Partida Rol por web

Ferrán Fáñez, Vivo o Muerto

En Una Posada de Tarazona

Cargando editor
Director Cargando pj
19598/8711284
26/09/2012, 11:21
Director

En una Posada de Tarazona...

Año de Gracia de 1370. Mes de Julio.

Seis hombres se sientan alrededor de una mesa en la única posada que queda abierta en la Villa de Tarazona (dos oportunos incendios quemaron las otras dos posadas que había), bebiendo vino todos menos uno y discutiendo sobre un asunto de vital importancia.

A la cabecera de la mesa se sienta Don pere de Sousa, hombre honesto que actúa en nombre del Gremio de Comerciantes de Tarazona, es ésta una villa de medianas dimensiones con poca cosa excepto por ser encrucijada de comercio y villa donde se asientan todos los comerciantes de los alrededores.

A la villa llegan todo tipo de cosas desde todo Aragón y algunas desde la mismísima Castilla. De ahí que el asunto por que el Pere os ha citado sea de extrema importancia para los comerciantes.

El de Sousa ha estado un par de semanas buscando hombres que estén dispuestos a proteger una caravana de comerciantes, corren rumores de que los ataques se han multiplicado en los últimos tiempos, los caminos son profundamente inseguros y las gentes tienen miedo de ir de aquí a allí en grupos pequeños.

Sólo algunos nobles con grandes séquitos, se atreven a internarse en los caminos. El Gremio de Comerciantes de Tarazona está perdiendo cantidades ingentes de dinero y se propone reunir a los mejores pagando un precio desorbitado.

Notas de juego

Empezamos...

Cargando editor
Pere de Sousa Cargando pj
19598/8711297
26/09/2012, 11:28
Pere de Sousa

- ... así como les digo necesitamos un grupo de hombres que protejan una importante caravana con destino a la Feria de Mallén, es la feria más importante del año y ya llevamos suficientes pérdidas y suficientes semanas sin salir como también perdernos esta feria. Los comerciantes de Tarazona hemos hecho un fondo para la empresa y estamos dispuestos a pagar 100 monedas de plata a cada miembro de la escolta.

Notas de juego

Aprovechad para describir y presentar a vuestros PJS y demás...

Cargando editor
Fernando Cargando pj
19598/8711976
26/09/2012, 13:47
Fernando

Un hermoso joven, vestido con una pelliza que tiene pinta de abrigar lo suyo, escucha con atención la oferta de Pere. Cada vez que coge el vaso de vino, debajo de la manga de su chaquetón se intuyen unos gastados brazales de cuero, típicos de persona dedicada al asaeteamiento. Parece estar poco centrado en la conversación, dejando que su vista vague libremente por la posada; de su vaso a una mesa vacía, al posadero, a la posadera, a las posaderas de la posadera... rápidamente, Fernando vuelve a centrarse en su bebida. Tratando de poner cara de concentración, Fernando da un sorbo de vino.

- ...y estamos dispuesto a pagar 100 monedas de plata...

El cazador casi se atraganta con su vaso de vino especiado.

100 monedas de plata... seguro que si vuelvo con esta cantidad, Laura no será capaz de echarme de la choza otra vez.

Aquella era realmente una cantidad desorbitada; quizás DEMASIADO desorbitada, ¿no?

Naaaah, este tal Pere es un Miembro Respetable del Gremio de Comerciantes, y tiene toda la pinta de ser persona honrada. Todo irá bien.

Fernando arde en deseos de aceptar el trato, pero antes de abrir la boca, decide esperar, paciente, a ver qué dicen los demás.

Notas de juego

Buenos días nos de Dios.

Cargando editor
Ordoño Cargando pj
19598/8713426
26/09/2012, 18:54
Ordoño

- ¿Cien monedes de plata? ¿Pa cada un de nos? -Ordoño dio otro trago al vino limpiándose la boca con la manga del sucio zamarro que portaba, sopesando la idea con golosa codicia- Mmm... muchos dineros paezme a mí que son, aunque tiéntame en demasía. Y si pensámoslo bien, peligros sí que corremos y les perres taríen bien ganaes.

Eso si salimos con vida d' esta. Pero nun tengo ni pa pagar el vino que tamos bebiendo, necesito eses monedes sin falta y últimamente el trabayu escasea.

Miró al resto de los sentados a la mesa y en todos vio la misma ansia brillando en sus ojos por conseguir esa gran suma de dinero. Después miró al hombre que pretendía contratarlos y llegó a la conclusión de que debían estar muy desesperados los comerciantes si ofrecían tan enorme suma. Apuró el contenido del vaso posándolo con un sonoro golpe sobre la mesa de madera, dando a entender que ya había tomado su decisión.

