Partida Rol por web

Rodarán Cabezas (HLdCn)

Capítulo 4: Madame blasfemia

Cargando editor
22/08/2014, 00:01
Alcalde William Hardwicke

La oscuridad es cada vez mayor. El sonido del viento que se filtra a través de la ventana -punto negro donde ha fallecido el abogado- es estremecedor. La noche ha caído y un lobo aúlla en la distancia. Para ese entonces, ya se ha procedido al levantamiento del cadáver. El alcalde entra en silencio por la puerta. Algunos se fijan en que no tiene muy buen aspecto. Está pálido y no parece caminar con equilibrio ni agilidad. Se dirige pensativo hacia el sillón donde suele sentarse. Reposa los codos sobre el lujoso escritorio que utiliza a modo de estrado improvisado. Mientras, el alguacil va encendiendo unos pocos candelabros para no quedarse a oscuras. Acto seguido acerca los sobres sellados al alcalde. Le susurra algo imperceptible a oídos del resto, que aguardan en silencio expectantes ante la inminente sentencia de muerte que caerá sobre alguno de ellos:

-Señorita, o señora Seik. ¿Cómo debería llamar a una mujer cuyo trabajo consiste en abrirse de piernas a cambio de dinero?. Es usted la vergüenza de Sleepy Hollow. Jamás me he atrevido a decirle estas palabras porque ante todo respeto a todas las criaturas de dios, tanto hombres como animales, pero usted… Hace una breve pausa. Usted no es mas que una sucia y vulgar ramera. La mira de arriba abajo con desprecio. ¿Quién en esta aldea podría tener el alma corrompida por Lucifer?. No se me ocurre otra persona mas clara que vos, que no tenéis ningún reparo de saltar de cama en cama con todo tipo de hombres: casados, viudos o solteros. Su lujuria no conoce límites. Es realmente repugnante, al igual que su testimonio. ¿La tabernera y una criatura inocente de apenas 13 años, enamoradas por un elixir? ¿Pero que tipo de brujería practica usted?. ¿O es que ha blasfemado contra estas dos niñas para desviar la atención de su persona?. Opino que nadie nos asegura que no haya sido usted la que ha envenenado a James Hancock. Digo, si tanto dominio tiene sobre la elaboración de pócimas... No me extenderé mas. Este tribunal le ha declarado culpable de brujería. Le condeno a morir en la horca, asfixiada como James Hancock. Una soga ahogará su cuello hasta que su aliento se apague poco a poco.

 

 

-En esta ocasión no hará falta que los presentes se trasladen a la plaza mayor. Alguacil encárguese de que la sentencia se ejecute cerca del cementerio. Se levanta la sesión. Mañana les espero en este lugar, a la misma hora. Los hombres de Webb entraron por la puerta para llevarse a Elizabeth. La madame se resistió como pudo dando puñetazos y patadas a los guardias, profiriendo toda clase de insultos hacia los presentes.-¡Estúpidos pueblerinos!. ¡Están cometiendo un grave error!. ¡Soy inocente!. Dijo escupiendo en la cara del alcalde. -Que dios nos perdone si esta mujer es inocente, de lo contrario que su alma se pudra para siempre en el infierno.

 

Notas de juego

Podéis consultar las votaciones en la escena caza de brujas.

Cargando editor
22/08/2014, 14:34
Abigail "Abbie" Irving

Abbie permaneció callada el resto del juicio, escuchando tan sólo las opiniones sobre quién había sido el responsable de la muerte del abogado. Los ojos de la pelirroja se posaron en varias ocasiones en el señor Littlebury y en el señor Gray, que parecían saber algo que los demás desconocían al respecto. 

Cuando llegó el momento y el alcalde entró por la puerta para tomar asiento en su sillón, la pelirroja permaneció sentada y pálida. Sentía sus manos temblorosas y un temor helado extenderse por sus entrañas. Con los ojos muy abiertos y expresión atemorizada siguió los movimientos del alguacil Webb y contuvo la respiración al darse cuenta de que el señor Hardwicke comenzaba a hablar. 

El peso de su pecho se vació al escuchar el nombre que el alcalde pronunciaba y sus ojos se llenaron de lágrimas de puro alivio mientras el aire llenaba sus pulmones de nuevo. Con el dorso de la mano se secó la comisura de los ojos, esforzándose por prestar atención al alegato del hombre. Abbie asintió con la cabeza a sus palabras, pues no podía estar más de acuerdo con la opinión que el alcalde parecía tener de la madame. 

