Partida Rol por web

Gaia Negra (+18)

Animales de laboratorio

Cargando editor
Scott White Cargando pj
31163/16192545
18/09/2018, 17:46
Scott White

Una vez más, con sentimiento - Scott White, jefe de relaciones públicas de Pentex Detroit le hace una señal al repulsivo fomor que está junto a la batería. Con una sádica sonrisa en los labios éste aplica las tenazas eléctricas que llevan la corriente hasta la jaula metálica que encierra a un enorme cuervo cuyo cuerpo medio quemado se sacude de forma convulsa

¡GRAAAAAAAAKKKKK!

Scott hace una seña para detener la tortura - de verdad, Xander. Todo sería mucho más fácil si te decidieras a contarnos lo que queremos saber.

El cuervo suelta unos graznidos enfurecidos. Justo al lado de la jaula, sobre una percha de metal, un cuervo con extraños implantes cibernéticos en la cabeza abre el pico para escupir la traducción - Que las Morrigan te arranquen el alma, peón del Wyrm.

Atrapada en la silla de metal a la que está atada con correas, una chica negra observa la escena con impotencia. Ella también está desnuda y tiene electrodos puestos en los pechos y los muslos. Aunque aturdida por las descargas, aún mantiene una mirada desafiante ante los dos engendros que llevan Gaia sabe cuánto tiempo torturándolos a los dos para sacarles el secreto del ritual más sagrado de los Corax: el ritual del Huevo Fetiche, que permite a un humano o cuervo con sangre cambiante transformarse en un Corax. La frustración hace que los dos fomori se vuelvan cada vez más despiadados y brutales.

Así no vamos a ninguna parte - se queja Scott - Bueno, pajarito, descansa un rato. Volvamos ahora con tu amiguita.

Kaylie se pregunta, y no por primera vez, cómo es posible que las cosas se hayan jodido hasta este punto. Toda la bandada de Xander llevaba semanas intentando colarse en Pentex para espiar lo que la corporación estaba haciendo e informar a los Garou. Ya ni Guerra de la Rabia ni hostias. Según Xander, la Guerra de la Rabia fue hace mucho tiempo y Pentex es un problema ahora, con sus soldados patrullando las calles y ejecutando discretamente a quien se atreva a criticar a la compañía. Se suponía que contaban con ayuda, un Ratkin que aseguraba que sabía una forma de entrar y salir del edificio de Pentex sin ser vistos. Hace tres días entraron y ya no volvieron a salir. En su afán de protegerla, Xander no permitió que Kaylie se uniera a la incursión, salvándole la vida sin saberlo. Toda la bandada ha muerto menos él. Por supuesto, Kaylie ignoró el consejo de su maestro e intentó colarse en Pentex a través de la Umbra. Sin embargo todo terminó abruptamente cuando se encontró con uno de esos cuervos cyborgs, que la dejó inconsciente con una brutal descarga eléctrica.

Sott la devuelve al presente con una bofetada - A despertarse, mi niña. Mira, sé que ese secreto que queremos es muy preciado para ti, pero piénsalo: nadie sabe que estáis aquí. No tenéis posibilidad de escapar ni nadie que venga a ayudaros. Los dos vais a morir aquí y a convertiros en comida. La diferencia está en lo que vais a sufrir. Dime lo que quiero saber y todo acabará en un momento. Sigue negándote a hablar y - chasquea los dedos - él dejará de ser amable contigo.

El fomor se ha convertido en una mole de músculos rojos e hinchados recorridos por vasos sanguíneos de color amarillo brillante. Entre sus piernas cuelga un pene monstruoso recubierto de rugosidades y espinas y de cuyo glande surge un líquido espeso de color verdoso.

Quiero... su... culo... - babea el fomor.

Déjala en paz, maldito aborto - el cuervo-máquina traduce los débiles pero furiosos graznidos de Xander.

¿Y bien, mi niña? ¿Qué va a ser?...

Notas de juego

Te dejo aquí el texto introductorio que escribí para los otros jugadores que empezaron en Detroit, para que sepas qué papel juega Pentex en la ciudad a día de hoy.

