Partidas

  • En juego
    • Director (0)
    • Jugador (4)
  • En pausa
    • Director (0)
    • Jugador (0)
  • Finalizadas
    • Director (0)
    • Jugador (1)

Partidas como director en juego

Partidas como director en pausa

Partidas como director finalizadas

Partidas como jugador en juego

Dragones de Desesperación (Dragonlance)

Dragones de Desesperación (Dragonlance)

Empezando en la posada del Último Hogar en Solace, viaja a través de las tierras de Ansalon y desafia el mal que amenaza con abrumar todo el continente. Explora la ciudad perdida de Xak Tsaroth, derrota al poderoso dragón negro Khisanth, y recupera la vara de cristal de Mishakal. Penetra en la fortaleza de Pax Tharkas y enfréntate al maligno Ver-Minaard y al dragón rojo ascua. ¿Podrás sobrevivir a los peligros de cráneo, perseguido por los esbirros muertos vivientes del hechicero Fistan-Dantilus? Tu viaje, si sobrevives tan lejos, te llevará finalmente a las maravillas subterráneas de Thorbardin, el reino de los enanos. ¡Lo que te aguarda allí es sólo conocido por aquellos que moran dentro!

Ver la partida

Camino de los condenados I: Las cenizas de Middenheim

Camino de los condenados I: Las cenizas de Middenheim

Con las cenizas todavía frescas y las heridas aún por sanar después de la embestida de Archaón y las fuerzas del Caos Indivisibles, ¡pero Middenheim aún aguanta! Emplazado en lo alto de la cima del enorme Ulricsberg, los defensores del Imperio han resistido el ataque de las hordas del Caos.

Pero no todo está bien en Middenheim. La corrupción consume el corazón del mismo de la Ciudad del Lobo Blanco. Y ahora es el turno de los aventureros para ayudar a erradicarlo. 

Ver la partida

The Dusk Reserve [Sand Box Cyberpunk +18]

The Dusk Reserve [Sand Box Cyberpunk +18]

Año 2245

Han pasado 100 años desde la catástrofe mundial que fue la guerra nuclear, el ecosistema del planeta fue prácticamente destruido por completo y la opción de supervivencia en la superficie fue descartada por muchos años. Después de décadas viviendo bajo tierra como ratas la humanidad ha logrado establecerse en la superficie de nuevo, descontaminando terreno de forma artificial y construyendo un sin fin de inmensas metrópolis llamadas reserves. Las reserves se convirtieron en el nuevo hogar de la humanidad, rescatando todo lo que se pudo del mundo exterior, la civilización humana fue capaz de sobrevivir a su propia destrucción y se adapto a el nuevo mundo. La estructura de la sociedad sufrió pocos cambios en general, aun hay pobres y ricos, política y anarquía, crimen y ley.

Ver la partida

Curse of the Dragon

Curse of the Dragon

Seattle. Año 2074.
15:24 horas del 31 de Octubre.

Octubre dejaba tras de si un manto de hojas marrones en las calles. Eran las tres de la tarde, pero el cielo plomizo cubierto de nubarrones hacía que pareciera medianoche. Además, las noticias habían dado lluvias para tres días. Joder, es lo que había en aquella época del año. Si querías Nuyens, tenías que mojarte el culo. 

Ayer fue un día más de trabajo en las sombras, aunque estos "trabajos de recadero" no daban para mucho, apenas llegabas a final de mes, pero el comienzo en las sombras era duro, tenias que hacerte un hueco, un nombre, y entonces algún día llegaría tu oportunidad de un trabajo mejor donde se viera de lo que eras capaz.

Te preparaste dispuesto a comenzar el día. Las calles, tiendas y centros comerciales se vestían de naranja y negro, fantasmas, vampiros y murciélagos se veían por todas las esquinas festejando que esa noche sería la noche de difuntos. 

Sonríes con ironía. Es posible que esa noche sí sea tu noche después de todo, y además, la noche de algún nuevo difunto. 

Ver la partida

Partidas como jugador en pausa

Partidas como jugador finalizadas

El Torreón de la Bruma DM05/22

El Torreón de la Bruma DM05/22

Sin nada que hacer ni previsiones de trabajo a la vista, te metes en la primera taberna del puerto que ves para llenar el estómago y calmar el hambre. El local está abarrotado, el vino y la cerveza encharcan las tablas del suelo mientras que la mujer del posadero solamente ha hecho un caldo de repollo y carne para comer. Miras alrededor. Solo hay sitio en una mesa comunal con varios taburetes libres. Decides que eso es mejor que nada. Te sientas junto a varias personas esperando no tener que aguantar su borrachera cuando un viejo humano, de barba blanca y tez curtida comienza ha hablar. Sin embargo, a cada palabra que dice te interesa más y más el relato.

Ver la partida