La pelirroja tenía sentimientos encontrados mientras los hombres del alguacil se llevaban a Elizabeth. Por un lado, se alegraba de que hubiese sido ella la escogida después del miedo que había pasado durante todo el día al escuchar las acusaciones infundadas de esa mujer hacia ella. Por otro, la idea de que cualquiera colgase de una soga hasta morir le resultaba tremendamente desagradable. Agradecía no tener que asistir al espectáculo pues al cerrar los ojos todavía recordaba al panadero esperando que la guillotina cayese sobre su cuello y el sonido pegajoso que había seguido a esa imagen todavía resonaba en su mente.

Se levantó y se sentía más ligera de repente. Abbie era consciente de que tan sólo había pasado un pequeño bache, de que muchas miradas seguirían posándose sobre ella por el simple motivo del color de sus cabellos, o porque cualquiera decidiese señalarla sin sentido para salvar su propia piel. Y sin embargo, el aire parecía más liviano. Si no fuese porque la cercanía de la noche -y con ella el temor al jinete y los que lo controlaban- mantenían todavía su corazón en vilo, la joven habría sentido ganas de ponerse a cantar y bailar por el simple hecho de seguir viva. 

Fue entonces cuando se dio cuenta de que no había comido nada desde que había salido de su casa esa mañana y se acercó a la mesa con aire distante, embebida en sí misma y buscando algo que llevarse a la boca. Miró con recelo las viandas. Después de lo sucedido al señor Hancock no estaba la cosa para no tomar precauciones, pero tampoco estaba segura de si debería marcharse a su casa y desde luego no quería hacerlo sola con el jinete paseando por el pueblo.

Tampoco estaba segura de qué pasaba por la cabeza de Isaac P, ni de si querría acompañarla como la noche anterior, así que finalmente tomó una manzana y analizó cuidadosamente su piel, asegurándose de que no tuviera ninguna marca o agujero. Después la frotó contra la manga de su vestido hasta dejarla reluciente y no fue hasta ese momento que le dio un bocado y se dedicó a contemplar a los demás en silencio. Miró al fraile preguntándose si prepararía una misa también por la señorita Seik, aunque en cualquier caso Abbie no pensaba asistir después de lo sucedido la tarde anterior en la iglesia. 

Finalmente se acercó a comprobar el resultado de las votaciones y tras la alegría inicial al ver que nadie la había votado, frunció levemente el ceño dándose cuenta de que muy poca gente había votado en esta ocasión. Se preguntaba qué pasaría si nadie llegaba a votar. ¿La ejecución sería al azar o se anularía? El alcalde y el alguacil Webb no parecían muy dispuestos a dejar pasar un día sin cobrarse la vida de alguien. Al menos mientras existiesen brujas entre ellos. Miró a su alrededor, deteniéndose en los que habían votado en blanco, o no habían llegado a votar y finalmente se acercó a Isaac para hablarle con timidez. - Isaac, por favor, no vuelvas a hacer eso de no votar. - Miró al muchacho con preocupación en los ojos, pues el alguacil y el alcalde habían dejado claro que no votar se volvía en contra de quien no lo hacía.

Cargando editor
22/08/2014, 16:43
Muerto Isaac Pope

Pope permaneció callado escuchando a los demás, aturdido por completo, era demasiado para él.

Cuando entró el alcalde lo miró cuidadosamente, aun seguía sin fiarse de él, pero más bien se dio cuenta de que finalmente no había votado, pero no podía, su cabeza la daba vueltas y vueltas, no podía pensar en acusara alguien a muerte.

Elizabeth Seik. Madre mía, ella no... siempre había sido buena con el, la última vez, hasta le regaló un traje para la fiesta, no es que no estuviese un poco cabreado con ella por acusar a Abbie, pero no hasta el punto de querer verla muerta, y mucho menos ahorcada. Estaba claro que esta vez no iba a ir a ver aquel trágico acto, esperaba que Abbie no se lo pidiese, pues entonces debería ir. de pronto notó como alguien se acercaba a él, era Abbie.

Isaac, por favor, no vuelvas a hacer eso de no votar.

Vaya, parece que si le importó eso, pero la verdad es que en un primer momento fue Isaac quien convenció a Abbie para que lo hiciera pues debían hacerlo.

-Yo, yo...esto...lo siento. Ahora me siento aun peor-Pope baja la cabeza afectado-La verdad es que no sabía que hacer y la cabeza me daba vueltas- Empieza a gesticular nervioso intentando excusarse-y... y... luego lo del veneno y lo otro, no podía...yo simplemente no...-A Pope se le sale una pequeña lagrimilla- no... no entiendo nada. Me siento estúpido, inútil y, y, y ¡¡no se que hacer!! 