Antes de la Última Guerra Detroit iba camino de la ruina. Después del cierre de las industrias automovilísticas la ciudad empezó a decaer mientras crecían el desempleo, la criminalidad y la marginalidad de la población. Para cuando empezaron a caer las bombas Detroit no tenía relevancia estratégica alguna, por lo que salió relativamente bien parada de la guerra. No tardaron en empezar a llegar refugiados de todo el país y las mafias hicieron su agosto con el alquiler de viviendas, racionamiento de los recursos, prostitución, drogas y prácticamente cualquier cosa de la que se pudiera sacar provecho. Al no haber gobierno, ley ni autoridad los delincuentes eran libres de asesinar o esclavizar a quien se atrevieran a plantarles cara. Hubo desapariciones, ejecuciones públicas y otras tácticas de terror que sumieron a la ciudad en la barbarie.

Con el deshielo de los polos y la elevación del nivel del mar la mitad del estado de Michigan se hundió bajo el agua, y de repente Detroit tenía una salida directa al Atlántico. Unos pocos ciudadanos emprendedores que intentaron pescar en aquella nueva costa, pero las aguas estaban demasiado contaminadas y los pocos peces que podían sacarse eran criaturas deformes y extremadamente venenosas. Tampoco ayudó que de un día para otro el "gobierno" de la ciudad empezase a cobrar impuestos sobre la pesca.

En aquél momento llegó Pentex al rescate. Traían soldados perfectamente disciplinados, entrenados y  equipados que nada más llegar acabaron con la estructura de todas las mafias de la ciudad en poco más de un mes. Al principio la población civil pensó que sólo habían cambiado a unos tiranos por otros, pero Pentex tenía otras ideas: su interminable flota de camiones venían llenos a rebosar de paquetes de ayuda humanitaria: comida, medicamentos, vacunas, instrumentos de primera necesidad, médicos ¡Sólo había que acercarse y pedir! Las cartillas de racionamiento eran más que generosas y además los soldados se ocupaban rápida y expeditivamente de acaparadores y especuladores. Más tarde empezó la reconstrucción de la ciudad: se rehabilitaron edificios y se añadieron manzanas enteras de casa prefabricadas. A la multinacional no se hizo falta mucha ayuda: los propios ciudadanos se ofrecían voluntarios para trabajar y en pocas semanas la esperanza renació en esta ciudad antaño condenada.

Por supuesto no faltan los rumores sobre la aparente benevolencia de la empresa: psicofármacos en la comida, personas que desaparecen por criticar a la empresa, los soldados como fuerza de represión de disidentes... Nada que la prensa local no pueda desmentir con unos cuantos artículos de periodistas "independientes". A fin de cuentas Pentex ha traído alimentos, paz y seguridad a la angustiada población ¿Y qué si hay algunos capullos que no se conforman con nada? ¡Que les follen!

Por ahora el programa de Pentex sigue adelante viento en popa. Scott White, relaciones públicas de Pentex, se ha ocupado de relanzar no sólo la prensa, sino también la radio y la televisión, y ha utilizado las tres para anunciar los próximos proyectos de la empresa: se pretende cultivar los terrenos aledaños a la ciudad plantando semillas resistentes a la radiación y las temperaturas extremas. Una vez los cultivos estén en marcha vendrán animales mejorados transgénicamente para conseguir un suministro de alimento estable. Una vez esté cubierta la industria primaria sólo será cuestión de muy poco tiempo reconstruir la productora de bienes y servicios. Todo parece indicar que tras la tormenta de la guerra se avecina una nueva edad dorada.

Cargando editor
Kaylie Cargando pj
31163/16192809
18/09/2018, 19:49
Kaylie

Respirar.

Era en lo único que su mente se concentraba en ese momento. Respirar. Los sonidos parecían llegarle distorsionados, e incluso le era difícil intentar enfocarse en las cosas que no fueran sus torturadores. No, no quería enfocarse en las cosas. No quería ver las heridas en Xand, no quería ver sus propias heridas, no creía que sería capaz de soportar otro graznido de dolor, otros sonido de electricidad. No quería sentir. Jamás en toda su vida había sido tan consciente de cada músculo, cada hueso, que conformaba su cuerpo. Ni siquiera durante los primeros cambios, cuando transformarse representaba una curiosa clase de anatomía. No quería sentir el frío y liso metal contra su piel desnuda, el piso duro bajo la planta de sus pies. Pero apagarlo todo era imposible. Ignorar era imposible. Así que se concentraba en respirar.

