Partida Rol por web

Gaia Negra (+18)

La Montaña Negra

Cargando editor
El Primer Lobo (Narrador) Cargando pj
31163/16144681
30/08/2018, 00:16
El Primer Lobo (Narrador)

El centro de mando del margrave Konietzko se encuentra, como no podía ser de otra forma, en una fortaleza moldeada por los espíritus en el interior de una enorme montaña. Joe, Vigía y Tayen empiezan a subirla cambiando de forma para adaptarse al terreno. Conforme van ganando altura empiezan a vislumbrar las fronteras del Reino de Eshtarra, en la que los defensores de Gaia se enfrentan a un sinnúmero de Perdiciones, Danzantes de la Espiral Negra y fomori. Luchan en los desfiladeros entre las montañas, en bosques, pantanos, ríos y laderas de montaña. Una lucha a muerte en la que ni se da ni se pide cuartel. Incluso los cielos son escenario de sangrientas batallas entre Perdiciones, espíritus y cambiaformas capaces de volar. La sangre de los heridos salpica a los que están luchando abajo, y los cadáveres de los caídos se convierten en sangrientas bombas improvisadas.

¿No estaba esa frontera más lejos la última vez que pasamos por aquí? - pregunta Tayen. Joe siente un escalofrío cuando se da cuenta de que la Nuwisha tiene razón. El enemigo no sólo ha ganado terreno sino que ahora parece superar en número a los defensores mucho más que antes - ¡Mierda de Coyote! - maldice Tayen - ¡No pueden haberlos matado a todos! ¡No pueden! ¿Verdad? - su voz se quiebra en las últimas palabras.

Pero la Nuwisha no espera respuesta. No hay consuelo posible frente a tamaña atrocidad. Sólo hacer algo al respecto.

El margrave Konietzko se encuentra en un risco desde el que contempla el campo de batalla. Su imponente armadura-fetiche negra está rota y ensangrentada, y la capa de plumas de cuervo que le cae por la espalda está hecha jirones. El propio margrave tiene aspecto agotado y sangra por varias heridas tapadas a toda prisa con vendajes, pero aún así sigue dirigiendo a los espíritus utilizando su gran klaive como la batuta de un director de orquesta.

Varios Cuervos de la Tormenta, espíritus servidores del Abuelo Trueno, rodean al margrave para protegerlo y transmitir sus órdenes. Varios de ellos graznan furiosos ante los tres intrusos. Algunos de ellos incluso llegan a lanzarles poderosas descargas eléctricas a modo de advertencia.

No os acerquéis - oye Vigía en sus graznidos - ¿Qué hacéis aquí? No estáis heridos ¿Por qué no estáis luchando?

Al oír el alboroto el margrave se da la vuelta y observa a los recién llegados. La Corona de Plata que ciñe su cabeza inspira respeto y sumisión en los dos Garou, y miedo en Tayen, que se esconde tras Joe en su forma de coyote.

Los Cuervos de la Tormenta os han hecho una pregunta - señala el margrave - ¿Por qué no estáis ahí abajo luchando por defender este reino?...

Cargando editor
Joe Graves Cargando pj
31163/16145671
30/08/2018, 14:40
Joe Graves

Joe se envaró inmediatamente al escuchar la voz del Margrave y regresó a su forma humana. No era ni una mera sombra frente a la imponencia del Margrave.

Pero el propósito había guiado al media luna con un fervor casi fanático, y aunque la llama de la determinación amenazó con desaparecer en su único ojo, no languideció.

Margrave Konietzko-rhya —empezó, usando el título honorífico en lengua Garou para los rangos superiores—. Soy Joe Charcosombra, Philodox de los Contemplaestrellas. Él es Vigía-del-Alma, Theurge de los Roehuesos, y ella es Tayen Midthunder, hija de Coyote.

