte. - Susurró con la voz temblorosa. - No dejaré que te hagan daño, estudiaré ese libro, conseguiré extender el hechizo que me protege hasta ti... - Hablaba nerviosa, prometiendo algo que no estaría segura de poder cumplir hasta poder tomar el libro de nuevo entre sus manos, pero que tenía la corazonada de que sería posible. O tal vez sería su propia determinación lo que lo haría posible. 

Y mientras le daba vueltas a la terrible situación en que ambas se encontraban, decidida a permanecer junto a Rosemary pasara lo que pasase, se hizo cada vez más consciente de que todas las personas que había fuera de su escondite acababan de convertirse en sus enemigas, pues las que no querían hacerle daño a ella misma, querrían hacérselo a su compañera si supieran lo que había hecho. Los ojos de Abbie se abrieron enormes mientras su mente analizaba toda la situación. Nunca había sentido verdadero odio hacia nadie, ni siquiera hacia las personas que la habían mirado con desdén por el color de sus cabellos o por sus rarezas, pero en ese momento se daba cuenta de que sería capaz de matar con sus propias manos a quien quisiera hacerle daño a Rosemary. - Oh, Dios mío... Tendremos que matarlos a todos si queremos salir de aquí. Temen lo que no comprenden. - Musitó, consciente de que su unión no sería bien vista por nadie. 

Permaneció unos segundos en silencio, todavía abrazada a Rosemary, dejando que las cabelleras de ambas se entremezclasen como una cascada rojiza y suspiró quedamente. Incluso a pesar del precario equilibrio en que se encontraban, sentir sus corazones latiendo al unísono calmaba sus temores y le daba ánimos para seguir adelante, para salir de aquel lugar junto a ella como fuera. Juntas. - ¿C-cómo... -empezó a preguntar, separándose lo justo para poder mirar a Rosemary a los ojos de nuevo. Durante un instante su mirada se detuvo en los labios de la pequeña y su corazón aleteó, invitándola a probar algo que todavía la asustaba demasiado. Continuó hablando, pero el cosquilleo que había surgido con la idea no desapareció- ...lo habéis hecho? ¿Y por qué...? Si ni siquiera eres de aquí, ¿verdad? ¿Es cierto lo que dice el señor Webb? ¿Había más br-... -detuvo sus labios antes de pronunciar la palabra brujos y la dejó en el aire, sabiendo que la muchacha la comprendería- contigo? ¿Quiénes son? - Terminó con un susurro aún más tenue, para asegurarse de que nadie podría escucharlas.

Notas de juego

Rollo bollo a tope XDDDD

Genial, no querría resucitar sin mi pequeña pelirroja ^^. Juntas forever <3

Cargando editor
11/08/2014, 21:35
Rosemary Kenway

Niega con la cabeza.

-No, no lo diré más en alto. Tienes razón, -mira hacia las cortinas, como mirando hacia afuera- como se enteren, me mataran la primera. O si no, peor, me torturarán hasta saber quienes son los demás.

Se abraza fuertemente a Abbie. Jamás pensaba que llegar a Sleepy Hollow sería tan peligroso. Sabía que tenía que venir e invocar a la bruja, pero no le habían advertido de todo lo que pasaría a partir de ahí. Y menos aún que estaría totalmente en peligro. Cuando Abbie dice que tienen que matar a todos se queda totalmente en silencio. Tiene razón, no solo tendrían que matar a todos los aldeanos, si no también a sus compañeros. Nunca los había visto antes de cerca, pero los había visto algunas veces antes, en las reuniones de su padre. No podía decirles lo de Abbie, la matarían, y eso no podría soportarlo... Si. Tenían que morir todos.

Cuando le pregunta por ellos la mira fijamente, no puede evitar perderse unos segundos por ellos. Parpadea y entonces se suelta y abre ligeramente la cortina, lo suficiente para poder verlos sin que las vean. 

-Mi padre vino hace años a Sleepy Hollow, aquí conoció a Adele y se la llevó para que me enseñará, siempre ha dicho que yo tenía que ser quien invocará a... -la mira de reojo, no va a terminar la frase, da por supuesto que lo ha entendido. Luego mira a sus compañeros- La rubia, el doctor y el abogado*. No se sus nombres, solo se sus profesiones porque papá me dijo lo que eran, nada más. 

