Partidas

  • En juego
    • Director (1)
    • Jugador (5)
  • En pausa
    • Director (0)
    • Jugador (0)
  • Finalizadas
    • Director (1)
    • Jugador (11)

Partidas como director en juego

Partidas como director en pausa

Partidas como director finalizadas

Pathfinder Society - Sneakys

Pathfinder Society - Sneakys

Jugaremos diversos escenarios de la Sociedad Pathfinder.

Ver la partida

Partidas como jugador en juego

La Maldición del Trono Carmesí

La Maldición del Trono Carmesí

Señores del crimen. Docenas de ellos actuan en Korvosa hoy en día, desde el líder intrigante de la Sociedad Cerulea descendiendo directamente hasta los matones varisianos Sczarni, quienes mandan sobre una banda de media docena de amigos y primos. Estos señores del crimen menores a menudo son, ironicamente, lo que mayor daño hacen a los ciudadanos cumplidores de la ley de Korvosa, ya que las organizaciones mayores tienen poca necesida de molestar a los plebeyos. Uno de tales indeseables es Gaedren el Cordero, un ser despreciable que perdió su oportunidad de ser alguien grande en los turbios bajos fondos de Korvosa. Pasado su mejor momento, el decrepito ladron rapta huerfanos y les obliga soportar su estilos de vida parasitario con crimenes menores. Muchos miembros de la clase inferior de Korvosa han tenido tratos con el Cordero, e incluso algunos de la clase media y de la nobleza han visto sus vidas complicadas por este anciando siniestro. Aunque no importa como lo hace, siempre parece escurrirse de los guardias y evitar responder por sus crimenes.   

Aunque la suerte de Gaedren el Cordero esta por cambiar,  Ya que sus acciones parece que han tocado recientemente a hombres y mujeres destinados a convertirse en algunos de los mayores héroes de Korvosa, vosotros.

 

Ver la partida

Partidas como jugador en pausa

Partidas como jugador finalizadas

PFS: House of the Harmonious Wisdom

PFS: House of the Harmonious Wisdom

Quests rapidas para jugar en Semana Santa. Varios grupos.

Ver la partida

Pathfinder Playtest 2.0; ¿Nosotros ser héroes?

Pathfinder Playtest 2.0; ¿Nosotros ser héroes?

Partida del Playest de 2.0

Los goblins Dedos Torcidos son una pequeña tribu que estuvo a punto de ser aniquilada durante las Guerras de la Sangre Goblin que sacudieron la floresta Trinante hace veinte años. Cuando los miembros más violentos y agresivos de la tribu fueron abatidos, los demás lograron sobrevivir huyendo al norte, hasta asentarse finalmente en la zona meridional de la floresta Colmillo, ocultándose en las profundidades del bosque. En un sorprendente cambio de su antigua tradición, los goblins supervivientes decidieron de forma voluntaria abandonar las violentas costumbres de sus antepasados. Una líder joven y enérgica llamada Velkik afirmó haber tenido visiones en las que el sol le hablaba, y en poco tiempo consiguió convencer a su tribu, predicando a favor de la redención y la paz. Transformó de forma muy sutil la obsesión de la tribu por el fuego en veneración por el sol, creando una comunidad consagrada a Sarenrae, aunque al carecer Velkik de educación religiosa formal, la fe de la comunidad está muy alejada de la religión dominante. En los últimos años, la jefa Velkik ha realizado reformas radicales: por ejemplo, en lugar de enjaular a los goblins jóvenes se les pone una correa, y aunque leer y escribir ya no está prohibido, aún pone nerviosos a quienes lo hacen. Lo más importante, sin embargo, es que Velkik cambió la forma que tienen los Dedos Torcidos de controlar sus voraces apetitos. En lugar de saquear los asentamientos cercanos, la tribu comenzó a cazar y recolectar para conseguir alimento. Bajo su liderazgo, los Dedos Torcidos han conseguido evitar los conflictos con los humanos que viven cerca; incluso han contactado de forma pacífica con unos pocos mercaderes ambulantes que pasan por la zona. Aunque todavía hay algún que otro elemento discordante en el grupo, Velkik vigila a todo aquel que muestra algún tipo de conducta goblin ‘clásica’.