— Soy un Guardián de los Caminos, y traigo a Eshtarra a los que quedaron atrapados en la Tierra antes de la Diáspora. Vigía y los supervivientes del Clan del Prado, incluyendo a Madre Larissa, acaban de venir aquí. Ella le envía como representante —Joe recuperó en un santiamén el papel diplomático de su auspicio, pese a tener mucho tiempo actuando como un Ahroun. A medida que hablaba mostraba cada vez más confianza en sí mismo.

Yo mismo tengo algo que someter a vuestra consideración, Margrave —dijo—. Algo que Tayen y yo hemos visto durante nuestra travesía umbral, y que puede cambiar el rumbo de la guerra, si aprovechamos bien esta oportunidad.

Cargando editor
Yuri Konietzko Cargando pj
31163/16148719
31/08/2018, 19:22
Yuri Konietzko

El margrave hace callar a los Cuervos de la tormenta con un golpe de su klaive en el suelo - ¿Y bien? ¿De qué se trata?...

Cargando editor
Vigía-del-Alma Cargando pj
31163/16156589
04/09/2018, 03:07
Vigía-del-Alma

Vigía-del-Alma, bajo la forma de un ejemplar algo deslucido de lobo gris mejicano, avanzaba sobrecogido en compañía de Joe y Tayen por una escarpada ladera en dirección al asentamiento conocido como “La Montaña Negra”. Los prados y los bosques rebosantes de vida que el lobo descubrió al llegar a aquel extraño mundo hacía rato que habían quedado atrás en su caminar. Ahora, tanto bajo sus patas como en los cielos, volvía a haber guerra y muerte como en las tierras anegadas que acababan de abandonar.

Al fin, después de esquivar los escollos ocasionados por la batalla, llegaron a la fortaleza y se personaron ante el líder de los suyos en aquella cruenta guerra. Un imponente Garou de nombre Konietzko, acompañado por  una hueste de amenazadores cuervos espectrales, les preguntó con brusquedad cuál era el motivo de su visita. Joe no tardó en contestar y Vigía-del-Alma, intentando por todos medios sobreponerse a la impactante escena, completó la presentación del Contemplaestrellas con su relato.

“Venimos de la ciudad inundada de Nueva York. Allí hemos sido perseguidos y cazados por... por unos seres capaces de nadar y luchar con garras y dientes, tanto en el agua como en tierra firme. Hasta que decidimos plantarles cara y cazarlos a ellos también.”

El lobo hablaba a trompicones, ya que seguía teniendo dificultades en el uso del lenguaje humano.

“Pero no tardaron en contraatacar. Llamaron a uno de los suyos de fauces y cuerpo gigantesco que... que devoró con un par de dentelladas nuestro refugio de cemento. Casi nos devora a nosotros también. Suerte de Joe y Tayen que nos rescataron y nos trajeron por una... puerta hasta aquí.”

Vigía-del-Alma guardó silencio unos segundos para reemprender la conversación con una pregunta que, por más que no hubiera parado de formular a todo aquel con el que se había encontrado desde su despertar, nadie había logrado responder.

"La luna está rota, el agua ha ocupado la tierra y todos los seres vivos no hacen otra cosa que luchar entre sí. ¿Qué está ocurriendo?"

Cargando editor
Yuri Konietzko Cargando pj
31163/16156918
04/09/2018, 10:05
Yuri Konietzko

La profecía de Fénix se ha cumplido - responde el margrave con un resoplido - Si no la conoces búscate a un Galliard que te la cuente ¿Esa es la cosa tan importante que teníais que decirme? ¿Que los Rokea se han vuelto contra el resto de nosotros? - un gruñido escapa entre sus dientes apretados - ¿Se os ha ocurrido tal vez alguna forma de aprovechar eso a nuestro favor? Porque lo que ahora necesitamos son soluciones, no más enemigos...

Cargando editor
Joe Graves Cargando pj
31163/16158107
04/09/2018, 18:31
Joe Graves

Joe fulminó con la mirada a Vigía tras su interrupción.