La bofetada rompió con esa concentración, y trajo de golpe también todo lo que había intentado ignorar desde el momento que White había decidido darle un respiro. El gemido débil no fue por ese nuevo golpe, sino la acumulación de todos, que la hicieron ponerse en tensión. Sus ojos se enfocaron en los del hombre frente a ella un instante, y se desviaron entonces hacia el espantoso ser que si alguna vez fue humano ya lo había perdido por completo. Se sorprendió ser aún capaz de sentir arcadas, y como acto reflejo se removió entre las correas, en un intento animalesco de alejarse de algo tan innatural y grotesco.

Miró de nuevo el rostro del hombre que en el resto de Detroit consideraban amable y gentil. La máscara que mostraba a los inocentes humanos no existía para ella, y la amenaza dicha en tono casi tierno la hacía incluso más terrible. Kayle intentó tragar saliva, aunque su boca estaba seca. ¿Por qué no había escuchado a Xand? Había sido ingenua...

... pero lo volvería a hacer si volviera atrás el tiempo.

-Q-q-q-que te f-f-f-follen...- Masculló, y escupió la poca saliva que había podido crear, que fue más un chisporroteo que un verdadero escupitajo.

Cargando editor
El Primer Lobo (Narrador) Cargando pj
31163/16194401
19/09/2018, 12:56
El Primer Lobo (Narrador)

Cuando el fomor se acerca para desatar a Kaylie el hediondo glande del monstruo le ensucia la mejilla con su apestoso pringue, provocando arcadas a la chica. Cuando la libera la sujeta por los brazos y la levanta hasta ponerla cara a cara con él.

Me gusta el chocolate - dice lamiéndola con su lengua húmeda y rasposa - Chocolate relleno de sangre...

Al dejarse llevar por sus instintos más básicos el monstruo no se da cuenta de que le está dando a Kaylie la oportunidad perfecta para escapar...
 

Cargando editor
Kaylie Cargando pj
31163/16194901
19/09/2018, 17:25
Kaylie

La respiración de Kaylie comenzó a acelerarse, cada célula de instinto gritándole que tenía que alejarse antes que aquel ser le pusiera un sólo dedo encima. Tenía un grito mudo atrapado en la garganta, que se mezclaba con la bilis que intentaba escapar al sentir el líquido pegajoso contra su mejilla. La correas fueron liberadas, pero al instante estaba en las manos terribles de aquel engendro. No, no, no, no, no... No podía paralizarse ahora. No tenía segundos para dudar, ni siquiera para pensar. Cerró los ojos.

Con un grito que sonó a graznido forzó su cuerpo al cambio, hacia una forma que muy pocos conocían, ni siquiera entre los Fera. Poseía ahora garras y un pico feroz; aprovechando la altura que el mismo ser le había proporcionado, se lanzó a atacar sus ojos con la idea de arrancarle si podía, o al menos causar el suficiente dolor al monstruo para que la soltara e intentar lanzarse hacia la jaula que retenía a Xand.

Notas de juego

Gasto 1 punto de Rabia para pasar a Crinos

Picotazo a los ojos del Fomori, y si me libero, movimiento "volar" hasta la jaula (si se puede)

Cargando editor
El Primer Lobo (Narrador) Cargando pj
31163/16197713
20/09/2018, 18:31
El Primer Lobo (Narrador)

¡Cuidado, imbécil! - grita Scott

Pero cuando el fomor mira a su presa ésta ya no es una muchacha desnuda e indefensa, sino una cambiaformas furiosa que le larga un picotazo en el ojo. Aunque el pico choca contra el duro hueso del cráneo, el fomor la arroja por instinto lejos de sí. Kaylie va a estrellarse contra la jaula metálica donde Xander está retenido, lo que el Corax aprovecha para escapar

¡Vuela rápido!

Los dos Corax salen volando por la puerta del laboratorio encontrándose en un largo pasillo. Allí se topan con un trío de humanos, dos soldados y una mujer con traje de ejecutivo. Los dos soldados miran a los cuervos con expresión de sorpresa, pero ella intenta agarrar a los dos pájaros en vuelo...

