Partida Rol por web

Karjian, Cuentos de un Mundo Extraño (+18)

El Cuento de Emma y Nereida

Cargando editor
HorelK Cargando pj
33095/16942123
02/07/2019, 07:44
HorelK

5 de enero.

Centro Oeste de Emok´hatosh.

Clima: demasiado caluroso.

Horario: por la Mañana.

- ¡Emma! – abres los ojos lentamente, tu habitación estaba a oscuras, algunos haces de luz se filtraban por pocos agujeros tanto en el techo como en las paredes, hacía calor, de esos que sofocaban, tu cuerpo estaba completamente sudoroso - ¡Emma! – escuchas nuevamente, conocías esa chirriante y molesta voz -.

Alda Helmi o Miss Alda como prefería ser llamada era una mujer de cabellos plateados, ojos verduzcos, arrugas marcadas y lunares varios.

Era una mujer tranquila por lo general, evitaba el bullicio, pero sabias que cuando debía salir en búsqueda de algún ingrediente para sus múltiples brebajes, se ponía histérica.

Y era justamente esa la histeria que denotaba con cada nombre tuyo entonado.

- Muchacha, baja de una puta vez, ¿sabes dónde se encuentra mi cartera de herramientas? – a pesar de que eras mucho mayor que ella, por la apariencia prefería llamarte muchacha o niña y era justamente esa extraña disconformidad en edad la que te divertía muchas veces, ya que a pesar de ser menor que tú, su edad la había empujado a ciertos problemas típicos de los humanos, tales como poca memoria o manos temblorosas que en conjunto con su mala leche a la hora de olvidar el bolso que sabias perfectamente donde siempre colocaba, no era algo más que un motivo de gracia matutina –

Tu habitación quedaba en el segundo piso de aquel edificio que antaño fue quizá un templo para quien sabe cuál de todos los dioses, pero que hoy en día era quizá una isla rodeada por el mar de ignorancia que significaba aquel salvaje continente.

Para bajar a la planta donde la anciana se la pasaba lanzando todo tipo de artilugios en busca de su bolsa, debías descender por una rustica escalera del tipo escalada, hecho de cuerdas de cáñamo, típicamente utilizados en los navíos marítimos.

El edificio ciertamente se caía a pedazos y la planta baja era un completo desorden, donde los pergaminos esparcidos, calderos de todo tipo de tamaños, esqueletos, vegetales y alimañas se combinaban en un espectáculo de incomoda anarquía.

El techo estaba construido en forma de cúpula por el cual era bastante común recibir grandes cantidades de agua a través de grandes goteras durante los escasos días de lluvia.

El templo como Miss Alda prefería llamarlo: La Arenera, si bien no era un edificio de tamaño considerable, Alda considera que fue un acto de suerte el que los lupinos que tanto abundan por esas tierras, jamás hayan llegado hasta el lugar o quizá, solo quizá, preferían ignorar el lugar por considerarla una ruina, visión externa que para nada distaba de la realidad.

Empero, adentro existían libros y artefactos arqueológicos tan antiguos que la anciana incluso considera que algunos de ellos están ahí incluso antes que de los propios señores lobos.

Sin embargo, el dialecto usado, así como las técnicas de alfarería y orfebrería, son tan extraños que difícilmente puedan ser conectados con alguna cultura conocida, tanto así que incluso la guardiana baraja la teoría de que esta cúpula no es otra cosa que uno de los últimos vestigios de una civilización tan antigua como desconocida que hoy en día vive enterrada bajo las ardientes arenas del olvido.

- ¡Ya lo encontré! Te había dicho que estaba aquí, vamos, prepárate, tenemos que salir pronto – descaradamente entono aquella mujer mientras se cruzaba la cuerda que sujetaba sus variopintos elementos que a ella gustaba denominarlos como herramientas alquímicas, pero para ti no eran otra cosa que simples aparatos incomodos de usar – necesitare un poco de membrana de cactus y algunos escorpiones, creo que estoy a punto de darle por fin con el ungüento ese… – decía sonriente mientras salía por un ancho pasillo, con seis estatuas de arcilla que estaban casi completamente erosionados -.

