Partida Rol por web

Taller: En las calles sin nombre

Micro-historias

Cargando editor
30/03/2016, 16:25
Director

En esta escena se subirán las micro-historias. Cualquier Umbriano, esté suscrito a la partida o no, puede añadir una micro-historia. Aseguraos, eso sí, de mandarlas con la marca 'sólo para el director', de forma que los demás no puedan verlas. Esto es únicamente porque así mantenemos la sorpresa para cuando se publique el trabajo completo.

La manera ideal de publicar una micro-historia es como lo voy a poner yo en el ejemplo siguiente: toda en un solo mensaje usando la marca de 'citar'. Así a mí me facilita a mí el trabajo para pasarla al autorol.

La parte de Notas la cubro yo para saber si está pendiente o no, y para saber como la clasifico dentro del sistema.

Si dos o más umbrianos quieren colaborar entre sí para tejer micro-historias entre ellos no tengo inconveniente en asignarles personajes diferenciados y abrirles las escenas que necesiten para hacerlo.

 

Cargando editor
30/03/2016, 16:29
Director

El violinista

Estás en tu pensión, de noche, cuando oyes una bella melodía de violín que viene del exterior. Abres la ventana para escuchar mejor la melodía. No se parece a nada que hayas escuchado nunca. Su sonido es el del mar rompiendo en las rocas, el de la noche ululando entre los árboles de un bosque bajo las estrellas. Te traslada a tiempos antiguos cuando las ciudades no eran cicatrices en la tierra.

Ubicas su origen en un edificio cercano que parece abandonado pero en cuya buhardilla se ve titilar una luz que parece proceder de una lámpara de gas, como la de un camping.

Permaneces en la ventana escuchando al violinista hasta que termina la canción [1].

Cierras la ventana y vuelves a tus cosas: [Fin historia]

Decides ir hasta la buhardilla para conocer al intérprete de esta bella melodía: [2]

1.

Escuchas la melodía dejándote mecer por ella. Sin poder evitarlo te quedas dormido en la ventana. Tienes extraños sueños en los que criaturas etereas cuidan jardines de cuerpos humanos. Aunque deberías estar asustado estás tranquilo, volando entre los cuerpos, hasta que te das cuenta de que tú mismo eres también uno de esos seres etereos. Vuestra voz suena como las notas de la melodía.

Por la mañana te despiertas más tarde de lo habitual y cansado como si no hubieras dormido nada. La música ha cesado y la buhardilla parece tan abandonada como el resto del edificio.

[Fin de la historia]

2.

Decides que realmente tienes que conocer al autor, ver como desliza los dedos por ese prodigioso violín, así que bajas y cruzas la calle hacia el edificio abandonado. La puerta principal del viejo inmueble está entreabierta y te cuelas por el resquicio.

Subes por unas escaleras de madera que parecen dispuestas a romperse bajo tus pies en cualquier momento hasta que alcanzas el lugar más alto. Delante tuya hay una puerta de madera, la única que permanece en pie en todo el edificio, y al otro lado oyes la dulce música con tal intensidad que hasta escuchas como se deslizan los dedos por el mástil del instrumento.

La puerta parece estar cerrada con llave.

Das unos golpes en la puerta para pedir permiso y entrar. [3]

Decides mirar por el ojo de la cerradura [4]

3.

Golpeas educadamente la puerta. Tan pronto como lo haces la música se interrumpe bruscamente. Es extraño pero el parón de la música te hace sentir algo parecido a un dolor sordo, como cuando te falta repentinamente la respiración, llevándote casi hasta el llanto.

Te sobrepones a la extraña sensación. Oyes pasos que se acercan. Una llave que abre una cerradura. Durante un momento dudas:

- ¿Hola? - preguntas.

Empujas suavemente la puerta y ésta se abre sin resistencia. Una ráfaga de aire frío atraviesa el umbral. Miras confundido al interior: todo está oscuro, no hay ninguna luz, y la buhardilla parece que lleve meses abandonada. Miras la ventana rota desde la cual puedes ver tu propia pensión.