El pobre chico se puso las manos sobre la cara intentando ocultar su rostro.

Cargando editor
22/08/2014, 18:23
Abigail "Abbie" Irving

Abbie tomó las manos de Isaac entre las suyas, apartándolas de su rostro y con timidez extendió después sus dedos para acariciar la mejilla del muchacho suavemente. - Lo sé... Esto es una completa locura. - Respondió con un hilo de voz mientras negaba levemente con la cabeza. - Pero recuerda que te cuentan un voto para ti si no votas aunque sea en blanco. - Miró a los ojos a Isaac mientras sus mejillas se sonrojaban. - No q-quiero que te pongas en peligro. 

Suspiró quedamente, sabía que el muchacho debía estar muy afectado por el ajusticiamiento de la señorita Seik, ellos eran amigos o algo así... Y finalmente se esforzó por esbozar una pequeña sonrisa de ánimo. - Y no lo olvides, somos la razón del pueblo o lo que sea. Y tenemos que juradear- Titubeó, todavía mirando a Isaac. Deseaba abrazarlo para darle consuelo, como él había hecho con ella la tarde anterior. Pero no sabía si sería bien recibida. Y la cohibía saber que estaban rodeados de gente.

Cargando editor
22/08/2014, 21:56
Rosemary Kenway

Rosemary se mantiene en silencio después de acusar de nuevo a Elizabeth, estaba furiosa por todo lo que le había dicho esta momentos antes. Por lo que en el momento en que se sienta a comer en la mesa no puede evitar revolver la comida con el tenedor sin comer nada. Entonces minutos más tarde James Hancock empieza a revolverse en su silla, se levanta y cae muerto delante de todos. Se queda con los ojos de par en par mirando el cadáver y escucha a Ethan y Chester hablar. Mira el plato de comida en silencio, y le da con el tenedor ¿Estará toda la comida envenenada? piensa para si misma. Por si acaso decide no comer nada más. Se levanta y se va a sentar cerca de la ventana, donde ha estado toda la mañana.

No pasa mucho hasta que viene el alcalde. No puede evitar tragar saliva y mirar de reojo a todo el mundo. Esos minutos en que se sienta el alcalde, coge los sobres y los lee, se hacen eternos. Pero cuando empieza a hablar, no puede evitar soltar un suspiro al escuchar el nombre que dice. Se queda en silencio escuchando todo lo que dice sobre la Madame pero no puede evitar llevarse la mano al cuello tras lo que dice sobre la horca. Cortarle el cuello como el panadero sería mucho más rápido y le haría sufrir mucho menos, se alegra en realidad de que no tengan que ir hasta la plaza mayor a verlo. Por un momento no puede evitar sentir lastima por Elizabeth, pero niega con la cabeza y se da la vuelta para no verla salir de la sala.

Se aleja de la ventana para acercarse y ver las votaciones. Niega con la cabeza mientras las está viendo, ¿como es posible que aún haya gente que no vote? piensa para si misma. Nuestras vidas en peligro y algunos parecen que prefieran morir antes que hacer nada. Se cruza de brazos, entonces no puede evitar escuchar a Abbie e Isaac Pope. Se acerca de ellos.

-Si no votas, no solo nos pones en peligro a todos, si no también a ti. 

Sin decir más se dirige de nuevo a la ventana. No sabe si aun tiene que quedarse mucho rato, o quedarse un poco más en la casa del alcalde.

Notas de juego

Sorry, que ayer no pude contestar que estuve fuera todo el día >A<

Cargando editor
22/08/2014, 23:43
Muerto Isaac Oaks

Que extraño, la persona que más se atreve a hablar... muere. Evidentemente esto no es extraño, ya que, como es evidente, se deben mantener las bocas cerradas por el bien de aquellos que apoyan aquellos actos propios de una leyenda, una fría leyenda que parece surgida de la mente del más macabro de los escritores, el diablo, o lo que era aún peor para Isaac, el destino. Isaac sabía que al paso al que muere la gente no se podría mantener la calma tan deseada por él y seguramente todos los inocentes; ésto sigue siendo una locura, ojalá fuese sólo una mala pesadilla, pero sin embargo es una maldita pesadilla en vida. ¿Quién sería el próximo? Quizás esté frente a él o incluso sea él, parece que todas las noches muere alguien y todos los días se ejecuta, vamos a un ritmo de 2 muertes por día, parece que es inútil cogerle cariño a algún amigo.

