Partida Rol por web

SWD6: Aventuras en Tatooine

III. De nuevo en Tatooine

Cargando editor
Clint Lightman Cargando pj
27015/14218256
14/11/2016, 13:41
Clint Lightman

No puedo evitar esbozar una sonrisa al oír a Anzak pedir a los imperiales que se rindan. ¡Yo estaré un poco loco, pero él me supera!

De repente uno de los exploradores cae desplomado.
-¡Ehhh eso me deja menos diversión para mí! – aunque quedo aliviado al ver que se ha reducido el número de oponentes. Tengo que meditar más mis acciones o un día de estos no podré contarlo.

Me concentro y atizo un golpe a los dos cabezas-huecas que aún están en pie, tengo que aprovechar y golpear primero y preguntar después.

- Tiradas (4)

Notas de juego

Ataco al explorador 2 y 3, las tiradas son en ese orden (si he entendido bien lo de la reducción de dados).

Cargando editor
Director Cargando pj
27015/14223656
15/11/2016, 20:02
Director

Nerck fue el primer que apretó el gatillo. Disparaba desde una distancia prudencial (aunque no muy alejada para él) se centró en el tercero de ellos y disparó. Confiaba en sí mismo y no dudó desde aquella posición de privilegio. ¡¡FAZZZ!! Aquel disparo efectuado desde su rifle bláster no hizo sino impactar en el pecho del explorador imperial hasta derribarlo:

Ataque Nerck: 23 vs 23 (acierta). Daño: 17 vs 12 --> E3 Aturdido 2 rondas

El soldado cayó aturdido en el suelo, junto al que ya estaba. Acto seguido fue Clint quien se abalanzó contra el que quedaba en pie. El viejo jedí aún era un pequeño baul de sorpresas, algo desgastado pero firme y robusto. Con la edad el físico se pierde, pero la experiencia crece inversamente. Manejó su bastón con precisión, haciendo giros impensables con las manos hasta golpear con sus extremos al soldado... O al menos esa era su intención: aquel sujeto había logrado librarse de una buena "tunda".

Ataque Clint: 20 vs 35 (no acierta)

Anzak, entonces, intentó hablar con ellos, pero cualquiera sabía que esos tipos, si no se veían demasiado acorralados, solían cumplir bien con aquello que tenían grabado en la mente. Una de esa máximas era destruir a todo aquel que estuviera en contra del Imperio y su ejército (y atacarles no era precisamente una acción de bienvenida). Por tanto, aunque intentó engañarles, sabían que aquello era difícil, pues habrían notado su presencia ya.

Finalmente Darius fue quien comenzó la verdadera fiesta. Ataviado con su mirilla incorporada a su arma comenzó a disparar indiscriminadamente contra el explorador que quedaba en pie*

Ataque Darius: 28 vs 22 (acierta). Daño: 17 vs 10 --> E2 Aturdido 2 rondas.

El último soldado cayó al suelo, aturdido durante unos preciosos instantes.

- Tiradas (9)

Notas de juego

(Clint, por esta vez dejo tus tiradas, pero no volváis a hacerlas por favor, yo tiraré los dados de resolución).

Iniciativas:

Nerck: 27: 1 disparo a E3
Clint: 22: Ataque con bastón a E2 y E3
Anzak: 20: Hablar
Darius: 26: 4 disparos a Expl. 3
S3: 17: Dispara a ?????
S2: 15: Dispara a Clint
?????: 13 Queda resguardada

*Darius: el que queda en pie es Exp.2. Sé que has declarado disparar contra el 3, y además cuatro veces. Como también sé que sólo queréis aturdirles para quedarlos sin sentido y no matarlos (deducido de post anteriores de vuestro plan). Por ello, he supuesto que disparas al que queda en pie cuando te toca (Expl.2) y sólo una vez (suficiente para aturdirle y no matarle). Espero que no te sepa mal (si ves que me he extralimitado dímelo y no volverá a pasar, pero sólo pensaba como director en vuestro plan y las posibilidades de tener unas buenas armaduras aún limpias ;D)

Fin del Combate.