Entras en la estancia: está vacía. No hay sitio donde se pueda ocultar nadie ni tampoco modo de abandonarla sin pasar por las escaleras. ¿Qué ha sucedido? ¿Lo has imaginado todo? 

Revisas el lugar. La única pista que tienes es un cartel en la pared con la foto de un violín que anuncia la actuación de Rodrigo Higdon en el pub Ulthar, pero la fecha es de hace dos años. 

[Fin de la historia: conexión contra microhistoria en el pub Ulthar]

4.

Miras por el ojo de la cerradura: a la luz de un candil de gas un hombre anciano, vestido con un roído traje, toca la dulce melodía al violín. Está de pie en medio de la buhardilla, de espaldas a la puerta, y parece tan enfrascado en su interpretación como tú en observarlo.

Te apartas de la mirilla.

[Vuelves al 3]

Notas de juego

Estado de la historia: Pasada al autorol. 

Clasificación: General, Nivel 00, Código 0001

Cargando editor
02/04/2016, 16:36
Diegus

La manifestación.

Por Diegus.

 

SINOPSIS

Vas en taxi/en coche/en transporte público/andando. Vas a una cita/lugar cualquiera. Una manifestación te impide el paso en cualquier medio que no sea andando. Debes llegar a tiempo.

¿Esperas a que pase? La mani se complica. Hay cargas policiales y el asunto va para largo. Llegas tarde a tu cita/cambia el segmento de tiempo antes de llegar a donde querías (de tarde a noche o de mañana a tarde). Posibilidad (tirada de suerte) de que los antidisturbios te apaleen y te detengan.

Observaciones.

Tiempo: por la mañana o por la tarde.

Tiempo atmosférico: indiferente.

Viene de: caminando por las calles hacia cualquier lugar.

Escena para: acabar en la carcel, acabar en el hospital, llegar a donde esperabas llegar.

Activar: si fallas una tirada de suerte muy fácil yendo de un sitio a otro. Se puede activar varias veces.

 

La Manifestación.

 

1a.- [Vas en taxi] ¡Qué fastidio! ¡Otra manifestación! Han provocado un buen atasco. El taxi se ha parado en la confluencia de dos calles importantes del centro de la ciudad, junto con muchos otros vehículos que tocan airados el claxon. O quizá lo hagan por animar a los manifestantes. Un río de personas con pancartas corean consignas: "¡No hay pan para tanto chorizo!", "¡el pueblo unido jamás será vencido!", "¡de Norte a Sur, de Este a Oeste, la lucha sigue, cueste lo que cueste!"

Es típico. Durante los últimos años forman ya parte del paisaje urbano. Gentes de toda clase y condición alzan las manos y agitan sus pancartas. Hay hasta cochecitos de bebé. Muchos van disfrazados, y también ves pasar una batucada metiendo ruido. Los vendedores chinos, con sus atiborrados carritos de la compra, venden agua, cerveza y refrescos por entre los manifestantes; aquí el que no corre, vuela.

- Oiga,- te dice el taxista. - El destino está por ahí, -señala la prolongación de la calle por la que vas, a la que habría que llegar cruzando la manifestación, -esto va para largo. Si quiere le dejo aquí y ya sigue usted a pie.

En la radio del taxi está puesto El Fari a toda caña.

 

Opciones:

Esperas. [llegas tarde a la cita/pasa un segmento de día hasta que llegas a tu destino/han cerrado el museo/cosas por el estilo] [la carrera de taxi te sale por un pico] pasa a 3.

Bajas del taxi y vas a pie [pagas la carrera]. Pasa a 4.

 

1b.- [Vas en autobus] ¡Qué fastidio! ¡Otra manifestación! Han provocado un buen atasco. El autobus se ha parado en la confluencia de dos calles importantes del centro de la ciudad, junto con muchos otros vehículos que tocan airados el claxon. O quizá lo hagan por animar a los manifestantes. Un río de personas con pancartas corean consignas: "¡No hay pan para tanto chorizo!", "¡el pueblo unido jamás será vencido!", "¡de Norte a Sur, de Este a Oeste, la lucha sigue, cueste lo que cueste!" La gente en el autobús comenta la jugada. Hay de todo: unos son comprensivos, otros están más cabreados que una mona.