No interrumpas, Vigía. No hemos venido a contarle al Margrave nuestras desventuras —le dijo en tono áspero. Miró al Margrave de nuevo y empezó a hablar—: Konietzko-rhya, de camino a Nueva York desde aquí, con la guía de Tayen Midthunder, atravesamos Malfeas. Me ahorraré los horrores que ahí habitan, para centrarme en lo importante: existe una guerra civil en Malfeas, y creo que sé exactamente por qué.

— El Wyrm es el Gran Destructor, y está enloquecido, e igual lo está la Tejedora. El Wyrm ha destruído tanto, que ya no queda casi nada que no sea él. Así que pasó a ser la fuerza más numerosa... y en su locura debe buscar el equilibrio, por lo que se está destruyendo a sí mismo, porque el grueso de sus fuerzas no puede atravesar el portal a la vez y alcanzarnos aquí, en Eshtarra, donde queda el remanente de lo único que no es parte del Wyrm. Así que en su vorágine de locura destructora, sus fuerzas se diezman a sí mismas... buscando el equilibrio. Si pudieran atacarnos con todo sería otra historia: primero acabarían con nosotros, y luego se auto-destruiría. Pero el no poder alcanzarnos, hace que en su frustración intente alcanzar el equilibrio matándose a sí mismo.

— Esto es ya una conjetura, Margrave, pero creo que podría funcionar: si cerramos el portal que conecta Malfeas con Eshtarra y nos aislamos, el Wyrm acabará con todo lo demás. Todos los Reinos Umbrales y todo lo que no sea el Wyrm será destruido, e incluso el Wyrm se reducirá hasta igualar nuestras fuerzas... pues busca el equilibrio. Sacrificaríamos todo lo demás, pero luego podremos presentar batalla. La última batalla, en un terreno elegido por nosotros.

Joe calló, dejando que el Margrave asimilara todo lo que decía.

Otra cosa, Margrave... Escuché repetidas veces que las huestes del Wyrm coreaban el nombre de Cluithi. Pero su razón se me escapa, porque atravesamos ese infierno tan rápido como pudimos.

 

Cargando editor
Yuri Konietzko Cargando pj
31163/16158218
04/09/2018, 18:57
Yuri Konietzko

Esto es ya una conjetura, Margrave, pero creo que podría funcionar: si cerramos el portal que conecta Malfeas con Eshtarra y nos aislamos, el Wyrm acabará con todo lo demás. Todos los Reinos Umbrales y todo lo que no sea el Wyrm será destruido, e incluso el Wyrm se reducirá hasta igualar nuestras fuerzas... pues busca el equilibrio. Sacrificaríamos todo lo demás, pero luego podremos presentar batalla. La última batalla, en un terreno elegido por nosotros.

Eso ya no es una opción. El enemigo tiene más capacidad para abrir nuevos portales que nosotros para cerrarlos. Ésta es nuestra última guerra. Aquí triunfaremos o moriremos.

Otra cosa, Margrave... Escuché repetidas veces que las huestes del Wyrm coreaban el nombre de Cluithi. Pero su razón se me escapa, porque atravesamos ese infierno tan rápido como pudimos.

Ya he oído antes ese nombre. Se supone que es un gran general del Wyrm y la causa de esa guerra interna que has visto en Malfeas. Los espías que hemos enviado no han conseguido averiguar quién o qué es ese Cluithi, ni por qué hace lo que hace. Lo único que sabemos seguro es que no está en Malfeas, pero ya no dispongo de guerreros que puedan buscarlo y tratar de sacarle provecho.

¿Qué ha pasado? - pregunta Tayen de repente - Cuando nos marchamos las fronteras de Eshtarra estaban más lejos y tenían más defensores.

La culpa es de ese condenado oso - escupe Konietzko con rabia - Se le ocurrió ir al Reino de Selene para intentar curar las heridas de la Celeste, y le suplicó a Estharra que le concediera ese don. Por extraño que parezca Ella se lo concedió. Muchos de los guerreros que ahora faltan aquí le acompañaron para protegerle a él y al Don de Eshtarra.

¿Recuperar a Selene? - los ojos de la Nuwisha se abren por la sorpresa - Eso sería... Nos daría una fuerza inmensa. Recuperaríamos la Rabia, aparecerían nuevos cambiaformas...