-No puedo aguantar más esto- Dice como pensando en voz alta, en realidad no importaba, pues todos pensaban lo mismo... Bueno, casi todos.

 

Cargando editor
23/08/2014, 13:09
Muerta Lucretzia Andersen

La muerte de Hancock había sido una sorpresa nada agradable, no solo significaba que el asesino ya no temía actuar a plena luz del día, sino que, todas las esperanzas de que hubiera sido cualquier otro, se habían esfumado.

La noche previa a la votación , la joven no pego ojo, estaba cansada y todo aquello le estaba pasando factura, y en mas de una ocasión, la idea de salir corriendo del pueblo y buscarse la vida en otro sitio, pero aquello solo serviría o para que le acusaran de bruja o para terminar muriendo en manos del jinete.

Cuando llegó a la casa del alcalde, su rostro no tenía color alguno, parecía enferma, aunque estaba bien de salud.Se sentó y estaba tan enfrascada en sus pensamiento que fue capaz de votar a alguien, aún sabiendo que aquello le repercutiría de forma negativa. Cuando escuchó el veredicto del alguacil, no daba crédito, una cosa era acusarle de brujería pero... decir todas aquellas horribles cosas sobre el oficio de la mujer ,que no había dado jamas un problema...Había algo que no le gustaba nada a la joven curandera y cada vez la lista de sospechosos en su cabeza se acotaba mas.

Cerró los ojos cuando el veredicto fue dictado y no pudo abrirlos hasta que Seik fue sacada de la sala, ella no le había votado, de echo no había votado a nadie, pero se sentía igualmente culpable. Se levantó de la silla y habló en voz baja ,casi un susurro - Creo que deberíamos seguir con la idea de registrar las casas...el pueblo entero si es necesario para encontrar al causante de todo esto ...pe...pero no podemos seguir haciendo esto ... - loas palabras se le atragantaron en la garganta, mas aún así continuó - terminaremos todos muertos si no hacemos algo.

Cuando terminó, hizo una suave reverencia y se fue del lugar para refugiarse de todo lo que estaba pasando.

Cargando editor
23/08/2014, 14:48
Muerta Fenna Webb

Entre copas, travesuras, y perseguir a su padre por las escenas del crimen, Fenna había estado bastante ausente del resto del grupo de acusados.

-Siento haber estado ausente. Tengo que decir que por mucho que mi padre ha inspeccionado los lugares del crimen y las casas de los acusados, y por muchoque hemos interrogado a la monja cada noche no hemos encontrado más pruebas concluyentes. Aparentemente, quienes robaron la calavera nos siguen llevando ventaja, porque me da la sensación de que no hemos atrapado a ninguno de ellos:

Seraphim Boone: la brújula

Nathan Siral: el puñal

Juan Ramirez: ¿Inocente?

James Hancock: ¿Inocente?

Viktor Raven: la lechuza

Elizabeth Seik: ¿La alcahueta?

-No tenemos motivos para dudar de lo que esas personas dijeron al borde de la muerte. Creo que tenemos dos alternativas, o seguir la intuición de Elizabeth Seik y acusar a Rosemary. - A Fenna la jovencita le parecía caprichosa y repelente y no podía evitar mirarla con ciertao recelo.- O comenzar a acusar a aquellos que han estado más callados. Personalmente tengo que admitir que me parece sospechoso que las dos jóvenes, Abbigail y Rosemary, se lanzaran a votar a Elizabeth tan rápido por una acusación en la que nadie confió. ¿Significa eso que Elisabeth estaba diciendo la verdad?

 

 

Cargando editor
23/08/2014, 15:19
Muerto Petrus Camper

Había permanecido en silencio durante algún tiempo intentando encajar algunas piezas del puzzle:

-Yo también he estado reflexionando largo y tendido al respecto, sin embargo como te pasa a tí Fenna, tengo mis dudas. Creo que a partir de ahora dejaré de votar en blanco, pues empiezan a vislumbrarse algún pistas por la que puede merecer la pena arriesgarse, además de las propias que yo he podido deducir, y que no comentaré por ahora, están las que bien has indicado Fenna. 

