Partidas

  • En juego
    • Director (0)
    • Jugador (3)
  • En pausa
    • Director (0)
    • Jugador (0)
  • Finalizadas
    • Director (0)
    • Jugador (0)

Partidas como director en juego

Partidas como director en pausa

Partidas como director finalizadas

Partidas como jugador en juego

La guerra de los colores.Parte II (+18)

La guerra de los colores.Parte II (+18)

Derrotados el Prisma y su ejército de trazadores y Guardias Negros vuelven a la Cromería que aún niega que todo aquello esté sucediendo y creen que tan solo es una pequeña batalla más que el Prisma no ha sabido gestionar,pero los rumores de que el Príncipe de los Colores y su imparable ejército avanza se extienden y la magia se descontrola en todo el mundo generando un caos que amenaza con acabar con las Siete Satrapías por lo que Gavin y los que han luchado en Garriston han de convencer al resto de Satrapías para que envíen al grueso de las tropas a luchar contra aquel ser que se hace llamar Lord Omnícromo y que atenta contra todo aquello que la Cromería enseña y se esfuerza en rechazar: los engendros de los colores y los antiguos dioses

 

Ver la partida

La Rueda del Tiempo

La Rueda del Tiempo

La Rueda del tiempo gira y las eras llegan y pasan y dejan tras de sí recuerdos que se convierten en leyenda. La leyenda se difumina, deviene mito, e incluso el mito se ha olvidado mucho antes de que la era que lo vio nacer retorne de nuevo. En una era llamada la tercera por algunos, una era que ha de venir, una era transcurrida hace mucho, comenzó a soplar un viento. El viento no fue el principio, pues no existen comienzos ni finales en el eterno girar de la Rueda del Tiempo. Pero aquél fue un principio

Al inicio de los tiempos el Creador forjó el Universo y con él la Rueda del Tiempo, en cuyo eterno girar va tejiendo el Entramado usando las vidas de los seres humanos y otras criaturas como hilos. La Rueda tiene siete radios, uno por cada Era del mundo y sigue girando gracias al Poder Único que proviene de la Fuente Verdadera. Ésta se encuentra dividida en una mitad femenina y otra masculina, el Saidar y el Saidin, que trabajan en unísono y en oposición para hacer funcionar la Rueda. Hay un reducido número de personas que puede encauzar el Poder Único: las Aes Sedai.

Ver la partida

Partidas como jugador en pausa

Partidas como jugador finalizadas