La puerta de salida no era otra cosa que un trozo de madera estridente que arrastraba grandes cantidades de granos de arena mientras cedía paso a la anciana quien debía cubrirse los ojos ante el abrasador sol que implacable atacaba la superficie.

El calor afuera era abrasador, sofocante, simplemente casi imposible de soportar, pero para la anciana era algo bastante común salir en busca de sus ingredientes, por lo que su piel antaño rosácea, hoy en día se había oscurecido debido a la zona donde había decidido vivir.

Alda nunca fue muy conversadora, evitaba compartir sus conocimientos por lo que a pesar del tiempo que vivían juntas, poco habías aprendido de ella, solo sabias que usaba ingredientes para sus pócimas y que se la pasaba leyendo.

Poco tiempo paso hasta que algo en el casi llameante horizonte llamo la atención de ambas, era un hombre, uno caído, posiblemente muerto.

Se acercan y notan que iba con ropajes de caballero, de esos que tanto abundaban en los lejanos confines de las naciones humanas muy al este del mundo.

La anciana arruga su entrecejo extrañada, se le acerca y le toma el pulso, te mira y rápidamente te dice:

- Esta vivo, llevémosle a la Arenera – te indica que lo cargues ya que para ella era tarea imposible llevar tanto peso –

Tras varios pasos con mucho esfuerzo, llegan al refugio donde la sombra se agradecía, el hombre apenas respiraba y sus heridas eran bastante importantes.

La mujer rápidamente libera una de las mesas y te indica que lo recuestes ahí, donde procede a desnudarlo y a tratar sus heridas.

La noche llego raudamente, Alda seguía con su paciente y recién a llegada la medianoche, se sienta para poder descansar.

Te mira, contaba cierta tristeza en sus ojos y tras secarse la frente, comienza a hablarte.

- Tendrás que llevarlo al Este, muchacha, ya no puedo hacer mucho por él, sin embargo, vivirá, – te extiende la mano, esperando que la tomes, incluso indicándote que la agarres con gestos bruscos hechos con la cabeza – ¿recuerdas el ungüento que te había comentado? – antes que respondas, continúa hablando – se trata de una pomada para combatir las quemaduras, pero, me temo que esta noche seremos atacadas y no tendremos mucho tiempo para curarnos, por favor, no luches, es algo que debe suceder para que el paso del tiempo suceda correctamente, – trata de darte algo de espacio para que puedas entender sus palabras – en verdad, estas ruinas no tienen ya propósito alguno en este mundo, al igual que esta anciana, con el tiempo entenderás lo que te pido, pero por favor, escucha atentamente lo que necesito que hagas, – se aclara un poco la garganta – existe un destino que debes cumplir, uno que implica dilucidar las dudas de una confrontación que se llevara a cabo en un punto lejano de Wroth, - te paso una pequeña bolsa de arpillera que tenía escondida bajo sus largos ropajes, la bolsa albergaba un mapa y una carta – el mapa te indicara donde debes ir y la carta deberás entregársela a un capitán ahob que te salvara, también tienes que entregarle este libro a un grupo de mercenarios que llegaran a ese punto en concreto, todo eso deberás hacerlo dentro de un mes, si llegas antes, deberás aguardar en las cercanías hasta que llegue el momento preciso, ten en cuenta que llegaran y lucharan contra algunos humanos con un estandarte de un Cuervo Blanco, ayúdalos a luchar contra ellos ya que son unos impostores… -

Un golpe seco, una llama que se extendió rápidamente, los ojos de la anciana mirando al techo, vientos extraños que soplaban raudamente.

- Ya están aquí, huye muchacha, vienen con un ser que será imposible de ganar, haz lo que te dije, vete…rápido, llévate al tipo este o déjalo morir aquí –

La paupérrima puerta cede, Alda se agacha y abre una escotilla secreta, una que ni siquiera tu sabías que existía.