Cierra la cortina de nuevo y la mira.

-Yo no... Yo no quería, siempre me ha criado de esta forma para que lo hiciera... Y nunca he preguntado... No pensaba que llegara a esto. 

Le coge la mano, en realidad lo que no pensaba era que llegara a conocerla a ella. Hasta entonces no se imaginaba que una sola persona pudiera cambiar todo el rumbo de los hechos. Y ahora ha pasado, ahora tenía que protegerse ella misma y a Abbie. Tenían que salir de allí vivas, como fuese.

Notas de juego

* Emma Van Garrett, Petrus Camper y James Hancock

Cargando editor
12/08/2014, 02:12
Abigail "Abbie" Irving

Abbie se acercó a Rosemary y asomó un ojo por la rendija de la cortina, siguiendo con la mirada las personas a las que nombraba la muchacha. - La rubia... - No tenía ni idea de quién era esa joven, la noche anterior le había parecido escuchar que se trataba de una forastera de paso, buscando un marido si las habladurías estaban en lo cierto. - El abogado. - Otro recién llegado. Y bastante reservado, apenas sabía unos pocos detalles sobre él. - Y el doctor... - Abbie parpadeó mientras miraba al doctor Camper. A él sí lo conocía y le dolía sobremanera saber que estaba envuelto en tan terribles sucesos. Quizá incluso fuese él el instigador, puesto que era el único que pertenecía al pueblo por nacimiento. Él también había estado fuera mucho tiempo, hacía poco que había vuelto para ayudar a su pueblo natal, según decía. De alguna forma parecía que eran personas de fuera o que habían pasado mucho tiempo alejadas de Sleepy Hollow los responsables de lo que estaba sucediendo. 

Se metió de nuevo en el pequeño rincón cuando Rosemary cerró la cortina y apoyó la espalda en la pared con un suspiro quedo. La mayoría de los implicados estaban manteniendo un perfil bajo. Entrelazó sus dedos con los de la pequeña cuando esta tomó su mano y tiró suavemente de ella para acercarla a sí y rodearla con el brazo. Su expresión parecía ausente, pensativa, y con un gesto natural, como si fuese así exactamente como debía ser, empezó a acariciar dulcemente los cabellos de Rosemary permaneciendo en silencio varios segundos.

- Vamos a tener que ser más listas que todos ellos, querida. - Susurró finalmente, buscando de nuevo su mirada. - Tenemos que conseguir que se enfrente entre ellos hasta que podamos volver esas votaciones en su contra. - Se mordió el labio inferior, preocupada. - Temo que el color de nuestros cabellos y el hecho de que no seas una de ellos jueguen en nuestra contra... - Bajó la mirada antes de continuar hablando. - Aunque realmente yo tampoco lo soy. Nunca tuve demasiados amigos. Algunos dicen que estoy loca. - Confesó, apretando levemente la mano de Rosemary, sabiendo en lo más profundo de su ser que ella no la rechazaría por ello. - Creo que votar en blanco nos hará parecer inocentes a ojos de todos, ¿tú que piensas? - Preguntó finalmente, volviendo a levantar la mirada y sintiendo una vez más su corazón latir con fuerza al cruzarse con sus ojos.

Cargando editor
12/08/2014, 09:19
Rosemary Kenway

Se abraza de nuevo a Abbie y se queda en silencio unos momentos hasta que esta habla. Asiente ante lo que dice.

-Si, pero, son muchos, ¿como vamos a poder ser más lista que todos? -Se lleva la mano libre a la cabeza y se toca el pelo. En la ciudad habían muchas pelirrojas, por lo que no lo encontraba tan raro, pero en una aldea si que lo verían raro. Coge uno de los mechones de Abbie y lo acaricia. Niega con la cabeza- Tu no estás loca. Creo que eres de las más sensatas que hay aquí... -La mira a los ojos cuando dice lo de votar en blanco y arquea una ceja- No lo se, quizás es buena idea, pero puede ser muy peligroso... No sabemos a quien votará la gente... ¿Y si nos lleváramos algún voto extra? Si que votando en blanco podría demostrar algo de nuestra inocencia, pero por ejemplo, el doctor ha dicho también que votaba en blanco... Si votamos los dos en blanco quizás acaben pensando que tenemos algo que ver con él...