- Tiradas (6)

Motivo: Picotazo en el ojo (Kaylie)

Dificultad: 7

Tirada (5 dados): 2, 10, 5, 8, 10

Éxitos: 3

Motivo: Daño de picotazo en el ojo (Kaylie)

Dificultad: 6

Tirada (7 dados): 10, 7, 10, 9, 8, 4, 7

Éxitos: 6

Tirada oculta

Motivo: Resistencia (Fomor)

Dificultad: 6

Tirada (7 dados): 10, 6, 5, 7, 10, 8, 6

Éxitos: 6

Tirada oculta

Motivo: Presa sobre Kaylie (Anne)

Dificultad: 6

Tirada (6 dados): 8, 1, 3, 2, 4, 6

Éxitos: 1

Tirada oculta

Motivo: Presa sobre Xander (Anne)

Dificultad: 6

Tirada (5 dados): 7, 2, 1, 7, 9

Éxitos: 2

Tirada oculta

Motivo: Esquivar (Xander)

Dificultad: 6

Tirada (9 dados): 3, 8, 7, 7, 3, 8, 7, 10, 9

Éxitos: 7

Notas de juego

Tirada de Desteza + Vuelo (Dificultad 6) para esquivar la mano de la mujer. Ten en cuenta que la Destreza de Kaylie aumenta en 1 mientras está en forma Córvida

Cargando editor
Kaylie Cargando pj
31163/16197978
20/09/2018, 19:54
Kaylie

Sintió el golpe al chocar con la jaula en todo su cuerpo, pero por una vez en varios días el dolor no la asustó, sino que la envalentonó, y esto se sumó al escuchar como Xand también había logrado escapar. Comenzó a aletear con fuerza, el instinto de supervivencia inyectándola con la adrenalina para hacerla ignorar cualquier herida o fractura que tuviera debido a las torturas. Seguía al Corax muy de cerca, fiándose en que él podría encontrar el camino más rápido para escapar, y apoyándolo mirando a todos lados. En seguida encontraron un primer obstáculo, pero al parecer aquellos no estaban preparados para tal encuentro. Aún así la mano de la mujer amenazó con atraparlos, la pequeña cuervo intentó torcer lejos de la amenaza...

- Tiradas (1)

Motivo: Esquivar (Kaylie)

Dificultad: 6

Tirada (7 dados): 1, 4, 1, 9, 4, 4, 1

Éxitos: -2 Fallo

Notas de juego

Los dados me odian xD :sob:

Cargando editor
Anne Diderot Cargando pj
31163/16199640
21/09/2018, 11:39
Anne Diderot

Xander consigue evitar el manotazo de la mujer con una ágil pirueta, pero Kaylie no tiene tanta suerte: la otra mano la atrapa y la atenaza del cuello con la fuerza de un Crinos Garou.

Si cambias te parto el cuello - la amenaza. Después le sujeta las alas con el brazo y vuelve al laboratorio, donde Scott y su compinche ya se disponía a salir en persecución de los Corax.

Señora directora - la saluda Scott. Mirándola de reojo Kaylie la reconoce como Anne Diderot, la directora ejecutiva de Pentex Detroit.

La mujer pone a Kaylie en brazos de uno de los soldados, que inmediatamente le pone un cuchillo de plata bien afilada contra el cuello - Si se mueve o hace algo decapítala - le ordena. Luego mira a la prisionera - Sé que la plata no os hace el mismo daño que a las aberraciones lupinas, pero la decapitación te matará igual que a ellos.

Mira a Scott y al fomor con un asco evidente en su hermoso rostro - Señor White ¿qué significa toda esta incompetencia? ¿Ha conseguido ya extraer la información que queremos?

Aún no, señora directora - admite el otro de mala gana.

Inadmisible. Su incompetencia le acerca peligrosamente a la irrelevancia, señor White - se fija en el monstruoso pene erecto del fomor - Cubra esa asquerosidad ahora mismo, y no vuelva a enseñármela.

Sin embargo el fomor es el tipo de imbécil que cree que una mujer que se queja por ver unos genitales es una mujer que está deseando probarlos. Se acerca a ella con el glande rezumando líquidos asquerosos - ¿Qué te parece si...? ¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAGH! - se interrumpe cuando ella le agarra por los testículos y la base del pene con una mano.

