Ficha de usuario

Datos básicos

Estado en la web

Fecha alta:
19/04/2019
Director de juego:
Último acceso:
19/11/2019, 22:05

Información sobre Sión

Notas

¿Quien soy?
Escritor frustrado. Ilustrador y diseñador pobre. Desarrollador web en curso. Amante de la vida. Adicto a la cafeína. 

Como jugador: 
Soy una persona creativa, suelo llevar personajes con defectos, soy minucioso y me gusta poner en jaque a otros jugadores. Soy comprometido con los grupos con los que juego. Me gustan:
- Mundo de Tinieblas: Vampiro, Hombre Lobo, Mago.
- Aquelarre.
- Pathfinder.
- La leyenda de los Cinco anillos
- Mutants & Masterminds
- Star Wars

Como director:
Disfruto más de los sistemas que tienen estadísticas claras pero no precisan de muchas tiradas para resolver conflictos. En juegos online odio los mapas y los combates muy largos, por tanto prefiero sistemas donde la interpretación sea clave.
 

Comportamiento en mis partidas

1. HAZ COSAS
Lo primero que debes hacer como jugador es hacer cosas; debes estar pensando siempre "¿Cuáles son mis metas? ¿Qué debo hacer para alcanzarlas?"
En tu propio universo, tú eres el protagonista de tu historia, y no llegarás a ningún lado si te quedas sentado esperando a que una aventura toque tu puerta.
Investiga. 
Pregunta.
Sigue pistas.
No esperes a que alguien te diga qué hacer con tu trama o cómo crear un nuevo hilo en tu historia. 
Mezcla escenas. Relaciónalas. Invéntate cosas de tu vida aunque el narrador no te las haya especificado.
Habla con otros jugadores.
Sal de tu zona de confort.
Si tu personaje "no haría tal cosa", jamás, nunca en la vida, encuentra algo que pueda realizar y hazlo.
Sé activo, no te quedes esperando.

2. NO TRATES DE IMPEDIR QUE LAS COSAS SUCEDAN
Anular, denegar, contrarrestar o descartar las acciones de otro jugador para que nada malo/incómodo/triste le suceda a tu personaje lo hace un juego injusto.
En lugar de eso, sigue la trama, adecuate a la situación, no te inventes 4 años de defensa personal que hasta ese momento tu personaje recordó.
Hay muchas maneras de hacer una historia interesante y muchos caminos que aquel hilo de tu historia podría tomar, no te niegues a experimentar el ser alguna vez herido, ser de vez en cuando el perdedor.
Intenta siempre llevar un juego justo. Si aquel personaje del que recibes un puñetazo es 30cm más alto que el tuyo y considerablemente más robusto, deja que las cosas pasen como tengan qué pasar. Algunas veces te tocará a ti ser el vencedor.

3. TU PERSONAJE NO ES SOLO LO QUE DICE SER
Puedes escribir a tu personaje tantas páginas de historia como desees, pero no será un hecho dentro del juego a menos que demuestres que es lo que dice ser. 
¿Eres un habilidoso hombre de negocios? Haz algunos brillantes negocios frente a los demás jugadores. 
¿Eres un sexy saxofonista? Toca el saxofón.
¿Eres un elfo salvaje intentando arduamente interactuar en la sociedad con gente civilizada? ¡Esfuérzate por interactuar con los civiles! No solo vayas a sentarte sobre la rama de un árbol.
Dados estos ejemplos, volvemos al primer punto (HAZ ALGO), en serio; tu personaje solo existe a través de sus acciones. No es una obligación para los otros jugadores el leer tu ficha o las páginas de historia que hayas escrito, tampoco pueden leer la mente y saber de qué manera piensa tu hombre de negocios/saxofonista/elfo.

4. TEN EL COMPLETO CONTROL DE TU PERSONAJE
"Mi personaje no haría eso", resulta ser una excusa aburrida; es prácticamente el hecho de negarse a participar en la trama principal de la historia del juego/grupo/comunidad.
No te dejes llevar por nociones preconcebidas de lo que tu personaje haría y no haría, acércate a las complicaciones y síguelas, pero intenta razonar los porqués. ¿Por qué su ladrón está trabajando para la iglesia? ¿Tiene acaso motivos ocultos? ¿Lo hace por compañerismo con el resto del grupo? Las situaciones incómodas para los personajes son el pan de cada día del drama, no intentes evadirlas todo el tiempo.
Recuerda que la historia se escribe en conjunto y no solo con tu amado personaje; si no están funcionando juntos, busca una nueva comunidad o intenta jugar con personas diferentes, alguien abierto a ideas nuevas. Así trabajarás en conjunto para que tu personaje encaje mejor dentro del juego y de este modo, lo encontrarás más divertido.
Tu personaje es parte de la historia, PERO NO ERES EL ÚNICO.

