Partida Rol por web

Castillos y Caballeros

Sótano > Las Cocinas > Pasadizo secreto

Cargando editor
- Nueva Ubicación - Cargando pj
28312/14457809
01/02/2017, 12:53
- Nueva Ubicación -
Cargando pj

Cargando editor
- Nueva Ubicación - Cargando pj
28312/14457813
01/02/2017, 12:54
- Nueva Ubicación -
Cargando pj

La cocina se encuentra justamente debajo del Gran Comedor, bajando por unas escaleras. Tiene mesas idénticas a las que hay en el Gran Comedor justo debajo de ellas; la comida se pone en las mesas de la cocina y luego las suben al Gran Comedor. Tiene techos altos y una chimenea en un extremo de la cocina, hay montones de ollas y cacerolas que se apilan en las paredes.

En una de las paredes hay tres botellas pegadas a modo de decoración, están a la altura del pecho dos y la tercera a la altura de la cabeza formando una especie de triángulo. Si alquien quiere despegar las botellas verá que es una especie de palanca que está unida a la pared. Para abrir la puerta de la pared (pasadizo) hay que posicionar las tres botellas hacia abajo en este orden: 3,2,1. Siendo la tercera la paralela a la primera y la segunda la que está un poco más arriba entonces se abrirá el pasadizo en la pared de ladrillo.

 

Cargando editor
- Muerta (asesinato) - Ginevra Blackwood Cargando pj
28312/14458324
01/02/2017, 14:12
- Muerta (asesinato) - Ginevra Blackwood
Cargando pj

No sabría decir si Gwen era una estúpida o una farsante, pero hoy lo averiguaría. Tuvo que disimular su enfado. Si bien los cuidaba a todos (e incluso a algunos los quería y respetaba) había algunos que le ponían los pelos de punta por su aparente declarada incompetencia.

¡Solo me faltaba decirle que alguien querìa envenenar a los señores! 

Si bien lo hizo por precaución (nunca confió de nuevo en el maestre, y sus alianzas con los Lannister) estaba también asegurando tres cosas: una, que Sebastian estarìa ocupado con ella, es decir, alejado de la intriga. Otra, ver qué tan seguros estaban en la casa. Otra... la última era un dos por uno: o descubría si era de verdad leal y competente, o si lo era la tendría ocupada el suficiente tiempo como para que no llegara al dormitorio que compartían hasta altas horas de la noche.

¡Por supuesto que esa noche no necesitaba un par de ojos inquisidores y una boca delatora sobre donde ella no había estado!

Si algo resentía en los últimos años, era no tener una recámara para ella sola. Pero eso iba a cambiar. El recuerdo de la alcoba de sus padres estuvo a punto de distraerla, pero sacudió la cabeza. Luego. Pronto disfrutaría de otro atardecer al sol en Thunderocks. Tenía el resto del año, del verano, la vida. Esta noche era lo importante.

Tras hacer bailar" las botellas, y afinar el oìdo, comenzò a revbisar todo.

Cargando editor
- Nueva Ubicación - Cargando pj
28312/14472014
06/02/2017, 03:22
- Nueva Ubicación -
Cargando pj
 
La puerta oculta da a una alfombrada estancia adornada con tapices y cuadros, iluminada cálidamente por lámparas de aceite. Los techos son bajos y las paredes son de piedra. La estancia posee dos sillas una más majestuosa que otra detrás de ambas se encuentran dos estatuas de poderosos guerreros, de rostros inexpresivos y enfundados en unas voluminosas corazas. A diferencia de la estatua que está delante, la de detrás de la majestuosa silla parecía como si estuviera sujetando un gran espadón con ambas manos, pero no hay ni rastro de ella. Es como si hubieran hecho la estatua sin la espada. Algo llamativo y diferente respecto de la otra figura.
Cargando editor
- Muerta (asesinato) - Ginevra Blackwood Cargando pj
28312/14472199
06/02/2017, 08:02
- Muerta (asesinato) - Ginevra Blackwood
Cargando pj

Por lo regular le gustaban las iluminaciones cálidas por el fuego y las velas. Pero en momentos tan tensos como este, le hacían recordar el fuego de Thunderocks.

