Partida Rol por web

Estación de nieblas

Capítulo 2.5: Escoltas (Ethan, Andrea)

Cargando editor
Carlo Greymark Cargando pj
22286/12422764
06/05/2015, 21:51
Carlo Greymark

Contempló la espalda de su amigo mientras se alejaba y entonces se giró hacia Émille. - Mira, tío. - Le dijo, con un brillo distinto en los ojos y la sonrisa desaparecida. - Los escoltas de Ethan somos Andrea y yo, ¿entiendes? Me caes bien, pero tú no eres nuestro superior, ni tienes ningún derecho a meterte en nuestra forma de hacer las cosas. Sólo tenemos que responder ante Lauretta y Gareth. 

El chico se cruzó de brazos y su mirada recorrió a Émille de arriba a abajo. - Si tienes algún otro problema podemos resolverlo cuando volvamos. 

Cargando editor
 Ethan Evans Cargando pj
22286/12422801
06/05/2015, 22:00
Ethan Evans

Me mantuve al margen en la conversación con el gabacho. Ni siquiera le había planteado ser mi escolta porque, por muy buen luchador que fuera, no iba a aceptar. Además, aunque hubiera aceptado, no me iba a sentir ni seguro ni cómodo con él y eso no me haría bien. Casi consiguió matarme una vez, demostrando lo poco que le importaba mi vida y la de cualquier desconocido. Si las cosas se torcían, no quería una sangría en el rodaje. Pero no se van a torcer.

Sin embargo, cuando vi lo que le costaba a Andrea desenfundar torcí el gesto, preocupado. Estaba claro que los italianos se habían centrado más en la parte de ligar que en la de proteger. Era como si yo fuese el único preocupado de los tres. Sin embargo no dije nada, si decidían no venir me quedaba sin escoltas y no iba a poder conseguir dos cazadores de sombras entrenados en media hora. 

Tranquilo, tienes tiempo. Respondí, esperando que se le ocurriese una forma más eficiente de llevar las armas encima. Tal vez deberíamos llevar a alguien que dominase la invisibilidad... Pero tendría que ser para la próxima.

Cargando editor
 Ethan Evans Cargando pj
22286/12422957
06/05/2015, 22:00
Ethan Evans

Cuando sostuve el arma que me tendía el psicópata me la quedé mirando unos segundos, como embelesado. La sonrisa no tardó en formarse en mi rostro. Se sentía muy bien. Pero Emille no tardó en borrarla. Si crees que es más inteligente que vaya con un arma que apenas conozco, házmelo saber. Le corté, cabreado por su actitud. Me iba a manejar mejor con el estoque y eso era lo único que valía. Gracias. Añadí, guardando la espada de mal humor por todo lo que había pasado.

Chicos, dejadlo. Dije, interponiéndome entre los dos. No es el momento. Miré a Carlo, diciéndole con la mirada que lo dejase por el momento. Él era el que tenía más cerebro de las dos. Después, me acerqué a Emille. ¿Qué quieres? La pregunta fue algo más seca de lo que pretendía. 

Cargando editor
  Émille Lalique Cargando pj
22286/12423068
06/05/2015, 22:40
Émille Lalique

Ante el primer comentario de Ethan simplemente dibujé una media sonrisa, haciendo evidente que se trataba de una broma. Si quería llevar un arma gay, peor para él. Podía dibujarle también algunas florecitas y corazones, si así se iba a sentir más cómodo. Pero acto seguido, cuando Carlo dijo aquellas cosas y el rubito pidió que lo dejáramos, le ignoré por completo.

Sostuve la mirada de Carlo cuando empezó a hablar, tentado de darle un puñetazo en plena frente sólo para que se callase. Pero probablemente lo malinterpretase creyendo que me había cabreado por motivos que no eran los reales, o me metiera en problemas con Gareth o... Desde que había llegado esta gente todo era una mierda.

- Vosotros sólo respondéis ante Lauretta y Gareth. - Le concedí. - Pero en cuanto a la seguridad de Ethan y Nora, soy yo el que responde ante el director. - Aseguré. Ni siquiera sabía si él lo sabía, pero si no podía darse por enterado. - Es la primera vez que Ethan va a dejar el Instituto sin que yo le acompañe, así que puedes considerar eso una muestra de confianza. - Aseguré de manera seca antes de aclarar. - De confianza en ti, no en tu amigo el pervertido. - Indiqué después.

