Partida Rol por web

Rodarán Cabezas (HLdCn)

*El alquimista*

Cargando editor
05/08/2014, 20:36
Bruja Blanca

Abbie duerme plácidamente metida en su cama mullida ajena a toda la oscuridad que se cierne sobre el valle. Un terrible mal se está gestando en Sleepy Hollow. Durante el transcurso de la noche la tabernera es atacada por una poderosa fuerza maligna. -“¡Un alma inocente como la tuya ha de ser nuestra! Ja ja ja”. Una horrible voz de ultratumba resuena en su cabeza. La joven se despierta aturdida mirando hacia ambos lados de la cama, pregunta asustada: “¿Quién está ahí?”. Una bola de luz blanca se acerca a ella revoloteando desde la ventana. La bola se transforma en una figura humana que da paso a una mujer imponente de semblante dulce y mirada bondadosa...

-No ha sido un sueño. Desliza su suave mano por el rostro de la muchacha para calmarla. -Te he salvado de morir en sus garras. Lamentablemente no podré protegerte mas veces. Mi fuerza es grande pero mi poder se debilita. Otros inocentes corren peligro, necesitan mi ayuda. No temas, pues no te dejaré sin un arma de protección. Asiente. -Toma este libro, en él encontrarás potentes remedios naturales para salvar tu vida. Solo necesitas la información, la luz, ya forma parte de tu familia...

Notas de juego

Aclaración: Si mueres por el día volverás a la vida cuando comience el siguiente turno de día. Lo mismo pasará si mueres por la noche, revivirás al siguiente turno de noche :)
 

Cargando editor
05/08/2014, 21:31
Abigail "Abbie" Irving

Notas de juego

¡Oh, tengo autolázaro! XD

Para que me entere yo bien :). ¿Es parecido al rol de la bruja pero sin poción de matar y sólo sirve para resucitarme a mí misma? ¿Cuántos usos tiene?

Y aparte de eso, ¿puedo usar esta escena para rolear pensamientos y cosas de ese tipo?

¿Se supone que esto pasó antes de la fiesta o después de ella cuando nos vayamos a dormir?

Jeje, cuántas dudas XD

Cargando editor
06/08/2014, 16:02
Director

Notas de juego

Exacto, en principio solo podrás utilizar tu poder para salvarte a ti misma. PERO... ojo, si veo que la partida se desequilibra en algún momento te permitiré revivir a otro muerto. No podrás salvarte dos veces seguidas eso si que no. Quizás en algún momento la bruja blanca se acerque a tus aposentos para entregarte un mensaje muy importante del más allá.

Los hechos ocurren después de la fiesta de la cosecha, cuando ya os vais a dormir. Como la gente estaba tan ansiosa pues mira, ya lo he repartido todo y así me quito trabajo de encima XD

Y por supuesto que puedes rolear pensamientos a través de esta escena :)

Cargando editor
06/08/2014, 17:11
Abigail "Abbie" Irving

La noche había sido intensa y ajetreada, incluso había traído algunas sorpresas. Y Abbie había caído rendida sobre el colchón de la cama que la habían dejado en la casa del alcalde para descansar un rato*. Dormía plácidamente envuelta en sueños tranquilos. Una pequeña sonrisa se esbozaba en sus labios y sus dedos se enredaban descuidadamente entre algunos mechones de sus cabellos que descansaban desparramados sobre la almohada. 

Sin embargo, sus sueños empezaron a agitarse y bajo sus párpados cerrados podían notarse sus pupilas, moviéndose cada vez a más velocidad mientras un pequeño gemido asustado salía de sus labios entrecerrados. Algo se cernía sobre ella, sobre el valle. Podía sentirlo en la inconsciencia del sueño hasta que una voz llegó a sus oídos y atravesó la densa nebulosa de su mente despertándola. -“¡Un alma inocente como la tuya ha de ser nuestra! Ja ja ja”. 

Y sobresaltada la joven se sentó en la cama parpadeando y mirando a su alrededor, buscando con ojos aterrados el lugar de dónde había salido aquella voz... Si es que había salido de algún lugar. De inmediato una sensación conocida, la de estar sintiendo demasiado, más de lo que debería, se extendió por sus brazos erizando su piel. - ¿Quién está ahí? - Su voz sonó trémula, apenas un susurro temeroso por la respuesta que podría recibir, si es que la recibía. 