- Corre muchacha, rápido, hacia el este, no te detengas por nada del mundo –

Al bajar por la escotilla, notas como el característico sonido de la carne siendo atravesada retumba junto al crepitar de la madera, pronto, varias gotas de sangre se filtrarán en los bordes de la trampilla, dejándote en la más terrible tenebrosidad, siendo solamente tu tacto el sentido que te guía por lo que parece ser un estrecho pasillo de roca que avanza recta.

Tras seguir caminando por lo que parecía ser kilómetros y kilómetros, con el hombre a rastras, llegas hasta un punto sin salida, cansada y frustrada, notas como por debajo de la pared que te obstaculizaba seguir caminando, se filtraba corriente, por lo que tuviste que empujar la roca hasta que cedió por completo, dejándote así salir por lo que parecía ser una puerta secreta ubicada en una playa.

Desde donde pudiste notar que un bote salvavidas iba acercándose a ustedes para luego subirlos en lo que parecía ser un navío de otra época, una verdadera obra maestra de la ingeniería moderna.

Efectivamente, el capitán del navío era un ahob a quien le entregaste la carta, la cual leyó con mucho cuidado y salió de la enfermería donde tú y el muchacho estaban siendo atendidos.

Notas de juego

Banner del Recogido

Cargando editor
Emma Cargando pj
33095/16948286
03/07/2019, 16:49
Emma

Todo había pasado muy rápido, tanto que le costaba recordarlo con claridad. Lo primero que recordaba era el haber aferrado su espada Filo del Alba y haberse preparado para luchar, no importaba lo que la anciana le dijera ella no era de los que huían. Pero entonces esta mencionó una palabra "Destino" y, como si este fuera un gatillo mental, esto la hizo realizar lo que la anciana le había dicho casi de forma autómata.

La sucesión de eventos posterior la llevó a donde estaba ahora, en una habitación con un par de Worthianos. Su mirada se dirigió a la joven y comenzó a hablarle en el idima de Worth -Pequeña ¿Donde estamos? ¿Que se supone es que esta.. Nave?-

Cargando editor
Emma Cargando pj
33095/16948507
04/07/2019, 04:37
Emma
- Tiradas (1)
Cargando editor
HorelK Cargando pj
33095/16955842
06/07/2019, 20:52
HorelK

- Soy el Capitán Jharel – te dice luego de que hayas sido tratada – Alda es…era una amiga muy cercana a quien le debía un favor, por lo que te llevare hasta la capital de los balam, este hombre permanecerá en mi tripulación hasta que se recupere por completo, así que, si me disculpas, tengo que marcharme ahora – te dice secamente, todo en un tono muy arisco, típico de los ahobs -

Luego de esta extraña charla, notas como una muchacha de pelo corto y curioso ingresa a la enfermería, le hablas, pero no te responde, sin embargo, te mira bastante curiosa.

***

6 de enero.

Entrada sureste de Huehueteotl

Clima: agradable.

Horario: por la Mañana.

De ser un viaje en un navío normal, llegar hasta el punto actual, tardaría mínimo varias semanas, pero como no era el caso, en cuestión de un solo día pudieron arribar hasta una ciudad se supone era el próximo destino de Emma: Huehueteotl, la capital balam.

Una ciudad viva y con una fuerza militar sumamente ducha en el combate táctico, lo que se reflejaba por sus inmensas filas de guardias que miraban atentos a la carroza que iba pasando por las impecables calles de una ciudad adornada con aristas cuadráticas y dragones que escupían fuego.

El capitán del navío, había decidido acompañarte por el lugar acompañado por la muchacha con la que habías coincidido en la enfermería.

Junto al ahob, llegaron hasta lo que parecía ser un edificio importante en la ciudad, una especie de pirámide grisácea, imponente y majestuosa.

Jharel, quien se había mantenido callado durante todo el viaje, les dice que hablaría con alguien primeramente y luego las dejaría a ambas, tanto a ti como a la otra muchacha en ese edificio ya que él tenía otras actividades.

