Partida Rol por web

Del Amor Verdugo

Segundo Día: Investigaciones y verdad

Cargando editor
Director Cargando pj
15271/3411879
31/05/2010, 23:53
Director

El canto de un gallo anuncia la llegada del amanecer. Poco a poco os váis desperezando, quitando las legañas y despabilando totalmente.

En el piso de abajo os espera Manolo el tabernero y una mesa llena de embutido y pan recién hecho para empezar fuerte el día, os sentáis en una mesa mientras esperáis a Anselmo el leñador.

Cargando editor
Aitor Zabala. Cargando pj
15271/3411948
01/06/2010, 00:08
Aitor Zabala.

Guardo un poco de comida cubriendola debidamente para no llenarme de grasa.

Cargando editor
Fray Eugenio de Rivadesella Cargando pj
15271/3411992
01/06/2010, 00:16
Fray Eugenio de Rivadesella

Estaba ansioso por comenzar. Seguí al joven Zabala hasta los embutidos. Tras comer debidamente y observar con más detenimiento la taberna en un dia tan esplendoroso me dirigí al tabernero:

Y digame... esto...Manolo -comencé-. ¿Ese tal Anselmo viene mucho por aquí? ¿Quién le dijo que vendríamos?

Además, pensaba que Tintoreto podría aparecer en cualquier momento por su cuarto, una vez regresara por la ventana de aquella misión que le encomendé. ¿Habría cumplido las expectativas de Nuestro Señor? ¿habría visitado el malogrado campanario y su metálica voz popular?

Cargando editor
Director Cargando pj
15271/3412870
01/06/2010, 09:46
Director

El tabernero se gira mientras habla haciendo ademanes con las manos de forma nerviosa. De vez en cuando viene a beber una copita de vino después del trabajo. En estas fechas trabaja de madrugada y cuando el sol está alto deja el trabajo, no creo que tarde mucho en llegar.

El hombre parpadea y suspira.

Fue el Padre Javier el que avisó que vendrían curas de Madrid a investigar.

Cargando editor
Henry Tintoreto Cargando pj
15271/3413556
01/06/2010, 14:58
Henry Tintoreto

Tras levantarme bajo a desayunar. Me acerco a Fray Eugenioy le susurro:

-Anoche me encontre rezando a Miguel, padre y marido de la mayoría de los desaparecidos. Su voz sonaba dolorida y a la vez temerosa. El también atribuye las muertes a la acción del Diablo. Por lo demás no encontre nada fuera de lugar en la Iglesia. Espero haber cumplido sus expectativas.-

ME aparto a mi asiento y tomo algo. Tampoco solía comer mucho.

Cargando editor
Aitor Zabala. Cargando pj
15271/3413673
01/06/2010, 15:42
Aitor Zabala.

Es que nadie tiene hambre? casi me da verguenza comer yo solo...
Expliqueme padre, ¿que es lo que les conto el cura?

Cargando editor
Fray Eugenio de Rivadesella Cargando pj
15271/3413800
01/06/2010, 16:17
Fray Eugenio de Rivadesella

Gracias Henry -le dije por lo bajo. Perfecto, puede que acote nuestro ámbito de investigación... ¡y come, ponte fuerte!, un ladronz...un jóven como tu debe reponerse...ejem...

Zabala...bueno-continué. Nos explicó la situación. Dos mujeres desaparecidas, una de ellas con dos niños, también desaparecidos... Nos presentamos y poco más. En cuanto venga el señor que este buen hombre nos ha dicho -dije señalando al tabernero- haremos un par de visitas a los familiares de los desaparecidos. ¡Ah, no olvidéis recoger agua luego!

¡Come, Zabala... pero sin gula! -dije guiñándole un ojo.

Cargando editor
Anselmo el leñador Cargando pj
15271/3415831
02/06/2010, 00:01
Anselmo el leñador

La puerta de la posada se abre y entra un hombre moreno con una barbita muy extraña y vestido de un modo que más que un leñador pareciera un bufón.