Cargando editor
Nerck Erchtsk Cargando pj
27015/14223838
15/11/2016, 20:47
Nerck Erchtsk

Buen disparo -añadió Nerck por el comunicador refiriéndose al impacto de Darius-. ¡¡Rápido!! -alertó-, ¡¡despojadlos de las armas, y hacedlos rendirse!! -el cazarrecompensas sabía que los dos últimos soldados a los que abatísteis se despertarían en breves-.

Cargando editor
Director Cargando pj
27015/14223839
15/11/2016, 20:50
Director

Fue entonces cuando te acordaste. Ese maldito palacio alejado de Mos Eisley no era sino un hervidero de corwells malolientes e infectas... Al igual que Lebin Roiner, aquel tipo con implantes oculares en los ojos... y ahora sabía la verdad: aquel cyborg con aspecto completamente humano con la excepción de sus cuencas y aparatos visuales en el rostro no pudo aguantar la verdad.

Su programación era bastante tosca, pero suficiente como para que su razonamiento interno no hiciese hincapié en preguntas sobre sus implantes en su hardware y su base de construcción...al menos al principio. Para Lebin, Lebin era quien era, un tipo al servicio de Jabba (que seguramente había tenido más amos anteriormente) y que había sido realmente modificado debido a las numerosas luchas de gladiadores de Jabba. Y nada más. Ahora sabía la verdad, pues Marael le había confesado quien era y a qué se dedicaba (a la Rebelión, por supuesto, esa masa inmunda de desgraciados "sacapleitos", según pensaba). Además, logró reprogramarse a sí mismo para evitar indiferencia al hecho de que era un cyborg modificado por experimientos arkanianos...

Y así, tras un aparente encuentro amistoso citado con él, hubiste de salir del mismísmo palacio del famoso Hutt (pues un chivatazo te predijo que tal cita no iba a ser lo que esperabas), perseguido por Lebin y alguno de los hombres a los que él mismo puso precio. El cyborg de implantes arkanianos, durante su propio reprogramación, tenía un objetivo bastante dilucidado: la venganza. Ésto no era corriente en un "droide asesino" (lo que no quería decir que fuera imposible), y tal vez no entendiera la venganza como un ser vivo al uso. "Matar como por un contrato fallido, por un ajuste de cuentas", podría decirse que pensaba.

Y perdida tras la huida en el Mar de Dunas del planeta, más allá de los Eriales de Jundland, tu pequeño deslizador finalizó su vida quedándose varado sin energía en ese mar de incerteza. Menos mal que pudiste hacer tratos con unos Jawas que avistaron tu posición, y te transportaron muchas leguas hacia el este en su sandwcrawler a cambio del deslizador para convertirlo en chatarra. Por supuesto, no les hablaste de Drochy... Fue entonces que llegaste a Ciudad Antigua, y pensas que al menos habría pastores o granjeros de humedad cerca de allí, pero lo que encontraste fue muy diferente: unos tipos disparando a unos soldados exploradores del Imperio. Y tras esconderte entre las ruinas, salvaste la vida de uno de ellos: uno al que sus compañeros llamaban Anzak.

Llegó hasta el taller por múltiples heridas y disfunciones producidas por un combate de gladiadores en el que había participado en nombre de Jabba y del que había salido vencedor aunque muy maltrecho. Yo lo curé y reparé

Notas de juego

Y aquí está tu historia, para que la completes y comentes (si quieres) a tus compañeros en caso de que pregunten.

Cargando editor
Anzak Cargando pj
27015/14224063
15/11/2016, 21:25
Anzak

Viendo que los tres soldados habían sido derribados por los certeros disparos de sus compañeros, Anzak se apresuró a acercarse guardando su propia arma y quitar las armas de los soldados.