5. NO PERJUDIQUES A LOS DEMÁS JUGADORES
Oh, aquí va el ladronzuelo alegre que va por la vida robando a los demás jugadores y como su papel de "amante de lo ajeno" es tan perfecto, nadie lo va a atrapar jamás, ¡qué alegría! (por poner un ejemplo. Como puede ser también el soberano rey tirano al que nadie contradice aunque te mande a ejecutar, la joven seductora a la que nadie se resiste y tienes que caer rendido a sus pies sí o sí, el mafioso dueño de media ciudad al que todo el mundo debe temer casi obligatoriamente, etc.).
¡OLVIDATE DE ESO! Si has jugado este tipo de personajes (o lo juegas), estás ejerciendo una clase de poder sobre los otros miembros de una manera problemática y sucia. Y cuando estos se dan cuenta, ¿qué vas a hacer? ¿Vas a forzarlos a llevar tu trama? ¿Es justo que los mates/sometas? ¿Es divertido para ellos?
Es igualmente horrible que tu juego consista únicamente en atacar a otros jugadores (más cuando agredes directamente al usuario y no al personaje que maneja) o hacerles la vida imposible de manera insistente. No hay ningún problema cuando el sistema o la temática están diseñados para enfrentamientos y anima a que los jugadores lo hagan, pero en serio, cálmense un poco cuando está totalmente fuera de contexto. No quieras hacer una tormenta en un vaso de agua por todo. Si alguien no desea involucrarse en tu trama, no lo puedes obligar ni hacer que el director lo obligue a hacerlo.
Habrá muchos jugadores a quienes poder robar, golpear y hasta matar que no se van a ofender cuando lo hagas, así que hazlo con ellos, en un juego justo en el que no todo para ti sea una ventaja y no fuerces la trama de los otros jugadores.

6. CONOCE EL SISTEMA
Si conoces la trama principal del juego (temática) las cosas son más fáciles para el director, ya que sabes las limitaciones de tu personaje.
Si conoces el juego, puedes calcular las probabilidades de que tus acciones puedan tener éxito o fracasen, tal como en la vida real. Podrás también evaluar las situaciones que se te presenten y actuar en consecuencia, ya que conoces, entiendes y acatas las reglas.
Esto puede perdonarse en algunas ocasiones a los jugadores que se acaban de integrar en el juego, pero por supuesto que deberán de hacer un esfuerzo para aprender las reglas y conocer la trama si planean mantenerse en él.
No seas el dolor de cabeza. No seas aquel jugador que cuestiona cada una de las reglas e intenta debatir la validez de sus acciones cuando el Director o otros jugadores te han indicado que tu movimiento es inválido o has hecho algo que no está permitido. 
Hay momentos en que las reglas pueden ser confusas, y no hay ningún problema con eso, pero cada regla está hecha para cumplir un propósito o evitar alguna ventaja/desventaja. El director podrá eliminar, cambiar o agregar algunas reglas si es conveniente, pero esto será por el bien de una comunidad entera, no por el de un solo jugador.