- Acepto la propuesta, nun se pue rechazar así como así semeyante oferta. Aunque... gustaríame, si no es molestia maese Pere, disponer d' un adelantu...

 

 

Notas de juego

A ver, tengo un pequeño problema. Mi personaje no domina precisamente el castellano por eso su manera de hablar. Creo que se entiende bastante bien pero... si resulta molesto o preferís que escriba normal sin ningún problema ¿vale?

Cargando editor
Guzmán Cargando pj
19598/8714096
26/09/2012, 20:51
Guzmán

En una de las sillas descansaba un hombre que vestía ropas humildes, desgastas por el mucho uso. Se podría confundir con un campesino, si no fuera por la espada que llevaba colgada del cinto. Escuchaba la conversación atentamente, mirando al hombre, hacia ya mucho tiempo de la última incursión en tierras moras, y el dinero empezaba a escasear. Además su viejo rocín no aguantaría una más. Necesito esas perras, necesito comprar una nueva jamelgo, este mío no aguantara mucho mas.

Guzmán levanto la mirada y observo al hombre que acaba de hablar. Ese hombre parece ser de las tierras cercanas al fin del mundo, seguro que tiene arrestos.

Eh, aquí acepto la oferta. Dijo dando un sorbo de vino. Pero antes de seguir con el cortejo, y llevar al muerto al hoyo. Podría decirnos, en que más senos requiere en la empresa. Como ya se ha dicho, son muchas perras.

Cargando editor
Amir Cargando pj
19598/8714623
26/09/2012, 21:59
Amir

En un rincón de la mesa se haya sentado un joven vestido con un ropaje sencillo que cubre su cabeza. Amir no llama la atención, como habitualmente y se dedica a analizar pensativo a las personas que comparten su mesa. Mientras, Pere de Sousa da su discurso.

Son muchas perras... no cabe duda... tenemos armas, estas personas han sido elegidas por algo

piensa mientras evalúa la espada que portaba aquel hombre aparentemente humilde. 

Amir ha vivido un mes difícil; con las revueltas que se están sucediendo últimamente la gente se encuentra mucho más desconfiada y a Amir le cuesta más realizar su trabajo. 

- La considero una oferta muy interesante... pero antes de nada, me gustaría presentarme a mis compañeros de mesa, me llamo Amir Goebel, caballeros, un placer conocerles..

Dice esperando la presentación de los extraños que le pueda dar más datos para evaluar la conveniencia de implicarse en la misión.

 

 

Cargando editor
Fernando Cargando pj
19598/8718499
27/09/2012, 16:34
Fernando

¡Vaya! Se le había olvidado presentarse!

Si es que a veces no sabía ni donde tenía la cabeza...

Ehm... a mí me llaman Fernando, y... también me parece bien la oferta, sí. Todo bien.

Tras decir esto, volvió a concentrarse en su vaso.

Cargando editor
Guzmán Cargando pj
19598/8720346
27/09/2012, 21:53
Guzmán

Al Leones le parecía que ya había dicho su nombre al inicio de la conversación, pero esas cosas pasaban. Piensa que ha hecho algo, y resulta que no.

Me llamo Guzmán,  y el placer de conoceros es también mío.

¿Amir?, qué nombre más extraño. Pero la plata era la plata, y si había que trabajar con gente de nombres extraños, pues se trabajaba con ellos. 

Cargando editor
Ordoño Cargando pj
19598/8723472
28/09/2012, 13:41
Ordoño

- ¿El nome? Claro... -soltó mientras se rascaba la cabeza con gesto pensativo.- Ahora que sabemos que iremos xuntos per camín ye lo normal dicir el nome. El míu ye Ordoño y vengo del norte dispuestu a buscar aventures que me reporten buenes ganancies, como parez que ye esta.

El grupo sentado en aquella mesa formaba tal abigarrado conjunto de personajes que parecía mentira que pudieran estar hablando con aparente tranquilidad y sin montar gresca. Nun sé si será bona idea xuntanos a toos, aquí puen saltar tantes chispes como en ca' l ferréiru.

Notas de juego

ca' l ferréiru → casa del herrero

Cargando editor
Pere de Sousa Cargando pj
19598/8731272
30/09/2012, 18:21
Pere de Sousa

- Así es. Cien monedas para cada uno de vos, aunque como es lógico el precio va acorde a los riesgos. Como bien sabréis, los caminos están muy difíciles y si antes un par de mercenarios ahuyentaban a los bandidos, ahora es necesario ir escoltados con una partida de guerra para ir seguros. Y con una partida de guerra son posibles los ataques. En los últimos dos meses todas las caravanas han sido atacadas. Así que es muy posible que tengáis que combatir para ganaros las cien monedas de plata pero... ¿acaso no sóis los mejores de por aquí con el yerro? os daremos cincuenta monedas de plata a cada uno y otras cincuenta al volver.

