Partida Rol por web

Don Lucas y Don Damián

III. Vestis Virum Facit (Día 2)

Cargando editor
Don Cosme Cargando pj
17917/8853231
25/10/2012, 12:11
Don Cosme

El sonido de las cerraduras os despertó... era súmamente temprano, un día más.

Buenos días, hijos míos -dijo don Cosme-, que Dios nos regala luz un nuevo día... ¡Arriba pues! -ésto último lo dijo con una amplia sonrisa en la boca, parecía un tipo muy positivo-.

Cargando editor
Nicasio Juvenal de Ponferrada Cargando pj
17917/8854730
25/10/2012, 17:44
Nicasio Juvenal de Ponferrada

Abrió los ojos súbitamente, como despertando de un profundo sueño. Se medio incorporó y pudísteis ver en su cara una expresión de miedo, pero el joven no hizo ningún comentario y poco a poco el color y la cordura fueron volviendo a su rostro.

Cuando se dio cuenta de dónde estaba sonrió y dio los buenos días al Prior- Buenos días Padre, espero que hoy el día sea más provechoso que el de ayer. Necesito de unos minutos para prepararme...-dijo a modo de excusa.

Esperó hasta que el Prior desapareciese por el pasillo y fue hasta la celda de Rodrigo para preguntarle

-¡Rodrigo! ¿encontraste algo ayer?

Cargando editor
Rodrigo de Lara Cargando pj
17917/8857242
26/10/2012, 00:08
Rodrigo de Lara

-Pues sí, mi buen Nicasio -contestó al joven guerrero, del que envidiaba aquel nervio que siempre mostraba y que lo hacía parecer lleno de vida-. Tuve una agradable charla con el hermano Timoteo, y me confesó que le cuesta dormir por las noches porque escucha extraños ruidos, como de muebles moviéndose y frascos rompiéndose. Fui a investigar a la cocina, que es el lugar donde podrían encontrarse esos dos elementos, y efectivamente había allí muebles que mover y frascos que romper. Pero el cocinero no me dijo gran cosa; le noté algo nervioso... alguna sospecha tengo sobre él, pero no he hallado más indicios que la sustenten que los apuntados por Timoteo. ¿Y vosotros? ¿Cómo os fue en vuestra empresa? Buenas horas, por cierto, las de las misas para investigar sin que nos vean, pues todos los monjes sin excepción acuden a las misas y de allí no se mueve ni un alma hasta que don Cosme pronuncia el ite missa est.

Cargando editor
Herman Rothstein Cargando pj
17917/8858609
26/10/2012, 11:46
Herman Rothstein

La ferrdad es que si... -dije-, sin duda crreen mucho estos frrrailes y son muy disciplinados... ¿Cual serrrá hoy el plan? Asaltarrr a los monjes en sus trrrabajos y avasallarrrlos de prreguntas de nuevo...? Crreoo... que deberríamos investigarrr más porr nuestrrra cuenta...

Cargando editor
Nicasio Juvenal de Ponferrada Cargando pj
17917/8858624
26/10/2012, 11:50
Nicasio Juvenal de Ponferrada

- Lo más importante, que era entrar en la celda del Prior... fracasamos. La celda estaba cerrada a cal y canto y no fui capaz de forzar la cerradura. Deberíamos volver a probar pero esta vez con alguien habilidoso que se le den bien las cerraduras. También hablamos con los hermanos que estaban de guardia la noche en la que todo acaeció, las hermanos Matías, Genaro y Pedro escucharon sonidos en las catacumbas, extraños sonidos y dicen que vieron algo en el cielo. Luego vieron salir de allí al Abad Lucas muy magullado, como si hubiera peleado con algo... y a Don Damián en cambio sólo le vieron un pequeño arañazo. Esta pasada noche... eh... no sé cómo explicarlo...me ha parecido recibir la visita en sueños de un encapuchado que decía que sólo nos quedaban dos días para que todo acabase, que sería demasiado tarde entonces. También me preguntó el encapuchado qué sabíamos de Don Damián...

