Mundo Friki: Series

Star Trek: Discovery

Argumento

Star Trek: Discovery

Star Trek: Discovery es la sexta serie de acción en vivo ambientada en el universo de Star Trek y la séptima en total. Creada por Bryan Fuller y Alex Kurtzman, Discovery se ubica aproximadamente una década antes de Star Trek: The Original Series, que se desarrolla principalmente a bordo de la nave estelar USS Discovery, la cual es envuelta en medio del conflicto que involucró al Imperio Klingon y a la Federación.

 

Clasificación

Temática:
Juegos a los que puede adaptarse:

Star trek Adventures es el juego renovado de ST, con todo el empuje novedoso y detallado que merece la saga. Tiene un sistema particular e interesante de creación de personaje aunque su sistema central es bastante extenso y requiere de varias lecturas y pruebas para su correcto uso.

Presentación de la traducción en español por Holocubierta ediciones.

Si en cambio las ganas de jugar esta ambientación chocan con la obligación de una lectura ardua es más recomendable Star Trek Engage!, que es una sencilla adaptación del universo ST al clásico sistema D6 de West End Games. Y todo en veinte páginas.

Opinión de Falken

 

 

 

 

Igualando el documental Caos en el Puente (sobre los problemas en TNG detrás de la pantalla) Discovery nació del auge renovado Trekkie por las nuevas remakes de JJ Abrams (o mal llamado “Abramverso”). Y hasta allí porque, durante casi un año y poco más, las buenas cosas quedarían en pausa.

No es fácil hablar de una serie con tanto pasado como es Star Trek y mucho menos tocar Discovery sin herir susceptibilidades o perturbar a los más puristas cuya bandera de “It's not Star Trek" languidece sin atención en un bucle interminable ante cada nuevo estreno trekkie. Pues han pasado más de cincuenta años desde la Serie original y poco más de treinta desde La Nueva generación. El mundo ha cambiado y con ello el entretenimiento también, pero por sobre todo esto la serie supo redimirse y enfilar hacia el sendero que merece.

La cuestión es que Bryan Fuller (Star Trek Deep Space 9 y Star Trek Voyager) abandonó su puesto de showrunner para dedicarse a otras cosas. Ese, quizás, fue el indicio de una situación malparida que no acabaría hasta muy avanzada la segunda temporada, con el despido de los productores ejecutivos (los reemplazos de Fuller) Aaron Harberts y Gretchen Berg para finalmente ser Kurtzman quien tome la posta en la segunda temporada.

¿Y como empieza todo? Pues al situarse casi diez años detrás de la serie original el arco argumental del inicio de Discovery y de la primera temporada se basa en la guerra Klingon-Federación, tiñendo de oscuridad todos los conceptos conocidos hasta el momento de Star Trek. Después de todo el futuro utópico de Gene Roddenberry murió con él durante las primeras temporadas de TNG, siendo solo su fantasma el que perdurase hasta el último capítulo, titulado “Todas las cosas buenas”.

La intención de los showrunners de turno fue crear personajes adaptados al nuevo milenio, no tan perfectos y en continuo conflicto los unos con los otros. Todo esto tamizado por el manto bélico y la influencia del Abramverso, incluyendo proyectores holograficos muy a lo SW, un lavado de cara completo a los Klingons y otras cuestiones inverosímiles al canon tradicional. Solo que al fin y al cabo de eso se trata Star Trek, de ir audazmente donde nadie ha ido jamás (o donde las series anteriores no lo han hecho).

Desde luego la serie en la primera temporada tira de personajes originales como Sarek y Mudd más algunos tópicos clásicos como la visita obligada al Universo Espejo en un claro intento de unificar criterios y generaciones bajo el banderín de lo políticamente correcto (y de salvar la segunda mitad de la primer temporada). Igualmente todo eso no justifica el uso del “motor de esporas” y el parentesco del personaje principal con Sarek con el “tan sagrado” canon. Pero no hay que desesperar, que mucho de esto se corrige posteriormente.