Cargando editor
Fernando Cargando pj
19598/8733994
01/10/2012, 11:37
Fernando

A Fernando la oferta de aquel hombre le parecía justa; embolsarse 50 monedas de plata ya mismito le daba algo de tranquilidad y peso en la bolsa.

Bien, bien... ¿y a cuántos días está la feria esta que nos decís? Y también me gustaría saber cuándo queréis poneros en marcha, porque la verdad, cuanto antes empecemos, antes estaremos de vuelta.

Parecía que al cazador le corría algo de prisa para empezar a moverse.

Cargando editor
Rasiq Cargando pj
19598/8734113
01/10/2012, 12:00
Rasiq "Shadid" ibn-al-Qarawi

Rasiq no decía nada. Rasiq no bebía vino..., ni devoraba aminales bien horneados. Tan sólo permanecía impasible, callado, atento y expectante. En su interior se sorprendía al ver cómo esos hombres castellanos o aragoneses todos ¿qué más daba? hablaran como si se conocieran desde hace mucho, incluso dando sus nombres así, por las buenas. Poco me fiaba yo de ningún comerciante, o, mejor dicho, de cualquier extraño que de buenas a primeras me encontrar.

Rasiq vestía con turbante y caftán de telas bien cuidada (un infiel, dirían muchos), y aunque podía vislumbrarse un aspecto campesino sobre sus hombros, lo cierto es que guardaba muchos ases. Su oscura piel, y su barba raída, dura y deslucida atraían las miradas de muchos de los allí presentes.

El granadino no estaba allí de casualidad, sino para encontrar negocios con lo que seguir aumentando su capital. Esa era una ocasión perfecta.

Lis protigeré -dijo así, con su acento andalusí, acercándose sin avisar a los que hablaban de tal negocio comercial-. Conosco los caminos, los que son visibles y los que no li son. Ista ves toca protiger, no asaltar.

Levanté un poco mis ropas y saqué una de las flechas que solía ocultar estando bajo un techo.

Cargando editor
Pere de Sousa Cargando pj
19598/8734443
01/10/2012, 13:13
Pere de Sousa

- La idea es que la caravana parta mañana al amanecer, el viaje durará cinco días si Dios mediante, no hay ningún percance que retrase la marcha. Sobre los bandidos que azotan los caminos hay todo tipo de bulos y rumores, algunos ciertos y otros no. Aquí mismo en esta posada podéis enteraros de todo, cualquiera contará lo que sabe si se le convence bien*.

Si a todos vosotros os parece, mañana al amanecer se parte de la plaza de Tarazona rumbo a la feria - saca una bolsa de cuero de un bolsillo de su camisola y la deja encima de la mesa

- 250 Monedas de Plata, 50 para cada uno - y os sonríe mientras ve vuestra expresión -¿tengo escolta?

 

Notas de juego

* se refiere a persuasión, Elocuencia, invitar a jarras, etc...

Cargando editor
Fernando Cargando pj
19598/8735087
01/10/2012, 15:17
Fernando

Parecía que Fernando no iba a ser el único ducho en el uso del arco en aquel grupo. Mejor, cuantos más seamos, más fácil será todo esto.

El golpeteo de la bolsa sobre la mesa hizo que Fernando volviera a centrarse rápidamente en lo que era Importante.

¡Por Dios que me place! ¡Podéis contar conmigo!

Fernando no dudó en agarrar la bolsa de monedas y recoger su parte rápidamente. Con una sonrisa de oreja a oreja, se guardó el respetable botín debajo de la pelliza de piel sin dudarlo ni un segundo.

¡A fe mía que pocas veces me han pagado tan bien por no hacer nada! ¡Seguro que nadie se atreverá a atacarnos, podéis estar tranquilo! Cuando nos vean a los cinco protegiendo vuestras pertenencias, los bandidos estos pondrán pies en polvorosa como alma que lleva el Diablo, ¡¡¡ja ja ja!!!

Cargando editor
Amir Cargando pj
19598/8739261
01/10/2012, 20:47
Amir

Amir llevaba un tiempo vagando por los bosques cercanos y bien se hacía una idea de los peligros que les esperaban; pero no tenía mucho que perder... sin familia, casa y con dos perras en el bolsillo, sabía que ésta era una de las mejores oportunidades que se le habían presentado nunca.