Tras reflexionar un momento indico:

-Estoy totalmente de acuerdo con lo que has dicho hasta ahora, tal vez me atrevería a decir que Ramirez y Hancock podrían ser personas normales en el pueblo sin tener ninguna habilidad oculta, o al menos no hemos descubierto nada que demuestre lo contrario. No quise decir nada pero creo que Seik podría haber tenido razón EN PARTE, creo que haya podido emponzoñar las mentes de nuestra querida Abbie y Rosemary, eso lo tengo claro, pero, y si hay un gran pero, no supo decirme quien de las dos era bruja, o si eran ambas, y lo que más miedo me genera es que no supo decirme como pudo saberlo. 

-Solo tengo una conclusión posible, si lo que he dicho anteriormente es válido, yo siento decir que no puedo arriesgarme a votar a ninguna de estas chicas, pues si lo pienso con detenimiento, podría ser arriesgadísimo votarlas si son capaces de morir ambas por la ponzoña de Seik, nos dejaría muy pocos en el pueblo y aun no hemos encontrado a ninguna de las brujas. Yo siempre fui partidario de no votar hasta estar algo más seguro pero sin embargo ya veo que fue imposible y siguieron matando, esta vez estaré casi obligado a votar, solo que me gustaría tener algo más de seguridad en ello.

Había dicho bastante y podía parecer confuso, solo esperaba que se detuvieran a escucharme con atención, tras esto me senté y seguí meditando a cerca de las palabras, sobre todo de los que ya habían muerto, esperando encontrar algún patrón común que apuntara a las brujas.

Cargando editor
23/08/2014, 15:33
Rosemary Kenway

Rosemary se levanta de su asiento junto a la ventana y se acerca a Fenna cuando esta se dispone a hablar. Cuando acaba de hablar no puede evitar negar con la cabeza.

-No se donde has estado estos días, pero creo que aquí no. Primero dices que habéis interrogado a la monja... Lo siento... pero... ¿Que no había muerto la primera noche junto al ayudante del alguacil y el señor Boone? -mira a los demás, al menos eso es lo que había escuchado el primer día, a no ser que fueran imaginaciones suyas.- Y segundo, hay otra cosa que no me cuadra... Dices que Seraphim Boone llevaba la brújula y Nathan Siral el puñal, creo recordar que se dijo al revés... -se queda mirando a Fenna un momento, mira de reojo a Abbie durante unos segundos y de nuevo a Fenna.- El que yo haya votado a Elizabeth no es raro, me estaba acusando todo el rato, es obvio que no me voy a quedar de brazos cruzados esperando a morir sin defenderme. Hablo por mi, no por Abbie, además de que a ella también la ha acusado de ser culpable, es lógico que también se haya querido defender. Y si lo que hubiera dicho es verdad, vuelvo a repetir lo que todos en esta sala han dicho, el que tuviéramos una amistad/amor/roce/como quieras llamarlo, no quiere decir para nada que seamos culpables.   

Cargando editor
23/08/2014, 16:20
Muerto Isaac Pope

-Supongo que tienes razón...-Pope se frota los ojos para despejarse- Y entonces...¿Ahora qué?

De pronto Fenna los brindó con un discursito al cual Pope reaccionó con una mueca.

-No se, no se, si alguien me acusara, ponte tu también en situación, de tal forma como lo hizo Eli..-Pope vuelve a hacer una mueca, esta vez de tristeza-yo me sentiría un poco ofendido, y sabiendo que soy inocente, daría por hecho que ella podría ser culpable, ¿No crees? No dejaría que me acusaran así porque si.

Cargando editor
23/08/2014, 16:29
Muerto Ethan Gray

- Yo lo único que tengo claro ahora mismo, es la inocencia de Chester. - me cruzo de brazos. - Del resto, no tengo nada en contra, pero tampoco a favor. 

Miro a Pope con pena. - Lo siento, pero tampoco puedo fiarme de ti aunque en mi interior creo que eres inocente. No puedo decir lo mismo de Abbie ni de Rosemary, como tampoco puedo fiarme de Fray. Y ahora tampoco de usted, Fenna. Del resto, apenas puedo hacerme una idea. No me parecéis culpables pero, ¿quién lo parece?

- Las brujas saben ocultarse y mientras tejen sus hilos los inocentes caemos. Estoy totalmente de acuerdo con registrar nuestros hogares en busca de la calavera o cualquier pista que pueda conducirnos a los culpables.