Para más inri, la noche se estaba acabando. Su propia paciencia también. Examinó las estatuas, encontrando que a una parecía faltarle la espada.

Se dejó caer en una de las sillas. Se preguntó si el diario no era falso, si era una jugarreta para distraerla de las verdaderas intenciones del maestre, porque nada la hacía olvidar sus alineaciones con los Lannister ni que todo le señalara como el culpable de la muerte de su hijo.

Se llevó las manos a su vientre vacío. ¡Su hijo, su preciado hijo!

Pudo recordar la caída al suelo que siguió al dolor, y la sensación de la sangre corriendo entre sus piernas. Sofocó un sollozo, inclinándose y enterrando la cara en las manos. En su mente, volvía a sentir ese horrible dolor. ¿Y donde había estado Rhys? ¡No sería tan mala idea dejar que una maldición lo devorara! ¡Al infierno con él, a los siete infiernos con todos!

Bajó las manos y miró al vacío, con el dolor por años de pérdidas impresos en los ojos. A todo dolor demasiado profundo antecede un momento de entumecimiento. Podía volver a sentir ese entumecer de las emociones, protectoras, antes de enfrentar una realidad demasiado terrible.

Pensó en su tía. ¿Cuanto dolor ella no había soportado? Aun lloraba un hijo. ¡Ella había llorado tantos...!

Volvió a pensar en su preciada Miria. Y Sebastián. Él también era inocente en todo eso, su amigo. Tabitha había murmurado y hecho algo relacionado con el regalo, estaba segura, pero también sabía que había sido buena con ella. Y Alyra tampoco era culpable de su desgracia.

Una nueva determinación brilló en sus ojos. Iba a salir adelante, iba a casarse, iba a triunfar. Pero al contrario de otros como los Lannister y sus secuaces, no iba a pasar por encima de otros. No iba a dejar que otros sufrieran solo para llegar a la cima. Iba a hacer las cosas bien. Iba a dejarlos a salvo. Iba a resolver esto, y desenmascarar a los traidores. ¡No sería igual a ellos! ¡Iba a ganar, y lo haría bien!

Se llevó las manos a la frente, conteniendo el flujo de sus ideas, buscando un plan. Seguro la estatua tenía una espada, alguien tuvo que robarla. Viserys Targaryen, o el maestre mismo, o alguien cercano a Rhys. Viserys seguro tenía o le proveerían de una espada si se lo pedían, quizá estaba ricamente ornamentada con joyas. O era esa espada el amuleto, si es que existía. Irguió la cabeza, viendo con más detenimiento a su alrededor. Se levantó, quedando frente a dicha estatua. Miró a sus pies, buscando huellas o marcas en el polvo. Luego buscando detrás de los cuadros y tapices, examinando la piedra para buscar un resquicio que rebelara un pasadizo o hueco oculto.

Cargando editor
- Narrador - Cargando pj
28312/14472838
06/02/2017, 13:21
- Narrador -
Cargando pj

Notas de juego

Pues no encuentras nada. :)

Cargando editor
- Muerta (asesinato) - Ginevra Blackwood Cargando pj
28312/14473298
06/02/2017, 15:55
- Muerta (asesinato) - Ginevra Blackwood
Cargando pj

Por más que buscó no encontró nada. Esto era frustrante. Intentó mover las estatuas*, y acabó golpeándolas con los puños. Se echó a llorar, maldiciendo. Seguro lo que sea que buscaba Viserys Targaryen ya lo encontró. O estaba en posesión de otro.

Volvió a golpear la estatua con un puño. ¡Malditos sean!

No tenía mucho más tiempo, había que irse. Volvió a observar la estancia. Debía aprovechar ahora para acercarse a las dependencias del maestre, antes de que el maldito viejo se desocupara.

Notas de juego

*Ùltimo intento.

Jo, si juego el REVII me matan... no tengo cualidad de detective xD