Cargando editor
13/08/2014, 00:11
Abigail "Abbie" Irving

Junto a Rosemary y a pesar del riesgo que corrían ambas, Abbie sentía su pecho henchido de una felicidad dulce que no había sentido nunca. Se sentía tan cómoda que cuando la pequeña dijo que ella le parecía sensata no pudo evitarlo y una risita empezó a bailar en su garganta. Llevó una mano a sus labios para contener la carcajada que luchaba por salir y sus ojos se humedecieron por la risa contenida. - Oh, Rosemary... - Susurró antes de que una nueva risita sacudiese su pecho. Tiró de la pequeña para acercarla a ella y depositó un beso cálido en su frente. - Sensata yo... - Sus labios se movieron por las mejillas de Rosemary dejando pequeños besos hasta que terminaron posándose en su preciosa nariz. - Si te oyeran se reirían de ti. - Terminó, apartándose un poco para mirarla con ojos risueños. 

Después permaneció en silencio, valorando las palabras de su compañera. - Quizá tengas razón... ¿Crees que algunos de ellos nos votarán a nosotras? Puede que debamos votar a alguien por si acaso. ¿Pero a quién? No deberíamos votar las dos juntas, para que no sospechen de nuestra unión. Y volvernos contra los forasteros como algunos proponen podría ser contraproducente para ti. - Se llevó una mano a la frente y se la frotó despacio. - Quizá una de nosotras debería votar en blanco y la otra no, para que no nos relacionen tan pronto.

Cargando editor
13/08/2014, 17:03
Rosemary Kenway

Arquea una ceja cuando Abbie reprime una carcajada. ¿Qué he dicho? piensa para si misma. Pero entonces Abbie empieza a besarle por toda la cara y Rosemary se pone toda colorada, pues no se esperaba esa muestra de cariño de golpe y la deja sin palabras.

Entonces escucha lo que dice sobre los votos.

-Yo... Creo que votaré a Elizabeth, la he atacado y es posible que me vote a mi. -niega con la cabeza- No creo que sospechen de ti, puede que seas pelirroja, pero no me ha dado la sensación de que nadie te haya mirado mal, como a mi por ser forastera, vaya. Yo supongo que si votas en blanco no tendrás ningún problema tu... Creo...

Cargando editor
13/08/2014, 21:32
Abigail "Abbie" Irving

Abbie se quedó mirando arrobada a Rosemary mientras hablaba. El rubor que había surgido en sus mejillas al besar su rostro le resultaba sencillamente encantador. Toda ella era increíblemente encantadora y dulce y el corazón de Abbie parecía haber crecido en su pecho.

Tras un instante desde que la pequeña terminó, la pelirroja frunció el ceño recordando algo que había sucedido fuera de su escondite. - Creo que Elizabeth te votará. - Dijo, con una mezcla de temor por su compañera y rencor hacia la madame del burdel en la voz. - Si esa mujer te tocase un sólo cabello creo que podría sacarle los ojos con mis propias manos. - Amenazó, apretando más a Rosemary contra sí en un gesto protector. - Es un verdadero fastidio que anden tan atinados sobre los forasteros. Tal vez debería votar, un voto en blanco es un voto perdido a pesar de que me haría parecer inocente, y tal vez mi voto sea precisamente el que desequilibre la balanza hacia otro lado.

Su mirada se perdió, dubitativa durante varios segundos. - Oh, no sé qué hacer, querida. Quizá intente averiguar a quién votará Isaac para votar lo mismo. Creo que ese muchacho pretende cortejarme y aunque no comprendo por qué no nos conviene ganarnos más enemigos. - Arrugó su nariz llena de pecas con la idea. - Al menos si es cierto que vigilará mi puerta, me sentiré más protegida. Me gustaría que pasaras la noche en mi casa, ¿Crees que podrás? ¿Adele te lo permitirá? - Parecía que Abbie estaba lanzada, pues sin dar tiempo a que Rosemary respondiese continuó preguntando. - ¿Sabes qué harán los... otros? - Preguntó, refiriéndose a los demás brujos pero sin querer pronunciar la palabra. - ¿Te han hecho alguna señal o te han dicho algo sobre sus intenciones?