¿Ésto es lo mejor que puede ofrecer su sección, señor White? - levanta al fomor en el aire sujetándolo aún por los genitales - ¿Un pene parlante? No cumple con la eficacia que espero de ustedes.

¡SUÉLTAME PUTAAAAAAAAAAAAAAAA! - dice el fomor, que se sujeta a la mano que lo sostiene en el aire - ¡JODER SUÉLTAMEEEEEEEE! ¡ZORRA, FULANA, COMEPOLLAS...! ¡AAAAAAAAAAAAARG! - Nuevamente es interrumpido cuando la mujer le sujeta del cuello con la otra mano y le arranca los genitales de un tirón. Después le da una patada en la cabeza que lo envía dando vueltas por el suelo mientras sus sesos se esparcen desde el cráneo roto. Todo lo ha hecho sin alterar su expresión de disgusto, como quien aplasta a una mosca molesta con el periódico.

Señor White, retírese y haga venir un equipo de limpieza. Inmediatamente. Y llévese esto - le lanza el pene mutilado con el escroto y los testículos con la fuerza suficiente para derribarlo al suelo. El ejecutivo tiene el buen tino de obedecer sin rechistar.

- le dice al segundo soldado - Tráeme ropa limpia. Ahora - la puerta se cierra tras el soldado con un siseo hidráulico - Suéltala - le ordena al soldado que retiene a Kaylie.

Tu amigo se ha escapado, pero tú sigues aquí y ahora la puerta no se abrirá automáticamente - le advierte - Bien, ahora vamos a hablar. Revierte a tu forma humana. Ya...

Cargando editor
Kaylie Cargando pj
31163/16200289
21/09/2018, 14:48
Kaylie

Un graznido más de sorpresa que de dolor escapó del ave al ser atrapada, quien sacudió las alas con terror, graznando a todo pulmón. "¡XAND! ¡XAND, AUXILIO!". Las palabras de la mujer la paralizaron en el acto, y sin poder hacer nada fue llevada de nuevo al interior, sus pequeños ojos brillantes aún fijos en el punto por donde había visto al otro cuervo desaparecer. La escena transcurrió ante sus ojos, y aunque veía lo que ocurría entre el miedo y el asco, su mente estaba en otro sitio. Sintió desesperación y desaliento. Xand no regresaría para rescatarla. Sería absurdo. Ella misma se había metido en aquel lío, desobedeciendo las órdenes del Corax. No había podido evitar que la atraparan. Él tenía que salir de allí, y para eso, tenía que dejarla a ella atrás. Contuvo un graznido de lamento.

De pronto la habitación estaba más silenciosa, sólo estaban ellas dos y un soldado. La fría y casi serena actitud de la pálida mujer no era menos amenazadora que la de White, y aún cuando podría sentirse tentada a ser más audaz, tanto las palabras de la mujer como su situación la hacían tener claro que luchar no sólo sería inútil sino que la llevaría directamente a la muerte. Se concentró en su respiración, y de nuevo su cuerpo desnudo, su piel oscura sin plumas quedó a la vista. Casi con pudor, se cubrió torpemente los senos y el sexo con los brazos, y aunque levantó la cabeza en gesto desafiante, estaba temblando.

Cargando editor
Anne Diderot Cargando pj
31163/16200726
21/09/2018, 19:12
Anne Diderot

La mujer suelta un bufido al ver la desnudez de Kaylie - Situación molesta e innecesaria - Sin duda se trata de la fomor más extraña que la Corax ha visto en su corta vida. Su expresión carece totalmente de expresión, es casi maquinal. No hay ni rastro de la furia salvaje que el Wyrm imbuye en otros fomori junto a sus poderes como en el caso de Scott y su compañero asesinado. Se levanta y coge una bata de laboratorio que le tira a Kaylie a las manos - Tápate y escucha.

