Mundo Friki: Películas

Bohemian Rhapsody

Argumento

Bohemian Rhapsody

Bohemian Rhapsody es una película biográfica británica-estadounidense de 2018 sobre el cantante británico Freddie Mercury, el grupo de rock Queen y su meteórico ascenso. El filme comienza con sus orígenes en los años 70 hasta culminar en 1985 con la presentación en el famoso concierto Live Aid en el estadio de Wembley.

Datos técnicos

Título original: Bohemian Rhapsody

Director: Bryan Singer, Dexter Fletcher

País de origen: Reino unido/Estados Unidos

Clasificación: 13+

Fecha de estreno: 24/10/2018

Distribuidora: 20th Century Fox

8.4/10 IMDb

7,6/10 Filmaffinity

92% Rotten Tomatoes

Actores: Rami Malek, Gwilym Lee, Ben Hardy, Joseph Mazzello, Allen Leech, Lucy Boynton.

Datos técnicos

Productora:
Dirigida por: Bryan Singer
Protagonizada por: Rami Malek, Gwilym Lee, Ben Hardy, Joseph Mazzello, Allen Leech, Lucy Boynton.

Clasificación

Temática:
Juegos a los que puede adaptarse:

Opinión de Falken

Intento escribir esto desde una perspectiva ajena, dejando de lado todo lo que conozco sobre Queen y Freddie Mercury con la única finalidad de plasmar una opinión justa ante semejante filme.

Con Bryan Singer encabezando la dirección de la película (hasta su abrupta salida en el tramo final e inmediato reemplazo por Dexter Fletcher) el resultado final es una amalgama de éxitos musicales de la banda que perdonan todas las libertades excesivas del biopic, el cual no se distancia ni un centímetro de la formula estándar (comienzo modesto, descubrimiento, éxito, crisis y redención) .

Desde luego Troya ardió infinidades de veces, por los fans puristas y por la critica especializada, pero que al fin y al cabo la cinta es una visión, descafeinada, apta para todo el publico, digna para cantar (en su versión Sing Along por supuesto) y emocionarse en sus mejores momentos cuando el grupo compone o toca sus clásicos con todo el volumen que permite una función de cine Dolby Atmos.

Bohemian Rhapsody inicia con un joven maletero del aeropuerto de Heathrow, estudiante británico de origen Parsi, que vive en Inglaterra junto a sus padres y que luego será Freddie Mercury. En un boliche va a ver a Smile, banda que pierde a su cantante y que Farrokh Bulsara se ofrece como reemplazo. A partir de ahí el nuevo vocalista, dientudo y bocón, histriónico hasta la médula, catapulta hacia la estratosfera a la banda que cambiara de nombre (al igual que el cantante). Ahí nace Queen y Freddie Mercury.

En ese periodo conoce a Mary Austin (su eterna novia) y empieza el camino por lo que será su mundo para siempre, a quien le dedicó el single Love of my life. Posteriormente llegar

De este modo inicia una aventura, bajo la caratula de biopic, sobre aquella legendaria banda que marcó a fuego la historia de la música pero también la historia del amor en mil sentidos. Esta de más decir que Bohemian Rhapsody profundiza en la huella que Queen dejó en la veta musical del mundo: sus aciertos, su capacidad creativa, sus innovadores shows, videoclips, álbumes y canciones. Es Queen, es la eterna reina de las bandas de rock. Sin embargo la película también viene a señalar la marca que estos cuatro tipos, y sobre todo el cantante, han dejado sobre la pasión: Freddie Mercury fue el amor libre y desprejuiciado, por la música, el amor por el arte,por su público, por el sexo (una de las patas más floja del relato), por la diversión (otra de sus partes aligeradas), por sus amigos y, sobre todo, por la vida. ¿O nadie recuerda la forma en que Mercury cantaba aludiendo a la muerte bajo conocimiento de causa? ¿Cómo olvidar la forma en que desenvolvía en el escenario, implorando que el espectáculo continuara? Freddie era un espectáculo imperecedero, un show que exudaba pasión por lo que hacía: vivir. Y tocar música, claro.

Uno de los puntos fuertes del film son los momentos en que los cuatro se reunían y entraban a un estudio de grabación y allí surgía la magia, con intensidad de esa relación que se fundaba en la música pero la trascendía con suma facilidad.