Cargando editor
14/08/2014, 11:55
Rosemary Kenway

No puede evitar sonreir cuando Abbie dice que mataría a Elizabeth con sus propias manos y niega con la cabeza.

-No, tu no tienes porque matar a nadie, no quiero que te manches las manos en esto... -le coge las manos- Suficiente hay con que yo ya las tenga manchadas... -la abraza fuertemente y luego asiente ante sus palabras- Si, quizás tengas razón, un voto en blanco te daría la inocencia, pero también desbalanzaría los votos... Esto es de locos...

Se queda unos segundos en silencio escuchandola, abranzandola y apoyando la cabeza en su pecho. Finalmente asiente y se separa lo suficiente para mirarla.

-No tiene pinta de ser mal chico... Creo que lo suyo de momento es tenerlo cerca, intenta conseguir saber a quien votará -asiente- quizás con ello podamos ganarnos un aliado... Al menos de momento... -luego niega con la cabeza- y no, no me han hecho ninguna señal... Creo que el primer día se votará algo a ciegas... Espero que no me hayan hecho caso y votemos todos a Elizabeth... Que si no creo que nos pillaran en seguida...

Se queda en silencio unos segundos, y entonces se acuerda de otra cosa y se separa para mirarla a los ojos.

-Antes comentabas lo de la brujula del ayudante del alguacil... ¿Crees que podría haberla usado para intentar llegar hasta nosotros? Me refiero a los... bueno... Ya sabes. ¿Intentar descubrir nuestro paradero y descubrirnos?

Cargando editor
14/08/2014, 12:57
Abigail "Abbie" Irving

Abbie mantenía a Rosemary abrazada mientras escuchaba sus palabras y pensaba sobre ellas. - Oh, sí, tal vez sea algo así. Es extraño que el ayudante del alguacil confíe en un amuleto mágico para encontrar a los culpables, pero es propio de la banalidad de ese hombre, el Señor lo guarde en su gloria. - Guardó silencio durante un instante. - Eso que sugieres es parecido a lo que explicó Isaac, ¿crees que él podría saber lo que se traía el señor Siral entre manos?

Se sentía un poco paranoica, pero ciertamente, no era para menos. - En qué terrible situación nos encontramos, querida. No sé a quién debería dirigir mi voto de forma que no se vuelva contra mí después. Siento ganas de votar a la señora Seik por mirarte de esa forma... Pero temo que si votamos las dos juntas se percaten de nuestra unión. - Suspiró quedamente mientras su mirada se perdía en la cortina que las cobijaba. - Tal vez podría votar a Fray Bernardino, sospecho que se llevará al menos el voto del señor Littlebury. Pero el fraile anda tan perdido que nos puede convenir que siga vivo y confunda al resto. 

Hizo una pequeña pausa ladeando la cabeza con aire ausente. - El señor Gray podría ser una buena opción, es listo y fue el primero en señalar a los forasteros. También me pareció que se fijaba en mis cabellos. Pero es conocida su amistad con el señor Pope y eso quizá podría hacer que se molestase conmigo y perdiéramos un posible aliado. Tal vez podría votar a alguno de los más silenciosos, alegando su silencio. Pero los que menos hablan son precisamente tus compañeros y temo que después quieran volverse contra mí. Quizá la mejor opción sea el doctor Oaks, podría decir que me resultó sospechoso que negase la existencia de las brujas incluso después de las evidencias, pero está un poco cogido por los pelos... ¿Tú que piensas, Rosemary? ¿Qué debería hacer? - Preguntó tras soltar todas sus reflexiones en alto, buscando la tranquilidad de los profundos ojos de la pequeña.

Notas de juego

Estoy súper indecisaaaaaa XDDDD

Cargando editor
15/08/2014, 21:04
Abigail "Abbie" Irving

No hubo tiempo para que Rosemary respondiese pues el juicio comenzó y tuvieron que salir rápidamente de su escondite. Y tras el juicio llegó la misa y a Abbie le costó horrores mantenerse durante tanto tiempo separada de la pequeña. Su mirada se desviaba hacia ella continuamente y tuvo que hacer uso de toda su fuerza de voluntad para no pedirle que la acompañase cuando abandonó la iglesia. 