Hace una larga pausa para recuperarse y tomar aliento y también para ordenar sus pensamientos. No estaba para nada satisfecho con lo que estaba haciendo hasta el momento, se tenía por un joven más inteligente y con más recursos de los que estaba mostrando.

- Deberíamos dedicar el día a investigar sobre  el hermano Damián

- En la próxima misa abrir la cerradura de la celda del prior

- Esta noche salir de nuestras celdas y dirigirnos a la cocina a ver qué es lo que mueve los muebles-dijo en lugar de quién, el joven parecía conmocionado por el sueño y pensásteis que estaba muy susceptible a pensar en cosas extrañas.

Cargando editor
Rodrigo de Lara Cargando pj
17917/8860300
26/10/2012, 19:18
Rodrigo de Lara

-He de confesar que Herman y yo también recibimos la visita de ese misterioso encapuchado hace dos noches -dijo Rodrigo-. Deberíamos hablar con todos los monjes, por si vuelve a visitarnos y podemos reconocer su voz... Aunque seguro que, como yo, sospecháis que podría tratarse del abad don Lucas, máxime cuando está tan interesado en Damián, el cual se supone que está muerto; le he dado muchas vueltas esta noche, y he llegado a la conclusión de que ninguno de los dos desaparecidos está muerto... y el hecho de que ese encapuchado esté tan interesado por Damián me hace sospecharlo aún más. Estoy de acuerdo con vos, Nicasio, debemos centrarnos hoy en él.

Rodrigo hizo una pausa, y, llevándose la mano al mentón y apoyándose en su pierna, como de costumbre, siguió hablando.

-No soy yo hábil abriendo cerraduras, por supuesto; de poca nobleza sería aprender esas cosas, más propias de ladrones. Si tuviéramos la llave... estoy seguro de que la clave tiene que estar en la torre del abad. Hay que convencer como sea a don Cosme de que nos permita entrar.

-Con respecto a salir de noche, la única manera es que alguno de nosotros se esconda y después le abra las celdas a los demás. El elegido podría fingir que ha desaparecido, y aprovechar esa mentira para tratar de presionar a don Cosme con respecto a visitar la torre. Dios nos perdonará si con ello logramos aclarar este embrollo.

Rodrigo se volvió hacia Jimeno.

-Ayer os vi algo turbado, Jimeno. Con las prisas que llevaba no os oí bien, pero me pareció que decíais que habíais visto algo en las catacumbas, ¿no es así?

Cargando editor
Nicasio Juvenal de Ponferrada Cargando pj
17917/8862483
27/10/2012, 12:34
Nicasio Juvenal de Ponferrada

Hay que convencer como sea a don Cosme de que nos permita entrar.

- Mucho me temo Don Rodrigo que si como sospechamos, el prior tiene algo que esconder, bajo ninguna circunstancia nos dejará la llave de la torre. Se me ocurre colarnos por las malas o robársela- Que Dios me perdone -yo puedo ser el desaparecido. Podría escaquearme antes de la cena y no acudir a la misma, si os preguntan podéis aducir cualquier cosa y a la hora de dormir, podéis decir que no me encontráis.

Cargando editor
Jimeno Ibañez Cargando pj
17917/8871703
29/10/2012, 18:27
Jimeno Ibañez

Si. respondió a Rodrigo En efecto. Recordais bien. Estuve en las catacumbas vaya a saber usted porque designios. La cuestion es que descubrí algo que creo que a ustedes les pasó inadvertido. Hay una puerta allí abajo. Una especie de pasadizo que no conseguí abrir. Deberiamos echarle un vistazo. Eso sí, ni por todo el oro de las Indias bajaré allí solo de noche. Jimeno parecía claramente turbado por el devenir de los acontecimientos. Realmente poco le importaba lo que habia sucedido con el abad y el otro monje pero lo de aque encapuchado nocturno. ¡Eso era otra cosa!

Notas de juego

Sorry por la tardanza. He estado muy liado en el curro. He tenido que hacer cosas el fin de semana y estaré a tope hasta el puente.

