Partida Rol por web

La Edad de la Inocencia (+18)

• Catherin Blame •

Cargando editor
07/03/2017, 22:42
Catherin Blame

Sonreí ante su broma aunque no pude ocultar mi sorpresa cuando dijo que era la primera mujer en pisar el navio - Es muy halagador - Responde con sinceridad aun riendo un poco, pues la verdad es que la parte de que aun se creyera que odia dar mal vario me resultaba de lo mas gracioso, aunque en parte aquellas historias eran lo que le daba cierto encanto a la vida. 

Me levante cuando el y estire con las manos la falda colocándola bien, tras ello coloque las manos hacia delante sobre la tela, cogiendo con una la muñeca de la otra y comenzando a caminar al lado de James.

Mis ojos miraban todo con fascinación real, aquello era increíble, para el seguramente seria corriente, algo que ya conocía como la palma de su mano pero para mi era magnifico, mis manos acariciaban de aquí allá algunas cosas mientas caminábamos y le iba preguntando sobre el barco. Deslice mis dedos por la madera, algunos postes, los cañones... no sabia que esperaba aquel hombre de mi reacción al traerme allí a cenar pero yo sin duda tenia claro que aquello me estaba gustando mas que si me hubiera llevado al restaurante mas caro de la ciudad. 

Iba tan concentrada y mirándolo todo que no me di cuenta que el recorrido se terminaba y la ultima puerta daba a su camarote, por un segundo me tense por completo, en menos de un minuto mi mente comenzó a pensar en como debía actuar, en que debía decir, en si el esperaría algo o no, había sido un hombre que ya me había intentado besar prácticamente al conocerme, ahora tras una cena quizás intentaba algo mas y yo... no era esa clase de mujer. Por suerte para mi cuando hablo de los libros y mi mirada se poso sobre ellos mi mente se disperso por completo. Al momento la tensión desapareció, un brillo apareció en mis ojos y me acerque a la librería comenzando a ver los lomos de todos los libros. - ¡Tonterías! Son los mejores libros, los que te llevan a otros lugares, que hablan de cosas que parecen sacadas de la magia o de la propia magia, a mi son los que mas me gusta, para leer sobre la realidad ya tengo mi día a día - Sin darme cuenta ahí estaba apoyada en su camastro como una niña pequeña sacando algunos que otro libro y ojeandolo. - ¿Los habéis leído todos? ¿Cual es vuestro favorito?

Cargando editor
17/03/2017, 13:39
Catherin Blame

Post Conferencia, Viernes 7 de Mayo de 1880

 

187 Piccadilly, St. James's, Londres 

19:40 hrs

Era la primera vez que había podido asistir a una conferencia, cada vez que había algún evento de este estilo yo tenía que estar trabajando, pero por suerte en este nuevo trabajo había tenido tiempo para salir antes y el permiso para hacerlo, por lo cual puede disfrutar de la charla y después aún tenía unas cuantas horas libres.

La mayoría de los asistentes ya se habían ido, yo no tenía ningún plan ni nada que hacer después así que aproveché para echar un vistazo por la librería a ver si encontraba algo interesante que llevarme a casa.

Estaba medio de uno de los pasillos ojeando los lomos de los libros y cogiendo uno para abrirlo y ver sus páginas, estaba completamente absorta en lo que iba leyendo que no me di cuenta de una presencia que se hacercaba hasta que ya estuvo a mi lado. Me sobre salte un poco y cerré el libro de anatomía de golpe - ¡Profesor! No sabía que aún estaba por aquí... - Me puse bastante roja al momento, mientras miraba si aún quedaba alguien más. Al ver que no mis grandes ojos azules se centraron en el hombre que tenía a mi lado, lo había estado mirando toda la conferencia cuando hablaba pero ahora de cerca no pude evitar fijarme más en sus rasgos, era un hombre atractivo, tenía cierto porte particular y de cerca sus ojos se veían más oscuros.

Cargando editor
17/03/2017, 19:41
James Lloyd

Asiento con la cabeza cuando me pregunta si los he leído todos. –Es difícil escoger uno. Pero si tuviera que escoger… supongo que 20.000 leguas de viaje submarino.- Me encojo de hombros como pidiendo perdón. -Deformación profesional -Me excuso riendo- La cabra tira al monte, yo a la mar.    

Si te gustan, puedes llevarte alguno, si quieres- Le invito viendo que parece entusiasmada con la colección.  -Así tendré alguna excusa para volver a verte.

Bueno, creo eso es todo.- Le digo, al final entre unas cosas y otras se nos ha hecho bastante tarde, así que la acompaño de nuevo hacia la calesa para que nos lleve hacia su casa.- Ahora ya conoces mi barco y algo más de mi. La próxima vez que intente besarte no podrás excusarte en que no me conoces casi. -Le digo sonriendo mientras le ofrezco mi mano para ayudarla a subir a la calesa.  -Espero que te hayas divertido.  