El hombre se acerca a la barra y susurra algo al posadero, después al ver a Fray Javier se acerca a vosotros:

Saludos, soy Anselmo. ¿ Me esperábais ?

Cargando editor
Aitor Zabala. Cargando pj
15271/3415949
02/06/2010, 00:33
Aitor Zabala.

Si, por favor, toma asiento, ¿te apetece tomar algo?

Notas de juego

Jajajajaja, que dificil tiene que ser encontrar imagenes para los npj, xDDDD
Yo suelo buscar caras y punto, pero piensa en alguna pelicula y pon en google, lo digo porque este tio es un robin hood cutrisimo, xDDDDD

Cargando editor
Anselmo el leñador Cargando pj
15271/3418206
02/06/2010, 17:46
Anselmo el leñador

No gracias, venía a contarle unas cosas al hermano.

El hombre se sienta y os mira fijamente uno por uno.

Mirando al Fraile.

Me imagino que... ¿es usted Fray Javier verdad?

Notas de juego

Sí, la verdad es que queda un poco mal xDD

Cargando editor
Fray Eugenio de Rivadesella Cargando pj
15271/3418314
02/06/2010, 18:25
Fray Eugenio de Rivadesella

-Fray Eugenio, más bien -respondí. El padre Javier es el residente de Dios aquí, en Yepes. Y díganos...¿qué hemos de saber?

Estaba algo extrañado. ¿precisamente tenían alguna información para nosotros?

Cargando editor
Anselmo el leñador Cargando pj
15271/3418375
02/06/2010, 18:36
Anselmo el leñador

Siempre confundo los dos nombres...

Evidentemente, el hombre no es muy listo.

Bueno lo que quiero deciros son dos cosas. Todo el mundo aquí cree que ha sido el mismo demonio el que ha provocado la desaparición. Yo apoyo esa teoría porque muchos días de amanecida, he escuchado lobos aullando, lo cual es casi imposible en verano. Los lobos en verano no aullan todo el mundo lo sabe.

Baja muchísimo la voz:

Además, el día de la verbena de San Juan, vi alejarse a Maribel, la chica de diecisiete años desaparecida que andaba un poco rara desde hacía tiempo, junto con Miguel al bosque.

Se frota los ojos

No debería decir esto... pero ... No sé si Miguel tendrá algo que ver. El caso es que nadie le ha visto desde anoche. Pa mí que está en el bosque!

Cargando editor
Aitor Zabala. Cargando pj
15271/3418444
02/06/2010, 19:03
Aitor Zabala.

Y quien es el miguel ese?
Digo con una mirada que da a entender: como no se nos a ocurrido mirar en el bosque!!!

Cargando editor
Fray Eugenio de Rivadesella Cargando pj
15271/3419815
03/06/2010, 00:13
Fray Eugenio de Rivadesella

¿Acaso nuestros nombres son harto comunes como para confundirlos, amigo? -sonreí al leñador.

Ese Miguel, mi joven Zabala -dije sacudiéndole amistosamente el hombro-, es el marido de la otra desaparecida...según el Padre Javier...

Tras fruncir el ceño un momento y vislumbrar mi vaso pregunté al leñador, sin ánimo de recibir respuesta:

¿No cree que es demasiado precipitado sospechar de alguien del que no ha visto en horas, mi buen amigo? Por cierto ¿usted conocía al matrimonio Miguel y Maria? ¿Se llevaban bien entre sí y además con Maribel?

Estaba seguro de que ese leñador podía darnos más información. Estaba a la espera de sus respuestas para hacerle un par de preguntas más

Cargando editor
Anselmo el leñador Cargando pj
15271/3421127
03/06/2010, 12:48
Anselmo el leñador

Tarda unos segundos en responder. Todo el mundo sabía que Miguel y María se llevaban bien, era un matrimonio que se quería bastante.Pero hermano, no visteis como les vi yo alejarse tan juntos...