Siempre que Selene no esté muerta - la interrumpe Konietzko - Y que logren curarla mientras aún queda algo que proteger aquí. Un Don como ése no es algo banal: Eshtarra sacrificó gran parte de su propia Gnosis para crearlo. Vosotros mismos podéis ver las consecuencias de ese sacrificio...

Notas de juego

Aquí tenéis dos posibles formas de continuar vuestra historia: O bien os unís al Gurahl en su búsqueda por el Reino de Selene o intentáis localizar a Cluithi. Aunque si tenéis más ideas sólo tenéis que decirlo.

Cargando editor
Joe Graves Cargando pj
31163/16158653
04/09/2018, 22:09
Joe Graves

¿Cuanto tiempo podemos resistir aquí? —Preguntó Joe de forma enigmática. No estaba claro de si le preguntaba al Margrave o a nadie en específico. Su mirada divagó un poco por las tierras que se extendían desde la montaña negra.

Podemos traer refuerzos desde la Tierra. Así como los sobrevivientes del Clan del Prado, aún quedan soldados. La otra mitad de los Cambiaformas del mundo está en las Cortes de la Bestia, donde se fue el resto de mi Tribu tras abandonar la Nación Garou. Puedo ir, Margrave, tan rápido como traje al Clan del Prado. O podemos sencillamente quedarnos aquí y resistir con la esperanza de que el Gurahl logre su cometido.

Cargando editor
Vigía-del-Alma Cargando pj
31163/16159622
05/09/2018, 10:54
Vigía-del-Alma

Ante la reacción de Konietzko y la amonestación de Joe, Vigía-del-Alma guardó silencio, avergonzado por llevar demasiado tiempo a la deriva en el desconocimiento e impotente al no poder hacer nada al respecto. El lobo seguía escuchando la conversación que los dos Garous mantenían, sin poder dejar de pensar en quién podría explicarle aquella profecía del Fénix. ¿Quizás Madre Larissa? El lobo gris miró a un lado y otro y no pudo evitar echar de menos el sabio consejo de la anciana.

“La culpa es de ese condenado oso. Se le ocurrió ir al Reino de Selene para intentar curar las heridas de la Celeste, y le suplicó a Estharra que le concediera ese don. Por extraño que parezca Ella se lo concedió. Muchos de los guerreros que ahora faltan aquí le acompañaron para protegerle a él y al Don de Eshtarra.”

El cuerpo de Vigía-del-Alma se estremeció al recordar el momento en que la luna se rompió e, inevitablemente, sus pensamientos le transportaron al momento en que su querida Estrella-Azul también pereció. No obstante, escuchar que Celeste podía curarse encendió una llama en su corazón. Algo parecido a la esperanza afloró en su atemorizado interior y, por una vez en mucho tiempo, sintió el ánimo suficiente para mirar al futuro.

“¿Recuperar a Selene? Eso sería... Nos daría una fuerza inmensa. Recuperaríamos la Rabia, aparecerían nuevos cambiaformas...”

El lobo compartía el entusiasmo de la Nuwisha, pero, sin ser plenamente consciente de ello, con un fin ligeramente distinto. Confiaba en que intentar resucitar a Selene, aunque pudiera parecer algo imposible, les ayudaría a decantar la balanza en aquella batalla, pero en su interior lo que Vigía-del-Alma pretendía con aquel acto de sanación era tener la oportunidad de también recuperar a modo simbólico a su querida hermana.

 “Estoy dispuesto a marchar con Tayen, si ella también está de acuerdo, hacia el Reino de Selene.”

Vigía-del-Alma intervino con una inusitada determinación.

Cargando editor
Yuri Konietzko Cargando pj
31163/16163044
06/09/2018, 16:44
Yuri Konietzko

Podemos traer refuerzos desde la Tierra. Así como los sobrevivientes del Clan del Prado, aún quedan soldados. La otra mitad de los Cambiaformas del mundo está en las Cortes de la Bestia, donde se fue el resto de mi Tribu tras abandonar la Nación Garou. Puedo ir, Margrave, tan rápido como traje al Clan del Prado. O podemos sencillamente quedarnos aquí y resistir con la esperanza de que el Gurahl logre su cometido.