Ver la partida

We b4 Goblins

We b4 Goblins

A la tribu goblin Licktoad le gusta pensar que está dominado Brinestump Marsh a través del miedo y el salvajismo, cuando en realidad la suerte y una falta general de competencia son las razones más exactas. Como con cada tribu goblin, cada año, una nueva cosecha de bebes goblin viene al mundo entre los Licktoads. Peligrosamente hambrientos y sin sentido  los bebés de los goblins pasan sus primeros años en una jaula de cachorros. Aquí, están sometidos a la regla de la supervivencia, y aquellos que quieren crecer para unirse a la tribu deben dominar, abrumar, y en muchos casos comerse a los más débiles que están creciendo con ellos. Eventualmente, los supervivientes maduran y se transforman en esos jóvenes monstruos ansiosos que cualquier tribu goblin puede apreciar. 

Ver la partida

Quest for perfection I. The Edge of heaven.

Quest for perfection I. The Edge of heaven.

En la distante tierra de Tian Xia, la sociedad Pathfinder envía un equipo de agentes a lo alto de las montañas "El muro del cielo", a un abandonado monaterio de Irori, en busca de una poderosa reliquia que les ayude a asegurar la victoria en el venidero Torneo del Rubí Fenix. A pesar de que el monstario ha estado en desuso durante muchos años, el viaje no está exento de peligros.

Ver la partida

Pel camín de Mieres

Pel camín de Mieres

Traigo la camisa roxa
(trailara lara, trailará)
Traigo la camisa roxa
(trailara lara, trailará)
De sangre d’un compañeru
(mirái, mirá Maruxina, mirái, mirái como vengo yo)
Traigo la cabeza rota
(trailara lara, trailará)
Traigo la cabeza rota
(trailara lara, trailará)
Que rompiómela un costeru
(mirái, mirá Maruxina, mirái, mirái como vengo yo)

En el pozo Maria Luisa
(Canción popular).

 

 

“¡En las profundidades del mundo! Y ahí vamos contra mi voluntad.
¿Quién nos conducirá en esta oscuridad sin remedio?”.

 

La tradición minera asturiana, tal y como la conocemos, es un fenómeno netamente decimonónico, pues comienza a mediados del siglo XIX con la apertura de minas de carbón por toda la región. Pero mucho antes, en los siglos bajomedievales, Asturias también era conocida por sus minas, aunque en ellas se explotaba principalmente el hierro, y era, tras el Pais Vasco, la segunda zona minera en importancia en toda la Península.


En la época en que transcurre Aquelarre, la minería está transformando sus métodos de trabajo, pues se ha producido a nivel europeo un notable agotamiento de la minería en superficie, lo que obliga a buscar en el subsuelo, creando profundas galerias en las montañas, una forma de extracción mucho más cara que la minería superficial, por lo que no todos los que quieren pueden hacer frente al gasto de construcción de una mina subterránea.


De esta forma, las minas en los últimos siglos del medievo pertenecerán en su gran mayoría a grandes familias nobiliarias y a burgueses muy adinerados. Además, por ley, todo aquello que yace en el subsuelo del reino pertenece al rey de Castilla, pero como estamos entre personas cabales que buscan beneficiarse en todos los sentidos, siempre se puede llegar a un entendimiento. Y se llega. De tal manera que el dueño de la mina se quedará con una tercera parte de lo que ésta produzca (además del dinero que haya invertido en ella), y el resto, dos terceras partes, pasará a manos de la corona. Y aquí paz, y después gloria.


   Pero vamos a lo que vamos. Esta aventura tiene lugar, como has podido deducir por la introducción, en una mina asturiana y es un claro homenaje a las aventuras clásicas de “exploración de subterráneos” (dungeon crawling), sin olvidarnos del toque demoníaco medieval que tiene toda aventura de Aquelarre.

 

Ver la partida

Pathfinder Society Quests Navideñas 2018

Pathfinder Society Quests Navideñas 2018

Minimisiones para jugar con pjs de nivel 1 (máximo 2), durante el mes de diciembre.

Se juega con las reglas de la Sociedad Pathfinder

www.sociedadpathfinder.com

Ver la partida

THE ROSE STREET REVENGE (Grupo 2)

THE ROSE STREET REVENGE (Grupo 2)

Pathfinder Society Playtest Scenario #1: The Rose Street Revenge

Es una serie de cuatro misiones cortas diseñadas para jugarlas entre 40 a 60 minutos cada uno (En comunidad Umbria, seguramente tardaremos algo más jajajaj). Colectivamente, estas cuatro misiones cuentan una historia en la que los jugadores podrán testear el nuevo sistema de Pathfinder 2 y tomar sus primeras impresiones.

Ver la partida