Partida Rol por web

La Edad de la Inocencia (+18)

• Noticias de News of The World •

Cargando editor
23/12/2016, 01:03
Louis Kindelanver

Oficina del News of the World, 236 Grays Inn Rd, London

 

El edificio donde se encontraba el News of the World, en el 236 de Grays Inn Road, tenía dos plantas. En la planta baja se encontraba toda la maquinaria y las mesas donde los reporteros podrían escribir sus noticias. En la planta superior había un par de oficinas, una sala de reuniones y las habitaciones que servían de archivo. Todo el lugar olía a nuevo, a papel y a tinta fresca. El ambiente entre los trabajadores era cordial por lo general, todos sabían que debían trabajar duro para sacar el proyecto adelante y así lo hacían.

Tenía la editorial cierto tinte social poco acostumbrado a dejarse ver en otras publicaciones. Entre las noticias y las columnas de sociedad habituales se podían encontrar en el News of the World otro tipo de noticias y reportajes que hablaban de la realidad de las calles en las zonas bajas de la ciudad, la esclavitud infantil, el sufragio femenino o, incluso, del estado real de las colonias, lejos del glamour exótico con que pretendían disfrazarlas.

 

Personal del News of the World:

 

Socios propietarios:

 

Louis Kindelanver

Louis, propietario también de la empresa de importación y exportación textil Kindelanver Co. recientemente ha adquirido junto a su socio el News of the World. Está completamente embarcado en el proyecto y disfruta pasando todo el tiempo que puede en las oficinas del periódico, revisando las noticias e incluso redactando él mismo alguna de ellas. Actualmente ejerce también como redactor jefe y por el momento disfruta sobremanera de ello, aunque no descarta que en el futuro alguno de los redactores pueda ascender a ese puesto, o quizá contratar a alguien, para dedicarse él únicamente a labores administrativas.

 

Ethel de Grey Cowper

La marquesa de Northampton ha adquirido recientemente la mitad de las acciones del periódico de su predecesor, Lord Lance Lakesword. 

 

Redactores

 

Selina

 

Nadie sabe quién escribe realmente la columna firmada con el seudónimo de «Selina». Hay quien piensa que se trata de una dama de alta sociedad que no desea ver su nombre involucrado en los rumores de la ciudad. Otros creen que ni siquiera se trata de una señorita. Sea como sea, sus textos llegan siempre puntualmente por correo, aunque nunca nadie haya visto a la persona que los redacta.

 

Alexander Tisdale

 

Alexander Tisdale es un joven escritor conocido ya por sus novelas, todas ellas con un fondo social latente que trata cuestiones como la emancipación de la mujer o la desigualdad de clases sociales. Fue Lord Preston Parlow quien puso en contacto a Alexander y a su cuñado Louis para que el escritor comenzase a trabajar para el periódico con el que compartía la visión del mundo. Para eso tendría que mudarse a Londres y seguir con su vida allá. Alexander no lo pensó mucho y al poco tiempo se encontraba arribando a Londres, listo para dejar su huella en esa ciudad. 

 

Emily Jones

 

Emily Jones es una joven escritora de poesía y cuentos cortos que accedió a trabajar como redactora para el News of the World. Será la primera vez que sus letras sean publicadas en papel escrito, pero sus textos tienen una calidad indiscutible que la hacen merecedora de esta oportunidad de darse a conocer.

 

Nicolás Stevington

 

Nicolás Stevington, escritor de poesía y novelas, no es parte de la plantilla habitual del periódico, pero sí un colaborador ocasional de forma más o menos frecuente. Actualmente el News of the World se dispone a publicar uno de sus relatos por fascículos semanales.

 

Basil M. Haggard

 

Hijo menor de una familia burguesa venida a más, Basil es un joven generalmente callado y discreto. Hábil para pasar desapercibido en cualquier evento, pero también insistente y preciso cuando realiza una entrevista. Trabaja para el News of the World como reportero y aparte de algún artículo esporádico sobre filosofía política, lo suyo es el trabajo de campo y prefiere cubrir los reportajes in situ.

 

Fotógrafos

 

Meredith Walker

Desde que Meredith quedó viuda, obtuvo como herencia de su marido el estudio Walker -una casa en Whitechapel- quedando solo ella como única profesional, terminando así de formarse como fotógrafa para poder permitirse el mantenimiento del estudio además de tener un sustento. Con los años, se dedicó a retratar a los muertos tanto en dibujo como en fotografía; así pues, donde va Meredith, va todo su equipo técnico de trabajo. Interesada en ampliar su experiencia laboral más allá de la fotografía post-mortem ha comenzado a trabajar de forma regular para el News of the World cubriendo reportajes y eventos.

 

Colin McGraham

Llegado desde Edimburgo, Colin se interesó por la fotografía en cuanto tuvo edad para que su padre le permitiese entrar en el laboratorio donde trabajaba las placas. Heredó todo el material cuando su padre se sintió demasiado mayor para seguir trabajando y decidió viajar a Londres para instalarse en la casa de una tía de su madre. Es un joven vivaz y bromista que se adapta bien al entorno y la situación, capaz de mantener una charla en una taberna o pasear por los salones de la clase alta. Ha pasado el último año trabajando de forma independiente para distintos periódicos sin llegar a formar parte de la plantilla de ninguno. La apertura del News of the World le ha permitido tener un trabajo y un sueldo fijos por primera vez desde que llegó a la ciudad. Siente cierta rivalidad hacia Meredith, tal vez debido a un cierto interés por la joven, o quizás sea asegurar su puesto de trabajo lo que le interesa.