No pierdas el tiempo con los hengeyokai. Después de la muerte de Albrecht hablé con mis homólogos entre los Hakken (1) y los Boli Zouhisze (2) y ambos me dijeron lo mismo: que tratarían este asunto a su manera y que no nos metiéramos en su territorio. Si quieres traer refuerzos del mundo físico tendrás que traerlos de entre los que decidieron no escuchar a los Nuwisha. Tal vez tú sí seas capaz de convencerles. Sé que uno de los grupos más grandes está en Detroit, pero tendrás que ir tú mismo a buscarlos. En cuanto al Clan del Prado, les enviaré un mensajero para que se unan a esta lucha.

Estoy dispuesto a marchar con Tayen, si ella también está de acuerdo, hacia el Reino de Selene

Por supuesto que voy - dice la Nuwisha - Sin ella no tenemos a nadie capaz de plantarle cara a Anthelios. No sólo eso, sino que también es imprescindible para que muchos Parientes que ahora se encogen de miedo tras nosotros pasen su Primer Cambio y puedan pelear a nuestro lado.

Tomad vuestra decisión y actuad en consecuencia - el margrave se da la vuelta y encara de nuevo el campo de batalla, dando por finalizada la charla.

Joe, ven con nosotros por favor - suplica Tayen - Recuerda lo que tuvimos que pasar sólo para llegar a Nueva York. Llegar a Detroit no será tan fácil ni de lejos...

Notas de juego

  1. Señores de la Sombra japoneses
  2. Moradores del Cristal chinos
Cargando editor
Joe Graves Cargando pj
31163/16164412
07/09/2018, 02:09
Joe Graves

El único ojo de Joe miró a Tayen con consternación. Se alejó del Margrave mientras su expresión parecía ser de dolor profundo.

Siento que te amo, Tayen Midthunder —dijo—. Espero que sólo sea un enamoramiento pasajero, porque sé que ustedes los coyotes están enamorados de Selene, pero que una mala jugada los privó de la Rabia, o eso dicen. Mi Tribu respeta el camino de cada uno. Si el tuyo está en buscar recuperar a la luna, que la Fuerza te acompañe. Pero no podemos poner todos nuestros huevos en la misma cesta: de nada nos servirá traer nuevos cambiaformas inexpertos a la batalla, si los mejores y experimentados soldados son abandonados para morir sin luchar siquiera. Mi deber está en sacrificar mi vida por esos tontos que no os escucharon cuando era hora de venir aquí... porque seguimos necesitándolos. No sé cómo cruzaré la Umbra, pero ya me las arreglaré. Tener un solo ojo tiene sus ventajas; tuve tiempo de observarte bien, Tayen —Joe le guiñó el ojo a la Nuwisha—. Espero una respuesta para cuando volvamos a vernos.

Cargando editor
Tayen Midthunder Cargando pj
31163/16165913
07/09/2018, 20:10
Tayen Midthunder

¿Y cómo piensas ir? - pregunta ella - Encontraste al Clan del Prado porque yo te iba guiando, y ya viste lo que tuvimos que pasar. Si los Garou de Detroit no quisieron escuchar a mis hermanos ¿Qué te hace pensar que te escucharán a ti? Es más ¿Cómo piensas traértelos a ellos y a sus Parientes?...

Cargando editor
Joe Graves Cargando pj
31163/16166413
08/09/2018, 01:10
Joe Graves

¿Tienes otra piel de perdición? Encontraré el camino —dijo Joe, con la determinación brillando en su único ojo—. Y los convenceré así tenga que sodomizarlos a todos. Además, puedes facilitarme ayuda con algún Nuwisha. Sabes que no es un capricho, Tayen.