- No eres tonto, Carlo. Los dos sabemos que tal y como iba no iba a poder coger los cuchillos por muy inepto que fuera quien estuviera encima de él. - Señalé. - Que tú valgas por dos no le da una excusa para tomarse las cosas a coña, y más cuando estamos hablando de un protegido de este Instituto que está en peligro real.

- No necesito que arreglemos nada cuando volváis. Tenemos dos formas de hacer las cosas. O hacéis esto bien o, como dices, responderéis ante Lauretta o Gareth. Yo prefiero que sea la primera. Por el bien de Ethan, y porque no quiero que tengamos problemas. - Aseguré, a pesar de que me moría por partirle la boca al pervertido. - Sé que tú estás preparado para lo que pueda venir. - Señalé. - Pero para tu amigo esto parece un juego. Que se lo tome en serio, y hasta os daré las gracias por dejarme la mañana libre. - Indiqué. Y luego me esforcé en que mi rostro se relajara. Me ponía de los nervios sólo pensar en Andrea, pero sabía que más me valía hacer un esfuerzo. De modo que, una vez terminé, me preparé para suavizar las cosas.

- Venga. - Dije en un tono que intentaba ser amistoso. - Yo también defendería a Amber si la situación se hubiera dado con ella. - Indiqué antes de tomar aire. - Pero los dos sabemos que tengo razón, y que sólo te molesta porque es tu amigo. - Aseguré antes de tenderle la mano, intentando hacer las paces con el único italiano de los dos que merecía la pena.

Cargando editor
Carlo Greymark Cargando pj
22286/12423515
07/05/2015, 00:02
Carlo Greymark

Carlo empezó a asentir con la cabeza hacia Ethan, aceptando que no era el momento, pero en cuanto Émille empezó a hablar se giró hacia él, escuchando cada una de sus palabras sin perder la tensión en los hombros. Lo contempló con seriedad durante todo su discurso, pero cuando terminó aceptó su mano. 

- Puede que el combate cuerpo a cuerpo no sea su especialidad, pero no tienes ni idea de lo que Andrea es capaz de hacer. - Fue su respuesta. - Y cualquier día te vas a llevar una sorpresa. 

Entonces miró hacia Ethan y lo señaló con la cabeza. - Ethan va a volver sano y salvo hoy. Me voy a encargar personalmente de que no le pase nada. Y te aseguro que estoy perfectamente capacitado para ello. Así que no juzgues hasta ver los resultados. 

Pasado el momento de seriedad, su expresión se suavizó y su postura se relajó, aunque el brillo divertido que había tenido antes no volvió a sus ojos. Se agachó para recoger su mochila del suelo y se la colgó de un hombro, empezando a moverse hacia la cocina. - Voy a coger algo de comer mientras charláis. 

Cargando editor
  Émille Lalique Cargando pj
22286/12429398
08/05/2015, 13:46
Émille Lalique

Alcé una ceja, escéptico, cuando insinuó que Andrea tenía un as bajo la manga. Viendo al chico no terminaba de creer que tuviera algo con lo que no contase, y aunque así fuera no me importaba: era un gilipollas y un inepto, y él mismo había admitido que lo de los cuchillos había sido un error. Lo que conseguía entender era cómo en algún momento le había parecido una buena idea.

Luego, cuando insistió en que él se aseguraría de que Ethan estuviera bien, mi expresión se mantuvo inmutable, y no llegué a decir nada. Que él estaba preparado era algo que ya había dicho yo, pero no era con él con quien tenía problemas. Finalmente el chico se despidió y esperé hasta asegurarme de que se había ido y no podía escucharnos antes de hablar.

- Ethan. - Dije, buscando la atención del rubito. - Te voy a decir cómo lo veo yo. - Enuncié antes de hacer una pausa.

- Te llevas a dos escoltas que no van a protegerte, sino a divertirse. - Aseguré. - Ni siquiera van a hacerse una mendelin para no ser vistos, ni llevan uniforme de combate. - Expuse mirándole a los ojos. - De hecho me juego algo a que Andrea ni siquiera lleva su estela.