Una vez frente a la pirámide, notan que contaba con distintas entradas cada cierta cantidad de escalones, con muchísimos guardias completamente pétreos atendiendo cada una de aquellas entradas, ingresando ustedes a la octava sala de las diez a las que podían ingresar.

Ya dentro de la sala, notan que era completamente cuadrangular, con varias ventanas que daban iluminación al lugar, el suelo estaba compuesto principalmente por un sol arcaico tallado, en el centro del todo, había un gran sillón de roca con cojines escarlatas, todo adornado con las figuras típicas de la cultura balam, mientras que tras esta suerte de trono, en la pared que daba al norte, había una estrecha serie de escalones más pequeños que los ubicados en la zona exterior, por donde el capitán subió para tardar poco tiempo y luego salir para despedirse de ambas, dejándolas completamente solas.

Poco fue el tiempo que duro sin compañía, ya que ingresa un balam raudamente casi sin hacerles caso, yendo directamente por las mismas escaleras que poco antes el capitán subió para hablar aparentemente con alguien.

Luego de esta fugaz visita, llegaron varios individuos más, todos de razas distintas, dos muchachas posiblemente humanas, un vampiro, un enano y un semielfo.

Por las escaleras centrales, baja una pomposa balam con vestidos de seda, acompañada por el que las había ignorado antes, la fémina balam, se sienta en el trono y observa a los presentes, mientras dos traductores se colocan a diestra y siniestra.

- Buenos días – saluda con un wrothiano fluido – ¿alguno de los presentes no habla este idioma? – sus traductores pasan a preguntar, pero en vampyr y en khar, debido a los presentes, esperando que alguien diga algo, da un poco de tiempo para continuar hablando –  creo que ya estamos todos, esperaba que haya más gente –

Al decir esto sin embargo se escuchan grilletes que poco a poco se hacen más sonoros hasta que por la entrada ingresan otra cuadrilla bastante particular, un orco, tres humanos, dos de ellos machos y uno con piel sumamente parda con tatuajes purpuras, otra humana hembra y un elfo.

Todos iban escoltados por lo que parecía ser un capitán balam con brillante armadura, poco típica de los guerreros jaguar.

El militar lanza varias frases en náhuatl a lo que la balam pasa a examinar a los recién llegados de pies a cabeza, expele algo burlona una serie de palabras en ese mismo idioma y pasa a sentarse en el trono.

- Paso a repetir nuevamente, ¿alguno de los presentes no habla wrothiano? – esta vez los traductores repitieron la frase, pero en carumar y aihasa –

En caso de que nadie necesite a los traductores, la balam pedirá que salgan de la sala, caso contrario continuara con sus intérpretes.

- Muy bien, este es un numero bastante considerable de interesados, por lo que estoy bastante más tranquila, primeramente, déjenme presentarme, soy Cihuaxochitl, pero pueden llamarme Consejera para evitarles conflictos con el nombre, ya que soy consciente que no es un nombre sencillo de pronunciar… - suelta una leve sonrisa claramente de falsa amabilidad - …capitán Miztlyoatl, por favor, libere a los encadenados, ahora son mis invitados –

Dicho esto, el fornido balam pasa a soltarlos a cada uno.

- Como algunos sabrán, el gobierno balam cuenta bajo su comando, una gran cantidad de guerreros dispuestos a acatar las órdenes de sus consejeros, por lo que puede parecerles extraño que tengamos que acudir a guerreros de razas tan variopintas a modo de ofrecer una misión un tanto delicada, por lo que pasare a explicar cada aspecto de esto esperando que presten la mayor de las atenciones… - ya se iba notando su verdadera naturaleza de política - …actualmente nuestra gente está pasando por momentos de crisis con respecto a la casi eterna Guerra de los Colmillos contra los lupinos, con quienes por fin, luego de casi un milenio de lucha, hemos logrado entablar una mesa de debate, con la ayuda principalmente de nuestros hermanos los humanos, con quienes estamos estrechando buenas relaciones diplomáticas y es justamente por esta buena relación que hemos logrado extraditar a algunos… - calla, observa a los que no hace mucho estaban encadenados - …interesantes guerreros… - nueva risa de amabilidad fingida - …es por ello que tanto el gobierno balam como la nación humana hemos acordado otorgar la posibilidad de la ciudadanía egartiana o hueteotlica, con todo lo que eso implica: posibilidad de ocupar cargos en la milicia y por supuesto, una paga mensual bastante generosa, sin mencionar la posibilidad de heredar estos mismos privilegios a los congéneres de primer y segundo grado, es decir, padres e hijos –