Cargando editor
Vigía-del-Alma Cargando pj
31163/16169491
09/09/2018, 19:45
Vigía-del-Alma

Mientras Tayen trataba de convencer a Joe de que olvidara la intención de volver a la Tierra, Vigía-del-Alma miraba curioso a la figura imponente del Margrave, en concreto a las aves espectrales que se arremolinaban a su alrededor. Aparentemente ajeno a la conversación, mirando a los cuervos, el lobo gris mexicano se dirigió a su compañero con su acostumbrado uso irregular del lenguaje.

"Allá abajo no hay esperanza, Joe. Si no tienes nada qué darles, como un lugar seguro o algo que solucione sus problemas inmediatos, no te harán caso. Por lo que decís, las bestias que nadan y muerden eran de los nuestros y la falta de esperanza les ha hecho luchar contra nosotros. No hay nada que las palabras puedan conseguir ahora mismo. Únicamente sirven las cosas."

Vigía-del-Alma miró a Tayen con una sonrisa esperanzadora.

"Curar a la Luna es una cosa. Una buena cosa.

Cargando editor
Tayen Midthunder Cargando pj
31163/16170800
10/09/2018, 12:28
Tayen Midthunder

Es cierto - responde la mujer - Joe, puedo darte otra Piel de Perdición que te permita atravesar Malfeas y buscar a otro de los míos que te ayude, pero de verdad que me gustaría que vinieras con nosotros. Sé que tu empeño no es un capricho y te ayudaré si realmente estás decidido. Por favor, piénsalo...

Cargando editor
Joe Graves Cargando pj
31163/16171268
10/09/2018, 16:52
Joe Graves

Tayen —dijo Joe. Se encontró usando el mismo tono que solía emplear su mentor con él, impartiéndole una lección—, ya han partido muchos a curar a Selene. Tantos, que aquí no queda quien defienda este reino. ¿Qué diferencia podría hacer yo en esa aventura, e incluso ustedes?

Dejó que su pregunta calara en sus interlocutores como quien expresa un alegato elocuente.

Sin embargo, ir a la Tierra es algo que, por lo visto, solo yo estoy dispuesto a hacer —sonrió, no sin cierta tristeza.

Cargando editor
Yuri Konietzko Cargando pj
31163/16173225
11/09/2018, 10:14
Yuri Konietzko

Comprendo - dice ella. Y es cierto. Lo comprende pero no lo acepta - Con vosotros siempre tiene que ser a vuestra manera ¿Verdad? Está bien, te ayudaré. Iré a buscar...

Olvídalo - interviene el margrave de repente - Ya no nos queda tiempo para arriesgarnos con los distintos flujos temporales de la Umbra. Una bandada de Cuervos de la tormenta te llevará a Detroit y traerá a cuantos Garou logres convencer. Sólo tendrás una oportunidad así que aprovéchala.

Tayen abraza a Joe y le da un rápido beso en los labios - No se te ocurra morirte.

Tú, el Roehuesos - le dice el margrave a Vigía - Antes de irte ve a decirle a Larissa que la estoy esperando. Que ella y todos los de tu clan que puedan pelear que vengan aquí...

Notas de juego

Último roleo antes de cerrar la escena y pasar a la siguiente.

Cargando editor
Joe Graves Cargando pj
31163/16174122
11/09/2018, 17:53
Joe Graves

Joe miró agradecido al Margrave y le devolvió el abrazo con beso a Tayen.

Nuestros caminos se volverán a cruzar —le dijo, a la manera Contemplaestrellas—. Para entonces, espero una respuesta.

Cargando editor
Vigía-del-Alma Cargando pj
31163/16174734
11/09/2018, 21:18
Vigía-del-Alma

Vigía-del-Alma asintió a las palabras del hombre de los cuervos con un atisbo de emoción en los ojos. No podía ocultar el entusiasmo que le producía la idea de subir a la luna y de ayudar a su sanación. ¿Cómo sería el mundo de allá arriba? Algo pendiente le esperaba en aquel lugar. Lo intuía. El recuerdo agridulce de Estrella-Azul acudió a su mente.