Partidas

  • En juego
    • Director (0)
    • Jugador (2)
  • En pausa
    • Director (0)
    • Jugador (1)
  • Finalizadas
    • Director (0)
    • Jugador (7)

Partidas como director en juego

Partidas como director en pausa

Partidas como director finalizadas

Partidas como jugador en juego

Phoînix. El Fin de Árpád-ház

Phoînix. El Fin de Árpád-ház

Año 1243 

Dos años después de que Batu Kan decidiera retirar sus tropas, Bela IV después de un duro 1242 inicia la reconstrucción del reino. No hay mejor manera de ver las debilidades de uno mismo al verse derrotado, ahora toca levantarse más fuertes. La muy diezmada población y el duro invierno supone un reto, pero Bela y los señores de Hungría no están solos. 

Le quedan duros años a Bela IV, muchas negociaciones con los poderosos del Reino y los vecinos que estén dispuestos a apoyarle. Deben ser conscientes de lo que esta en juego o una segunda invasión por parte de los mongoles podría ser el fin de una fraccionada Europa. 

Ver la partida

Partidas como jugador en pausa

Partidas como jugador finalizadas

Cadent (+18)

Cadent (+18)

Hay muchas formas de definir nuestra frágil existencia, muchas maneras de dotarla de significado, pero son nuestros recuerdos los que moldean su propósito y la sitúan en su contexto.

Es en ese surtido de imágenes, miedos, amores, arrepentimientos, en el que sólo nosotros reconocemos la importancia de cada cual, fabricando nuestra única y verdadera historia, recuerdo por recuerdo, con la esperanza de que aquellos que escojamos recordar, no nos atrapen, ya que es una cruel ironía de la vida que estemos destinados a congraciar la oscuridad con la luz, el bien con el mal.

Eso es lo que nos distingue, lo que nos hace ser únicos y, en el fondo, lo que debemos conservar.

Pero todo tiene un principio, un acontecimiento que hizo vibrar al mundo humano y sobrenatural, cambiando la ley establecida al romper los cimientos de la lógica.

Es aquí donde nos situaremos, en el renacer de nuestra caída, el inicio de la decadencia… Todo comenzó en 1453.

Ver la partida

Los Magníficos del Equipo Ah!

Los Magníficos del Equipo Ah!

Espacio de preparación del magnifico equipo Ah!

Ver la partida

Umbrionada 2018

Umbrionada 2018

Aquí se podrán maquinar maldades.
Hilo de reclutamiento.

Ver la partida

La Hermandad de los Vigilantes

La Hermandad de los Vigilantes

Cuando la familia real del reino de Daenash murió por lo que se creía era una maldición, el resto de familias nobles lucharon por conseguir la supremacía del territorio. Las antiguas alianzas se vieron fracturadas, mientras que otras nuevas se creaban y destruían con rapidez. De nada sirvieron las innumerables batallas y muertes que transcurrieron en aquellos veinte años. Ninguna figura de autoridad logró imponer su voluntad sobre las demás. El caos y la injusticia gobernó el lugar con impunidad hasta que Sir Lancerot de la familia Bemier dijo basta. Él reunió a sus hombres, renunció a su derecho de aquellas tierras y el orden poco a poco resurgió. Con cada pueblo que estabilizaba sus seguidores aumentaban y con ello su área de acción. Cuando la paz volvió a reinar, el pueblo clamó por su ascensión al trono de Daenash, pero él lo rechazó pues tenía un deber más importante: Preservar el orden y proteger al inocente. Él y sus seguidores se hicieron llamar “La hermandad de los vigilantes”, una organización destinada a impartir justicia a lo largo del reino y mediar entre los regentes del territorio en caso de conflicto. Por primera vez en mucho tiempo, las familias de trabajadores humildes pudieron dormir tranquilos por las noches y sus hijos conocieron lo que era acostarse con la panza llena. El miedo y el hambre quedó atrás, y las prosperidad llegó a todas las partes del reino.

Ver la partida