Mundo Friki: Series

Hataraku Saibou (Cells at work)

Argumento

Hataraku Saibou (Cells at work)

La serie nos muestra el interior del cuerpo humano como un interminable paraje urbano en el que 37 billones de células antropomorfas trabajan sin descanso en sus cometidos: desde los glóbulos rojos que transportan oxígeno, psicopáticos glóbulos blancos que protegen el organismo de infecciones y tumores, adorables plaquetas siempre reparando zonas dañadas y todo aquello que les rodea y que nos mantiene vivos y saludables. A través de sus aventuras descubriremos cómo funciona el transporte de oxígeno, la coagulación, las distintas variedades de respuestas inmunes y algo tan comprometido como el shock hipovolémico.

Clasificación

Temática:
Juegos a los que puede adaptarse:

  1. BESM
  2. Unisystem
  3. Hombres Lobo de Castronegro (Ver más abajo)

Opinión de Konietzko

Como uno de los que somos lo bastante viejunos como para haber disfrutado de aquella maravilla de la animación que fue "Érase una vez la vida" no puedo evitar comparar esta serie con aquella que tantos y tan buenos momentos me dio en su época y que ahora estoy poniendo a mi niña para que vaya descubriendo las maravillas del cuerpo humano. Sin embargo es como comparar peras con manzanas: mientras que "Érase una vez la vida" tiene un carácter puramente educativo, "Cells at Work" es una serie de aventuras con un trasfondo muy libre de adaptación de la fisiopatología humana. La serie de animación está basada en el manga homónimo de Akane Shimizu, que hasta donde yo sé aún no se ha traducido al español.

Arriba: comparativa de los neutrófilos de "Érase una vez la vida" (Derecha) con los de "Cells at Work" (Izquierda). Abajo: Los glóbulos rojos de "Érase una vez la vida" (Derecha) vs. los de "Cells at Work" (Izquierda)

 

Los protagonistas principales son AE-3803, una eritrocito torpona con un pésimo sentido la orientación y U-1146, un neutrófilo que a pesar de su tendencia a acabar empapado en "sangre" (lo pongo entre comillas porque el rojo fluido procede las de bacterias a las que mata y las de verdad no sangran) es un buenazo y buena parte de los capítulos se los pasa ayudando a AE-3803 a arreglar sus desaguisados y defendiéndola de las bacterias que se cuelan en el torrente sanguíneo para devorarla o quitarle el oxígeno que transporta.

Imagen de AE-3803 (Derecha), U-1146 (Izquierda) y una adorable plaqueta (Centro). No puedo evitar preguntarme en qué estaba pensando la autora cuando hizo el diseño de personajes XD

Junto a estos dos personajes vamos viajando a muchos de los rincones del cuerpo humano, mostrándonos cómo funcionan órganos como el corazón, la médula ósea, el pulmón, el timo o el sistema nervioso simpático. Las tremendas dosis de acción de la serie nos la proporcionan las diversas patologías que pueden afectar al cuerpo humano y que son combatidas por estirpes especializadas de glóbulos blancos.

Izquierda: Neumococo (Streptococcus pneumoniae sp.). Centro: Células infectadas por virus. Derecha: Célula tumoral

La precisión científica de la serie es un poco laxa: algunas de las explicaciones que se dan para lo que está ocurriendo están incompletas o requieren de conocimientos previos específicos para poder entenderlas en su totalidad. En este punto creo que lo mejor es entender la serie como una serie de acción y aventuras más que divulgativa, y que se puede disfrutar perfectamente pasando muy de puntillas por el aspecto científico.

En cuanto a lo que comentaba en el apartado de adaptación, la verdad es que me extrañaría muchísimo que alguien lograse hacer una partida ambientada en esta serie y que quedase algo realista (todo lo realista que puede resultar una serie con células antropomorfas, claro). Sin embargo hay un capítulo concreto (el último, para más señas) que me hizo pensar en las numerosas partidas de Hombres Lobo de Castronegro que he visto por la web, y que se podría adaptar a la web con los jugadores buscando a los antígenos antes de que éstos terminen provocando una sepsis y la muerte del cuerpo. Si alguien quiere intentarlo puede contar con mi colaboración.

En resumen: una serie muy entretenida, con mucha acción y una curiosa adaptación de la fisiopatología humana. Espero y deseo que se haga una segunda temporada.

Un saludo

Konietzko