Es típico. Durante los últimos años forman ya parte del paisaje urbano. Gentes de toda clase y condición alzan las manos y agitan sus pancartas. Hay hasta cochecitos de bebé. Muchos van disfrazados, y también ves pasar una batucada metiendo ruido. Los vendedores chinos, con sus atiborrados carritos de la compra, venden agua, cerveza y refrescos por entre los manifestantes; aquí el que no corre, vuela.

Sabes que tu destino está por la prolongación de la calle por la que está el bus, a la que habría que llegar cruzando la manifestación.

Opciones:

Esperas. [llegas tarde a la cita/pasa un segmento de día hasta que llegas a tu destino/han cerrado el museo/cosas por el estilo] pasa a 3.

Bajas del bus y vas a pie. Pasa a a 4.

 

1c.- [Vas en tu coche] ¡Qué fastidio! ¡Otra manifestación! Han provocado un buen atasco. El coche se ha parado en la confluencia de dos calles importantes del centro de la ciudad, junto con muchos otros vehículos que tocan airados el claxon. O quizá lo hagan por animar a los manifestantes. Un río de personas con pancartas corean consignas: "¡No hay pan para tanto chorizo!", "¡el pueblo unido jamás será vencido!", "¡de Norte a Sur, de Este a Oeste, la lucha sigue, cueste lo que cueste!".

Es típico. Durante los últimos años forman ya parte del paisaje urbano. Gentes de toda clase y condición alzan las manos y agitan sus pancartas. Hay hasta cochecitos de bebé. Muchos van disfrazados, y también ves pasar una batucada metiendo ruido. Los vendedores chinos, con sus atiborrados carritos de la compra, venden agua, cerveza y refrescos por entre los manifestantes; aquí el que no corre, vuela.

Sabes que tu destino está por la prolongación de la calle por la que estás, a la que habría que llegar cruzando la manifestación.

Opciones:

Esperas, pasa a 3.

Intentas hacer un pirulón para salir del atasco y buscas una ruta alternativa. [Conducir dificultad media]

[Éxito] Pasa a 12.

[Fracaso] Pasa a 13.

 

1d.- [Vas caminando] ¡Qué fastidio! ¡Otra manifestación! En la confluencia de dos calles importantes del centro de la ciudad hay un verdadero tapón provocado por una mani. Se está produciendo todo un atasco. Los coches tocan el claxon airados. O quizá lo hagan por animar a los manifestantes. Un río de personas con pancartas corean consignas: "¡no hay pan para tanto chorizo!", "¡el pueblo unido jamás será vencido!", "¡de Norte a Sur, de Este a Oeste, la lucha sigue, cueste lo que cueste!".

Es típico. Durante los últimos años forman ya parte del paisaje urbano. Gentes de toda clase y condición alzan las manos y agitan sus pancartas. Hay hasta cochecitos de bebé. Muchos van disfrazados, y también ves pasar una batucada metiendo ruido. Los vendedores chinos, con sus atiborrados carritos de la compra, venden agua, cerveza y refrescos por entre los manifestantes; aquí el que no corre, vuela.

Sabes que tu destino está por la prolongación de la calle por la que estás, a la que habría que llegar cruzando la manifestación.

Opciones:

Esperas.  pasa a 2.

Cruzas la mani para llegar a tu destino. Pasa a a 4.

 

2.- La manifestación se complica. Te percatas de que, aparcadas en una calle adyacente, hay varias lecheras de los antidisturbios. En formación, los agentes van saliendo del lugar donde se han apostado y hacen un cordón tapando la calle por la que vas, aislando a los manifestantes del resto de los mortales. La gente de la mani se da cuenta y se comienza a poner nerviosa. Se corean consignas: "asesinos, asesinos". Observas entre la confusión de gente que al otro lado de la calle, por donde tendrías que llegar a tu destino, hay otra linea de antidisturbios. Menos mal que no has intentado cruzar a pie, porque te habrían aislado en el interior de la mani.