- En el mejor de los casos no pasará nada. Pero si os atacan sólo uno de ellos puede hacer algo para cuidar de ti. El otro es demasiado bobo y está demasiado poco preparado para hacer algo más que estorbaros. Y Carlo puede ser muy bueno, pero a tu casa fueron al menos tres Scorpiors, y ahora saben que tú llevarás escolta. Cuando os ataque un grupo de varios... ¿Crees que Carlo podrá con todos sin que vayan a por ti? - Dije, negando con la cabeza. - Es tu decisión, y yo no me voy a meter. - Aseguré. - Pero deberías plantearte si de verdad, de entre todos los nephilim del Instituto, quieres poner tu vida en manos de esos dos.

Cargando editor
 Ethan Evans Cargando pj
22286/12429513
08/05/2015, 14:05
Ethan Evans

Bueno, al menos con ellos no tendré que preocuparme por que mi propia escolta me mate. Le respondí de forma cortante. Aún no me había olvidado de lo que había hecho dos veces. Además, confiaba en que los demonios nos dejasen en paz y, si no lo hacían, mis posibilidades de intentar seguir con mi vida se irían al garete y tendría que admitir que Gareth tenía razón.

Y esta vez estoy yo mismo para defenderme. Voy armado, no como las otras veces. Añadí, molesto. Mucho decía, pero no se ofrecía a ayudar, como no. Gracias por tu preocupación, pero creo que estaremos bien. Y, si no es así, mejor para ti. Dije, encogiéndome de hombros. Así solo tendrás que preocuparte por Nora.

No iba a tragarme aquellas palabras de falsa preocupación de Emille. A él yo le importaba una mierda, ya lo había demostrado y dicho muchas veces. Seguramente estaría molesto porque no se lo había ofrecido a él y no había podido decirme que no, algo que, sin duda, le habría encantado. Y no iba a pasar.

No iba a negar que estaba preocupado, lo estaba, pero no porque no supieran pelear, sino porque no parecían tomárselo en serio. Iba a tener una charla con ellos antes de ir. Una idea cruzó mi mente. Tú puedes ponerles esa marca para que no sean vistos, ¿verdad?  Ven, tengo una idea. 

Dicho esto me dirigí a la cocina para buscar a Carlo.

Cargando editor
  Émille Lalique Cargando pj
22286/12429539
08/05/2015, 14:43
Émille Lalique

Emití un suspiro hastiado ante el primer comentario de Ethan. Aquello estaba totalmente fuera de lugar. Parecía que nunca fuese a entender que él se había buscado aquello, y que probablemente le había salvado la vida al impedirle huir. Sin embargo, hubo algo en sus palabras que me hizo fruncir el ceño, molesto.

- ¿Mejor para mí? - Pregunté de manera retórica, negando con la cabeza. Ese memo no entendía nada. Sí, yo estaría más cómodo si él y Nora se marchasen o murieran. Pero no mientras Gareth me hubiera encargado que estuvieran bien. - No tienes ni idea. - Aseguré, apretando mis labios para no hablar de más. Y antes de continuar hablando hice una pausa, dispuesto a cambiar de tema. - Pero haces bien en ir armado. - Aprobé. Cuanto antes se acostumbrase, mejor. - De hecho creo que podrías darle una paliza a Andrea. - Valoré. Aquello sería genial. Por muy mal que me cayese el rubito, ver cómo un alumno mío pateaba a un nephilim gilipollas sería una lección de humildad para el memo, y una demostración de lo que yo podía hacer para el resto. - Un día de estos deberías retarle.

Finalmente, cuando se puso en pie con algún tipo de idea extraña en mente le seguí. Sin embargo parecía evidente que había que aclarar algo antes. - Pero no puedo ponérsela sin que se den cuenta. - Le dije. - Y ellos pueden anularla en cualquier momento.

Cargando editor
Carlo Greymark Cargando pj
22286/12429623
08/05/2015, 15:21
Carlo Greymark

Cuando llegasteis a la cocina encontrasteis a Carlo comiéndose una manzana mientras preparaba algunos emparedados. Al veros entrar, saludó con la cabeza. 

