Partida Rol por web

Tenjin no Eki

大朝鮮國 (Gran Reino Joseon)

Cargando editor
Director Cargando pj
32813/16723709
11/04/2019, 23:07
Director

大朝鮮國 Dae Joseon Guk

El Reino de Joseon es un lugar pacífico y próspero. Desde hace generaciones forma parte de los Estados Tributarios del Imperio Ming, siendo además su socio más importante y poderoso.
Incluso, las relaciones con Japón no han sido malas en los últimos tiempos, siendo más o menos habitual la visita de Emisarios japoneses, así como Emisarios de Joseon visitan la Corte Imperial de Kyōto.

Es por ello que el repentino ataque del ejército japonés ha cogido desprevenido al reino y ha traído una oleada de incertidumbre y conflictos internos.
No son pocos los que no entienden la defensiva táctica de los ejércitos reales, dejando avanzar a las fuerzas japonesas en lugar de ir a por ellos con todo.
Las disputas entre la nobleza por cómo manejar la invasión han sacado a la luz que las relaciones internas no eran tan buenas como se creía, mientras el pueblo sufre y huye del poderoso ejército japonés.

Población: 9.000.000 aproximadamente
Capital: Hanyang (Hanseong)

En Joseon manda, justo por debajo del Rey, la nobleza conocida como Yangban.
Dicha casta, a diferencia de lo que ocurre en otros reinos, no obtiene su título de forma hereditaria si no a través de unos exámenes oficiales en los que se evalúan los conocimientos de literatura coreana y china clásica, historia, matemáticas y confucianismo.
En teoría, cualquier persona a excepción de los Baekjeong (No personas, similares a los Eta) y los Nobi (Esclavos) puede acceder al examen y al cargo. Pero la realidad es que sólo los hijos de Yangban pueden tener los recursos y capacidades para poder acceder a él.

Eso hace que los Yangban sean una nobleza aristocrática y pacífica, dedicada al estudio y a la administración de tierras.
El uso de armas es algo mal visto por la inmensa mayoría, que lo consideran algo vulgar y destinado a sus siervos militares.
Aún así, existe alguna familia Yangban como los Baekgho de Pyongyang que han decidido tomar las armas para no depender de nadie para defender sus tierras.

Las fuerzas militares suelen estar formadas por siervos directos del Rey o por los ejércitos privados de cada familia Yangban. La inmensa mayoría de soldados forman parte de la casta Sangmin, una suerte de plebeyos de alto rango a los que se les permite ir armados.
El resto de plebeyos son llamados Cheonmin.

Y existe una última casta llamada Jung-in Justo por debajo de los Yangban, que vienen a ser aristócratas de bajo rango que por un motivo u otro no pudieron alcanzar el rango de Yangban.

Ciudades

La Capital Hanyang, conocida antiguamente como Hanseong, es la ciudad más grande y poblada, con más de 300.000 habitantes.
El Palacio de Gyeongbok es el hogar del Rey y un lugar prácticamente sagrado.
A su alrededor se alza la zona administrativa de la nación, con la Corte Real, los Jardines Reales, o los aposentos de la Reina y el resto de personal residente en palacio.
Alejado por un muro del resto de la ciudad, el simple hecho de poner un pie en el Gyeongbok se considera el honor más grande que puede tener un Joseon.

Además de Hanyang destacan la “ciudad del arte” mote por la que es conocida Andong en el centro del reino, y especialmente Busan, segunda ciudad en población y principal puerto del país.
A apenas un par de días de Busan se encuentra Dongnae, una de las ciudades más antiguas de la península coreana y conocida por sus múltiples templos.
Finalmente la ciudad de Pyongyang al norte es el principal bastión militar del reino al quedar cerca de los salvajes Yurchen.

Cultura y Religión

Como en el caso de Japón, Joseon también debe mucha de su cultura al antiguo Imperio Han y sus sucesores.
De hecho, la escritura oficial siguen siendo los caracteres chinos, conocidos como Hanja (Kanji en japonés), si bien el uso del alfabeto genuino coreano, el Hangul, va en aumento.
De China también se trajo el confucianismo, conocido en Joseon como Yugyo, el cual es claramente la principal religión del país y un guía del comportamiento adecuado y la etiqueta.
El Budismo, Pulgyo, también es seguido pero de un modo bastante minoritario comparado por ejemplo con Japón.