Notas de juego

Yo poquito a poco :D

Cargando editor
17/03/2017, 22:57
Robert Blanch

Una vez he acabado de atender la última consulta de los asistentes recojo los papeles guardándolos en mi cartera y me dedico a colocar ordenadas las sillas. Una costumbre de la Universidad dado lo poco que cobran las trabajadoras de la limpieza. Ademas me sirve para comprobar quienes están atentos y quienes se dedican a pasar el tiempo haciendo dibujos que después dejan. Así se los que realmente se esfuerzan respecto a los que saben que recibirán el titulo por sus familias.

Cuando me dirijo hacia la salida casualmente me encuentro con la segunda que me pregunto sobre Hipatia y me acerque ya que me habría gustado hacerle una pregunta.

Yo tampoco creía que todavía quedaría alguno de los asistentes aquí. Me gustaría preguntarle una cosa que me pareció que en el último instante prefirió no hacer público. Por cierto señorita… Si me permite saber su nombre sabre como dirigirme a usted, pero si prefiere .guardar la discreción no tiene porque decírmelo.

Espero a su reacción al darme cuenta de que no me aguardando ya que no se habría sorprendido al encontrarnos.

Cargando editor
18/03/2017, 01:41
Catherin Blame

Apreté el libro que tenía en una de mis manos contra mi pecho mientras la otra apartaba un mechón de cabello rebelde de mi rostro, colocándolo bien detrás de mi oreja. Me sentía algo cortara y fuera de lugar ahora mismo ¿como podido haber sacado valor para hablar en la conferencia y ahora solos me resultaba intimidante? Era su mirada, o al menos eso creía, aquella mirada de color oscuro.

- Cierto... no sería educado por mi parte saber el vuestro y que vos desconozcáis el mío. - Respondí al darme cuenta - Catherin Blame - Alargue mi mano libre hacia el, pero no como haría una dama, mostrándola para ser besada, si no que la acerqué a el para estrechar la suya. - ¿Que deseabais preguntarme? - Ahora la que tenía curiosidad era yo, pues recordando mis palabras intentaba buscar algo que hubiera podido llamar la atención de aquel hombre y no sabía que podía querer preguntarme, había damas que habían aportado más información o comentarios más elaborados que yo.

Cargando editor
18/03/2017, 02:09
Catherin Blame

Seguía fascinada mirando los libros mientras escuchaba a James hablar.

- Entonces será ese el que me llevaré - Sentencie comenzando a buscarlo entre los libros para cogerlo y apretarlo con una mano contra mi pecho bajando del camastro. - No os hace falta una excusa para volver a verme, sabéis dónde vivo y con un simple mensaje conseguirse el café que os debo, aunque aún así no desaprovechare el llevarme una de estas maravillas - Sonreí acercándome a el para salir de su camarote, ya fuera me di cuenta de que había estado nerviosa por nada, quizás estaba haciéndome una idea equivocada.

Aunque no podía evitar terminar roja como un tomate cada vez que hacía alguna referencia a besarle o a intentarlo, pues por más que quisiera verlo natural para mí era... algo más.

Ya en la calesa sonreí asintiendo - Ha sido una noche magnífica, me ha gustado conoceros a vos y vuestro navío - Por un segundo me quede un poco parada sin saber que debía decir ahora así que preferí ser yo misma. Me acerqué a el y apoyando una de mis manos en su hombro ese su mejilla derecha suavemente.

Notas de juego

Bienvenido :)

Cargando editor
18/03/2017, 12:00
Robert Blanch

Mi vacilación es muy pequeña ante la forma de ofrecerme la mano, aunque prefiero esta forma mas igualitaria no es habitual.

La estrecho suave pero firmemente mientras le digo, asegurándome previamente de que no haya nadie mas en esta parte de la biblioteca. – Señorita Catherin Blame, al poner ejemplos de ante quienes no tenían reparos a desnudarse los hombres dijo algunas algunas ocupaciones como enfermeras y costureras que si es inusual que puedan realizar su actividad con alguien completamente vestido.

Haciendo una pausa mirándola directamente, no puedo dejar de fijarme en sus ojos. Nombro también las criadas lo que me pareció que indicaba una queja a unos abusos que la mayor parte de nuestra sociedad considera normales, no por mi parte. Pero entiendo que sea una cosa que no quiera hablar con un desconocido. – Inclinando la cabeza, – mis disculpas si la he ofendido al hablarte de una cosa así.