Entonces la vio, una pequeña luz blanca. No era la primera vez que veía luces, como pequeños fogonazos, lapsos en los que su mente se abría demasiado para lo que su cerebro podía razonar. Sin embargo en esta ocasión no desapareció al parpadear y los latidos de la joven empezaron a acelerarse, impulsados por la adrenalina que el miedo provocaba. Hasta que la vio. 

Respiró lentamente, posando sus ojos admirados en la mujer mientras se preguntaba si sería un hada, una de esas ninfas del bosque de las que había oído hablar. ¿O tal vez sería un fantasma, un espíritu benigno? Su voz era tan dulce como su rostro y el tacto de sus dedos sobre su mejilla tranquilizó el corazón de Abbie. Esa hermosa mujer, vestida de un vestido tan blanco como el aura que la rodeaba, transmitía paz a la muchacha, que se sentía como si por una vez todo estuviese en su lugar. 

Sus palabras hicieron que Abbie apartase la mirada de ella para posar sus ojos verdes sobre el libro que la mujer le tendía. Acarició la cubierta con delicadeza y le pareció sentir un chisporroteo bajo sus dedos, aunque no estaba segura de no haberlo imaginado. No terminaba de comprender qué había traído a esa mujer a su lado, pero recordaba de forma difusa el terror que la había acosado en sueños y ahora sabía que había sido algo real. El libro era tangible, podía tocarlo. Y por una vez tuvo una prueba de que una de las cosas extrañas que atisbaba era real.

- Muchas gracias, mi señora. - Dijo con voz suave, todavía con la mirada en el libro. Empezaba a darle vueltas a sus palabras. - La luz ya forma parte de tu familia... - ¿Qué habéis querido decir c-...? - Alzó la mirada a media pregunta para darse cuenta de que estaba sola**. La etérea mujer parecía haberse desvanecido mientras ella no miraba y sintió una punzada de verdadera lástima por lo breve del encuentro. Sin embargo, podía notar el peso del tomo en sus manos mientras sus ojos recorrían la habitación que volvía a estar a oscuras, tan sólo iluminada por la tenue luz de la luna que se colaba por la ventana entreabierta. Se tumbó de nuevo, dando vueltas a lo sucedido y rodeó el libro entre sus manos, acercándolo a su cuerpo. Mientras lo tuviera cerca se sentiría a salvo.

Cerró los ojos, pero no era capaz de conciliar de nuevo el sueño. Las palabras de la mujer vestida de blanco resonaban en su mente una y otra vez. Finalmente se levantó y se sentó en un pequeño escritorio que había en la habitación. A la luz de una vela abrió el libro y empezó a pasar los ojos por sus líneas. Los conocimientos que contenía no tardaron en absorber su atención y la joven empezó a moverse de un lado a otro, deslizándose por los pasillos silenciosos y oscuros de la casa hasta conseguir todos los ingredientes que necesitaría.

Cuando el sol empezó a despuntar por el horizonte la joven levantó la cabeza moviendo el cuello de un lado a otro en un movimiento que hacía ondular su melena pelirroja. No se sentía cansada y una sonrisa suave bailaba en sus labios. Había conseguido seguir las instrucciones del libro y sentía como si una pequeña parte de la luz blanca de la mujer descansase en su interior, cálida e intermitente, dándole fuerzas y ánimos para enfrentarse a lo que fuera que estaba por venir.

Notas de juego

Perfect, una vida extra y a la espera de que puedan pasar otras cosas ^^.

*No sabía si tendremos que dormir allí o no, así que lo dejo así por si acaso xD.

**Esto me lo he inventado, si no es así, avísame y corrijo :). Igual si en el resto hay algo que no encaja o no te parece bien, sólo dímelo.

Cargando editor
07/08/2014, 00:17
Director

Notas de juego

Que gusto leerte :3 que sepas que no eres la única que está roleando en su escena privada. Es perfectamente posible que Abbie duerma en casa del alcalde. La bruja blanca se ha ido sin decir adiós, ósea que no tiene porque ser una despedida definitiva. Ella está presente cuidando de todos y, en cualquier momento puede volver a aparecer :)

Cargando editor
07/08/2014, 00:45
Abigail "Abbie" Irving

Notas de juego

Abbie y yo esperamos poder verla de nuevo :D.