Cargando editor
23/08/2014, 17:16
Muerta Lucretzia Andersen

Poco se puede hacer por los que han fallecido, mas que encontrar a quien ha traído de vuelta esta maldición y limpiar sus nombre - Se levantó de su asiento con tranquilidad - Y creo que deberíamos comenzar por este mismo lugar - Lucretzia avanzo sin prisa por la estancia, meditando bien cada una de sus palabras - hay pocas personas que hayan podido tener la oportunidad de tocar la bebida que el desafortunado Hancock, tuvo la desgracia de probar, pocos pueden moverse entre las sombras y menos aún hacerlo sin llamar la atención, por lo que ... ahora su voz se había vuelto mas serena dentro de lo cabía - creo que debemos revisar , en primer lugar la habitación de Sophie, la criada. Dios me perdone si me equivoco , pero es la única que a mi parecer a podido envenenar el vino , sin que nadie sospechase.

Cargando editor
23/08/2014, 17:52
Abigail "Abbie" Irving

Abbie esbozó una pequeña sonrisa al ver que Isaac parecía recuperarse. Pero poco duró su tranquilidad por no haber sido votada pues pronto comenzaron a hablar de nuevo de su vida privada. Suspiró quedamente y apretó los dedos de Isaac entre los suyos antes de mirar a Fenna en primer lugar. - Señorita Webb, ¿de verdad usted no votaría a alguien que la acusara no sólo de mantener relaciones pecaminosas con una niña, sino también de brujería, sin motivos ni pruebas? Estoy tan perdida como todos, no tengo pruebas contra ninguno de los presentes. Pero sé que yo soy inocente y ciertamente me inclino a pensar que la señorita Kenway también lo es. Piénselo. Si usted fuese inocente, cosa que desconozco, y alguien hiciera con usted lo que esa mujer hizo conmigo... ¿No la votaría? - Abbie miraba a la hija del alguacil con incredulidad, parecía vivir en otro mundo, hablando de interrogar a una monja que llevaba días muerta y confundiendo las pruebas. La pelirroja se preguntó si Fenna no habría estado visitando la taberna aprovechando su ausencia y la del señor Adams y no ayudando a su padre como quería hacerles creer.

Entonces se giró hacia el doctor Camper, con un gesto cansado. - Doctor, yo puedo decirle porqué Elizabeth no supo decirle cómo podía saber sobre la culpabilidad de la niña o la mía. - Respondió la joven, encogiéndose de hombros. - La respuesta es más sencilla de lo que parece: Porque no era cierto, no podía saberlo. Todo el rato repetía lo mismo, pero la respuesta es que se lo había inventado. ¿Por qué? - Se encogió de hombros. - Eso me gustaría a mí también saberlo.

Hizo una pequeña mueca y se frotó la mejilla con un gesto ausente. Era difícil para ella hablar tanto delante de tanta gente, pero desde que la reunión había comenzado se veía obligada a hacerlo una y otra vez. Sus ojos se detuvieron en Isaac y tomó aire, volviendo a hablar.  - ¿No han pensado que quizá la señorita Seik nos ha puesto a la señorita Kenway y a mí en un franco peligro esta noche? Quizá esperaba que los asesinos contasen con encontrarnos juntas o con que nos protegiésemos la una a la otra y pudieran cortar nuestras dos cabezas en la misma noche. - Se llevó la mano al cuello y cerró los ojos durante un instante, tragando saliva. - Aunque por suerte, tal vez alguien se haya expuesto aún más. - Abrió los ojos e hizo una mueca con la boca. - Esa mujer nos quería muertas, por las votaciones o por el jinete. - Negó levemente y durante un segundo su mirada se posó sobre algunos de los presentes. - O tal vez quería desviar la atención de otros lugares. Quizá no estamos mirando en la dirección adecuada pues si yo fuese una bruja supongo que lo que haría sería tratar de pasar desapercibida. Y aquí hay varias personas que apenas se hacen notar y permanecen en silencio durante los juicios. 

Finalmente miró a Lucretzia. - No sé por qué la señorita Seik quería matarme, pero la señorita Andersen tiene razón. Deberíamos registrar el lugar y las casas de los presentes para buscar la calavera como sugirió el señor Littlebury. Y deberíamos hacerlo antes de que se nos eche encima la noche.

Cargando editor
23/08/2014, 22:29
Muerta Emma Van Garrett

Sentí un gran alivio al saber que no hacía falta acudir a la plaza del ayuntamiento para asistir al ahorcamiento de la señorita Seik.

Mientras los allí presentes comentaban los acontecimientos, me dirigí hacía el baño, necesitaba mojarme el rostro, empezaba a sentirme algo mareada, deje la puerta abierta y escuche todos sus argumentos, insinuaciones...

Salí del baño, y me apoye en el marco de la puerta de la habitación buscando apoyo, tome un poco de aire y me dirijí a los allí presentes.