Quienes hayan visto la primera temporada podrán afirmar que la misma termina con el último camino en un cierre a los tropezones, de forma sorprendente e igualmente decepcionante y rápida. Todo enfilado por el bien de “lo que vendrá”. Quizás el “craso error” fue el cierre del arco Klingon, pero fue suficiente para empañarlo todo, como sucede con cualquier cosa que pasa por muchas manos y su resultado final siempre es pobre.

En cambio la segunda temporada comienza con grandes tanques como la Enterprise y el mismísimo  capitán Pike (el capitán anterior a Kirk en la Enterprise). Aquí la línea argumental se aleja de la guerra para navegar en aguas de la Sección 31, los viajes temporales y unas extrañas señales que tienen a los protagonistas en vilo.

En esta temporada el fanservice se encuentra a la orden del día, y no es para menos porque el arco argumental está construido sobre esa premisa e ir despegándose de ese vicio poco a poco. Por ejemplo el inicio del capítulo 8, titulado “Si la memoria no falla”, es tan jodidamente emotivo como nostálgico.

Es muy importante destacar que casi todos los horrores (porque decir errores es poco) de la primer temporada se corrigen a fin de no reescribir la historia de la franquicia que acontece antes de la serie original. La verdad es que la segunda temporada termina con la vara muy arriba de lo que todos esperaban y que deja el camino totalmente libre para dejar fluir la serie sin destruir nada de lo previamente establecido.

¿Y qué hay de los personajes? Pues en un principio todos son bastante planos, carentes de expresión y con guiones superfluos. Hasta la supuesta Mary Sue, que es Michael Burnham, tiene cambios tan radicales que van de la lógica pura y dura hasta capítulos enteros de emociones desbordadas y llanto a raudales. Sobre los personajes “originales” tal vez se pueda dar algo de utilidad porque sus momentos en la pantalla aportan ese valor agregado que la serie necesita como el oxígeno vital. Solo con el paso de los capítulos, los escritores, y las temporadas algunos de ellos emergen de la mediocridad para abrirse paso y ganarse su espacio en la serie.

En definitiva es una serie con grandes altibajos y con gran disparidad entre ambas temporadas, pero bien realizada y encauzada en la segunda mitad de la última temporada (con el ingreso de la nueva showrunner, Michelle Paradise). Esperemos que a partir de la nueva temporada den rienda suelta a la serie, sin condicionamientos como hasta ahora, porque “Muchos son los que pueden temer el cambio" "…llegando audazmente donde nadie ha podido llegar”.

Larga vida y prosperidad.

07/05/2019, 22:30

Opinión subjetiva y personal:

Michael Burnham (ST Discovery) y Clary Fray (Shadowhunters) tienen una competición por ver quien es el personaje más irritante de Netflix. Es una lucha de titanes.

La trama (sin decir Spoilers) gira en torno a Michael, su hermano, su madre, su gato y su osito de peluche. El resto de la galaxia es absolutamente irrelevante. Si no tienes una relación directa con ella, no eres nadie en el desarrollo de los acontecimientos.

La serie empezó bien y de repente llegó el capitulo 1x07... Con un desarrollo calcado de otras series de ciencia ficción y un desenlace tan absurdo y naif que insulta al espectador. Y a partir de ahí solo hubo mediocridad. Y muchos medios para tapar la falta de talento.

07/05/2019, 23:22

Faltó agregar esto:

Para el momento de escribir esta reseña hay en desarrollo al menos dos series animadas (una sitcom titulada Lower Decks, por Mike McMahan (“Rick and Morty”), y una infantil a emitir por Nickelodeon), un spin-off de TNG protagonizado por el afamado capitán Picard y otro de Discovery, bajo la bandera de la Sección 31 y Michelle Yeoh como actriz principal. También se encuentra en proceso de filmación la tercera temporada de STD.