Se acomoda en una silla y clava su mirada de máquina en los ojos de Kaylie - Supongo que el señor White te dijo que te mataría inmediatamente después de que le revelaras el secreto del ritual del Huevo Fetiche. Un trato ilógico y absurdo. En tal situación sólo tienes que forzar tu muerte para frustrar a tus interrogadores, y por lo que sé del sentido dramático de las aberraciones cambiantes no sería algo inesperado - la comisura de su labio se tuerce en una mueca que pretende pasar por una sonrisa - Te ofrezco un trato mejor: cuéntanos ese secreto y podrás marcharte sin sufrir ningún daño más. Y lo que es más importante: no estarás traicionando a tu especie sino que estarás salvando muchas vidas humanas de las que tu especie repone sus números. Nuestro interés en el ritual no es casualidad. En esencia, el ritual permite unir inextricablemente una gran cantidad de energía espiritual a un anfitrión humano - ni siquiera menciona que también se hace con cuervos - Es un proceso mucho más preciso y rápido que la posesión sin todos los efectos secundarios negativos asociados a las Perdiciones. Nuestra intención es utilizar el ritual para mejorar a la especie humana, vinculándola a espíritus que los hagan resistentes al hambre, la deshidratación y la radioactividad. Es más, si el proceso funciona como apuntan nuestras investigaciones, los humanos mejorados podrán transmitir su condición a su descendencia, por lo que en una sola generación tendríamos una especie humana capaz no sólo de sobrevivir, sino también de prosperar en esta tierra yerma que hemos heredado. Tu especie dejaría de estar a la sombra de los Garou y se erigiría como la Raza Cambiante que ayudó a salvar lo que queda de la humanidad - de nuevo esa mueca parecida a una sonrisa - Es un trato mucho mejor que el del señor White ¿Verdad?...

Cargando editor
Kaylie Cargando pj
31163/16201088
21/09/2018, 20:45
Kaylie

Notas de juego

Tomó la bata que le ofrecía, y se cubrió rápidamente con ella. No cambiaba el hecho de estar en una instalación de Pentex, o que ante ella estuviera aquella mujer que parecía más una máquina que un ser humano, pero hizo que parte de ella se relajara, sólo un poco. Se estuvo de pie, era más consciente del piso frío y duro en sus pies, pero incluso aunque se lo hubiera ofrecido, hubiera rechazado sentarse. No tanto como manera de queja, sino porque aún tenía muy fresco en la cabeza las correas que la habían tenido atada mientras choques eléctricos recorrían su cuerpo. La propuesta de la mujer era clara, concisa y directa. Sin pasión incluso, diferente a como había sido el interrogatorio con el señor White. Era... tentador.

-¿Y si me rehusara?- Dijo, queda. 

Cargando editor
Anne Diderot Cargando pj
31163/16201895
22/09/2018, 08:40
Anne Diderot

Nos causarías un retraso molesto pero irrelevante a largo plazo - replica la mujer - No eres la única cambiante córvida de Detroit y alguno de tu especie acabará por ceder. Tu especie es conocida por su curiosidad, y nosotros somos uno de vuestros principales focos de atención. Seguirán viniendo y los seguiremos capturando. En cuanto a ti, seriás sometida a nuestro proceso actual de mejora de la especie humana. Dado el caso de que sobrevivieras perderías tus habilidades cambiantes. Es más, ni siquiera recordarías haber sido lo que eres ahora alguna vez. Debes entender que ésta es una negociación en la que no puedes ganar. Hagas lo que hagas nosotros ganamos. Tu margen de maniobra se reduce a perder lo menos posible...

Cargando editor
Kaylie Cargando pj
31163/16203417
22/09/2018, 21:22
Kaylie

La Corax escuchaba, sabiendo que cada palabra que aquella mujer estaba diciendo era cierto. Todo el equipo de Xand había caído, sería ilógico pensar que no enviarían a más. ¿Pero cedería alguno? ¿O preferirían caer con orgullo como hacían los Garou? En ese silencio, Kaylie comprendía ambas opciones que se le daban, pero también entendía algo más, que si se le proporcionaba podría ayudarla a decidir que hacer.

Tiempo.

-¿Puedo pensarlo?- Dijo, con voz un poco más clara, sin tartamudear. -Aceptar o negarme ahora, o aceptar o negarme mañana sigue siendo igual.- Se forzó a mantener la mirada fría de la mujer, tratando de controlar sus propios sentimientos. -Haga lo que haga, ustedes ganan.- Repitió, tal como los cuervos hacían.