- ¿Andrea no ha bajado todavía? - Preguntó, extrañado, mientras seguía haciendo sándwiches. 

Cargando editor
 Ethan Evans Cargando pj
22286/12429665
08/05/2015, 15:26
Ethan Evans

La idea de retar a Andrea era simplemente ridícula. Por malo que le pudiera parecer al gabacho había entrenado más que yo y, sobre todo, lo había hecho con su forma de lucha. No tendría ni una oportunidad.

No pretendo hacerlo a escondidas. Dije, frunciendo el ceño. Aquello sería estúpido. Pero se les puede hacer entrar en razón. Acomodé mi paso al de Emille. Llevarán la runa durante el rodaje y, después, cuando se haya acabado, podrán quitársela y ligar todo lo que quieran. Así no se distraerán tanto y estarán más centrados. Además, no tendrán que esconder las armas durante el rodaje y podrán luchar con mayor libertad. No se me ocurre razón por la que puedan negarse.

No tardamos demasiado en llegar a la cocina. No, todavía no. Dije, respondiendo al saludo de Carlo de la misma forma. Carlo, ¿qué te parece si vais con una runa de invisibilidad? Sugerí. Así podréis llevar las armas encima durante el rodaje y, si los demonios nos sorprenden, podréis luchar mejor. Cuando acabe el rodaje habrá menos peligro, yo ya estaré disponible para ayudar si algo llega a suceder, y vosotros podréis quitaros las runas y esconder las armas.

Luego iremos todos los del rodaje a comer juntos. Le indiqué, dejando claro con la mirada que no e me había olvidado nuestro trato.

Cargando editor
 Narradora Cargando pj
22286/12429761
08/05/2015, 16:01
Narradora

Tardaste algunos minutos en liberarte de las vendas elásticas y recuperar tus cuchillos. Para cuando bajaste, con ellos dentro de la mochila, en el recibidor no había nadie y la mochila de Carlo tampoco estaba allí. 

Cargando editor
Andrea Youngblood Cargando pj
22286/12430801
08/05/2015, 21:17
Andrea Youngblood

Al bajar y no verles ahí pensé que habían dejado tirado, idea que terminé desestimando estando Carlo entre ellos. Con la mochila colgada de una sola asa me dirigí a la cocina donde imaginaba que estarían esperando mientras comían algo. No creo que hubiera subido hasta las habitaciones, ni mucho menos hasta la sala de entrenamiento.

- ¿Chicos, donde estáis? - pregunté al aire esperando que me escuchasen.

Si no estuvieran en la cocina miraría fuera, en la entrada del instituto.

Cargando editor
Carlo Greymark Cargando pj
22286/12431277
09/05/2015, 00:14
Carlo Greymark

Carlo se encogió de hombros ante la propuesta de Ethan. - Yo no necesito llevar mis armas encima, puedo invocarlas. - Aclaró. - Pero si te sientes más cómodo podemos hacernos una mendelin, claro. Aunque entonces no podrás hablar con nosotros si sucede algo y tendrás que tener cuidado de abrirnos las puertas. Como tú quieras, al fin y al cabo, este es tu plan. - Terminó, dejando la decisión en sus manos. 

En ese momento la voz de Andrea os llegó desde el pasillo. "¿Chicos, donde estáis?"

Carlo se giró hacia la puerta y alzó la voz para responder. - ¡En la cocina!

Cargando editor
 Narradora Cargando pj
22286/12431281
09/05/2015, 00:18
Narradora

Mientras caminabas hacia la cocina te llegó la voz de Carlo desde dentro. ¡En la cocina!

Cuando entraste lo viste con su mochila colgada del hombro, preparando algunos emparedados y comiéndose una manzana. Junto a él estaban también Ethan y Émille.

Cargando editor
 Narradora Cargando pj
22286/12431284
09/05/2015, 00:19
Narradora

Apenas un instante después la puerta de la cocina se abrió y por ella entró Andrea, vestido con la misma ropa y con una mochila colgada a la espalda.