Cargando editor
Nicasio Juvenal de Ponferrada Cargando pj
17917/8871721
29/10/2012, 18:35
Nicasio Juvenal de Ponferrada

- ¡Una puerta! ¡ pardiez cómo pudimos estar tan ciegos! hay que ir a investigarlo inmediatamente. Nuevamente lamento no tener en nuestra pequeña razia  a alguien que supiera de cerraduras...

Cargando editor
Director Cargando pj
17917/8873525
29/10/2012, 23:27
Director

Notas de juego

¿Decidís bajar?

Cargando editor
Rodrigo de Lara Cargando pj
17917/8873588
29/10/2012, 23:36
Rodrigo de Lara

-Don Cosme no nos dijo nada al respecto... -dijo Ramiro, pensativo-. Es curioso lo de ese hombre: nos pide que investiguemos y no nos cuenta todos los detalles. Deberíamos ir ahora, pero antes tendríamos que buscar algo para forzar la puerta. Yo conservo la palanca que cogí para forzar la cerradura de la tumba, no sé si será suficiente.

Notas de juego

Voto por bajar. Todo se originó en las catacumbas y tras esa puerta podría haber respuestas.

Cargando editor
Nicasio Juvenal de Ponferrada Cargando pj
17917/8874725
30/10/2012, 10:15
Nicasio Juvenal de Ponferrada

Se palpa el costado

-Yo tengo un cuchillo y una daga. Debería ser más que suficiente para forzar la puerta. Vayamos ya a ver si encontramos alguna respuesta.

Cargando editor
Jimeno Ibañez Cargando pj
17917/8876607
30/10/2012, 18:53
Jimeno Ibañez

Un momento... un momento... ¿que decís de una cerradura en la tumba? Yo encontré una apertura en la propia tumba. La cerradura estaba forzada. ¿Estamos hablando de lo mismo? ¿Vosotros tambien lo encontrasteis? ¿La forzasteis?  preguntó un poco extrañado al escuchar a Don Rodrigo.

 

Notas de juego

Esa es la puerta a la que me refería...

Cargando editor
Director Cargando pj
17917/8877764
30/10/2012, 22:07
Director

Notas de juego

Puede que estéis hablando de lo mismo. ;)

De momento estáis en la puerta de las habitaciones, hablando. Don Cosme está por allí cerca.

Cargando editor
Jimeno Ibañez Cargando pj
17917/8878145
30/10/2012, 23:04
Jimeno Ibañez

Notas de juego

Pues menos mal.

Cargando editor
Rodrigo de Lara Cargando pj
17917/8879579
31/10/2012, 10:48
Rodrigo de Lara

-Acabáramos -sentenció Rodrigo-. Sí, es la misma que os mencioné ayer, que solo contiene a un difunto guerrero ataviado con sus armas. Y como esa debe haber más, por lo que nos dijo don Cosme, pues se trata de guerreros que ganaron por las armas el sitio donde se construyó el monasterio.

-Entonces, sigamos el plan original. Que cada cual indague por su cuenta sobre Damián, pues aún hay muchos monjes con los que no hemos hablado. Mas no apruebo el plan de robarle a don Cosme; es un hombre de Dios, y, puesto que es él quien está ahora al frente del monasterio, mientras estemos aquí, le debemos obediencia, por poco que eso nos guste. No pequemos más y hagamos bien las cosas, que bastante he tenido con profanar una tumba. Iré a hablar con él ahora mismo para intentar hacerle entrar en razón. En cambio, vuestra treta para permitirnos investigar por la noche me parece lícita -le dijo a Nicasio-. No tenemos más remedio que hacerlo, y sé que allá arriba no nos lo tendrán en cuenta, ya que es por una buena causa.

Notas de juego

Lo siento, chicos, pero Rodrigo fue criado en un monasterio y es un poquitín beato.

