Partida Rol por web

Estación de nieblas

Capítulo 3.5: Comenzando (Émille y Melissa)

Cargando editor
 Narradora Cargando pj
22286/14670898
12/04/2017, 02:25
Narradora

Melissa se agachó para recoger el arco y empezó a correr hacia la aljaba, pero antes de que pudiera llegar hasta ella, el arco desapareció de su mano para materializarse acto seguido en la de Émille. 

- Tiradas (2)

Notas de juego

Melissa: 2 daños letales. Lastimado (-1).

 

Iniciativa para el siguiente turno:

-Émille.

-Melissa.

Vamos con declaraciones inversas. Melissa, declaras. 

Cargando editor
  Melissa Campbell Cargando pj
22286/14671121
12/04/2017, 07:30
Melissa Campbell

Ya tenía el arco en mis manos cuando me dirigí sin detenerme hacia la aljaba. Escuché la voz de Émille y pasé de él. Recordaba lo que me habían dicho de lo que era capaz y sentí que debía tener almenos algo con lo que defenderme.

Sin embargo, dejé de notar el peso de mi arma antes de que pudiera continuar con mis intenciones. Mi peso cayó para adelante pero recuperé el equilibrio antes de caerme. Miré a Émille y vi el arco en sus manos, frustrada. Pero eso no apaciguó la rabia que sentía en esos momentos.

Me froté los ojos para eliminar cualquier artefacto que pudiera perjudicar mi visibilidad y acto seguido me dirigí hacia Émille, sin correr, pero a paso ligero. No sabía qué podía hacer. No había pegado nunca a nadie. Pero imaginaba que era lo que tenía que hacer para poder avanzar en mi entrenamiento, así que mientras mis ojos analizaban el arma y la posición del chico, mis puños empezaron a endurecerse, preparándose para un posible ataque cuerpo a cuerpo. Así que cuando vi una ocasión, o aunque no la viera, lancé un puñetazo en dirección a su cara.

Notas de juego

*He editado añadiendo la última frase porque no se entendía que sí que atacaba. Al cabo de un buen rato, para que Émille se ponga más nervioso e impaciente, pero finalmente ataco. jajaja

Cargando editor
  Émille Lalique Cargando pj
22286/14673458
13/04/2017, 02:05
Émille Lalique

Al ver que la novata esta empezaba a frotarse los ojos en medio de una pelea me llevé una mano a la frente. Joder, sí que íbamos a tener que trabajar mucho.

Aguardé entonces, esperando a que se lanzara a por mí, para ver únicamente cómo se dedicaba a apretar las manos y mirarme. ¿De verdad era eso lo que esperaba hacer en un combate?

—Venga, que no tengo todo el día —le dije empezando a impacientarme—. Creía que habías venido a entrenar.

Una vez que vi que sí parecía dispuesta a venir no me sorprendió que fuese directamente a por mi cara: justo lo contrario de lo que había dicho. Me quedé en el sitio, dispuesto a comprobar al menos la fuerza de su golpe, y sólo cuando ya hubiera pasado barrería sus pies, dispuesto a tirarla al suelo.

Notas de juego

Retraso mi iniciativa y me quedo a recibir el golpe. Después barro. (Sí, para que quede de torpe)

Cargando editor
 Narradora Cargando pj
22286/14690880
20/04/2017, 13:53
Narradora

Émille esperó, esperó con impaciencia, hasta que Melissa decidió lanzarse a por él, pero la chica ni siquiera llegó a impactarle. Su muñeca se dobló en un ángulo extraño a al encontrar sólo el aire por haber apuntado mal y notó cómo se le quedaba dolorida. 

Fue entonces cuando Émille se movió con rapidez, barriendo los tobillos de Melissa y haciéndola caer. La chica, apoyó al caer la misma muñeca y notó cómo algo dentro crujía con un sonido desagradable que le hizo pensar que, como mínimo, se había hecho un esguince en ella. 

Se levantó de inmediato usando la otra mano, justo a tiempo para que comenzase un nuevo asalto.