Calla y espera que alguno haga algun tipo de conjetura u observación.

- Jo´kar está dispuesto… - habla el hombre con los tatuajes - …de hecho, mi familia completa son una tribu de guerreros que estaríamos dispuestos a trabajar para la Consejera, sin embargo, no puedo comprometerme hasta saber cuál es el encargo –

La balam de pelaje pardo claro, de cuello estirado, con una pequeña tiara adornada por tres piedras preciosas verdosas, gira levemente su rostro para observar al que no hace mucho era un simple prisionero, suspira un poco y le contesta.

- Si, estaba a punto de explicar eso… - entrecierra un poco los felinos ojos y continua - …se trata de un grupo de expedicionarios balams que habíamos enviado hace algunos meses para investigar un extraño ataque que había sufrido un asentamiento en la Isla Mayor de las Islas Prohibidas… -

- ¿Islas Prohibidas? Tontos son por atreverse a establecer un asentamiento en ese lugar… - el tal Jo´kar se atreve a insultar a los balam a lo que el capitán se le acerca peligrosamente –

- ¡Quieto Miztlyoatl! – le vocifera la consejera – no le sumes importancia, yo me puedo encargar de esto.

El capitán se detiene frente al humano sin despegar su mirada, faltando solo un pequeño movimiento en falso para que pueda atacarlo, el guerrero tatuado ni se inmuta y no se mueve de su lugar, demostrándole el poco o nulo miedo que le tenía.

- Señor Jo´kar, por favor, evite interrumpirme más, me gustaría explicarle bien todo para que luego saque cada uno sus conclusiones… – dice con voz calmada la Consejera mientras que el capitán vuelve al lugar donde había estado antes - …camino a esta operación, fueron interceptados por un grupo extremista conocido como los Cuervos Blancos, una facción de humanos que desean extraer recursos naturales para la formación de su propia nación, y me temo que fueron ellos los que han atacado y probablemente asesinado a todos nuestros enviados, por lo que necesitamos enviarlos para averiguar lo que realmente ha pasado en ese lugar…somos conscientes de que puede ser peligroso y es por ello que no estamos ajenos a brindarles equipo de combate, a modo de evitar cualquier tipo de baja innecesaria –

El silencio inunda el lugar, el sol afuera se mostraba radiante y en la calle se escuchaba el algarabío típico de una ciudad que no descansa.

Notas de juego

Los *** indican que podes rolear un poco antes de la llegada a la ciudad, colocando de nuevo esos asteriscos.

Por ejemplo:

Antes de los asteriscos, charla con la chica

***

Despues de los asteriscos, roleo dentro de la ciudad

Informacion de la tirada:

El buque a vapor era llamado Êlhareniel, que en carumar significa “El Viajero de Hierro”, su casco era completamente de hierro y a pesar de contar con un motor, igual se servía de varias velas para maximizar la velocidad a cualquier tipo de destino.

A pesar de ser un navío mercante, contaba con cañones que disparaban bolas de cañón capaces de destrozar cualquier fortificación, sin embargo, los piratas evitaban atacar este tipo de navíos justamente por la peligrosidad que conllevaba hacerles frente.

El Êlhareniel era el navío orgullo del capitán Jharel Valerian, quien, con mucho esfuerzo y años de sacrificio como mercante, logro encargar tal manufacturación considerada por muchos como una obra maestra de la ingeniería moderna.