Una duda más, ¿a efectos de roleo lo que tengo es algo tangible como una pócima o un amuleto, o es más bien que he hecho algo más místico como un hechizo?

Cargando editor
07/08/2014, 12:07
Director

Notas de juego

Pues...no quiero darte ideas porque me gusta que vuele tu imaginación asi que lo dejo a tu elección. Si alguien buscara pistas en tu casa la única que encontraría es el libro.

Cargando editor
07/08/2014, 13:19
Abigail "Abbie" Irving

Notas de juego

Pues entonces creo que me quedo con algo rollo hechizo, pero realizado con elementos naturales. Eso explica por qué sólo funciona conmigo misma ^^.

Cargando editor
11/08/2014, 09:45
Abigail "Abbie" Irving

El sol comenzaba apenas su andadura por el firmamento cuando la joven pelirroja salió de la casa del alcalde en dirección a su domicilio con el libro bajo el brazo. Antes de marcharse recogió la habitación que le habían prestado e hizo la cama. Apenas había dormido, pero no estaba cansada. El calor de la luz que el hechizo había depositado en su interior seguía latiendo, calmo y rítmico, colocando cada cosa en su lugar.

Las calles estaban todavía silenciosas y en cuanto entró por la puerta dejó el libro sobre la mesa, sin preocuparse porque su madre pudiera verlo. Al fin y al cabo, ella tenía también muchos libros sobre hierbas, quizá pensaría que por fin su hija se estaba interesando por su trabajo. Dudó mirando su cama. Tenía que trabajar en la taberna esa noche y si no descansaba un poco estaría agotada. Pero algo la mantenía en vilo. Podía sentir en sus huesos que algo estaba sucediendo en el valle y, por una vez en su vida, estaba segura de que no eran imaginaciones suyas: el libro lo demostraba. Sin sentirse capaz de tenderse a descansar, terminó empezando a limpiar su casa.

Cuando escuchó los gritos del pregonero tan temprano salió rápidamente hacia la plaza y sintió cómo la piel de sus brazos se erizaba de temor al escuchar su nombre en la lista de convocados. Sin embargo, en ningún momento se planteó no asistir, así que volvió a su casa para asearse rápidamente antes de encaminar sus pasos de nuevo hacia la casa del alcalde. Cuando sentía temor a lo que allí podía esperarla llevaba la mano al pecho y el calor de la pequeña luz la tranquilizaba. Nada podía salir mal si aquel... hada o lo que fuese la protegía. ¿No?

Cargando editor
11/08/2014, 12:20
Director

Notas de juego

Abbie, tengo buenas noticias para ti o malas según como quieras verlo. Dentro de un rato sabrás por que :p

Cargando editor
11/08/2014, 13:10
Abigail "Abbie" Irving

Notas de juego

Omg, que miedo me das xDDD

No quiero morir tan joven T.T

Cargando editor
11/08/2014, 15:42
Abigail "Abbie" Irving

Notas de juego

Vale, ya lo he visto. Vaya tela... XDDD

Cargando editor
11/08/2014, 16:35
Director

Notas de juego

Jajaja soooorpresa!!!.

Cargando editor
11/08/2014, 16:51
Abigail "Abbie" Irving

Notas de juego

Y yo que pensaba que sería una partida tranquila... Y ya se me ha vuelto del revés en el primer día XDDD

Cargando editor
18/08/2014, 18:17
Abigail "Abbie" Irving

Rosemary había tenido que irse tras un corto rato y a Abbie le costaba dormir, a pesar de estar agotada después de lo larga que había sido la noche anterior y lo eterno del día que la había seguido. Tenía miedo de recibir la visita del jinete a pesar de las palabras de su compañera, y también tenía miedo a que Isaac Pope quisiera más de ella de lo que estaba dispuesta a darle. Sabía que para él el beso que habían compartido no significaba lo mismo que para ella, que tan sólo lo había visto como un gesto de consuelo. Abbie creía que podría llegar a considerarlo un buen amigo, pero su corazón latía con un ritmo diferente y eran otros ojos los que se aparecían en su mente cuando cerraba los ojos tendida sobre la cama. 