No fue hasta que todo pasó que pudieron encontrarse a escondidas en medio de la noche. Abbie miró por la ventana y se aseguró de que Isaac Pope no se daba cuenta de que invitaba a Rosemary a pasar a su casa una vez el sol había caído. 

Una vez estuvieron juntas, Abbie se abrazó a Rosemary con fuerza, como si no quisiera soltarla nunca y escondió el rostro en la curva del cuello de su compañera. - Oh, Rosemary, ha sido horrible... El pobre panadero... - Empezó a balbucear con la voz afectada. - Sé que tenemos que matarlos a todos, pero él era amable y siempre contaba esos chistes y... La guillotina... - Un sollozo sordo salió de su garganta mientras sus dedos se crispaban apretando más a la pequeña contra ella. - Y... Y luego me inventé que me habían cambiado el voto, para que se entretuvieran con eso y no se fijasen en nosotras. Pero después Fray Bernardino dijo todas esas cosas horribles en la misa sobre mí. - Con labios temblorosos resumió todo lo sucedido en una última frase. - Qué día más terrible.

Cargando editor
16/08/2014, 09:08
Rosemary Kenway

Entra en silencio por la ventana de Abbie. Se abraza a ella, le acaricia el pelo mientras ella llora y deja que se desahogue en silencio.

-No te preocupes por el Fray, mañana haremos lo que sea para que se quite de la cabeza que tu eres una asesina, mientras no sospechen de nosotras está bien. -sigue en silencio un par de minutos- Entonces, ¿no es verdad que te cambiaron el voto? Eso puede ser muy util... Pero habrá que usarlo con cuidado, no podemos arriesgarnos a usarlo mucho... Haber como lo hacemos... De momento no te preocupes y descansa...

Se queda unos momentos en silencio.

-Hoy habían elegido matar a Elizabeth a través de un dado, pero he intentado cambiarlo, y al final ha salido Viktor en una segunda tirada. Quería quitar de en medio el dado... Pero siguen prefiriendo usarlo. Al menos ha salido un nombre qu eno nos perjudica...

Notas de juego

Post super cortito, pero es que me voy ahora >A<

Cargando editor
16/08/2014, 18:52
Abigail "Abbie" Irving

Abbie asintió, dejando que Rosemary la consolase y sin pensar en lo curioso que debía resultar que una jovencita de trece años consolara a alguien más mayor como ella. Tomó aire y se enderezó, tomando la pano de la pequeña para llevarla a la cocina, llevando con ella una lámpara de gas. - ¿Quieres tomar algo? Tengo leche y creo que queda algo de bizcocho de naranja que hizo mi madre antes de que desalojaran el pueblo. - Ofreció, sacando ambas cosas, dos vasos y un plato. 

- Sí, me lo inventé. - Reconoció, bajando la mirada un instante. - No quería que nadie se fijase en ti de nuevo y en tu voto hacia Elizabeth. Así que pensé que podría ser útil darles algo para entretenerse, y eso nos podría servir para justificar a ojos de todos nuestros votos en el futuro. Por si en algún momento alguna de las dos tenemos que votar a tus compañeros. Así no se enfadarían tanto, ¿no? - Suspiró, mirando al techo. - Pero para que fuese realmente creíble debería pasarle a alguien más. Tal vez puedas hacerlo tú mañana. - Propuso, tomando asiento frente a Rosemary y llenando ambos vasos de leche. 

El asunto de elegir víctimas con un dado era escalofriante y Abbie hizo una pequeña mueca con la boca al escucharlo. - Espero que no apunte hacia mí ese dado o nos veremos en problemas... ¿Crees que podrás hacer que cambien de opinión sobre mí si sucede? - Se frotó la frente, haciendo un esfuerzo por centrarse. - Al fin y al cabo, hasta ahora podrías decirles que os estoy siendo útil, votando a otros inocentes y defendiéndoos a los forasteros. - Detuvo los ojos en los de la pequeña, buscando la calma que sólo encontraba en ellos. - Si pudiéramos conseguir que mataran pronto a dos de tus compañeros, podrías oponerte a ese asunto del dado y el que quedase no podría obligarte. 

