Partida Rol por web

Rodarán Cabezas (HLdCn)

Capítulo 7: La luz de un ángel

Cargando editor
04/09/2014, 15:02
Muerto Petrus Camper

Escuché atentamente con atención a todos los allí reunidos, pero como siempre me interesaba la palabra de Chester, parecía que había descubierto otra bruja, bien, cada vez estábamos más cerca, sin embargo había algo que me alarmaba de manera considerable, hacía tiempo que los únicos asesinos en el pueblo eramos sus aldeanos, porque las brujas habían cesado en su intento de matarnos o porque ya las habríamos matado a todas, eso me hizo dudar de Chester:

-Aunque creo en parte tus palabras Chester, me resulta demasiado extraño que hayan estado varios días sin asesinar, es más, me siento yo más asesino que las brujas..., si lo analizamos creo que nosotros hemos matado más inocentes que ellas en nuestra cruzada por evitarlo. Así pues creo que hoy votaré en blanco, creo que ya las hemos exterminado y lo que hayas visto en Emma puede ser un retazo de lo que quedaba. Aún así no veo mal que la ajusticieis si lo has visto. Mi alma no puede condenar hoy a nadie, cuando llevamos dos días sin que se hayan cometido crímenes alguno.

Cargando editor
04/09/2014, 16:28
Muerto Chester Littlebury

No pido que me creáis, Señor Camper, simplemente informo de lo que he descubierto hoy, si vos queréis no votéis o votad en blanco, de momento no puedo convenceros de otra cosa. Un gesto pensativo recorre su rostro. -Tal vez, y digo, tal vez, alguien este vigilando a quien estén atacando los ladrones, pero de momento no puedo confirmar absolutamente nada sobre ese asunto

Se acerca a Emma. -La única prueba que tengo es mi palabra por el don con el que me ha obsequiado la Bruja blanca, si lo pudiera demostrar de algún modo, lo demostraría sin dudarlo, pues yo al menos, se a ciencia cierta lo que sois, una bruja

Esta vez se pone enfrente de Isaac Pope. -Mientras descubra a alguien peor que vos, le votaré a el, aunque ayudéis a los brujos, no creo que seas un asesino, a menos de momento, lo único que puedo deciros, por si acaso, es que os arrepintáis de vuestros pecados ante el Fraile y si acabáis en la horca, al menos podréis obtener el descanso eterno para vuestra alma..

Se gira hacia Abigail. -Os advierto, que si ayudáis a la pequeña bruja, volveré a ver lo que esconde su alma, si nada ha cambiado, vos seréis tan culpable como ella, de la muerte de los inocentes, pensad vuestras acciones y si la pequeña merece ser salvada, pues su vuelta, puede ser vuestra caída junto a la de ella de nuevo..

Cargando editor
04/09/2014, 19:01
Abigail "Abbie" Irving

- Lo que usted no entiende, señor Boone, o no quiere entender, es que ella volverá limpia de esa maldad que le achaca. Y que mi decisión está tomada y no puede impedírmelo. - Respondió Abbie con serenidad antes de girarse para dirigirse al fraile. 

- Fray Bernardino. - Llamó con voz tranquila y suave y los ojos llenos de un brillo fervoroso. - ¿Acaso no volvió Lázaro de la muerte por un milagro del Señor? Su hijo fue su herramienta como lo soy yo ahora. ¿Dónde ve usted la blasfemia? 

Finalmente asintió a las palabras de Chester. - Me parece perfecto, señor Littlebury, si con eso se apaciguarán las dudas que puedan quedar sobre ella. Aunque dice usted que volverá a mirar en su alma, cuando si es cierto lo que ha dicho hasta ahora, nunca lo hizo antes y la condenó por las palabras de otros. ¿Se equivoca o miente? No lo sé, pero supongo que lo averiguaremos mañana, ¿no es así? Sigue condenando sin pruebas y sobreviviendo a pesar de exponerse. Su actitud sigue resultándome extraña, pero algunos de los presentes parecen confiar en usted. - La joven se encogió de hombros. - Sólo espero que no se ganase su confianza para luego traicionarlos. 

Tras sus palabras se aceró a Isaac P y le dedicó una sonrisa dulce. - Tal vez deberías comer algo. - Comentó bajando la mirada a las tripas rugientes del muchacho.

Cargando editor
04/09/2014, 19:16
Muerto Seraphim Julien Boone

Suspiró frustrado y se dio vuelta para volver al lado de la curandera. Abigail no tenía interés en escucharlo. ¿Y como podría tener algún interés en lo que él pensaba si no le interesaba lo que sentía? Le sonrió a Lucretzia, derrotado. Poca esperanza le quedaba de poder salvar el pueblo si los que manejaban al jinete volvían a revivir una y otra vez.

Volvió a darles la cara al resto, serio como antes de que empezara la discusión. Que hicieran lo que quisieran con el cuerpo de la pequeña.

Se los he dicho al menos 3 veces antes, pero puedo jurarles por lo que quieran que Littlebury es inocente. Háganse un favor a ustedes y a las cenizas de este pueblo y dejen de acusarlo en vano, ¿Está bien? - Arrastraba las palabras, cansado de tener que decir las mismas palabras una y otra vez.

Cargando editor
04/09/2014, 20:56
Muerto Isaac Pope

Mientras descubra a alguien peor que vos, le votaré a el, aunque ayudéis a los brujos, no creo que seas un asesino, a menos de momento, lo único que puedo deciros, por si acaso, es que os arrepintáis de vuestros pecados ante el Fraile y si acabáis en la horca, al menos podréis obtener el descanso eterno para vuestra alma..

-Y dale...espero que la confusa tarea que la rubia bruja blanca me encomendó me sirva de algo, al menos antes de que por tu culpa me condenen, como ya dije, ahora mismo estoy dudando de usted, agradeceselo a Ethan--mira a este con cierto despecho- puede que alguien me tendiera una trampa o hizo algo con su poder para que me acusara a mi, pero dejemoslo...

En ese momento veo como se acerca Abbie y dejo de hablar.

Tal vez deberías comer algo.

-Hem si debería... 

Pope se lleva las manos a los bolsillos intentando buscar alguna moneda y solo saca un par.

-Desde que se cerró la panadería, no tengo a Elizabeth para que a cambio de tareas me de algo y que no me fío de pedir algo al nuevo fraile...la verdad, es todo más difícil...

Notas de juego

Poor Pope, se ha quedado sin fuente de alimentos e ingresos XD

Cargando editor
04/09/2014, 22:16
Abigail "Abbie" Irving

Abbie arrugó la nariz al escuchar a Isaac y ver las monedas que sacaba. Echó un vistazo a Sophie, que desde la muerte del señor Hancock ya no dispensaba alimentos para nadie. Ella no había pasado por su casa, así que tampoco tenía nada encima.  - Cuando el juicio termine puedes pasar por mi casa. Si no me equivoco tengo queso y algo de leche. Y queda parte de un bizcocho que preparó mi madre antes de... - Suspiró quedamente, cruzando su mirada con la del joven. - De que empezase toda esta locura. - Terminó, haciendo un ademán que aludía a todo lo que los rodeaba.