Cargando editor
18/03/2017, 14:03
Catherin Blame

Seguía fijándome el las facciones de su rostro a medida que hablaba, una mala costumbre que tenía desde niña, fijarme en los gestos y expresiones de la gente, algo que algunos a veces incomodaba. O al menos eso era lo que estaba haciendo hasta que su mirada y la mía se encontraron, topándome con aquellos ojos oscuros perdiéndose en el azul intenso de los míos. 

Lo que no me espere era lo que me estaba diciendo, lo que quería preguntarme o más bien comentarme. ¿Es la impresión que di con mis palabras? No era lo que esperaba.

- No se preocupe, hay pocos temas de los que me sentiría incomoda hablando - Muy pocos y casi podían estar todos enlazados en el mismo tema principalmente y no era incomodidad totalmente, más bien vergüenza. - No fue mi intención dar esa impresión con mis palabras, llevo trabajando en diferentes hogares desde niña pues empecé a ir con mi madre y he visto de todo, lo que si jamás deje que a pesar de mi posición de sirvienta no se me tratara con respeto puede estar tranquilo con eso - Ser una empleada no implicaba ser una esclava, si algo no me parecía aceptable no lo haría. 

Ladee un poco la cabeza curiosa y apreté un segundo los labios humedeciéndolo - ¿Era eso lo que le preocupaba? ¿Que alguien estuviera abusando de su posición conmigo? - Hasta el momento de decirlo en voz alta no me di cuenta de algo muy importante ¿Porque aquel hombre que ni sabia mi nombre hasta hace unos segundos se preocupaba por eso? Mis ojos volvieron a escudriñar su rostro para terminar de nuevo en aquellos ojos oscuros como buscado una respuesta a las preguntas de mis pensamientos.

¿Quién es este hombre? Pensé un segundo intentando imaginar la vida que había tenido o de dónde provenía para tener un comportamiento como aquel y dar una conferencia sobre temas tan tensos en estos tiempos. 

Cargando editor
18/03/2017, 22:15
Robert Blanch

Al acabar de hablar intento emplear un tono calmado ya que parece que la he alarmado. Ademas si elevamos el tono y alguien nos oyera la mas perjudicara socialmente sería ella a pesar de haber sacado yo el tema. Ni se molestarían en intentar conocer lo que considerarían un detalle insignificante.

No pensé, que se refiriera a usted, señorita Catherin. Pero si tengo que reconocer que pensé que se refería a esos despreciables abusos que lamentablemente nuestra sociedad entiende y disculpa en el hombre haciendo únicamente responsable a la mujer. Siempre y cuando este sera de una posición social mas elevada.

Tienes que decirle lo que has pensado hace unos instantes, de no hacerlo puede que te pases años lamentándote de no haberlo hecho. Porque te cuesta tanto hablar de estas cosas.

Vuelvo a centrarme en sus ojos antes de abordar un tema mas personal por mi parte. – Disculpe mi atrevimiento. Me ha resultado muy agradable poder conversar con usted. ¿Cabria la posibilidad de tener la oportunidad de volver a verla?

Me quedo mirando su cara detenidamente por si la hubiera ofendido y no la volviera a ver.

Cargando editor
20/03/2017, 18:14
James Lloyd

Sonrío divertido al ver a Cath ruborizarse por enésima vez ante un comentario mío. Es tan cándida e inocente. Pienso encantado por ello.

Su beso en la mejilla me pilla por sorpresa, de haberlo esperado posiblemente habría intentado alguna picaresca como girar la cara en el último momento para que nuestros labios se rozaran, pero no ha habido ocasión. - Vaya ¿Eso significa que te gusto? ¿Aunque sea un poquito? - Le pregunto traviesamente tras recibir el casto beso. He recibido besos más intensos de mi hermana, pero no importa. Cath es como es y eso es lo que la hace especial, me conformaré con ese beso en la mejilla...    de momento.

 Cuando la calesa se detiene frente a su casa bajo primero para ayudarla a bajar. Ya ante la puerta de su casa saco un pequeño broche hecho con oro, jade y coral.

Una baratija que me traje de China. -Le digo quitándole importancia al regalo mientras lo coloco en su vestido a la altura del hombro izquierdo. Verdaderamente no es una joya cara, el jade y el cuarzo coralino son piedras bonitas, pero que no tienen apenas valor, me lo traje de China porque me pareció bonito no por su valor. Es bonito pero luce más si lo lleva una chica tan bonita como tú. Me gustaría que te lo quedaras.

Este es el momento en el que tenía planeado besarla, pero ello le quitaría encanto al momento y parecería que espero algo a cambio del regalo, de modo que me lo replanteo y en vez de intentar besarla agarro una de sus manos para depositar un fugaz beso sobre sus nudillos a modo de despedida. -Ha sido una velada memorable, Cath. Espero verte pronto.