- Bien, la bruja o brujas causantes de todas estas muertes están haciendo muy bien su labor, me parece que solo han muerto inocentes, obvio es, señorita Fenna que las dos enamoradas, por así llamarlas se defendiesen de las acusaciones de Eli, lo que no entiendo es por que tenía la sospecha de alguna fuese una bruja, creo que con ello solo intentaba sacar la verdad de una mentira.  Y permitame la osadia, pero siendo hija del alguacil, no ata muy bien los cabos o lo que quiere es marejar la perdíz.

-Por otro lado- me dirijo hacia Lucretzia- No se bien que pinta la criada en todo esto, supongo que quién enveneno a Hancock iría con pies de plomo para no ser descubierto, pero bien no hay crimen perfecto, igual interrogándola nos descubra cualquier cosa de interés, y si hay que desmontar toda la aldea para encontrar la cabeza del jinete hagamoslo, no perdamos tiempo o acabaremos todos sin cabeza.

Dicho esto, me acerco a la mesa, no he comido nada desde la noche pero tampoco tengo hambre, así que bebo agua y me siento en mi silla habitual.

 

Cargando editor
24/08/2014, 03:08
Alguacil Nicholas Webb

El alguacil no daba crédito ante las mentiras que contaba su hija delante de todos. Primero que la monja no estaba muerta. Pero que insulto a la memoria de la difunta y la inteligencia de los presentes. Segundo, alteración del orden de las pruebas. La daga pertenecía al viudo Seraphim, él degolló a Nathan y no al revés. ¿Mi hija ha perdido la cabeza o es que es uno de ellos?.

-Ya basta Fenna. ¡Cállate! ni una palabra mas. ¿Cómo te atreves a levantar falso testimonio?. ¿Crees que por ser mi hija puedes reírte de la autoridad?. Me da igual que estés borracha o hayas enloquecido. Tu actitud es mas que sospechosa. Señor Alcalde, le pido perdón por este espectáculo bochornoso. Mi hija no está en sus cabales, no puede ayudar en los juicios. Permítame que la lleve al calabozo, allí es donde debe estar, controlada, y no aquí mintiendo para encubrir a sus compañeros. Yo me encargaré de ella. El alcalde dio el visto bueno a la petición del alguacil. –Vámonos ahora mismo. Vas a pasar tus últimas horas en la comisaria. Pensó para sus adentros. Me alegro de que tu madre no te vea en este estado. Cogió a su hija del brazo de malas formas y se la llevó hacia la salida empujandóla como a un criminal de los que estaba acostumbrado a tratar. No vas a volver a hacer el ridículo ni a poner en riesgo a los pocos inocentes que quedan, antes te prefiero muerta. Le susurro en voz baja para que los demás no escucharan. Nadie supo que destino correría Fenna. Todos pensarían que permanecería encarcelada en el calabozo vigilada por los hombres de su padre. Seria el mismo alguacil quien la mataría* por ser en su opinión, la mayor sospechosa de brujería que quedaba en Sleepy Hollow.

 

Notas de juego

*Fenna no puede postear activamente porque está ocupada con su trabajo. Por ello ha cedido su rol a otro personaje que revivirá cuando se termine este turno.

Cargando editor
24/08/2014, 13:03
Muerto Isaac Oaks

"Que extraño" Pensó Isaac mientras el alguacil se llevaba a Fenna, aunque no le dio gran importancia al asunto, un asunto que no estaba en sus manos y el cual, además, no le importaba demasiado. Para cuando el alguacil dejó de hablar Isaac empezó a hablar con la boca algo seca.

hay pocas personas que hayan podido tener la oportunidad de tocar la bebida que el desafortunado Hancock

 -Estás en lo cierto Lucretzia, pero cualquiera con una mente oscura y la suficiente habilidad para envenenar un vaso sin que nadie se de cuenta pudo hacerlo, no sólo las encargadas de las bebidas, un ejemplo es Abbie, ella pudo haber envenenado el vaso pues ella maneja las bebidas pero eso no quiere decir que sea ella, de hecho para mi es al contrario, es una persona totalmente ajena a las bebidas y seguramente con conocimientos en venenos, podríamos haber sido cualquiera de los médicos o la curandera, pero volvemos a lo mismo, es algo demasiado obvio, algún cazador que conozca el bosque y las plantas que en él hay, algún noble con acceso a venenos pudiendo cerrar bocas con su dinero... cualquiera pudo. Lo más seguro sería investigas una a una cada casa, así se podrían encontrar algunas cosas.