Cargando editor
Emma Cargando pj
33095/16966014
10/07/2019, 13:53
Emma

Mira con interés a la joven a la cual le dedica unas palabras en élfico moderno con la esperanza de que esto la haga hablar -¿Acaso no entiendes Whortiano?- Esperaba que esta le contestara ya que sino el viaje iba a ser muy aburrido y la obligaría a hablar con el ahob, el cual seguramente estaría muy ocupado encargándose del barco.

***

____________________________________________________________________________________________________

El viaje la había cansado por lo que permaneció callada la mayor parte del trayecto desde que bajaron del barco hasta que se encontraron con la auto proclamada consejera. Esta al parecer hizo una especie de broma con su capitán en un idioma que desconocía, lo cual no le agradó para nada e hizo que aproveche cuando esta termino su monologo , y a que los traductores no estaban, para soltarle en Faérico -Suenan bastante altivos aún cuando su "disciplinado ejército" no ha podido acabar en todo este tiempo con un cúmulo de tribus sin liderazgo aparente- Luego lanza una risotada y comienza a hablar esta vez en whortiano -Perdóneme, a veces olvido que no todos conocen este idioma pero estoy segura de que usted sabrá entenderme.- Luego de eso me pongo un poco más seria y comienzo a hablar de forma un tanto incisiva -Déjeme ver si entendí bien. Lo que está tratando de decir es que ustedes necesitan que un grupo, en este caso nosotros, se adentre a el territorio de las islas prohibidas para que se encarge de llevar paz a un asentamiento, que inteligentemente pusieron ahí, y lo cual conllevará a que tengamos que enfrentarnos con estos Cuervos blancos, y probablemente exterminarlos a todos. ¿Eso es todo o me olvidé de algo? - 

 

- Tiradas (1)
Cargando editor
Nereida Cargando pj
33095/16966347
10/07/2019, 16:10
Nereida

No esperaba ser cuestionada apenas entrar, pero me repongo rápidamente después de este pequeño sobresalto, tal vez de este modo me sea más fácil sacarle información.

-¡Hola! tu debes ser Emma si no me equivoco ¿verdad?- lo mejor era ir confirmando poco a poco la información obtenida de la carta -Esta "nave" es un buque de vapor, El Êlhareniel, y es la mejor embarcación que ha surcado el mar, y no es por presumir pero soy yo la que lo mantiene a flote- en mi voz había un rastro de orgullo al hablar del Êlhareniel y mi función en él -En este momento nos dirigimos al norte de Wroth- me dirijo a la cama en que se encuentra la joven, me siento en ella intentando no molestarla mucho y acerco mi cara curiosa a la de ella para observarla más detenidamente -Mi nombre es Nereida ¿como acabaron en ese lugar?-

Cargando editor
Emma Cargando pj
33095/16966350
10/07/2019, 16:10
Emma

Mira con interés a la joven a la cual le dedica unas palabras en élfico moderno con la esperanza de que esto la haga hablar -¿Acaso no entiendes Whortiano?- Esperaba que esta le contestara ya que sino el viaje iba a ser muy aburrido y la obligaría a hablar con el ahob, el cual seguramente estaría muy ocupado encargándose del barco.

Cargando editor
Emma Cargando pj
33095/16978987
15/07/2019, 10:05
Emma

La pequeña parecía tímida al principio pero, con oírla hablar un poco, quedaba claro que era bastante entusiasta. Aún así Emma no estaba para hacer más sociales de las necesarias así que, tomando en cuenta que ya  había confirmado lo que suponía, respondió un tanto secamente aunque sin perder la cortesía -Este extraño fue salvado por nosotras y, al parecer, llevaba la desgracia consigo ya que poco después nuestro refugio fue atacado. Al parecer mi compañera sabía algo porque tras seguir sus indicaciones terminé en este barco- Luego de eso comienza a incorporarse para tratar de colocarse bien sus ropas y devolver su espada a al cinturón donde usualmente estaba.