 ¡¡Rápido!! -alertó-, ¡¡despojadlos de las armas, y hacedlos rendirse!!

- Muy agudo, Nerck. Al final voy a creer que eres capaz de pensar y todo  jijijiji- dijo socarronamente el contrabandista mientras hacía lo que había dicho Nerck y que, por supuesto también él había pensado y las lanzó fuera de su alcance, pero quedándose con una

- Bien soldaditos, es hora de que por fin os rindáis- dijo mientras les apuntaba-. Quitaros los cascos y levantad las manos...¡YA!- amenazó con dispararles si no lo hacían.

Notas de juego

Me guardo mi arma mientras corro hacia donde están los imperiales y les quito las suyas.

Cargando editor
Marael Manthunia Cargando pj
27015/14226823
16/11/2016, 14:49
Marael Manthunia

De detrás mio salen disparos de blaster incapacitando a los soldados. El señor mayor no deja de mover su bastón con mucha soltura haciendo círculos con él. Sus movimientos marciales evitan que le impacten. Me sentiría como una idiota por haberme preocupado sino fuera por lo sorprendida que estoy por cómo han resuelto el conflicto estos insurgentes. ¡Son buenos! Sin duda podrían ayudarme a entrar en la base.

Anzak salta por encima del muro por la parte más baja y corre hacia los soldados. Yo lo intento seguir pero cuando salto tropiezo y caigo dando una voltereta hacia adelante. Me levanto intentando disimular mi torpeza esperando que ninguno de me haya visto. Sacudo mi capa mientras camino.

Viendo que tienen a los imperiales controlados voy hacia las motodeslizadoras para comprobar su estado.- ¡Estoy bien! Voy a mirar si las motos funcionan.

¿Qué les digo para que me ayuden? Tengo que averiguar qué hacen aquí y qué quieren. Está claro que no les gusta el Imperio pero tal vez tampoco les interese la Rebelión. A ver cómo reaccionan. Si se complica siempre puedo intentar huir con una de las motos.

Notas de juego

Hecho un vistazo a las motodeslizadoras para saber si son operativas.

Cargando editor
Darius Rammkopf Cargando pj
27015/14227218
16/11/2016, 16:30
Darius Rammkopf

Darius saltó sobre los escombros que le servían de parapeto y se acercó hasta los soldados mientras Anzak les instaba a rendirse.

- Bien soldaditos, es hora de que por fin os rindáis- dijo mientras les apuntaba-. Quitaros los cascos y levantad las manos...¡YA!- amenazó con dispararles si no lo hacían.

El caza-recompensas se acercó al primer explorador que daba síntomas de recuperarse.

-¿Estás bien chaval?- Le preguntó tendiéndole la mano.

En cuanto el soldado se movió le descerrajó tres tiros a quemarropa y sin mediar palabra, otro más al que estaba a su lado.

-...Si, eso me parecía- Refunfuñó satisfecho. -El placer es solo nuestro-

Se agachó para estrechar su mano y tras comprobar que el brazo caía por su propio peso, los dejó por fin yacer tranquilos.

¡Estoy bien! Voy a mirar si las motos funcionan.

La joven hizo ademán de acercarse hacia las motos, pero Darius la frenó en seco disparando a escasos centímetros delante de sus pies.

La arena saltó por los aires con un siseo mortífero como el de una serpiente.

-Tú no vas a ningún sitio hasta que no sepamos quien eres y qué haces aquí- Su voz a través del modulador de voz del casco sonaba todavía más fría de lo habitual.

-¿Es una de tus amigas secretas?- Preguntó a Anzak.

-Alguna hija ilegítima- Añadió socarrón volviéndose hacia el Jedy.

-A ti ni te pregunto. Es demasiado guapa para ser nada tuyo- Terminó sacudiendo la mano hacia Nerck. -Me vale con que sigas disparando así- Felicitó al Gand.