08/05/2019, 09:48

Coincido con amusarado en que la trama gira en torno a Burnham y sus paranoias. Quitando eso la serie me pareció entretenida, siendo mi parte favorita la del Universo Espejo. Sin embargo me quedé con las ganas de ver cómo habría sido la Burnham de ese universo ¿Como habría sido una personalidad opuesta a la de alguien tan cambiante?

Romperé asimismo una lanza a favor de esta serie y diré que el final de la segunda temporada me pareció muy bueno y le da a la serie un cierre adecuado, especialmente en lo que le ocurre a la protagonista.

Un saludo

Konietzko

10/05/2019, 17:49
Editado: 10/05/2019, 17:51

Estoy en un grupo de fanáticos de star trek en mi pais y debo decir que  han existido discusiones (e inclusive peleas) por esta serie,  recien hasta expulsaron a un fulano por discutir. Algunos les gusta y a otros no, yo realmente no me llevo un buen concepto, creo que  no es del todo mala pero que pierde el  toque,  posiblemente  me parece mucho más cercano a una telenovela, yo diria que habria un cambio a la última frase de este análisis, "muchos son los que pueden temer al cambio llegando audazmente donde nadie ha querido llegar"

16/05/2019, 20:03

Pues ya me vi el último capitulo, que no había tenido tiempo todavía. Y a mí la serie me ha gustado mucho. Con la excepción de lo que han hecho con el aspecto físico de los Klingons el resto me encanta. Sobretodo el hecho que no destrozan nada de lo que ha pasado antes o pasa después de las demás series. Cosa que tenía miedo que hicieran.
El episodio de la segunda temporada donde meten escenas de la serie Original me encantó.

Los personajes muy fuertes todos, pero no me parece mal. Michelle Yeoh se come la pantalla cada vez que sale, y Pike es...El Capitán de la Enterprisse, para mí el segundo mejor después de Kirk.

Desde luego si las nuevas de Star Wars hubieran cuidado esos detalles lo mismo hasta habrían estado visibles y todo.

En fin. Para gustos colores. Pero me parece una serie más que correcta de Star Trek. Y mira que soy tikismikis con esas cosas, y me considero un gran fan de Star Trek.

17/05/2019, 00:56
Editado: 17/05/2019, 01:02

Aqui un trekker más que estuvo bastante decepcionado con la Primera Temporada. Directamente no he llegado a ver la Segunda Temporada. Me he spoileado por amigos, artículos y viendo retazos de alguna escena y sólo puedo decir una cosa: Menos mal que no he perdido mi tiempo viéndola. Sólo por un trozo de un episodio, no merece la pena perder el tiempo cuando hay ahora mismo tan buenas series a nuestra disposición.

Después de la primera temporada, me quedé de piedra y mi conclusión fue que era una serie mala. Sin "haterismos".

Y no porque los medios técnicos lo sean. Si queréis ver efectos especiales, la serie los tiene y muy buenos. Pero el resto es un chiste que concebido para tomar el pelo al espectador (sobretodo al más fan).

Tengo que decir que la idea de la que parte uno de los dos cimientos argumentales del guión es realmente bueno, sorprendente y, dentro de lo que cabe, "original", en el sentido de que no se había visto antes en el universo de Star Trek. Pero es una idea que daba para ¿5 episodios? Puede que menos, no sé ¿Pero 15 episodios? Claro, estaba el otro cimiento argumental (la guerra klingon-federación), pero es taaaaaaan ridiculo todo lo que tiene que ver con esta trama que al final la temporada entera se va al traste a pesar de un breve "lapso" de "luz". Los klingons "reimaginados" son simplemente ridículos "airgamboys" que ni siquiera son capaces de coger un cuchillo en condiciones por la cantidad de protésicos que llevan ¿y sus insufribles discursitos? ¿sus tácticas que rivalizan con los romulanos?