Un ángulo por instantes muestra al resto del grupo con excesiva ingenuidad, pero supongo que sucede por la mera intención de adoptar la perspectiva de Freddie, quien podría captarlos de esa manera. Adicionalmente es verdad que el tema de la sexualidad de Mercury se minimiza al extremo ( siendo algo casi imposible al hablar de él y su influencia en su estilo), que la cinta es temerosa al navegar el mundo del sexo y todo lo relacionado al HIV-SIDA se relaciona como un castigo divino por la elección de vida que el cantante decide recorrer.

Esa identificación está, de allí que se vincule tanto la etapa de apogeo, éxito y felicidad de la banda a la porción heterosexual de la vida de su cantante. Por tanto, enoja que se deje para la parte donde él empieza a vivir más libremente todo lo negativo que le sucedió. Por otro lado no creo correcto mostrar las miserias de Mercury en sus últimos años, así como sus adicciones y bajezas. Es el punto justo, ni más ni menos lo que hace el Film lo que es, aunque sí por momentos acaba por ser llanamente estúpida, por la obsesión de avanzar por la linea narrativa zagal que culmina por absorber el rico núcleo de la historia que no es otro que el de cuatro tipos reunidos para festejar a través de la música.

Un gran descubrimiento resulta ser Rami Ma lek, cuya interpretación de Mercury es de un nivel de compromiso y obsesión sin igual. Malek al inicio supura dudas, pero luego de los primeros minutos de cinta su representación comienza a brillar, a sorprender. Sus movimientos, su contorno y sus gestos son los de Freddie, cosa que se afianza a medida que trascurre la película. También el resto de la banda (incluso el resto del casting) parecen calcados, clonados y con el tiempo exacto en cada intervención, incluso cuando el guión se pasa de intransitable. En contrapartida el mismo guión proporciona momentos muy graciosos, gracias a la potencia de Malek y el resto del equipo Queen.

La cereza del postre, desde luego, es el Live Aid con sus veintitantos minutos, calcados del original, dando un cierre a la escena de apertura del film. En ese momento se agradece el complemento Sing Along. No será cosa de cantar cualquier cosa.

Bohemian Rhapsody toca las fibras más íntimas, de principio a fin, enalteciendo la pasión que al día de hoy, y pese a todo lo llovido, es una celebración a la música. "Dios salve a la Reina".

PD: y no es casualidad que esta opinión se publique hoy. Un 24 de noviembre…

25/11/2018, 14:03

Yo salí contento del cine, ví una buena obra a varios niveles, donde desde luego se toman unas licencias...muy amplias a como fueron las cosas (ahí están los niveles más bajos).

Mi crítica tuvo exactamente los mismos aspectos, mostrar las bajezas y hacer que Mercury pareciera simplemente homosexual, veía a Mary como una especie de válvula de escape o similar, como una obsesión de aquello que no podía conseguir.

El casting desde luego que es maravilloso y como hacen vivir la música, Malek si algo tuvo fue pasión por el papel.

P.D: Nada es por casualidad, Mercury es un símbolo para la campaña por la conciencia y lucha contra el Sida (algo que la película no captó como debía), seguimos año a año haciendo lo que hacemos en esta campaña con la pasión de su música tras nosotros, al final las cosas buenas se sobreponen a las malas.

26/11/2018, 10:38

Solo voy a añadir una cosa. Si alguien va a ir a verla, por favor, que escoja un cine con un buen sistema acústico. Yo cometí el error de no hacerlo y solo estoy esperando poder repetir el visionado de los últimos minutos 20 minutos en un lugar en condiciones. 

26/11/2018, 11:28

La vi este fin de semana y sali encantado. Realmente conocia poco sobre Freddy y Queen, tan solo su musica y 4 cosas contadas, por lo que esas licencias que se toman tampoco las noté demasiado. La piel de gallina casi toda la pelicula... La interpretación de Malek fue genial. Una amiga que vino conmigo incluso acabó llorando durante el concierto Live Aid.

 

Recomendación: Para los que vivis en Barcelona, id al Phenomena. Version original y notable subida de volumen en el concierto, te sumerge del todo en él.