Mientras la enigmática señorita se explicaba, comenzó a despojar a los exploradores de todo cuanto tenían sin ningún miramiento.

-Cuando hayamos acabado, reanimaré al jefe por si sois capaces de sacarle algo....Pero ya os digo que no abrirá la boca por la fuerza...Tendréis que inventaros algo bueno de verdad-

Notas de juego

Espero que no te sepa mal (si ves que me he extralimitado dímelo y no volverá a pasar, pero sólo pensaba como director en vuestro plan y las posibilidades de tener unas buenas armaduras aún limpias ;D)

No me sabe mal, por que has resuelto a nuestro favor "ganado el combate" y nos haremos con las armaduras de igual forma, pero para aprender todos cito el libro básico: Pag.48

Aturdido (tirada de fortaleza superior a la tirada de daño): Sin efecto.

Un personaje que ha sido aturdido por un blaster fijado en aturdir, no se ha recuperado, y vuelve a ser aturdido

por un blaster fijado en aturdir, se cae al suelo inconsciente.

De ahí mi interés en acribillar al mismo objetivo y asegurarme que queda inconsciente. En cuanto al objetivo, está claro que dispararía al que quedase en pie.

Cargando editor
Marael Manthunia Cargando pj
27015/14230104
17/11/2016, 08:53
Marael Manthunia

La joven hizo ademán de acercarse hacia las motos, pero Darius la frenó en seco disparando a escasos centímetros delante de sus pies.

La arena saltó por los aires con un siseo mortífero como el de una serpiente.

-Tú no vas a ningún sitio hasta que no sepamos quien eres y qué haces aquí- Su voz a través del modulador de voz del casco sonaba todavía más fría de lo habitual.

Me detengo sin pensarlo. Me pongo las gafas para protegerme de la luz de los soles que nos estan fulminando con su calor y levanto las manos. Han demostrado ser buenos tiradores y a malas tengo las de perder así que seguiré su juego y veremos en qué acaba todo esto.

- ¿Así tratáis a la gente que os ayuda? Creo que me debéis un favor o al menos tu amigo me lo debe.

Me giro para encararme a todos ellos y observar cómo reaccionan.

Notas de juego

Disculpad si reacciono al post de Darius antes que actuéis el resto pero es que... ¡no me he puedo contener! XD

Cargando editor
Clint Lightman Cargando pj
27015/14230458
17/11/2016, 11:43
Clint Lightman

Aunque pongo esmero y empeño en mis movimientos, no logro acertar a ninguno de los exploradores, pero por fortuna mis compañeros logran abatirlos sin tener que acabar con sus vidas.

-¡No le he dado ni un ligero coscorrón, pero ellos eran tres y tampoco han atinado a darme! Por cierto, gracias chicos, me habéis salvado de una buena, creo que me envalentoné un poco... pero tenía ganas de un poco de movimiento.

Permanezco al lado de Anzak mientras les despoja de sus armas, por si alguno se recuperase y quisiera dar guerra, pero Darius, que acaba de llegar de su posición de tirador, da cuenta de ellos.

-Bueno, es una manera de hacer que se queden quietos... pero convendría atarlos o inmovilizarlos de alguna manera para cuando se recuperen. ¿Tenemos alguna cuerda o cables para maniatarlos?

De repente Drius se gira y dispara a la chica, pero a modo de aviso.

Devuelvo la sonrisa al cazarecompensas cuando hace su comentario.

-No, hija ilegítima no. Seré algo truhan como vosotros, pero siempre he sido fiel a mi esposa. No es una Lightman, al menos no mía. Pero tal como se ha manifestado me recuerda a mi nieta Hannah. Ya le pueden apuntar un ejército de imperiales, que ella se lanzará bravucona a interpelarles que se rindan.

Me acerco hacía la chiquilla.