En Joseon hace mucho frío en invierno, especialmente en el norte, motivo por el cual la comida picante es habitual.
El arroz y la soja son también alimentos habituales, así como la carne, pues la influencia del budismo en la sociedad es escasa.
Finalmente cabe destacar la bebida alcohólica por excelencia en el reino, la cual se conoce como Makgeolli, un licor de arroz más viscoso y dulce que el sake japonés, de color blanquecino.

Cargando editor
Director Cargando pj
32813/16723872
11/04/2019, 23:52
Director

Personalidades

Rey Yool Sujae

Sujae está furioso.
Furioso con los traidores japoneses, los cuales pretenden conquistar su reino. Furioso con la Corte Real y las familias de Yangban que no terminan de ponerse de acuerdo en cómo afrontar el conflicto.
Y también furioso con el Imperio Ming, el cual ha retrasado la llegada de sus tropas sin una explicación convincente.
Por todo ello, el Rey confía cada vez más en el General Him Seong, seguro de que él es la única persona con la valentía y capacidad suficiente para hacer frente a los japoneses.

Hasta la fecha Sujae ha sido un monarca respetado y bastante querido por el pueblo. Quizás no goza de una popularidad tan grande como algunos de sus ancestros, pero tampoco es perseguido por la sombra de la duda.
Con todo, su reinado se ve amenazado por las fuerzas del Shogun, y Sujae ya ha decidido que se quedará en su palacio pase lo que pase, ignorando los consejos de sus consejeros de exiliarse en Ming.

Almirante Daeyong Ibson

El hasta hace poco Almirante Geongil cayó en el asalto a Busan, dejando huérfana su posición. En su lecho de muerte, dejó órdenes de que fuera Ibson su sucesor.
Teniendo en cuenta la juventud del hasta entonces capitán Ibson, la decisión no causó muy buenas opiniones entre los veteranos de la armada coreana. Pero se acató dado que era el deseo de Geongil.
Ibson es un guerrero de gran experiencia y hábil marinero, que conoce como pocos las corrientes marinas que rodean la península coreana.
La difícil tarea de impedir la llegada de refuerzos japoneses recae sobre sus manos, pese a no contar con el beneplácito de muchos altos mandos de la armada.

General Baekgho Him Seong

El General Him Seong dejó atrás el castillo de Pyongyang para desplazarse hacia el sur con sus tropas de élite, los Pyeho (Tigres Rugientes).
Cree que se ha perdido ya suficiente terreno y vidas como para pensar en que otra cosa que no sea lanzarse contra las fuerzas japonesas sin miramientos. Pese a que otros altos mandos del ejército real apoyan una táctica más defensiva, desgastando a los japoneses y aguardando la llegada de las tropas chinas, Him Seong no quiere perder más tiempo y se siente respaldado por el Rey.

Príncipe Yool Dojae

La repentina llegada de las tropas japonesas ha cogido por sorpresa a todo el mundo en Joseon. Pero pocos han quedado tan afectados como el principe Dojae.
Pacifista y abierto a otras culturas, siempre había pensado en los japoneses como aliados con los que poco a poco cortar su dependencia de Ming. Pero lo sucedido, corta sus esperanzas y hace que se replantee su futuro.
Lo que sí tiene claro es que dejar la nación en manos del sanguinario Him Seong es una temeridad absurda, y tratará de hacer ver a su padre de que no es una decisión acertada.

Princesa Yool Seobi

La hermosa princesa Seobi suele ser objeto de poemas y alabanzas a su belleza. Una joven que ha vivido en una cárcel de oro, siguiendo todo lo que el Rey tenía preparado para ella.
Incluso estaba previsto que fuera la consorte del heredero al trono de Ming, con cuyo enlace Joseon ganaría mucha influencia.
Pero la llegada de los japoneses y el enfado de su padre con el Imperio chino por su lentitud en su ayuda ha hecho que su enlace penda de un hilo.
Algo que por otra parte no importa demasiado a la joven, que fue comprometida por orden de su padre.
Seobi espera que de una vez sea escuchada por su padre, que sólo la ve como a una muñeca de porcelana. Y es que la joven princesa tiene unas excelentes habilidades diplomáticas, y está convencida de poder resolver el conflicto sin necesidad de que se derrame más sangre todavía.