Pero no le hagáis caso y robadle la llave a don Cosme XD

Cargando editor
Don Cosme Cargando pj
17917/8879652
31/10/2012, 11:02
Don Cosme

Justo en esos momentos, cuando estábais planeando las pesquisas para este día, llegó don Cosme. Eran un poco antes de las seis de la mañana, y ya todos los monjes se dirigían a la capilla (los veíais yendo por los pasillos y cruzándose con vosotros). Sin embargo, Don Cosme no se dirigió allí, sino que se quedó esperando a que todos pasasen y se dirigió a vosotros:

Por favor, he de hablaros de algo, seguidme -y comenzó a alejarse por los pasillos-. Era raro, ya que parecía que don Cosme no iría a la misa matutina de las seis. ¿Habría una buena razón para ello? Lo cierto es que se encaminó al patio interior, y vosotros le seguísteis. Aún hacía fresco de la mañana, pero se quedó allí parado a que vosotros le alcanzáseis. Una vez a su lado, sacó algo de uno de sus bolsillo.

Sin mediar palabra, os lo entregó. Era una especie de pergamino enrrollado. Cuando lo abrísteis, vísteis que había algo escrito:

 



Querido hermano Cosme:


Siento haber desaparecido del monasterio sin decir nada ni dejar rastro alguno, pero me fue imposible hablar contigo. Mi enfermedad me estaba consumiendo, y los cuidados de Jonás no hacían sino acentuarla cada vez más, como si de mala fe se tratase. Ten cuidado de él. Gracias al Señor que pude encontrar a tiempo a varios amigos mías de la Orden, y mediante un meticuloso estudio, han conseguido unos ungüentos, que están devolviéndome las fuerzas y acabando con la enfermedad. Dentro de diez días enviaré al monasterio a cinco de mis hombres para que te ayuden a esclarecer el misterio de mi enfermedad, y la extraña desaparición del cadáver de Don Damián.


Lucas Garcilaso.



 

Antes de enseñaros esto... quería comprobar si érais gentes de confianza. A veces hemos dado asilo a algún maleante sin saberlo... En fín, esta carta... llegó hace siete días... -dijo don Cosme tras esperar a que la leyéseis-, es decir, mañana vendrán refuerzos de don Lucas, hijos míos.

Cargando editor
Herman Rothstein Cargando pj
17917/8879656
31/10/2012, 11:13
Herman Rothstein

¡Qué brrrribón este crrristiano! -decía para mis adentros-, ¡Se lo tenía guarrrrdado!

Cargando editor
Rodrigo de Lara Cargando pj
17917/8879741
31/10/2012, 11:34
Rodrigo de Lara

-Celebro que al fin gocemos de vuestra total confianza -dijo Rodrigo, sinceramente y sin ironías, después de leer el pergamino; ahora se explicaba las reticencias de don Cosme, y por qué parecía que se interponía en sus investigaciones a pesar de haberles pedido ayuda-. ¿Quiere esto decir que sabéis algo más de lo que nos habéis contado hasta ahora?

Rodrigo dejó que don Cosme se explicara, y añadió:

-Durante nuestras investigaciones, hemos llegado a la conclusión de que don Lucas y don Damián están aún vivos, y me alegra saber que no nos hemos equivocado. De hecho, sospechamos que tras esas apariciones nocturnas de las que ya os hemos hablado se esconde el abad, o tal vez un aliado suyo dentro del monasterio, que nos está usando para esclarecer el misterio sobre el desaparecido hermano Damián. Por lo que dice en la carta, parece que el abad tiene enemigos aquí dentro, y sospecha de su propio ayudante, el hermano Jonás. ¿Qué pensáis vos de él? ¿Y qué pensáis del hermano Jacinto? Apenas nos dejó hablar con Jonás, ya que al instante interrumpió nuestra charla, reclamando su ayuda en las huertas.

Rodrigo esperó a que don Cosme le contestara antes de intentar convencerle de que les dejara entrar en la torre; tal vez ahora que se fiaba de ellos les dejara hacerlo.

Cargando editor
Nicasio Juvenal de Ponferrada Cargando pj
17917/8880030
31/10/2012, 12:37
Nicasio Juvenal de Ponferrada

- Debemos ir a ver al hermano Jonás y ver qué tipo de ungüentos usa y en qué libros se inspira...- dijo Nicasio lanzando miradas de complicidad a los demás.