Al decir esto último abre la boca y una babilla asoma de su labio inferior hacia abajo, imaginándose algo concupiscente.

María y Maribel a buen seguro que sólo se conocían de vista, todos nos conocemos aquí de vista. Daros cuenta hermano, que somos muy pocos. Pero nunca llegaron a ser amigas si eso es lo que perguntáis.

Cargando editor
Fray Eugenio de Rivadesella Cargando pj
15271/3421353
03/06/2010, 14:05
Fray Eugenio de Rivadesella

Mmm... entiendo -dije. Y digame... ya que conoce usted tan bien el bosque, Anselmo ¿Podría indicarnos el camino hasta que dejó de verlos? Supongo que se internaría en el bosque los desaparecidos... Mis dos discípulos, a su vez discípulos de Nuestro Señor -dije señalando a mis dos amigos-, Zabala y Tintoreto, estarán encantados de acompañarles, ¿verdad que si? -finalicé asintiendo a ellos dos.

Yo he de ir a hacer una visita a casa de Marible y María... ¿En qué gran desgracia habrán caído? -anuncié.

Tras saludar al leñador y estrecharle la mano en señal de agradecimiento, me giré al tabernero:

¿Hay aquí algún registro local de la villa? ¿quizá en el ayuntamiento? Quizá me interese saber de las tradiciones de Yepes y los últimos sucesos... ¿Quizá un archivo de algarabías de noticias? (me refiero a hemerotecas locales)

Cargando editor
Director Cargando pj
15271/3421475
03/06/2010, 14:46
Director

El hombre te mira extrañado, rascándose la sien.

¿ Ayuntamiento ? , no no aquí no hay nada de eso. Ni noticias , sólo somos unos pocos vecinos que nos dedicamos al campo. Piensa más detenidamente. El mejor lugar para encontrar noticias es éste. Aquí se cuenta todo lo que acontece en la villa y alrededores pero nunca lo escribimos.

Cargando editor
Anselmo el leñador Cargando pj
15271/3421484
03/06/2010, 14:50
Anselmo el leñador

Hermano, no me adentraré en el bosque. No y no, ni por todo el oro del mundo. Vayan ustedes si quieren que para eso están aquí.

El hombre está muy asustado

Desde que esos niños desaparecieron no he vuelto al bosque, ahora me dedico a cortar árboles cerca del pueblo. pero en el bosque no, no puedo hacer lo que me piden. Puedo acompañaros al lindero del camino con el bosque pero no entrar, nunca.

El hombre está en sus trece, y os deja muy claro que si queréis algo del bosque tendréis que ir los tres en persona.

Cargando editor
Fray Eugenio de Rivadesella Cargando pj
15271/3421513
03/06/2010, 14:56
Fray Eugenio de Rivadesella

Gracias Aselmo... lo entiendo, para eso estamos aquí -dije con resignación y resoplando.

Gracias a ti también Manolo -dije al tabernero. Pronto vovleremos a visitarte, en cuanto se ponga el sol. Cuidate y gracias por el alojamiento.

Hice una seña a mis dos compañeros. Ante la negativa del leñador de no ir al bosque mi mente se crispó. Tenía la sensación de que no nos había dicho todo lo que sabía ¿miedo? ¿por cautela? En fin...

Salimos de la taberna. Me dirigí a casa de la pareja María y Miguel. Quería saber si había alguien allí o la puerta estaría cerrada. Vamos amigos -dije con fuerza-. Tenemos que averiguar cierta cosa...

Cargando editor
Director Cargando pj
15271/3421590
03/06/2010, 15:24
Director

La casa de los padres de Maribel es una casa rectangular de piedra con el techo de madera, la casa es de las mejores que habéis visto en el pueblo, tiene un terreno delantero con varios árboles frutales.

En ese momento un hombre está rastrillando hojas y matojos haciendo montoncitos, el hombre suda copiosamente y al veros llegar no parece estar extrañado.