Partida Rol por web

Nueva Orleans Nocturna

D1. French Quarter

Cargando editor
-Narrador- Cargando pj
28814/15758290
07/04/2018, 21:59
-Narrador-

French Quarter o distrito francés tiene la paradoja de que presenta el mayor número de edificios de estilo español, herencia del más de medio siglo que España poseyó esta ciudad y en la que dejó una huella indeleble, que sus actuales habitantes han reconocido con placas en todas las calles en las que encontramos junto con su denominación actual el nombre que se le daba en la época colonial española. El carnaval en Nueva Orleans comienza en el mes de enero, con desfiles para todas las edades y que recorrerán diferentes calles de la ciudad; bailes de máscaras y carrozas, conciertos al aire libre de artistas internacionales como locales.

El momento más popular para visitar Nueva Orleans es el fin de semana largo que se da antes del marido Grass, antes del inicio de la cuaresma, que es cuando se celebran desfiles tan sumamente populares como el de Endymion, Baco, Zulu, Rex y todas las celebraciones festivas por toda la ciudad.

Desde el fin de semana anterior hasta el 9 de febrero es cuando el carnaval está en todo su esplendor, cuando más turistas se lanzan a sus calles para disfrutar de los mejores desfiles, los grandes coloridos que llenan las calles y los disfraces tan singulares que algunos escogen.

Durante el fin de semana de febrero del Carnaval, salen dos de los mayores desfiles de la temporada, Baco y Endimión; el lunes por la noche será el desfile de Orfeo, mientras que el martes tendrás una cita en el barrio francés para ver los trajes y las máscaras más singulares. Estas tres carrozas son las más espectaculares que se pueden ver durante el carnaval por su intrincada elaboración.

Durante estos desfiles, desde las carrozas, se tiran todo tipo de regalos a los espectadores, por lo que muchos afirman que se tiene que ir preparado con bolsas para poder guardarlo todo: juguetes, peluches, collares, etc. Los collares son muy codiciados, antes estaban hechos por piedras de Checoslovaquia, a día de hoy son más económicos pero tienen un gran valor simbólico.