7. SI INCOMODAS A ALGUIEN, DISCÚLPATE Y HABLA AL RESPECTO CON ESA PERSONA.
Cada vez es más frecuente que los directores decidan añadir a las reglas de su comunidad uno o más puntos que hablen acerca del respeto a los demás jugadores. Otros dan por hecho que este punto está implícito al solicitar unirte al juego.
Existen juegos con reglas muy estrictas acerca de lo que está y no está permitido, otros les dan mayor libertad a sus jugadores, pero en la actualidad no es nada raro ver disputas entre miembros de un grupo ya sea por desacuerdos en el juego o diferencias de opinión incluso fuera de él. Sin embargo, es siempre importante recalcar que TU PERSONAJE NO ERES TÚ. Aunque tampoco, tomando esto como excusa, puedes escudarte detrás de tu personaje para faltar al respeto a otros jugadores o a sus personajes sin que esté debidamente justificado en tu juego.
Pero ¿en qué casos podría incomodar a alguien? 
Los casos en los que los jugadores pueden llegar a sentirse más incomodos, es cuando otra persona confunde esa delgada línea entre lo que es el juego y lo que no es. Por ejemplo: 
Hacer o recibir insinuaciones sexuales. 
Celos, ser posesivo con tu partner/Enamoramiento de usuario.
Lenguaje demasiado informal o soez/Ser maleducado. 
No estar abierto al dialogo.
Desinterés total en las reglas/llamados de atención.
Si crees o notas que alguien se pudo molestar, pregunta de manera discreta, y de ser el caso, discúlpate (si debes) y deja el tema por la paz.
Si eres una persona sensible a la que le molesta tratar temas fuertes como asesinatos, !@#$%ciones, enfermedades terminales, ^-*!@#$%smo, canibalismo, temas sexuales explícitos, muerte de bebés, bestialismos, etc. es mejor que no entres a las comunidades que no restringen estos temas a sus jugadores o cuya temática se enfoque en algo completamente distinto. Evita hacer problemas en donde no debería haberlos, y en caso de adentrarte en una comunidad en la que no te sientas cómodo, lo mejor es retirarte.
Evita ser un mal jugador.

8. SÉ UN NARRADOR
En el mundo del rol, el director suele ser el narrador, pues es quien dirige el juego y da la historia, por ello, es fácil olvidar que un roleplayer también puede ser un narrador.
Para ser un narrador, debes trabajar junto al director, asumiendo algunas cosas ya establecidas en el juego y seguir por el camino que ha sido trazado por él (o ellos) a través de tus acciones, siguiendo sus ideas y desarrollando la temática dada.
Añadido a esto, tienes también tu creatividad. No esperes que las cosas pasen solo con lo que los Game Master te han dado. Crea e inventa, pero no caigas en lo absurdo al salir de los límites de tu personaje.
Y recuerda tener siempre presente que para un mejor desenvolvimiento, breve y al punto es mejor que extenso y florido.

9. ACEPTA LOS FRACASOS
Los fallos puede llegar a ser vergonzoso. Es normal molestarse cuando los dados no te favorecen (o la situación en general que involucra al escenario, los eventos y otros personajes), pero enfurecerse por ello definitivamente NO ESTÁ BIEN.
Debes aprender a ver aquellas situaciones que en nada te favorecen como parte de la historia, solo una mala racha. No será el fin de tu historia. 
Intenta pensar, ¿qué otras opciones que puedo explorar?
Necesitamos ver los fallos solo como obstáculos y explicar por qué nuestro personaje no logró su meta, así como entender que fallar no es el fin del mundo.

10. JUEGA EL JUEGO.
Esto es un juego. Y no solo lo hace el Narrador en los eventos. Tampoco lo veas como un simple capitulo más en la historia de tu personaje. No es un blog personal para desahogarte, tampoco intentes buscar en él excusas para "conquistar" a otros. No te quedes solo observando lo que ocurre con los demás. Juega el juego.
Nos adentramos en el mundo del rol para jugar juntos; todos estamos aquí para contar una historia que se escribe en conjunto, la historia es de todos y para todos los involucrados.
Respeta a los otros jugadores, respeta la historia y colabora con la trama. Acepta el hecho de que las cosas no siempre saldrán como quieres y que eso es lo que hará interesante tu juego.
Haz lo que sea mejor para el juego, para la historia; ¡sé activo!, ¡sé positivo!, ¡sé interesante!, ¡cambia cosas! Si al final del juego no puedes retirarte con un buen recuerdo, TODOS EN EL JUEGO FALLAMOS. así que diviértete.

Frikipuntos y Carisma

Frikipuntos:
151.5
Carisma:
0
Positivos:
0
Neutrales:
0
Negativos:
0

Partidas en juego

  • Jugador (activas): 1
  • Jugador (en pausa): 0
  • Director (activas): 0
  • Director (en pausa): 0

Partidas finalizadas

  • Jugador: 0
  • Director: 0

Partidas abiertas

  • Jugador: 1
  • Director: 0

Total partidas: 1