Lo que sigue también es típico, pero no agradable. El frente de la manifestación, que está fuera de tu vista, también ha debido ser interceptado: es una verdadera encerrona. Los antidisturbios se han equipado en un abrir y cerrar de ojos con el equipo de apalear gente, y se dedican a machacar a todo el que pretende cruzar la linea. Una ambulancia se abre paso por el atasco, con el fin de estar al tanto de posibles heridos.

La gente ni avanza ni retrocede. Carreras, palos, gritos... los detenidos se van acumulando, de bruces y con las manos a la espalda junto a las lecheras. Poco a poco van disolviendo la manifestación a base de abrir pasillos por donde la gente huye aterrada. Detienen a unos cuantos, a veces porque se ponen violentos, a veces al azar.

Tras mucho tiempo esperando, por fin, se despeja la zona. Intentas cruzar.

[tirada de comunidad] Opciones:

[fallo] pasa a 7

[éxito] Bastante [asustado] [asustada], cruzas la zona conflictiva para llegar, por fin, a tu destino. [llegas tarde a la cita/pasa un segmento de día hasta que llegas a tu destino/han cerrado el museo/cosas por el estilo] Fin de la escena.

 

3.- La manifestación se complica. Te percatas de que, aparcadas en una calle adyacente, hay varias lecheras de los antidisturbios. En formación, los agentes van saliendo del lugar donde se han apostado y hacen un cordón tapando la calle por la que vas, aislando a los manifestantes del resto de los mortales. La gente de la mani se da cuenta y se comienza a poner nerviosa. Se corean consignas: "asesinos, asesinos". Observas entre la confusión de gente que al otro lado de la calle, por donde tendrías que llegar a tu destino, hay otra linea de antidisturbios. Menos mal que no has intentado cruzar a pie, porque te habrían aislado en el interior de la mani.

Lo que sigue también es típico, pero no agradable. El frente de la manifestación, que está fuera de tu vista, también ha debido ser interceptado: es una verdadera encerrona. Los antidisturbios se han equipado en un abrir y cerrar de ojos con el equipo de apalear gente, y se dedican a machacar a todo el que pretende cruzar la linea. Una ambulancia se abre paso por el atasco, con el fin de estar al tanto de posibles heridos.

La gente ni avanza ni retrocede. Carreras, palos, gritos... los detenidos se van acumulando, de bruces y con las manos a la espalda junto a las lecheras. Poco a poco van disolviendo la manifestación a base de abrir pasillos por donde la gente huye aterrada. Detienen a unos cuantos, a veces porque se ponen violentos, a veces al azar.

Tras mucho tiempo esperando, por fin, se despeja la zona. El tráfico se restablece y te permite llegar a tu destino, aunque con un considerable retraso.

Opciones.

[llegas tarde a la cita/pasa un segmento de día hasta que llegas a tu destino/han cerrado el museo/cosas por el estilo] Fin de la escena.

 

4.- Te metes por entre la gente. Están muy apretados y es jodido ir casi a contra corriente.

Opciones.

Te unes a la manifestación coreando consignas alegremente. ¡Este gobierno es una mierda! [carisma dificultad media]

[éxito, pasa a 11]

[fracaso, pasa a 5]

Todo esto no es asunto tuyo. Intentas cruzar lo más rápido que puedes. [pasa a 5]

 

5.- La manifestación se complica. Te percatas de que, aparcadas en una calle adyacente, hay varias lecheras de los antidisturbios. En formación, los agentes van saliendo del lugar donde se han apostado y hacen un cordón tapando la calle por la que vas, aislando a los manifestantes del resto de los mortales. La gente de la mani se da cuenta y se comienza a poner nerviosa. Se corean consignas: "asesinos, asesinos". Observas entre la confusión de gente que al otro lado de la calle, por donde tendrías que llegar a tu destino, hay otra linea de antidisturbios. ¡Estás [aislado] [aislada] en el interior de la mani!