Visto el material, hasta el trabajo de los actores parece "bueno", porque saben sacar un poco de sustancia al guión y a un "esbozo" de personajes que se ve completamente eclipsado por la protagonista: una "Mary Sue" insufrible y de libro. Burnham es eso y mucho más: todo el mundo la adora y todo lo puede resolver. No tiene defectos, no necesita apenas al equipo y la historia depende completa y continuamente de las decisiones que ella va tomando. ¡Im-pre-sionante! Deberían nombrarla almirante de la Flota Estelar directamente. ¿Dónde está la labor de equipo que siempre vemos en Star Trek? ¿Dónde están los dilemas morales? ¿Dónde está la filosofía de la Federación? ¿La diversidad de razas? ¿La exploración?

No encontraréis nada de eso. Apenas cuatro fumadas y dos episodios sobre viajes en el tiempo. Y ya.

Después de haber visto los dos Documentales de Netflix "The Captains" y "For the Love of Spock", puedo decir que no merecen estar en la saga de Star Trek. No es Star Trek. Podría haberse llamado de cualquier otra forma pero no es Star Trek. Coge una parte pequeña de Star Trek y la deforma completamente, pero eso si, luego en los últimos 10 segundos de la primera temporada, pretenden tirar de nuestra fibra nostálgica para que les perdonemos. Este detalle me pareció realmente insultante, aparte que no sabes si la serie se acaba (por favor si) o si es un guiño, guiño, codo, codo para que digas ¡anda mira, que al final si es Star Trek después de todo lo que he tenido que soportar!

La aparición de Johnatan Frakes en escena (como director del episodio 11 después de navidades) coincide justo con la "revelación" del cimiento argumental que comentaba más arriba... es un pequeño "lapsus" de luz entre la oscuridad de lo mediocre. Son 2 episodios a lo sumo, más o menos entretenidos finalizado por un tercero de chiste.  

A los que no la habéis visto y tenéis tiempo de sobra, os diré, pues dale, lo mismo veis algo que os gusta. A los que no tenéis tiempo que perder, ni os asoméis. Ahora mismo la producción de series buenas es ingente y en los últimos meses he podido visionar series realmente buenas: Stranger Things, Altered Carbon, The Expanse y ¡¡ta-chán!! THE ORVILLE.

Me crucé con esta serie porque otros amigos trekkers la vieron. Era reticente porque no soy muy fan de Seth McFarlane pero, después de verla, he encontrado casi un mejor "Star Trek" en él que en Discovery. De hecho, en el Club de Star Trek de España se hizo una encuesta entre las dos ¿y adivináis cuál ganó? ^^

Y quizá sea porque McFarlane es un apasionado de Star Trek que ha sabido rodearse de gente que ha trabajado muy de cerca con la saga y se nota que lo hace con "cariño". Porque si quitas los diálogos cómicos llenos de palabrotas y su humor sarcástico, el resto, joder, es como estar viendo TNG pero modernizado con bastantes problemas de nuestra sociedad actual...

Quiero entender que Discovery es una especie de sucedáneo creado para atraer a nueva gente a un nuevo "Star Trek" pero apenas veo las señas de identidad de la serie salvo usar (y de qué manera) personajes existentes como Spock, Pike o Sarek. El resto de personajes, por cierto, más planos y prescindibles que nada y, repito, sin aportar mucho a la historia.

Nunca he entendido la manía de hacer "precuelas" cuando tienes todo un universo futuro por delante. Y mira que Enterprise me gustó, pero es que era otra serie que estaba hecha con mucho cuidado e interés, incluso amoldando los efectos especiales, vestuario o tecnología a una realidad pasada, no como Discovery que te da una clara impresión de estar en una línea temporal alternativa.

Si querían ir "más allá" ¿Por qué narices no se atreven de nuevo en ir hacia delante en vez de hacia atrás? Eso si que sería Star Trek. Se mira al futuro, no se reitera el pasado para tocar fibras sensibles y bolsillos. En ese sentido, espero que la serie que están preparando sobre Picard ya en un futuro algo más lejano, sea de verdad algo nuevo sin dejar de ser Star Trek.