Partida Rol por web

Danganronpa: Des-Esperanza

4. Habitación Monokuma

Cargando editor
Cargando editor
Cargando editor
03/09/2019, 02:54
Monokuma

Aquella pequeña sala aparte era todo lo que una persona podía desear; si lo que quisiera desear era controlar a un oso robot de dos colores, claro está. Además de un panel de control y distintos paneles informativos; se encontraba el asiento y los mandos de Monokuma. Algo bastante avanzado ya de por sí.

Cuando Katsumoto se acercó a los controles de Monokuma, este se percató que estaban bloqueados.

Pese a ello, en aquel lugar destacaban un total de 2 cosas.

1º En el suelo se encontraba una pequeña trampilla, la cual se encontraba cerrada, o mejor dicho soldada al suelo.

2º Unas hojas removidas, en donde contenían ciertos datos acerca de Monokuma y su funcionamiento.

Cargando editor
03/09/2019, 03:08
Entorno

Monokuma Autónomo Legal Ordinario Super-Obediente

La Modificación del prototipo "Monokuma" ha sido un éxito; pues pese a que la personalidad de "Junko Enoshima" aún se encontrara dentro del Robot, esta ha logrado ser contenida al dividirla entre los distintos Monokubs inferiores; impidiendo que este Monokuma se convierta en la reencarnación de Junko Enoshima.

La opción de destruirlo está fuera de las pautas viables, pues si esto se hiciera, se perderían muchos datos acerca de lo acontecido en la Academia, así como la capacidad de procesamiento de la misma Junko Enoshima; por lo que mantener su personalidad a raya y usar su inteligencia es lo mejor que puede hacer la humanidad para reparar los daños que esta ha causado, aún en muerte.

Entre los Alumnos de la nueva clase, hemos logrado vincular personalidades alternativas a estos nuevos Monokubs, y aunque tienen atributos similares a los alumnos a los que han sido vinculados; ninguno de ellos tiene las mismas habilidades, conocimientos, inteligencia o a veces, incluso gustos, que sus contrapartes humanas. - Lo que equivale a un retroceso en comparación con "El Monokuma".

-Ainam River

Cargando editor
03/09/2019, 03:09
Entorno

Monokubs Inferiores de Primera Generación

MonoAne - Kaori Miyazono - (Búsqueda del Amor Obsesivo)

MonoFuna - Tafuna Iwa - (Bondad Excesiva y Accidentes)

MonoPachi - Natsuki Mei - (Dinero y Triquiñuelas)

MonoBarter - Kizoku Anata - (Tendencia a líquidos y Amabilidad)

MonoSeeker - Yoshida Tadayo - (Aventurero, Silencioso, Acción)

MonoGuitar - Neku Sakuraba - (Ruidoso, Música, Guitarra)

Kurokuma - Nagory Zinc - (Maldad, Trampas, Pillería)

Cargando editor
03/09/2019, 03:18
Entorno

Primer Estado Ligado Gracias a Ruta Obediente

La creación de los "7" Monokubs inferiores de Primera Generación ha sido suficiente para que la personalidad de Junko Enoshima esté lo suficientemente fragmentada para evitar que esta gane conciencia sobre sí misma y controle al Monokuma Primordial. - También funciona en ambos sentidos, diluyendo ligeramente, las personalidades de los Monokubs Inferiores y haciéndolos más fáciles de controlar desde la Sala de Control de Monokumas.

En el caso de que los contenedores-Monokubs fueran destruídos, la personalidad de Junko Enoshima amenazará con poder volver a controlar el Monokuma Primordial. - Para ello se ha creado bajo la academia el sistema "Monokuma Auxiliar, Director de Ruta de Emergencia" o "M.A.D.R.E" el cual es capaz de vincular los "Monokubs de Segunda Generación".

Los cuales tienen el "Acceso Remoto de Control" por parte de sus contrapartes de personalidad, por lo que es de vital importancia que .....

 

A partir de ahí, el documento no se puede leer, pues parece que ha sido arrancado abruptamente.

Notas de juego

.

Cargando editor
03/09/2019, 15:39
Katsumoto Obinata

Sacó la PDA y mandó un mensaje para todos. 

Chicos, esto aún no ha terminado... He descubierto una barbaridad de cosas, no tengo mucho tiempo para explicarlo, pero necesito que vengáis cuanto antes a la sala de cámaras, ya la abrí yo, por lo que puede pasar cualquiera. Con ayuda de MonoBarter abrí la puerta con una cara de Monokuma, ahora me encuentro allí, está al pasar la sala de cámaras. Venid aquí y traed un soplete.

-Obi

Cargando editor
03/09/2019, 15:49
Katsumoto Obinata

El escritor pronto se dio cuenta de su error ¡era de noche y las PDAs no funcionaban! Decidió dirigirse al jardín, donde supuestamente todos estaban reunidos haciendo un homenaje para Yamada-kun. De paso aprovechó y miró la hora del reloj que le había entregado Monokuma ¿por qué demonios le había dado un reloj roto?

Cargando editor
03/09/2019, 15:53
Entorno

Evidentemente, era etapa de noche, por lo que la función de enviar mensajes en la PDA no funcionaba.

La hora que marcaba y la hora que había dicho Monokuma hacía unos minutos no coincidía, o bien eran las 3 de la tarde, o bien eran las 3 de la noche; una más imposible que la anterior. ¿Por qué estaba desfasado (o adelantado) el reloj?. Eso era preocupante como mínimo.

Cargando editor
04/09/2019, 01:26
Entorno

Cuando Katsumoto Obinata trató de salir de aquella estancia se encontró que no podía. Al parecer alguien había bloqueado la puerta desde el exterior de alguna forma, y ahora este se encontraba atrapado en la sala completamente cerrada a cal y canto, y para más inri, sin la posibilidad de contactar con los demás compañeros del exterior... o hacer nada, pues los controles de Monokuma no funcionaban, ni siquiera veía lo que veía Monokuma.

Cargando editor
04/09/2019, 18:13
Katsumoto Obinata

Bueno... Supongo que me tocará pasar la noche aquí. - suspiró. Se sentó en la silla que servía para controlar a Monokuma y se puso cómodo. Suponía que su única esperanza de salir esta noche de allí es que MonoBarter avisara a los demás de donde estaba él. Había sido todo un acierto no meterlo con él.

Cargando editor
12/09/2019, 17:33
Entorno

Un sonido estridente inundó la estancia; cuando Katsumoto Obinata se levantó en busca de donde provenía aquel ruido, descubrió que, en efecto, el lugar de donde salía era aquella pequeña trampilla cerrada; pegando la cabeza a ella para tratar de saber qué era eso, el joven se sorprendió cuando una sierra para metales apareció de las esquinas a escasos centímetros de su rostro.

Levantándose del susto, Obinata quedó paralizado por un instante; tiempo suficiente por la que la sierra diera una vuelta en círculo alrededor de sus pies, abriendo así la trampilla. Y evidentemente, el cayendo por ella.