-No tengas miedo de estos bribones. Puede que huelan mal, pero son buenos chicos. A estos dos ya los conoces, al que has tumbado es Anzak, el de la máscara es Darius, la lleva porque es tan feo que asustaría incluso a un rancor. Tenemos a un par más que nos acompañan, también son feos. De hecho en todo el grupo todos son feos. ¿Y tú? ¿Cómo te llamas? ¿Y qué haces por aquí?

Cargando editor
Darius Rammkopf Cargando pj
27015/14231153
17/11/2016, 15:52
Darius Rammkopf

- ¿Así tratáis a la gente que os ayuda? Creo que me debéis un favor o al menos tu amigo me lo debe.

-¡CLICK!- Darius respondió cambiando su blaster a modo letal.

-Tienes tres segundos para respondernos- Dijo a la chica sin emoción alguna como si fuera un droide asesino.

convendría atarlos o inmovilizarlos de alguna manera para cuando se recuperen. ¿Tenemos alguna cuerda o cables para maniatarlos?

Asintió a Clint sacando su cuerda sintética y maniatando a los guardias.

Cargando editor
Clint Lightman Cargando pj
27015/14231556
17/11/2016, 17:42
Clint Lightman

Cojo la cuerda que me alcanza Darius mientras veo como presiona a la chica. Aunque es cierto que ha ayudado a Anzak, no sabemos nada de ella y de sus intenciones. Y no podemos fiarnos de su aspecto, las apariencias engañan.

Notas de juego

¿Podría hacer tirada de Fuerza Sentir para ver si "siento" algo en ella?

Cargando editor
Marael Manthunia Cargando pj
27015/14232134
17/11/2016, 19:51
Marael Manthunia

-No tengas miedo de estos bribones. Puede que huelan mal, pero son buenos chicos. A estos dos ya los conoces, al que has tumbado es Anzak, el de la máscara es Darius, la lleva porque es tan feo que asustaría incluso a un rancor. Tenemos a un par más que nos acompañan, también son feos. De hecho en todo el grupo todos son feos. ¿Y tú? ¿Cómo te llamas? ¿Y qué haces por aquí?

 

-¡CLICK!- Darius respondió cambiando su blaster a modo letal.

-Tienes tres segundos para respondernos- Dijo a la chica sin emoción alguna como si fuera un droide asesino.

 

¡Maldita sea Marael! ¿Por qué nunca te estás quietecita? Esto apesta a Jabba. Seguro que son cazarrecompensas enviados por el hutt para encontrarte ¡y tu vas y les facilitas el trabajo! ¡Qué boba eres! Si al menos me hubiera dado tiempo a llegar a una de las motos. El tipo alto y acorazado no iba a esperar mucho más y algo tenía que decir. ¡Si vas a morir que sea con la cabeza bien alta!

- Soy Marael Manthunia. Si os ha enviado Jabba aquí me tenéis. Ya me habéis encontrado. Espero que os  pague bien por éste trabajo porque sobre vuestras espaldas caerá la tortura y la muerte de buena gente que sacrifica su vida por un mundo mejor libre de la represión y dictadura del Imperio Galáctico. Pero ¿qué os importa a vosotros simples traficantes de vidas ajenas? ¡pandilla de salvages sin escrúpulos y amorales!...

Notas de juego

¿Podría hacer tirada de Fuerza Sentir para ver si "siento" algo en ella?

Seguro que sentirás cómo las piernas flaquean. Ya van dos de tres (o de cuatro si contamos a Nerck) que lograis éste efecto sobre Marael aunque por distintos motivos ¡menuda presentación! ;)

Pongo puntos suspensivos al final del dialogo porque Marael sigue insultando pero me imagino que algo pasaría entonces: unas palabras amables para tranquilizarla... o un disparo... vete tu a saber... :P

Iba a escribir un diálogo más conciliador pero la juventud e impulsividad de Marael me ha echo cambiar de opinión. Ya no escribiré ningún post más hasta que Anzak y el DJ escriban el suyo... o lo intentaré. ;)

Cargando editor
Anzak Cargando pj
27015/14232286
17/11/2016, 20:51
Anzak

Anzak sonríe cuando llega Darius y les "convence" para que se estén quietos. Luego observa como dispara delante de la chica que intenta acercarse a las motos.