- Tiradas (8)

Notas de juego

Melissa: 1 daño contundente, 2 daños letales. Lesionado (-1).

 

Iniciativa para el siguiente turno:

-Émille.

-Melissa.

Vamos con declaraciones inversas. Melissa, declaras. 

Cargando editor
  Melissa Campbell Cargando pj
22286/14694204
21/04/2017, 15:30
Melissa Campbell

Las palabras impacientes de Émille me entraron por una oreja y me salieron por otra. O eso pensaba. Me estaba intentando concentrar en sus movimientos, aunque realmente estaba bastante quieto, por no decir como una estatua. No sé si por nervios o por rabia, no había manera de centrar mi atención en lo que se suponía que tenía que hacer.

Cuando finalmente decidí dar el paso noté que mi muñeca, yendo mi puño de camino a la mejilla del chico, hacía algo extraño. Hice una mueca con el labio y achiné los ojos cuando sentí aquél dolor punzante en la muñeca y cuando me quise dar cuenta me encontraba en el suelo con la desgracia de que apoyé la mano afectada primero.

Aunque me levanté en seguida me sentí como una tonta. Seguía sin entender por qué era tan inútil. Vale que no hubiera peleado en mi vida y que no me gustara nada tenerlo que hacer, pero pensaba fugazmente en mis padres y en tío Ralph y eso me ayudaba a seguir intentándolo.

Empezaba a estar un poco dolida pero la fuerza de voluntad por querer aprender a atacar, o a defenderme de un ataque, también ayudaban. Así pues, esta vez sin dejar que Émille se impacientara mucho más que antes, di vueltas a su alrededor imitando lo que había hecho él anteriormente y en cuanto vi ocasión fui corriendo hacia él de nuevo con la intención de terminar lo que había empezado en el ataque anterior: un buen puñetazo en su mejilla, esta vez por el lateral.

Cargando editor
  Émille Lalique Cargando pj
22286/14699741
23/04/2017, 23:02
Émille Lalique

En cuanto vi lo que acababa de pasar emití un suspiro negando con la cabeza, condescendiente. Esto acababa de pasar de la ineptitud para entrar por completo en el patetismo. No es que fuésemos a tener que trabajar mucho, es que más valía comprarle un cuerpo nuevo, o algo. Con un poco de suerte cuando descubriéramos sus poderes le veríamos utilidad en otro sitio, como a quinientos kilómetros de cualquier combate. Con más suerte todavía en dos días se le habría pasado lo de querer ser nephilim y se volvería a su mundo mundano, o se metería a Hermana de Hierro.

Fue peor todavía cuando vi que al caer se apoyaba con la mano mala. A lo mejor tenía un pequeño retraso, o algo, uno de esos que no se notaban mucho hasta que no estabas un rato con la persona. No algo tan marcado como lo del pervertido, pero qué se yo... Nadie podía ser simplemente tan torpe, ¿no?

Sin embargo sí me gustó que no se diese por vencida, al menos por una parte. Por otra, si abandonase ya podría ahorrarme el aburrimiento a mí y a ella el ridículo. Pero parecía dispuesta a continuar así que volví a quedarme esperando su ataque.

Ni siquiera me giré cuando vi que me rodeaba. De hecho incluso cerré los ojos y me centré en escucharla: con lo torpe que era seguro que podría apartarme incluso con los ojos cerrados. Aún así ni siquiera llegué a intentarlo. Que me diera. Quería notar su fuerza, si es que tenía de eso.

Notas de juego

Pues yo... No hago nada.

Cargando editor
 Narradora Cargando pj
22286/14699995
23/04/2017, 23:18
Narradora

En esa ocasión el puño de Melissa sí impactó en la mejilla de Émille, aunque no llegó a hacerle ningún daño. El chico ni siquiera se movió del sitio al recibir el golpe como si nada. 

 

- Tiradas (4)

Notas de juego

Melissa: 1 daño contundente, 2 daños letales. Lesionado (-1).

 

Iniciativa para el siguiente turno:

-Émille.

-Melissa.