Lo que sigue también es típico, pero no agradable. El frente de la manifestación, que está fuera de tu vista, también ha debido ser interceptado: es una verdadera encerrona. Los antidisturbios se han equipado en un abrir y cerrar de ojos con el equipo de apalear gente, y se dedican a machacar a todo el que pretende cruzar la linea. Una ambulancia se abre paso por el atasco, con el fin de estar al tanto de posibles heridos.

La gente ni avanza ni retrocede. Carreras, palos, gritos... los detenidos se van acumulando, de bruces y con las manos a la espalda junto a las lecheras. Poco a poco van disolviendo la manifestación a base de abrir pasillos por donde la gente huye aterrada. Alguien te pisa. Otros te empujan. Cuando en primera línea se produce, al fin, una verdadera carga policial, la gente te arrastra en su camino. Hay botes de humo y pelotas de goma. Alguien chilla de dolor cerca.

Opciones.

¡Hay que salir de aquí como sea! [agilidad] [suerte]

[éxito en agilidad y suerte] [Fin de la escena, llegas sin retraso.]

[éxito en agilidad, fallo en suerte] pasa a 7

[fallo en agilidad, éxito en suerte] pasa a 6

[fallo en agilidad, fallo en suerte] pasa a 8

¡Hijos de puta! Te enfrentas a la policía junto alguno de los núcleos que se están organizando a toda prisa. [violencia, muy difícil]

[éxito] pasa a 9

[fracaso] pasa a 10

 

6.- [-2 vida] Consigues salir del embolao, pero no sin que varios antidisturbios te apaleen por el camino. Sin compasión. Con moratones por todo el cuerpo pero a tiempo, llegas a tu destino. [Fin de la escena, llegas sin retraso]

[si vida= 0] Intentas salir del embolao, pero varios antidisturbios te rodean y te apalean sin compasión. Ya llevas mucho trote y no consigues resistir. Lo último que ves es manos y gente que intenta sacarte del jaleo. Tu cabeza cuelga de tu cuerpo sin fuerza. Alguien te sube en una camilla. Acabas en el hospital. Te queda para unos días en cama. [vida +2] [llegas tarde a la cita/pasan tres días hasta que llegas a tu destino/han cerrado el museo/cosas por el estilo] [fin de la escena]

7.- [multa por participar en una manifestación no autorizada. Malus en recursos. Malus en Comunidad] Cuando por fin crees que puedes cruzar, cuando ya estás al otro lado, te para una pareja de policías que no habías visto. No llevan casco ni equipamiento, quizá ha sido por eso. Te piden la documentación. ¡Te ponen una multa por manifestación no autorizada! Te comes la multa por mucho que protestes, no están para tonterías. Uno de ellos tiene un ojo morado. Todo ha sido muy inquietante. Por fin llegas a tu destino, pero con un considerable retraso.

[Fin de la escena] [llegas tarde a la cita/pasa un segmento de día hasta que llegas a tu destino/han cerrado el museo/cosas por el estilo]

 

[Si comunidad= 0 ir a escena: La cárcel (próximamente en sus pantallas)]

[Si recursos= 0 ir a escena: En la Puta Rue (próximamente en sus pantallas)]

[Si comunidad y recursos = 0 ir primero a La cárcel, pero la escena "fin" de La carcel termina en En la Puta rue]

 

8.- [-2 vida] [multa por participar en una manifestación no autorizada. Malus en recursos. Malus en Comunidad] Consigues salir del embolao, pero no sin que varios antidisturbios te apaleen por el camino. Sin compasión. Cuando por fin crees que puedes cruzar, cuando ya estás al otro lado, te para una pareja de policías que no habías visto. No llevan casco ni equipamiento, quizá ha sido por eso. Te piden la documentación. ¡Te ponen una multa por manifestación no autorizada! Te comes la multa por mucho que protestes, no están para tonterías. Uno de ellos tiene un ojo morado. Todo ha sido muy inquietante. Por fin llegas a tu destino. [Fin de la escena] [llegas tarde a la cita/pasa un segmento de día hasta que llegas a tu destino/han cerrado el museo/cosas por el estilo]