Notas de juego

Pásalo bien ^^

Cargando editor
18/08/2014, 18:19
Abigail "Abbie" Irving

Notas de juego

¿Nos pasamos al escondite de la casa del alcalde cuando vuelvas? XD

Cargando editor
18/08/2014, 23:21
Rosemary Kenway

Asiente ante Abbie cuando esta le ofrece un poco de leche y bizcocho y se van a la cocina. Se queda en silencio escuchándola cuando le dice lo del voto. Vuelve a asentir cuando dice que ella vote al día siguiente y diga lo mismo. 

-Puede ser buena idea, al menos de momento... Y lo del dado... Voy a intentar quitarlo de en medio, es muy peligroso porque en cualquier momento puedes salir, intentaría quitar tu nombre de en medio, pero no podré evitar las preguntas... -niega- tengo que hacer lo que pueda para quitarlo de en medio y usar la cabeza eligiendo quien muere.

Se queda unos minutos en silencio terminando la leche y el bizcocho. Vuelven a la habitación de Abbie y se tumban una al lado de la otra, abrazándose. Finalmente, no puede evitar quedarse dormida en los brazos de ella.

-----------------

Al día siguiente se levanta temprano y vuelve a salir por la ventana, no sin antes abrazarla despidiendose.

-Nos vemos en un rato -y le dedica una tímida sonrisa.

Va a su casa a cambiarse, y luego se dirige a la casa del alcalde. Un rato después, cuando no la ve nadie, se va sigilosamente a su escondite del día anterior, detrás de las cortinas, a esperar a Abbie. Cuando esta aparece no puede evitar lanzarse a sus brazos.

-Esa loca de Elizabeth, pensaba que por su culpa no podrías venir. -Se separa un poco y la mira a los ojos- ¿Que haremos ahora? Ha dicho que estamos juntas, ¿por que? Hemos intentado que nadie nos viera, no entiendo nada -niega con la cabeza- No podemos votarla, porque si lo hacemos todos nos votaran a nosotras mañana... -vuelve a abrazarla- Aunque lo que ha dicho el Fray... ¿Crees que podríamos convencer a todos de que está loca y que ella es mala? 

Cargando editor
19/08/2014, 00:02
Abigail "Abbie" Irving

En cuanto Abbie pudo escaparse de las miradas de los demás aprovechó para colarse detrás de las cortinas buscando a Rosemary. Llevaba el corazón encogido y la cabeza hecha un verdadero lío, pero en cuanto sintió los bracitos de la pequeña rodeándola sintió un soplo de aire fresco dándole ánimos y recordándole que tenía un motivo para seguir adelante.

Acarició los bucles de sus cabellos y la apretó contra sí mientras posaba los labios en su frente. - No... No sé cómo lo sabe, pero está claro que ha debido vernos. Quizá te vio entrar en mi casa durante la noche. O tal vez ha visto algo en nuestras miradas al cruzarse por el salón. - Se separó de Rosemary lo suficiente para poder mirarla y sonrió muy suavemente, perdiéndose en sus ojos durante un instante. - Tranquila, saldremos adelante, no tiene pruebas de ello. Y aunque las tuviese... Sentir lo que sentimos no nos convierte en asesinas.

Ladeó la cabeza y estiró la mano para acariciar la mejilla de la niña con dulzura. - Mira... Me he dado cuenta de que si bien hemos obtenido pistas de los que han sido decapitados por vuestro jinete, no hemos sabido nada del panadero. Así que aunque ella muriese, creo que nadie sabría si era culpable o no. Creo que debemos votarla. Con el voto del fraile ya son tres y si alguno más decide unirse... Aunque algunos le hiciesen caso a ella, los votos se dividirían entre las dos. Con un poco de suerte ella tendrá más. Y en esta ocasión no me sentiré culpable.

Frunció la nariz entonces antes de seguir hablando. - Pero creo que debemos intentar que no se hable más del tema, quizá se olvide y quede en el aire. Si tiene pruebas, mejor que no las enseñe... Y si sobrevive, esta noche quizá deberíais ir a por ella. 

Notas de juego

Awwwww, pero qué mona eresssss :3