- ¡Aaay hija!, mala jugada...has hecho desconfiar a Darius y eso es malo- comentó socarronamente el contrabandista.

- Y baja los brazos, mujer- pide a la chica-. No te preocupes que nadie te va a disparar...por lo menos ahora no- dice girándose hacia Darius para dejarle claro que no es momento ni las formas.

...Pero tal como se ha manifestado me recuerda a mi nieta Hannah. Ya le pueden apuntar un ejército de imperiales, que ella se lanzará bravucona a interpelarles que se rindan.

- Pues entonces parecida a Amaia, con unosn coj...mucho carácter. A ver si en un futuro la conozco*- comenta Anzak dirigiéndose hasta la mujer e interponiéndose entre ella y Darius.

- En sí que tiene razón mi socio, amigo y casi hermano es en que debes decirnos quién eres y qué te ha traído hasta estas ruinas...y para que veas que confío en ti, te voy a dar un consejo que no suelo: no mientas. Yo sabré cuando mientes, y Clint me lo aseverará.

- Por cierto...ellos son los feos y yo soy el guapo...aunque de eso ya te has dado cuanta- dijo para rebajar tensiones mientras le guiñaba un ojo y le ofrecía unh asiento en una piedra cercana.

Soy Marael Manthunia. Si os ha enviado Jabba aquí me tenéis. Ya me habéis encontrado. Espero que os  pague bien por éste trabajo porque sobre vuestras espaldas caerá la tortura y la muerte de buena gente que sacrifica su vida por un mundo mejor libre de la represión y dictadura del Imperio Galáctico. Pero ¿qué os importa a vosotros simples traficantes de vidas ajenas? ¡pandilla de salvages sin escrúpulos y amorales!...

Anzak abrió los ojos mientras miraba perplejo a la chica por lo que estaba soltando por su boca y luego lanzó una sonora carcajada que le hizo hasta llorar.

- ¡¡AJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA!!

- Jo, si no sintiera que te debo una...y que tenemos otros asuntos, seguiría con la farsa de que te buscábamos y que te vamos a llevar ante Jabba- dijo divertido Anzak mientras sonreía ante ese pensamiento.

- No...Marael, no te vamos a llevar ante Jabba, pero si te persigue esa asquerosa babosa lo tienes bastante chungo- confesó-. He trabajado para él en alguna ocasión...de hecho, le hemos dejado una nave para que la mejore y luego hagamos de "transportistas" durante una temporada, así que algún día tendremos que visitarle. Si quieres puedes venir con nosotros- le ofreció mientras le sonreía nuevamente.

- Bien, así que eres de la rebelión- dijo sin tapujos, dejando a las claras que había entendido a la perfección a quién se debía por lo que había dicho-. ¿Cómo puedes demostrarlo? Si lo haces te dejaremos libre, si no te las verás con Darius.

El tono de Anzak había cambiado al igual que su rostro. Parecía que la cosa iba en serio y ya había jugado un rato con ella. Era hora de decir la verdad y demostrarlo.

Notas de juego

Jue Guro, has posteado mientras escribía yo mi post....jur jur jur...ahora toca modificar el mío >_

* .- estoy con ella en otra partida, en la que sale, por supuesto, el incombustible Anzak ^^

Cargando editor
Director Cargando pj
27015/14232463
17/11/2016, 21:46
Director

Anzak aún no entendía que Nerck no era Ti-Dal. Ese cazarrecompensas no tenía ni por asomo el sentido del humor del cereano (siempre con chistes o pequeños piques de confianza). El Gand no habló, sólo se limitó a avanzar hasta donde estaba Marael, que, tras casi tropezarse con la trinchera tras saltarla, avanzó hasta las motos deslizadores... O eso parecía: Después de que Darius quedara achicharrado e inconsciente por un buen rato a uno de los exploradores al instante, éste pegó varios tiros a la arena, con milimetrada precisión, delante de los pies de Marael.

