Foro

[Sustitución] Star Wars D6

Comunidad Umbría :: Partidas (reclutamientos, sondeos) :: [Sustitución] Star Wars D6

26/01/2020, 14:25

Un saludo comunidad, abro este hilo para una sustitución en una galaxia muy, muy lejana...

Una partida de Star Wars con reglamento D6 segunda edición revisada. Ritmo medio (ahora un poco alterado por algunas dificultades puntuales mías), el sistema es sencillo, pero estaría bien haberlo leído un poco antes por supuesto.


Aiks Afn´ren´Höl

Raza: Chiis

Alienamiento: Neutral

Cita: La respuesta está en el viento

Descripción física: mujer chiis de 28 años de edad, de 170 cm de altura y 65 kg de peso, complexión atlética, sin tatuajes ni marcas en la piel visibles. Piel azulada y ojos rojos, morena. Viste indumentaria militar, el traje que suele llevar incorpora ropa reforzada con multitud de accesorios y utensilios propios de su oficio, así como, un arma larga a la espalda y otra corta colgada del cinto.

Descripción psicológica: Contemplativa, deliberativa, fría y calculadora, siempre pensativa. Como buen chiss lleva una vida árida y disciplinada, regida por el auto-control. Admitiendo con desgana la existencia de pasiones/sentimientos (pasión = condicionante). Tiene su propio código de honor. Concretando: fría y pragmática.

¿De dónde venimos?

A los 15 años me enrolé en el Cuerpo de Defensa de mi mundo natal y durante 5 años recibí todo tipo de instrucción destinada a mantener el orden y la seguridad (combate en tierra y espacial), cuando me licencié, fui enviada con mi unidad a los límites del borde exterior a un puesto de exploración en vanguardia. Allí estuve poco menos que 1 año, ya que, el destino me deparaba grandes sorpresas. 

Todo comenzó con la detección de una nave en el radar, en una navegación de rutina, a priori aquel sector del espacio no contaba con ningún tipo de movimiento, el historial no reflejaba contacto alguno, ni tránsito comercial; sin embargo, en el radar figuraba un elemento extraño que permanecía inmóvil. Tras comunicar con la base sobre la incidencia, el capitán decidió mandarnos como expedición de contacto. Por diferentes vías tratamos de comunicarnos con la tripulación del pecio, pero resultó infructuosa. Así que, procedimos al abordaje con tan mala suerte que cuando ya estábamos a bordo recibimos el mensaje de abortar-misión, al parecer habían aparecido en el radar más naves y se aproximaban a gran velocidad.

Ante la imposibilidad de regresar a tiempo, los 4 que habíamos accedido decidimos continuar explorando el pecio, así que, no afirmaría que hubo abandono sino que las circunstancias propiciaron modificar el plan. Investigamos el contenido del pecio y descubrimos material militar (armas, detonadores, granadas, minas, explosivos); los símbolos que encontramos nos eran desconocidos, no pudiendo identificar ni por asociación el significado de los mismos.

Cuando finalmente accedimos al puente descubrimos la presencia de droides en aparente estado de desconexión. Mis compañeros trataron de reajustar el equipo mientras sufríamos un aparente intento de abordaje. La primera buena noticia fue encender los motores, después reactivar los escudos; si bien la tecnología utilizada en el pecio era distinta a la nuestra, aparentemente guardaba un orden bastante lógico, por lo que fue fácil proceder con los mandos, más si cabe cuando se hackeó el sistema de navegación. 

Probé el armamento con la primera nave que apareció en el radar disparándonos, vacié medio cargador mientras veía cómo explotaba a poca distancia del casco. Tras activar los motores, realicé maniobras de evasión sin éxito, por lo que no quedó más opción que poner los motores al máximo y emprender la huida. El hecho de no poder dirigirnos en dirección a la base, así como, la ausencia de códigos de navegación y con la prisa de desembarazarnos de nuestros perseguidores, provocó cometer la estupidez de aceptar el plan de navegación que figuraba como pre-establecido en el ordenador. Se nos abrió el universo y dimos un salto, ni idea de hacia dónde.

¿A dónde vamos?

El sistema automático nos dirigió a las cercanías de un planeta desconocido (todos nos eran desconocidos, la galaxia misma), posteriormente lo identifiqué como Akiva, era un planeta remoto en los Territorios del Borde Exterior. Era uno de los cinco mundos más cercanos a Raydonia, los otros eran MustafarGeonosisDermos y Tatooine. El planeta era parte de la Confederación de Sistemas Independientes, la cual había creado una gran instalación de construcción de droides bajo la superficie del planeta.

Allí tras unos inicios poco prometedores con los habitantes del lugar, conseguimos hacernos entender de manera rudimentaria. Con el tiempo, tratamos de reconducir nuestras vidas conforme a la nueva situación; así, cada chiis superviviente emprendió su camino en solitario. 

¿Quiénes somos?

Quizás debido en parte a la instrucción militar que había recibido, así como, a las circunstancias del lugar, me dediqué en un primer momento, tanto a la seguridad de transportes y mercancías como de individuos. No era un trabajo especialmente bien pagado pero cubría gastos. Con el tiempo, a tenor de los resultados que garantizaba fui mejorando en expectativas, así, acabé contratada para cubrir la seguridad personal de cargos de la FDC, si bien tras finalizar el contrato, regresaba a mis rutinas habituales como eran la captura de bandidos y asesinos.

En este oficio había que pelear duro para conseguir un puñado de créditos, tanto para atrapar al fugitivo como por sobrevivir a la competencia. 

Pasados unos meses volví a tener noticias de una antigua cliente, estaba interesada en un trabajo concreto... 

 


Interesad@s me contacten por favor a través de MP.

28/01/2020, 22:38

Baja cubierta.