 

Secretaria

 

Anne Rose, "Annie"

Annie solía trabajar para el abogado Ethan Thompson, para el que realizaba tareas de servicio tanto como de oficina. Recientemente ha dado un nuevo enfoque a su vida y ha buscado trabajo por su cuenta. De esta manera ha terminado trabajando como secretaria del News of the World.

 

Capataz de la imprenta

 

Walter Kingshaw

El capataz fue el único miembro de la plantilla que se mantuvo desde que los anteriores dueños decidieron cerrar el periódico y ponerlo en venta. Él quedó encargado de enseñar el lugar a los posibles compradores, así como de mantener las máquinas con el mantenimiento mínimo para que no se estropeasen. Al convertirlo en el News of the World, los nuevos dueños decidieron mantenerlo en el cargo que había ocupado anteriormente, ya que nadie sabe como él cómo deben funcionar las cosas en la imprenta. Tiene la experiencia y cierto vínculo con el lugar, aunque todavía no está seguro de si le gustará cómo manejarán el lugar los nuevos dueños. 

Es un hombre desconfiado y serio, que no suele mostrar sus emociones. Sus ojos fríos contemplan todo con una máscara de neutralidad y es difícil verlo sonreír o saber qué tiene dentro de la cabeza. Como capataz es firme y exigente, pero no pide a los trabajadores más de lo que puedan dar. No tolera las tonterías, pero es un hombre justo y tiene un don para notar cuándo debe ceder ante alguna petición de sus subordinados para que luego rindan el doble. 

 

Obreros de la imprenta

 

Albert Kane

Después de toda una vida de miseria trabajando en las fábricas textiles de la ciudad, Albert terminó liderando una asociación perteneciente a la Trade Union, lo que le acarreó serios problemas con la policía. Pasó algunos meses en la cárcel y al salir se vio en la necesidad de volver a empezar de cero. Fue entonces cuando acudió al News of the World a solicitar un empleo a pesar de no tener experiencia en la imprenta.

 

Mary Johnson

Mary tiene dos años menos que su hermano Kevin y desde que ambos se quedaron huérfanos cuando eran pequeños ha realizado distintos trabajos. Sirviendo en cocinas de burgueses, en fábricas textiles y cuidando enfermos. Kevin siempre ha tratado de protegerla de los trabajos más duros, que se quedaba para él. Es una muchacha tímida y callada, acostumbrada al trabajo duro. Hace un par de meses la echaron de la casa donde servía cuando el señor trató de aprovecharse de ella. Además, el hombre se encargó de difamarla para que no volviese a trabajar en su círculo. Desde entonces los dos hermanos han estado viviendo con el escaso sueldo de Kevin, a la espera de que ella encontrase un nuevo trabajo.

 

Kevin Johnson

Kevin se hizo cargo de su hermana pequeña en cuanto ambos se quedaron huérfanos. Desde niño trabajó todo lo que pudo en las peores condiciones para que ella pudiera realizar trabajos más livianos. Ha trabajado en el campo y también en fábricas de carbón, pero su salud se ha empezado a resentir en los últimos tiempos. De carácter duro y curtido se ha jurado a sí mismo que matará al hombre que intentó violar a su hermana. Pero hasta que vea la oportunidad de vengarla, se dedica a trabajar por los dos. Cuando tuvieron noticias de los puestos de trabajo en la imprenta, acudieron juntos a la entrevista y no les costó demasiado obtener un lugar para cada uno. El trabajo es duro, pero no tan pesado como en una fábrica y pueden hacerlo juntos, así que lo consideran un buen avance.

 

Jules Baker

Jules era maestra en su pequeño pueblo natal, donde vivía casada con un marido que sus padres le habían impuesto en cuanto tuvo edad para desposarse. Era bastante feliz, si no tenía en cuenta las noches que George llegaba borracho a casa. En algunas ocasiones se le iba la mano, ¿pero a qué hombre no le pasa eso de vez en cuando?, o eso le decía su madre cuando ella se quejaba de su marido. 

Cuando se quedó embarazada todo quedó en un segundo plano. Jules siempre había deseado ser madre y ansiaba tener a su bebé en brazos para poder dedicarse a él en cuerpo y alma. Incluso estaba dispuesta a dejar la escuela por él si era necesario. 

Pero George no pensaba lo mismo y una de esas noches en las que bebía demasiado tuvieron una fuerte discusión. Él no quería que ella dejase de trabajar pues con su trabajo en una granja cercana no sería suficiente. Una vez más se le fue la mano, pero en esta ocasión una patada mal dada aterrizó sobre el vientre de Jules y sus piernas se tiñeron de rojo. 

Escapó en cuanto pudo tenerse en pie, con apenas una maleta pequeña y la determinación de no regresar jamás. Se cambió el apellido en cuanto llegó a Londres y se vio obligada a buscar un trabajo con el que pudiera mantener un perfil bajo. Adoraba enseñar y estar con los niños, pero no podía permitirse que sus padres o George la encontrasen, así que terminó por pedir trabajo en el periódico. Dentro de la imprenta pasaría desapercibida, o eso esperaba.