Cargando editor
Anne Diderot Cargando pj
31163/16204062
23/09/2018, 09:01
Anne Diderot

Se lo piensa por unos interminables momentos - Te doy veinticuatro horas - accede por fin - Se levanta y se dirige al soldado que está custodiando - Trasládala al bloque D y dale un pijama. Que le curen las quemaduras y todas las heridas que le hayan hecho esos dos imbéciles. Asegúrate de que en la celda no haya superficies reflectantes.

¡Sí, señora!


El bloque D resulta estar unos cuantos pisos más arriba. Sobre la entrada al pasillo hay un cartel que pone "Ala de Psiquiatría" y que nadie se ha molestado en quitar. El soldado la conduce a la habitación que está al final del pasillo. Es una cómoda estancia con suelo de goma y paredes acolchadas. La cama está atornillada al suelo, igual que la mesita de noche que no dispone de cajones. Por supuesto, las luces del techo se controlan desde fuera. En un extremo hay un pequeño servicio con un retrete y una ducha empotrada en la pared. Kaylie es empujada al interior por un empujón muy poco amable del rifle del soldado.

La enfermera del próximo turno vendrá a atender tus heridas - le informa. Su habla es tan maquinal como la de la directora ¿Qué clase de fomori son? - Si intentas suicidarte golpeándote la cabeza contra el retrete lo sabremos y te ataremos a la cama. En poco tiempo te traerán la ropa.

Y nada más. Después de eso cierra la puerta y deja a Kaylie a solas.

¿Hola? - suena una voz de niña. Kaylie sólo tarda un segundo en localizar la rejilla de ventilación del techo de la que sale - ¿Hay alguien ahí?...

Cargando editor
Kaylie Cargando pj
31163/16206362
24/09/2018, 06:16
Kaylie

Incluso luego de haber recibido la prórroga, Kaylie se mantuvo en tensión durante todo el camino, como si esperara que en cualquier momento una orden fuera dada al soldado y terminaran por matarla. Esperó a que el soldado cerrara la puerta para masajear la zona donde la había empujado. Sintió las piernas debilitadas en ese momento, y se dejó caer sentada en el suelo acolchado. ¿Qué podía concluir de lo que había ocurrido hasta ese momento?

Que estaba en total desventaja. Que la posibilidad de ser rescatada antes de que acabara el tiempo eran casi nulas. Que ni siquiera podía estar segura si Xand había escapado del edificio. Miró alrededor, ¿cuanto tiempo tardarían en detectar un intento de suicidio? Podía intentar hacer una horca con la bata y colgarla de la base de la ducha. Podía lanzarse de cabeza a la mesita de noche y rezar que fuera suficiente para romperle el cuello. Se abrazó las rodillas y apoyó la cabeza en ellas. Había una nota positiva en todo eso: Diderot había preferido darle las 24 horas en vez de simplemente descartarla, lo que quizás quería decir que no tenía paciencia para esperar que otro Corax fuera tan incauto como para dejarse atrapar. ¿Podía contar con eso a su favor?

Levantó la mirada con sorpresa al escuchar la voz infantil. -¿Hola?- Repitió a su vez, gateando hasta quedar justo debajo de donde se encontraba la rejilla. -¿M-m-m-me escuchas?-

Cargando editor
El Primer Lobo (Narrador) Cargando pj
31163/16206542
24/09/2018, 10:01
El Primer Lobo (Narrador)

Sí, te oigo - responde la voz, más animada - Me llamo Lina ¿a ti también te han pegado cosas en la cara? ¿O es que estás enferma?...

Cargando editor
Kaylie Cargando pj
31163/16207052
24/09/2018, 13:30
Kaylie

-Soy Ally.- Respondió presta y casi mecánicamente la Corax. Había leído que se encontraba en el Ala psiquiátrica, la niña debía ser alguna paciente. Se pensó como podría responder. -No estoy segura, creo que lo segundo... ¿A ti te pegaron cosas en la cara?- Quiso saber. ¿Se refería quizás electrodos, algún tipo de terapia de choque?