Fue entonces que, mientras el jedi Lightman interrogaba amistosamente a la chica, Nerck avanzó para comprobar, intrigado también, la identidad de la joven y su inesperada irrupción allí.

Cargando editor
Nerck Erchtsk Cargando pj
27015/14232470
17/11/2016, 21:47
Nerck Erchtsk

Eh tú... ¡relájate! -dijo el Gand a Darius cuando éste puso su arma en modo letal y apuntó a la arkaniana-. Si fuera una amenaza ya la habríamos acribillado alguno de nosotros. Deja que se explique.

Acto seguido Darius comenzó a maniatar a los dos soldados que aún quedaban vivos, y ya se habían despertado (y se sabían ahora prisioneros sin posibilidad de escapar).

¡Jabba! -murmuró el Gand como incrédulo y a la vez jocoso-. ¡Já! -pero no dijo nada más, sino que todo ese embrollo le pareció divertido, pues él, al igual que Ti-Dal habían trabajado anteriormente para aquella babosa asquerosa-. Osea que Jabba te persigue... ¡Por los banthas del desierto!

Y se guardó su rifle bláster en la espalda.

Cargando editor
Director Cargando pj
27015/14232475
17/11/2016, 21:48
Director

El gand, entonces, escuchó que Anzak quería tranquilizarla, diciéndole entre otras cosas que él también habría trabajado para el Hutt, y se echó unas risas: aquel maldito saco de intestinos grasientos parecía ahora el mentor de todo maleante en el planeta... ¡Sería posible! Mientras estaba frente a aquellos cuatro sujetos masculinos (aunque en realidad los gand y sus féminas se parecían mucho) la chica miró de reojo las motos repulsoras dejadas por los imperiales: parecían estar en buen estado.

Cargando editor
Explorador imperial Cargando pj
27015/14232491
17/11/2016, 21:52
Explorador imperial

¡Soltadnos malditos! -decía uno de los tres soldados exploradores que aún quedaban vivos-. Y ahora que el inconsciente se había despertado estaban todos maniatados a la espalda, aún con su traje colocado, y pegados espalda contra espalda sentados en el suelo.

Cargando editor
Director Cargando pj
27015/14232505
17/11/2016, 21:53
Director

Upsss... ¿Ya te has vuelto a meter en problemas, querida? -decía una voz bastante grave y muy masculina, pero como si estuviera susurrando completamente a propósito-. Algo se oía claramente bajo las ropas de la tal Marael, ¿Un comunicador o algo así? ¿Quién había hablado?

El Gando, el jedi, el cazarrecompensas y el contrabandista se quedaron atónitos, sorprendidos por tal voz.

Cargando editor
Drochi Cargando pj
27015/14232514
17/11/2016, 21:55
Drochi

Por supuesto, tú sabías que era Drochi, tu fiel aliado y "amigo", si pudiera decirse.

Notas de juego

Drochi ahora no está invadiendo ningún sistema. Está en su "estancia-base", podríamos decir, que no es ni más ni menos que tu computador personal portátil.

Cargando editor
Marael Manthunia Cargando pj
27015/14233028
17/11/2016, 23:30
Marael Manthunia

Me siento aturdida. ¿Por qué me iban a engañar? A pesar de la actitud agresiva del blindado y la sonrisa engatusadora del llamado Anzak no tiene sentido que me mientan. Pero si es cierto entonces... ¡había encontrado amigos rebeldes o, al menos, afines a la Rebelión en mitad de este planeta desolado!

Me siento en una roca que es más bien el resto de una ruina y mordiendome el labio comienzo a explicarles cómo había llegado hasta allí.