Dirigió la mirada a Lucretzia mientras hablaba para ir mirando a cada uno de los presentes para no ofender a nadie en especial, pero al terminar dijo mirando a Abbie sin intención de acusarla:

-Un vaso de agua por favor, tengo la boca seca.

Cargando editor
24/08/2014, 14:20
Muerto Fray Bernandino Duchamps

El fray observa a cada uno como habla,observa sus gestos y mira a todos,despues tose para que guarden silencio antes de comenzar a hablar.

Creo... que hay mas de una bruja o manipulado aqui,ni una sola vez hablare de Dios,simplemente hablare con hechos.

Seik ha dicho,a confesado que a enamorado a estas dos *pone las manos encima de los ombros de las enamoradas*  ella a dicho que ahora estan unidas por una pocima,nosotros no sabemos realmente que efecto tiene dicha pocima,si es para bien o me temo que para mal,asi que visto que hay una duda razonable de que nuestra saludo este en peligro,.. creo que lo mas conveniente es votarlas.

Por otro la do Pope, a dicho cosas sobre la brujula , cosa que me sorprende para lo tonto que es,no te ofendas,pero si que ha dado en el clavo,Natahn tenia una brujula,pero no sabemos si simplemente la tenia en el bolsillo o como amuleto en la mano,un recuerdo,una mania...

Pero Pope le dio un significado mas mistico,con lo que creo que algo sabe,hay que votarlo tambien...

Tambien dudo de mas gente pero de momento deberiamos concentrarnos en esos tres sujetos,votemos a quien de los tres vamos a votar,asi no esparciremos los votos sin sentido, por favor votad esta vez, no hacedme pensar que los autovotos o votos en blanco son el secreto de los brujos para no implicar a ninguno de los suyos....

Voy a votar a la Señorita Rosemary, no por el tema del baile ni mucho menos,por cierto ya que saco el tema,en publico  quiero pedir disculpa por mi comportamiento esa noche y sobre todo al Señor Chester, mis sinceras disculpas Caballero...

Dicho esto veo un absurso hablar por hablar,centremonos en condenar a los brujos y en salir de esta.

Cargando editor
24/08/2014, 14:35
Muerto Isaac Oaks

no hacedme pensar que los autovotos o votos en blanco son el secreto de los brujos para no implicar a ninguno de los suyos....

-Por eso mismo se hacen los votos en blanco, para no implicar a los suyos, pero no sólo los brujos, los brujos en todo caso votarían a quienes son inocentes; el pueblo vota en blanco para evitar que mueran los suyos.

Isaac no pensaba votar a nadie sin estar seguro de si era quien había cometido las atrocidades, y mucho menos votar al azar sólo porque el fraile no confíe en la gente que vota en blanco o que se autovota.

-Ademas, Pope no es tonto, cada uno es inteligente a su manera, es usted el estúpido por ir hablando así de la gente sin apenas tener pruebas sólidas, me da igual a que circulo pertenezcas, la iglesia no va a entrometerse para quedar por encima de nadie, y menos en esta ocasión.

 

Cargando editor
24/08/2014, 14:52
Abigail "Abbie" Irving

Abbie contempló en silencio cómo el alguacil se llevaba a su hija y sintió un escalofrío al escuchar el susurro que le dedicaba. ¿Realmente sería capaz de matar a la señorita Webb, que era carne de su carne? La joven permaneció mirando la puerta por la que habían salido hasta que escuchó al doctor Oaks pronunciar su nombre y parpadeó, como saliendo de un ensueño. 

Dudó un instante ante la petición del hombre pues ella era camarera de la taberna, no de la casa del alcalde, pero no se atrevió a corregirlo y ciertamente ayudar a Sophie a servir las bebidas la mantendría ocupada. Así que se dirigió a la mesa y sirvió un vaso de agua fresca que le acercó después al doctor en silencio.

Sin embargo, tras la intervención del fraile no pudo continuar callada y volvió a hablar, mirando con cierto temor hacia el hombre que le resultaba tan orondo como desequilibrado. - Desde que esta locura comenzó ha acusado usted a dos difuntos de sodomía y al menos a seis personas de entre los presentes de estar poseídos por el demonio o practicar la brujería. - Hizo una pausa y su voz se volvió temblorosa al seguir hablando, pues era difícil replicar al fraile, un hombre que hasta hacía dos días ella había considerado una referencia divina. - E-empiezo a pensar que... que usted lo que quiere es que todos terminemos muertos.