Cargando editor
El Primer Lobo (Narrador) Cargando pj
31163/16209839
25/09/2018, 10:50
El Primer Lobo (Narrador)

- dice la voz - Para arreglarme la vista. Nací ciega ¿Sabes? Tenía ojos pero no funcionaban. Mi Papá me decía que no era importante, que no había nada interesante que ver. Era su forma de consolarme. Pero un día el señor Olhouser me sacó de casa y me trajo aquí. Me dijo que me operarían y que podría ver. Me quitaron los ojos ciegos y me pusieron otros de metal y cristal, y lucecitas y cables y muchas cosas más - su tono pasa del entusiasmo a la queja - Pero para mantenerlos en su sitio tuvieron que atornillarme algo a la cara para sujetarlo, y ahora me duele mucho la cabeza. Además, creo que el señor Olhouser me engañó cuando me dijo que después de la operación volvería con mi Papá.

La puerta de la celda se abre y una celadora entra con un carrito metálico que contiene varios pijamas de hospital. Coge uno y se lo tiende a Kaylie junto con sus gafas-fetiche y una bandeja con comida. Los finos y delicados cubiertos de plástico parece que se vayan a romper con sólo mirarlos. No le dirige la palabra y el soldado de Pentex mantiene vigilada a la Corax desde la puerta.

Hora de comer - dice Lina al otro lado. La celadora se marcha y al momento siguiente está en la habitación de la niña - ¡Qué bien! ¡Carne! Me encanta la carne ¡Con salsa de colores! ¡Yupii! - la niña ríe contenta con la comida que le han dado. Sin embargo alguien ha tenido un particular sentido del humor con Kaylie, que en su bandeja tiene un filete crudo y un cuenco de alpiste...

Cargando editor
Kaylie Cargando pj
31163/16211549
25/09/2018, 15:05
Kaylie

Kaylie se estremeció al escuchar la historia de la pequeña. ¿A eso le decían mejorar al ser humano? ¿Insertar mecanismos tan antinaturales que el mismo cuerpo los rechazaba? ¿Separarlos de las personas que los amaban? La puerta se abrió y vio entrar a la celadora con el carrito. Tomó lo que le entregaban y esperó a que volvieran a cerrar la puerta para vestirse. La bandeja la colocó sobre el retrete, con asco. Todo de plástico, y un plástico rugoso de mala calidad, que no reflejarían ni un bombillo a 10 centímetros de su superficie. Tomó la almohada de la cama y se recostó en el suelo acolchado, debajo de la rendija de ventilación, colocándose sus gafas y mirando al techo. Esperó a que se hiciera silencio al otro lado de la habitación, cuando supuso que la niña estaría sola otra vez.

-Oye Lina, ¿y te gusta el m-m-m-mundo ahora q-q-que puedes verlo?- Le preguntó. -¿Tienes un color favorito?- Esperó un momento. -¿Cuanto tiempo tienes aq-q-quí?-

Cargando editor
El Primer Lobo (Narrador) Cargando pj
31163/16212939
26/09/2018, 08:28
El Primer Lobo (Narrador)

La niña permanece callada un rato hasta que suelta un eructo satisfecho - Lo siento. Papá siempre me dice que no se hable con la boca llena. Sharon me dijo que me dan tres comidas al día, así que llevo aquí una semana. Todavía no sé cómo es el mundo fuera de aquí, pero me encantaría verlo ahora que puedo. Pero pronto podré. Sharon me prometió que mi Papá vendría a buscarme. Es el Garou más fuerte del mundo ¿sabes? Aunque la doctora Diderot me dice que todavía tengo que hacer mucha terapia de rehi... re... bueno, que todavía tienen que enseñarle a mi cerebro cómo usar estos ojos nuevos ¿Por qué estás tú aquí?...

Cargando editor
Kaylie Cargando pj
31163/16214784
26/09/2018, 20:10
Kaylie

-¿Sharon es la celadora?- Preguntó, sintiendo cada vez más fuerte el desprecio hacia lo que la rodeaba, escuchando la inocencia en la voz de la pequeña a la que habían destrozado su vida sin que ella lo supiera. Al escuchar la palabra Garou, se tensó aún más. -Estoy enferma, van a intentar sacarme algo...- Dijo, esquivando parcialmente la pregunta. -¿Q-quién es tu padre?- Preguntó, atenta y alerta a la vez.

Se puso en pie, acercándose a la puerta acolchada, e intentó escuchar del otro lado para intentar averiguar si seguían vigilando su puerta.