Cargando editor
 Ethan Evans Cargando pj
22286/12437622
11/05/2015, 01:24
Ethan Evans

Ah, hola Andrea. Saludé, dedicándole una sonrisa amable. Le estaba comentando que lo mejor será que vayáis con una mendelin hasta que acabe el rodaje. Así podréis protegerme y luchar sin miedo a ser vistos. Sería difícil explicar la razón mis invitados están matando gente con una espada.

Le dediqué la misma mirada que le había dedicado a Carlo segundos atrás. No había olvidado nuestro acuerdo. Después del rodaje, cuando haya menos gente, iremos todos a tomar algo y a comer. Os podéis quitar la runa entonces. Será más seguro, ya que yo también podré luchar también y no estaremos en un lugar tan vigilado. ¿Qué opinas?

Cargando editor
Andrea Youngblood Cargando pj
22286/12440123
11/05/2015, 19:21
Andrea Youngblood

Menos mal que no se han marchado sin mi, ya me veía investigando donde podria estar el estudio de rodaje. Pero no, cómo iba a marcharse Ethan y Carlo sin mi. Después de todo uno era mi colega del alma y el otro cada vez que me veía me brindaba su mejor sonrisa. 

Sentí que a pesar de todo no se me odiaba tanto en el instituto. 

- Ey, ya lo tengo fácil. Ahora si que si - señalé la mochila con el pulgar derecho mientras devolvía la sonrisa al rubio. 

Apreté mucho mucho los labios cuando nos sugirió ir de incognito, ¿lo hacía por la seguridad o es que se avergonzaba de algo? Entrecerré los ojos y asentí lentamente. - Siii... Tienes razón, así podremos actuar con más libertad.

Eso por supuesto dejaba mi posible cameo fuera de la ecuación.

- Va, venga, parece un plan perfecto. Estoy impaciente por ver como trabajas delante de las cámaras.

Cargando editor
 Ethan Evans Cargando pj
22286/12442971
12/05/2015, 11:37
Ethan Evans

Adelante entonces. Dije, mirando a Emille para que les hiciera aquella runa. Yo salgo un momento para llamar al taxi. Os espero fuera.

Al haber cambiado los planes a última hora tendríamos que ir en taxi para llegar a tiempo. Seguro que no te defraudo. Verás que es muy diferente a todo esto. Para bien. Me despedí, sonriendo con seguridad.

Cargando editor
Carlo Greymark Cargando pj
22286/12443306
12/05/2015, 13:17
Carlo Greymark

Carlo terminó de envolver los emparedados y los guardó en su mochila, dedicando tan sólo una mirada de soslayo a la mochila de Andrea. 

- Si vamos a llevar la mendelin, puedes llevarlos en el cinturón. Así no perderás tiempo sacándolos de la mochila. - Comentó tranquilamente, tendiéndole a su amigo un sándwich y caminando tras Ethan para salir de la cocina.

- Hasta luego. - Se despidió de Émille con un gesto de la cabeza. - Te lo devolveremos sano y salvo. 

Mientras caminaba hacia el pasillo fue sacando la estela del bolsillo trasero de sus pantalones. Él desde luego no necesitaba Émille para que le hiciese una mendelin.

Cargando editor
  Émille Lalique Cargando pj
22286/12451006
14/05/2015, 00:39
Émille Lalique

Al ver que Andrea llegaba con los cuchillos en la mochila no evité llevarme una mano a la cara, alucinado. Aquello no mejoraba demasiado las cosas con respecto a lo anterior, pero yo ya no iba a decir nada. Sin embargo sí intercambié una mirada significativa con Ethan, y luego alcé las manos en dirección a Carlo, indicando que no iba a meterme.

Cuando Ethan expuso el cambio de plan, además, asentí en su dirección mientras caminaba hacia la puerta, listo para volver al entrenamiento. El chico a veces no era tan tonto como parecía. Sin embargo, cuando me hizo un gesto para que yo les hiciera la runa, no pude evitar sentirme como si no hubiera escuchado nada de lo que le había enseñado en los últimos días. Emití un suspiro antes de negar con la cabeza, entre molesto y alucinado.

Acto seguido, cuando se dispusieron a marcharse aguardé a que se fueran, dedicando sólo un gesto de aceptación a Carlo ante sus palabras.