Partida Rol por web

Zombis: Búnker [DM2/20]

Ambientación

Cargando editor
21/01/2020, 19:56
Director

ZOMBIS

Alguna vez estuvieron vivos. Alguna vez fueron tus amigos, tus compañeros... pero ya no. Ya no. Murieron. O al menos sus almas murieron, porque sus cuerpos siguen en pie, y siguen moviéndose. Son lentos y no muy listos, un instinto muy primario les mueve, el instinto del hambre.

Lo que hace que no mueran del todo es un virus. Se transmite por el aire y todos lo portamos, incluso los vivos. Es al morir cuando se manifiesta y toma el control de nuestros músculos y huesos. Además la mordedura de un zombi es letal y causa fuertes fiebres y una muerte dolorosa en cuestión de horas.

Para matarlos definitivamente hay que seccionar su cerebro del resto de su cuerpo, o causarles un fuerte traumatismo en la cabeza. Resumiendo: o se les corta la cabeza o se les destroza. De cualquier otro modo no pararán de perseguirte.

Si bien es cierto que cada vez quedan menos (tras el Xacobeo era prácticamente toda la humanidad), los que quedan son los más nuevos, los más fuertes, los más resistentes, los más rápidos, y/o los más hábiles. También hay animales zombis e incluso otras criaturas...

 

LA ZONA

Es la región en torno a Santiago de Compostela infestada de zombis. Aquí empezó todo (o eso cuentan los viejos), es la zona cero, es el Reino de los Muertos. Ocupa una extensión enorme en el centro de Galicia, y durante décadas nadie se ha atrevido a adentrarse en ella, o al menos nadie ha vuelto para contarlo. La mayoría de supervivientes y nómadas simplemente la bordean, la rodean, la evitan. No es que seáis los primeros en entrar, pero quizás seáis los primeros en salir.

Cargando editor
21/01/2020, 19:57
Director

FERROL

Es la facción que controla el norte de Galicia, compuesta por un conjunto de asentamientos paramilitares, la mayoría ubicados en antiguas bases navales o búnkeres del ejército. Su puntos fuertes son el armamento y la estrategia, además de la disciplina militar y el control de las grandes reservas de combustible, con el que comercian con otros asentamientos y facciones a cambio de, por ejemplo, alimentos.

El gobierno lo ostenta el Alto Mando, liderado por el General Moraldo. Toda la sociedad se organiza según una estricta jerarquía militar, en la que hombres y mujeres no tienen distinción. Sólo importa el rango:

General > Coronel/Almirante > Capitán > Teniente > Alférez > Soldado > Recluta > Civil

Los asentamientos que conforman Ferrol son: Puerto de Ferrol (sede del Alto Mando), Puerto y Astilleros de Sada, Plataforma de Viñas, Plataforma de Nogar, Búnker de Vilamoire, Acuario y Faro de Hércules, Puerto de Cedeira y otros lugares menores. En dichos asentamientos se desarrollan actividades como la fabricación de armas y munición, la reparación y la fabricación de embarcaciones y vehículos (a partir de piezas de desguace), el control de reservas de combustible, el entrenamiento de soldados (a partir de refugiados provenientes de otras regiones o de grupos que se asimilan por la facción), la investigación vírica y de armas biológicas (centrada casi exclusivamente en el virus Z y derivados)...

Aunque no se trata de un ejército como los de antes del Xacobeo, el poder bélico de Ferrol es muy alto, más similar a una red de guerrillas organizadas y relacionadas entre sí, una suerte de confederación de asentamientos militarizados, que basan su poder en el uso de la fuerza y en la conquista militar del territorio y de los recursos. Muchos asentamientos se adhieren a la facción y reconocen la autoridad del General Moraldo a cambio de protección o privilegios comerciales.

 

OTRAS FACCIONES

Touriñán: al oeste de la Zona, es un conglomerado de asentamientos más o menos independientes dedicados al cultivo y la explotación de recursos naturales (granjas, minas, bosques, pesca...). Son muy preciadas sus conservas tanto de pescado como de verduras.

Arousa: al sur de la Zona, rivaliza con Ferrol por el control marítimo de la costa gallega, centrados en la producción de fármacos de mayor o menor prestigio, drogas y otras sustancias, en sus múltiples laboratorios.

Frateres: orden pseudo-religiosa de monjes guerreros que mantiene una red de monasterios en torno a la Zona. Pretenden contener la expansión del Reino de los Muertos y algún día reconquistarán la Tierra Santa de Compostela.

Otros asentamientos: el territorio está salpicado de asentamientos libres muy variopintos.

Cargando editor
22/01/2020, 07:21
Director

UN POCO DE HISTORIA

Todo esto empezó en 2021, año Xacobeo. Un feroz virus asoló la faz de la tierra, levantando a los muertos en contra de los vivos. Hoy, cincuenta años después, la humanidad sobrevive confinada en pequeños y precarios asentamientos diseminados entre las ruinas de la antigua civilización.

Galicia es una región aislada e incomunicada del resto del mundo, pero sus asentamientos empiezan a organizarse y a establecer una red comercial, agrupándose en facciones. La facción más al norte es Ferrol, un conjunto de asentamientos paramilitares, la mayoría ubicados en antiguas bases navales o búnkeres del ejército.

Vosotros ya habéis nacido en un mundo destrozado, carente de recursos e infestado de zombis. Provenís de algún lugar al norte de la Zona, de algún asentamiento perteneciente a Ferrol, y sois soldados que integran sus filas.

 

LA MISIÓN

Sois un grupo de "soldados" de élite. Vuestra misión es adentraros en un complejo científico en el corazón de la Zona, con el objetivo de recuperar información muy valiosa. Se trata de una misión muy arriesgada, en la que el Alto Mando invertirá muchos recursos, por ello sólo los mejores formarán parte de este comando.

Como comando especializado se os ha encomendado adentraros en un complejo subterráneo ubicado en el centro de la Zona, origen de la epidemia. Se desconoce la situación actual tanto del complejo como del entorno. Desde el Xacobeo la Zona es inaccesible e impenetrable, debido a la alta concentración de zombis y otras criaturas que vagan por ella.

Cuando todo empezó los protocolos de seguridad del complejo de Monte Pío sellaron sus accesos al interior, aislándolo del exterior para siempre. O al menos eso se cree, pues nadie ha podido comprobarlo.