[si vida= 0] Intentas salir del embolao, pero varios antidisturbios te rodean y te apalean sin compasión. Ya llevas mucho trote y no consigues resistir. Lo último que ves es manos y gente que intenta sacarte del jaleo. Tu cabeza cuelga de tu cuerpo sin fuerza. Alguien te sube en una camilla. Acabas en el hospital. Te queda para unos días en cama. [vida +2] [llegas tarde a la cita/pasan tres días hasta que llegas a tu destino/han cerrado el museo/cosas por el estilo] [fin de la escena]

 

[Si comunidad= 0 ir a escena: La cárcel (próximamente en sus pantallas)]

[Si recursos= 0 ir a escena: En la Puta Rue (próximamente en sus pantallas)]

[Si comunidad y recursos = 0 ir primero a La cárcel, pero la escena "fin" de La carcel termina en En la Puta rue]

 

9.- [-2 vida] No estás para tonterías. Sales de ahí cruzando el cordón policial a base de hostias. Te acompañan otros valientes, tan violentos como tú. Has conseguido, no sabes muy bien dónde, una barra de hierro. Con habilidad, ya que los tipos están acorazados, golpeas manos y rodillas, dejando, al menos, a dos antidisturbios por el suelo. Corres. Esperas que nadie te haya identificado. Aun así, te has llevado unas cuantas guayas. En realidad, piensas que has tenido mucha suerte. [Fin de la escena, llegas sin retraso] [inventario= +1 barra de hierro]

[si vida= 0] No estás para tonterías. Sales de ahí cruzando el cordón policial a base de hostias. Te acompañan otros valientes, tan violentos como tú. Has conseguido, no sabes muy bien dónde, una barra de hierro. Con habilidad, ya que los tipos están acorazados, golpeas manos y rodillas, dejando, al menos, a dos antidisturbios por el suelo. Corres. Esperas que nadie te haya identificado. Aun así, te has llevado unas cuantas guayas y, cuando ya pensabas que tenías vía libre, te acierta un pelotazo de goma en toda la cabeza.Te despiertas en el hospital. Te lo pasaste en grande, pero fue demasiado para tu cuerpo. Además, la multa ha sido de alivio, y has salido en los periódicos. Eso si, has machacado a base de bien a esos cabrones. Te queda para unos días en la cama. [vida +2] [multa por agresión a la autoridad: Malus grande en recursos. Malus grande en Comunidad.] [llegas tarde a la cita/pasan tres días hasta que llegas a tu destino/han cerrado el museo/cosas por el estilo] [fin de la escena]

[Si comunidad= 0 ir a escena: La cárcel (próximamente en sus pantallas)]

[Si recursos= 0 ir a escena: En la Puta Rue (próximamente en sus pantallas)]

[Si comunidad y recursos = 0 ir primero a La cárcel, pero la escena "fin" de La carcel termina en En la Puta rue]

 

10.- [vida= 0] No estás para tonterías. Intentas salir de ahí cruzando el cordón policial a base de hostias. Te acompañan otros valientes, tan violentos como tú. Has conseguido, no sabes muy bien dónde, una barra de hierro. Corres. Te llevas unas cuantas guayas. Finalmente, maldita sea su estampa, te acierta un pelotazo de goma en toda la cabeza.Te despiertas en el hospital. Te lo pasaste en grande, pero fue demasiado para tu cuerpo. Además, la multa ha sido de alivio, y has salido en los periódicos. Te queda para unos días en la cama. [vida +2] [multa por agresión a la autoridad: Malus grande en recursos. Malus grande en Comunidad.] [llegas tarde a la cita/pasan tres días hasta que llegas a tu destino/han cerrado el museo/cosas por el estilo] [fin de la escena]

[Si comunidad= 0 ir a escena: La cárcel (próximamente en sus pantallas)]

[Si recursos= 0 ir a escena: En la Puta Rue (próximamente en sus pantallas)]

[Si comunidad y recursos = 0 ir primero a La cárcel, pero la escena "fin" de La carcel termina en En la Puta rue]

 