Cargando editor
Emma Cargando pj
33095/16979039
15/07/2019, 10:37
Emma

Notas de juego

Perdón la tardanza pero la semana pasada encontré trabajo y no me organicé bien. Confío en que esta semana voy a ser más regular

Cargando editor
Nereida Cargando pj
33095/16982771
16/07/2019, 13:31
Nereida

Ante la respuesta de Emma, fui perdiendo la sonrisa en mi rostro y me retire del suyo con una expresión de cachorro en el rostro, ya me había acostumbrado a las sutilezas de las relaciones humanas y por el tono de voz de Emma entendí que no quería ser incordiada con más preguntas -Ya veo- pero aun estaba curiosa y no quería desistir en mis intentos de saber más.

-Este refugio del que hablas ¿que era exactamente? ¿Y como se llama esta compañera tuya? ¿Era quizás? ¿Alda?-

Cargando editor
Emma Cargando pj
33095/16988535
18/07/2019, 03:57
Emma

En cuanto menciona el nombre de Alda la miro fijamente -¿como sabes el nombre de la anciana? Si la conoces entonces sabrás bien donde estábamos. Esa vieja biblioteca llamada la Arenera-

Cargando editor
HorelK Cargando pj
33095/17076037
20/08/2019, 10:11
HorelK

Notas de juego

Ustedes no necesitan un reseteo como tal, pueden continuar posteando por esta escena y olvidense completamente de la llegada a Huehueteotl y demas yerbas.

Les dejo para que continuen ^^

Cargando editor
Nereida Cargando pj
33095/17086976
24/08/2019, 17:42
Nereida

-Ya veo, una vieja biblioteca- estaba logrando satisfacer mi curiosidad, ahora que había mordido el hueso no pensaba soltarlo, y parecía que con mi ultima pregunta había conseguido captar un poco de interés de parte de Emma.

-No conozco a la... ¿anciana? solo es que... tenemos un amigo en común- reí divertida ante mi afirmación -Así que ¿quien es "ese" y que paso exactamente en la biblioteca?- dije, mientras con un gesto de la barbilla señalaba al hombre postrado en cama.

Notas de juego

Perdon por la tardanza.

Master, crees que es posible poner nuevamente mi primera escena? para refrescar lo que se supone que se.

Cargando editor
HorelK Cargando pj
33095/17088114
25/08/2019, 11:47
HorelK

Notas de juego

Tuve que borrar la escena porque ocupaban espacio.

Sin embargo te resumo lo que sabes hasta ahora:

  • La carta que echo el Capitan, la sigues teniendo.
  • Estas en un navio ahob que si no es el mejor barco mercante, es uno de los mejores.
  • El capitan es un tipo reservado, no habla con casi nadie y es el contramaestre el que casi siempre esta disponible para los marineros, se trata de un enano, cuyo nombre es Orum Alnoth, un tipo agradable en comparacion al capi.
  • El barco tiene suficiente capacidad armamentistica como para hacer temblar a una fuerza marina, sin embargo, nunca se vio en la necesidad de usar la fuerza bruta, el capitan Jharel Valerian es un tipo muy recto y por ende trabaja siempre bajo la ley.
  • Te dejo aca la carta para que puedas releerla:

De: Miss Alda.

Para: Capitán Jharel Valerian.

Hola viejo amigo, en verdad, me hubiese gustado mucho decirte estas palabras en persona, pero me temo que mi vida de aventurera ya no tiene más cabida para una anciana como yo.

La Espiral ha vuelto a girar y estoy demasiado débil para volver a intentar detenerla, sin embargo, ayuda a Emma a que llegue al norte de Wroth, desde ahí, ella sabrá donde dirigirse.

Te en cuenta por favor que los Cuervos Blancos son inocentes, no creas nada de lo que dicen acerca de ellos, sin embargo, también deben ser detenidos en sus excavaciones ya que pueden encender una de las tantas chispas que activaran a la catástrofe que indudablemente se desatara en toda Karjian.

Un beso mi querido amigo, algún día nos volveremos a ver en el más allá.

Con amor.

Alda.