- Claro que tiene usted escolta Padre

Dijo mientras agarraba la bolsa con la parte del dinero que le pertenecía.

Cargando editor
Rasiq Cargando pj
19598/8740378
01/10/2012, 23:01
Rasiq "Shadid" ibn-al-Qarawi

¿Bulos? ¿quí bulos? Yu mismo asalto los caminus cuando no saco algún trato como íste -dijo el musulmán con cierta severidad al contratista-. Las mircancías si protigen con la ispada y la lucha, no buscando pisquisas o rumores. Estoy con istos hombres... tiene vos ya quien li acompañe...

Desde luego, bien podría decirlo ese tal Pere más alto, pues en la taberna había gente que, de pensarlo bien, podrían correr la voz para no osar atacarnos ante tal despliegue que por lo visto íbamos a montar... ¿priguntar por rumores? -volví a preguntarme a mi mismo... ains...

- Tiradas (2)

Notas de juego

Intenté comprobar si podía ver u oir algo o a alguien que nos estuviera espiando/mirando... Maldito número 92.

Cargando editor
Ordoño Cargando pj
19598/8740761
01/10/2012, 23:39
Ordoño

El brillo de las monedas se reflejó en sus ojos mientras las contaba con ansia. No sabía leer ni casi escribir, sólo su nombre y poco más, pero los números sí los conocía aunque sólo fuera para reconocer los dineros. Mientras se guardaba las monedas a buen recaudo entres sus ropas miró con temor a todos los lados de la taberna.

- Espero que naide nos haya visto coyer estes perres o sino seremos nos los que tengamos problemes. La xente mata mu rápido cuando hay plata por medio y en aquí ' riba la mesa ye mucho lo que se pué ver. Así que parezme que tendremos que guardonos tamién nosotros pa que naide nos apuñale por la espalda en un callejón.

Miró al resto de los sentados en la mesa y llegó a la conclusión que quizá entre todos consiguieran llevar sin mucho esfuerzo la caravana de comerciantes hasta la feria. Parecía que todos y cada uno de ellos era lo suficientemente ducho para defenderse.

- Entós si no hay más que falar, mañana al amanecer verémonos y entós ya comprobaremos si son bulos o no lo que nos espera en el camín.

Cargando editor
Guzmán Cargando pj
19598/8741762
02/10/2012, 09:37
Guzmán

 

Paso la mirada por el local mientras sus compañeros cogían la parte que les correspondía de la bolsa, Me complacerá servirle, y que Dios nos asista en esta labor. Por dios se refería al único y verdadero Dios que conocía, por que el leones suponía que no todos los que se sentaban en esa mesa servían al verdadero Dios. El hombre de la túnica y el turbante, le recordaban a los moros contra los que había luchado no hace mucho. Espero que sea de fiar y no un espía de los infieles. Pero Guzmán no iba a rechazar un acero por su religión, sabia por otras veces que los bandidos no entendía de religión, y lo único que sabían distinguir era el color de las monedas. Si ese infiel lucha bien qué más da que sea cristiano o moro. 

Cargando editor
Pere de Sousa Cargando pj
19598/8742324
02/10/2012, 11:45
Pere de Sousa

- En ese caso señores, tomen sus monedas y estén prestos al amanecer en la plaza del pueblo. Les dejo ya pues vemo que hemos acertado requiriendo sus servicios- el hombre se levanta tras despedirse con un gesto de la cabeza y camina hasta la barra, cada vez está más llena la taberna por lo que Pere tiene que hacer verdaderos esfuerzos por llegar hasta la barra, si bien es cierto que cuando los patanes le reconocen le abren paso.

Al llegar a la barra deja una moneda de oro para pagar las consumiciones, ¡una moneda de oro! y dice en voz bien alta para que le oigáis

- Sancho dales a ese grupo de hombres cuanto pidan, también alójales esta noche en buenos colchones y atiende a sus monturas si es menester. Esto cubrirá con creces todos los gastos -dice señalando la moneda de oro.

Y sin esperar contestación, sale de la posada.

Cargando editor
Rasiq Cargando pj
19598/8751741
03/10/2012, 22:54
Rasiq "Shadid" ibn-al-Qarawi

Me acerqué hasta la barra y le hablé al tabernero.

¿Tieni alguina habitacion individual? -le pregunté-. Si es así mi gustaríe dormir ritirado dil resto. Por cierto, ¿quí hay en estos caminos para qui tenga qui pedir protección un hombri tan rico como el qui si acaba di ir? Los asaltos bien puedi pagarsi con dinerios, dinares o maravedíes cristianos, ¿quí más da, no li cree?

Arqueé las cejas para intentar hacer hablar al tabernero.