- Hace unos ocho meses mientras estudiaba en la Universidad de Arkania un agente rebelde llamado Morr Engart me captó para la Alianza y ha sido mi contacto desde entonces. Morr Engart me ha estado entrenando en una base secreta aliada como agente rebelde para misiones de espionaje informático y mi primera misión nos ha llevado hasta aquí en Tatooine, seguramente el planeta con más indeseables por kilómetro cuadrado. Nuestro objetivo era localizar la ubicación de una base imperial de alto secreto y acceder a ella para obtener una lista negra confeccionada por el Imperio. Tras mucho indagar descubrimos que el único que sabía el paradero exacto de la base era Jabba el Hutt, bueno ya sabéis, uno de los señores del crimen más conocidos en toda la galaxia. Logramos entrar a trabajar en su palacio en el Mar de Dunas Septentrional, Morr como piloto de su esquife y yo como técnico mecánico. Jabba no es cuidadoso ni con sus droides ni, en general, con sus máquinas. Bueno, más bien a Jabba no le importa nada ni nadie excepto él y sus negocios.

Miro a los cuatro mientras hablo pero yo estoy centenas de kilómetros lejos de allí.

- En el palacio conocí a uno de los guardaespaldas del hutt. Uno llamado Lebin Roiner. Es un ciborg construido en mi planeta natal. Llegó hasta el taller por múltiples heridas y disfunciones producidas por un combate de gladiadores en el que había participado en nombre de Jabba y del que había salido vencedor aunque muy maltrecho. Yo lo curé y reparé. Y nos hicimos buenos amigos... o eso creí. Morr preparó una plan de escape mientras yo logré acceder los datos de la ubicación de la base secreta. Cuando nos íbamos busqué a mi amigo cíborg, le expliqué quien era. Deseaba dar un sentido a la existencia de mi amigo mucho más allá de la mera servidumbre a un ser vil como Jabba. Le ofrecí unirse a la Rebelión y luchar contra el usurpador Emperador. Desgraciadamente me traicionó y a punto estuvimos de no salir con vida.

Bajo la mirada. Triste y avergonzada al recordar a Lebin.

- Lebin y alguno de los hombres de Jabba nos persiguieron. Seguramente Lebin se reprogramó. Lamentablemente ahora es un cyborg asesino y despiadado. Morr y yo nos separamos para despistarlos. Mi mentor se fué hacia Moss Eisley donde teníamos una nave esperándonos con la intención de entregar una copia de la ubicación a nuestra base y yo me dirigí hacia aquí haciendo pequeños rodeos. Mi pequeño deslizador finalizó su vida quedándose varado sin energía en este mar de incerteza. Menos mal que pude hacer tratos con unos Jawas y me transportaron muchas leguas hacia el este en su sandwcrawler a cambio del deslizador para convertirlo en chatarra. Ayer llegué a Ciudad Antigua pensando que al menos habría pastores o granjeros de humedad cerca de aquí. Pero en lugar de eso han aparecido esos imperiales y luego vosotros.

Levanto la cabeza y observo a mis cuatro oyentes. Cuando miran inquisitoriamente mi computador de bolsillo lo muestro.

- Este es Drochi, es... ¿cómo lo diría?... Es un programa que he desarrollado yo de inteligencia artificial para ayudarme en mi trabajo. Iba a ser mi proyecto académico pero... aún lo estoy perfeccionando. - les digo algo incómoda.

- Bueno ya os he contado lo que queríais saber. Ahora necesito vuestra ayuda, la Rebelión y la galaxia la necesitan. Podríais acompañarme a la base imperial, y conseguir la lista que busco. La Alianza os estaría muy agradecida... y yo también, claro. ¡Sois mi última esperanza! - les digo suplicantemente.

Notas de juego

Bueno, no está todo mi historial sino el que venía a cuento. Espero que más adelante, cuando Marael coja más confianza, os pueda contar lo que falta.