11.- A la gente le gustan tus consignas. Estás [inspirado] [inspirada] y pronto alguien te pone un megáfono en las manos. Es emocionante, el éxito te emborracha. Sin embargo, la manifestación se complica. Te percatas de que, aparcadas en una calle adyacente, hay varias lecheras de los antidisturbios. En formación, los agentes van saliendo del lugar donde se han apostado y hacen un cordón tapando la calle por la que vas, aislando a los manifestantes del resto de los mortales. La gente se da cuenta y se comienza a poner nerviosa. Se corean consignas: "asesinos, asesinos". Observas entre la confusión de gente que al otro lado de la calle, por donde tendrías que llegar a tu destino, hay otra linea de antidisturbios. Menos mal que no has intentado cruzar a pie, porque te habrían aislado en el interior de la mani.

Lo que sigue también es típico, pero no agradable. El frente de la manifestación, que está fuera de tu vista, también ha debido ser interceptado: es una verdadera encerrona. Los antidisturbios se han equipado en un abrir y cerrar de ojos con el equipo de apalear gente, y se dedican a machacar a todo el que pretende cruzar la linea. Una ambulancia se abre paso por el atasco, con el fin de estar al tanto de posibles heridos.

La gente ni avanza ni retrocede. Carreras, palos, gritos... los detenidos se van acumulando, de bruces y con las manos a la espalda junto a las lecheras. Poco a poco van disolviendo la manifestación a base de abrir pasillos por donde la gente huye aterrada. Detienen a unos cuantos, a veces porque se ponen violentos, a veces al azar. Pero tú estás rodeado por un pequeño grupo de incondicionales prestos a ayudarse los unos a los otros, así que puede que no lo tengas tan mal para salir de esta.

Opciones.

¡Hay que salir de aquí como sea! [agilidad fácil] [suerte fácil]

[éxito en agilidad y suerte] [Fin de la escena, llegas sin retraso.]

[éxito en agilidad, fallo en suerte] pasa a 7

[fallo en agilidad, éxito en suerte] pasa a 6

[fallo en agilidad, fallo en suerte] pasa a 8

¡Hijos de puta! Te enfrentas a la policía junto alguno de los núcleos de resistencia que se están organizando a toda prisa. [violencia, normal]

[éxito] pasa a 9

[fracaso] pasa a 10

12.- Con un chirrido de frenos, te metes por el carril contrario para casi estamparte contra una ambulancia que, por fin, se había hecho un pasillo para pasar por el atasco. Te salvas por un pelo de atropellar a una vieja. ¿Llegarás a tiempo a tu cita?

Opciones.

Sigues en coche. [conducir]

[Éxito] Ve a 14.

[Fracaso] Ve a 15

Aparcas por ahí y vas a pie, intentando cruzar la manifestación. Ve a 4.

13.- Con un chirrido de frenos, te metes por el carril contrario solamente para ir a estamparte contra una ambulancia que, por fin, se había hecho un pasillo para pasar por el atasco. Has tenido suerte porque la ambulancia iba vacía, así que ya tienes plaza.

[Inventario -1 coche] [estatus -1] [vida -3] [llegas tarde a la cita/pasan tres días hasta que llegas a tu destino/han cerrado el museo/cosas por el estilo] [fin de la escena]

14.- Llegas sin problemas, aparcas y vas a tus cosas. [Fin de la escena, llegas sin retraso]

15.- A pesar de todo, de casi jugarte la vida saliendo de la puré, has llegado tarde. [Fin de la escena] [llegas tarde a la cita/pasa un segmento de día hasta que llegas a tu destino/han cerrado el museo/cosas por el estilo]

Notas de juego

He puesto este ejemplo mandado por Diegus como un ejemplo de micro-historia con variantes complejas para que sepáis que también se puede hacer así. Como digo continuamente: que las ideas que tengáis no se vean limitadas por cuestiones técnicas, yo me encargaré de encajarlas en el sistema.

Aparte ejemplifica un caso de historia 'normal'. No tiene relación con hechos terroríficos o fantásticos, pero tiene igualmente cabida dentro del ambiente de la ciudad, le da un toque de realismo al entorno.