No sabía durante cuánto tiempo podría mantener esa farsa con el joven pilluelo, pero recordaba las palabras de Rosemary sobre ganarlo como aliado. Tan sólo esperaba poder mantener ese precario equilibrio sin salir malparada, ella nunca había tonteado con los jóvenes de la aldea ni conocía las argucias femeninas que hacían a otras mujeres verdaderas titiriteras del amor, capaces de tener a varios hombres bebiendo los vientos por ellas.

Todavía estaba despierta cuando el grito del señor Raven rompió el silencio de la noche y se estremeció en su cama, aferrándose a las sábanas. - Uno menos. - Pensó, sintiéndose culpable al segundo siguiente. Se sentía aliviada porque al menos esa noche todo hubiera salido bien, pero era consciente de que les quedaba una tarea tan larga como complicada. 

Cayó finalmente dormida, rendida tras darle vueltas a la cabeza durante horas. Cuando se despertó y se aseó se vistió con el mismo vestido marrón que había llevado el día anterior y con un suspiro se miró en un pequeño trozo de espejo para intentar colocar sus cabellos dentro del pañuelo. 

Resignada salió de su casa en dirección a la del alcalde, con la esperanza de poder ver allí a Rosemary una vez más. Tan sólo había pasado unas pocas horas alejada de ella y ya la estaba echando de menos.

Cargando editor
25/08/2014, 13:29
Abigail "Abbie" Irving

Abbie permaneció despierta mucho rato aquella noche. Esperaba escuchar el grito del señor Littlebury rompiendo el silencio de la noche, pero nunca llegó. Sabía que al día siguiente lo más probable era que matasen a Rosemary y ella no iba a dejarla sola. Cerraba los ojos y recordaba al hada que la había visitado hacía tres noches. Sus palabras y la calidez que había dejado en su pecho aquel hechizo le daban ánimos para seguir adelante, para asumir lo que viniese con la cabeza alta y la espalda erguida. Puede que las matasen, pero los milagros podían suceder.

Al amanecer se levantó con la mirada centrada y los ánimos tranquilos. Estuvo limpiando su casa pues no quería que estuviera desordenada si entraban a registrarla. Dejó el libro sobre la mesa de la cocina, a la vista de cualquiera que quisiera comprobar su inocencia. Se lavó el pelo y se frotó la piel con cuidado. No iría sucia a su encuentro con la Parca. Finalmente se puso un vestido verde pálido y dudó con el pañuelo en la mano si recoger sus cabellos o no. Con un suspiro dejó el trozo de tela y movió la cabeza, liberando su melena pelirroja. 

Cuando salió hacia la casa del alcalde todavía seguía tranquila. En ocasiones se detenía, cerraba los ojos y llevaba la mano a su pecho para sentir latir en él aquella luz que la calmaba. 

Cargando editor
08/09/2014, 22:47
Abigail "Abbie" Irving

La noche pasó en un suspiro silencioso en casa del alcalde. Ya casi nadie abría la boca y Abbie se metió en la cama, insegura y temerosa de que el señor Littlebury realmente decidiera indagar en Rosemary. 

Terribles pesadillas acosaron sus sueños esa noche y sin embargo, durmió profundamente hasta el amanecer. Tardó algunos segundos en levantarse. Estaba cansada de pelear por su vida y la de Rosemary un día tras otro desde que la fulana de la señorita Seik había decidido abrir su bocaza. Abbie tuvo que contenerse para no pensar una grosería demasiado terrible sobre esa mujer y con un suspiro se levantó.

Se aseó y se puso uno de sus vestidos marrones de diario, pero dejó nuevamente sus cabellos sueltos como una pequeña muestra de rebeldía. No quería esconderse más tras el escaso cobijo que podía dar un pañuelo.

Finalmente preparó algunos emparedados y salió hacia la casa del alcalde con un paquetito con suficientes para Isaac, Rosemary y ella, y con una botella de leche bajo el brazo.

Cargando editor
24/09/2014, 23:28
Director

Notas de juego

¿Cierro esta escena Abbie o la dejo abierta por si quieres rolear algo?.

Cargando editor
24/09/2014, 23:30
Abigail "Abbie" Irving

Notas de juego

Cierra si quieres, lo que postee lo haré en la general, ya no importa que lo lean ^^