Vamos con declaraciones inversas. Melissa, declaras. 

Cargando editor
  Émille Lalique Cargando pj
22286/14700116
24/04/2017, 02:10
Émille Lalique

Bueno, en esta ocasión la Bambi esta sí consiguió tocarme al menos. Y para eso sólo tuve que cerrar los ojos y quedarme quieto. Todo un logro. No me había hecho nada, pero quizá eso era ya pedir demasiado. La miré, alzando una ceja que dejaba claro qué pensaba sobre esto.

—Bueno, está claro que tienes mucho que trabajar —le dije—. En todos los sentidos.

Guardé un instante de silencio.

—Vas a entrenar diez horas al día. —Estaba claro que no bromeaba—. Dormir seis. Estudiar seis. Te quedan dos para el resto. Si algún día necesitas más, y espero que sea por un motivo justificado, las quitas de dormir. Si no puedes dormir menos por ello, no será tan importante.

Cargando editor
  Melissa Campbell Cargando pj
22286/14709234
26/04/2017, 20:59
Melissa Campbell

En cuanto mi puño llegó a la mejilla de Émille me sentí muy extraña. Yo no era así. Nunca me hubiera imaginado pegando a alguien. Sin embargo, ahí estaba. Tenía que reconocer que después de lo que me habían dicho del chico, me daba un poco de miedo acercarme a él. Y después de lo que me había hecho, imaginando que para él era una miseria de ataque, todavía más.

Supongo que eso se reflejó en la intensidad de mi puñetazo y lo pude observar al ver que parecía como si Émille no hubiera sentido prácticamente nada. Se quedó estático en su posición y en cuanto alejé mi puño de su cara, la mía mostró una expresión de frustración bastante importante.

Me quedé callada escuchando sus palabras mientras me acariciaba la muñeca que había sufrido anteriormente y en cuanto me explicó qué debía hacer a partir de ahora mi boca se abrió por completo, sorprendida e incrédula con el horario y las tareas que me estaba imponiendo.

No tenía ganas de mencionar palabra. Ya había tenido suficiente machaque entre una cosa y otra. Lo único que me salió fue un lento y pesado asentimiento a lo que decía, aunque por dentro ya estaba viendo que no iba a cumplir con eso ni de coña.

—De acuerdo...—dije casi en un suspiro. —Voy a estudiar —mentí. Iba a mi habitación. Necesitaba estirarme ni que fuera unos pocos minutos antes de continuar con lo que fuera. Puede que el tiempo de dedicación a estudiar sí que lo cumpliera, pero no iba a hacer diez horas de entrenamiento.

Cargando editor
 Narradora Cargando pj
22286/14709339
26/04/2017, 21:18
Narradora

No hubo nada en las palabras de Melissa que te hiciera pensar que mentía. Al contrario, parecía completamente decidida a irse a estudiar en ese mismo instante.

- Tiradas (2)
Cargando editor
  Émille Lalique Cargando pj
22286/14710295
27/04/2017, 02:07
Émille Lalique

Al ver cómo abría la boca, supuse que sorprendida, asentí para reafirmarme. Al menos no tenía motivos para quejarse, le había dejado dos horas libres para hacer la comida y todo lo que le diera la gana. Me pareció un poco cobarde por su parte que su primera parada fuese para estudiar en lugar de seguir entrenando, cuando ya estaba vestida y todo para la faena, pero no la presioné. No porque me preocupasen sus sentimientos, sino porque cuanto antes se fuese antes podría seguir entrenando yo.

—Haces bien —le dije—. Empieza por el códice básico, en la biblioteca. Es como una especie de resumen para los que no sabéis una mierda —expuse con sinceridad. No tardé en cuadrar horarios en mi cabeza.

—Te espero mañana a las cinco y media de la madrugada —enuncié—. Si quieres llegar antes e ir calentando, puedes hacerlo.

Había una parte de querer entrenarla pero, siendo sinceros, también otra de querer asustarla. Que se volviese al mundo mundano era lo mejor que nos podía pasar a todos, ella incluida.

Cargando editor
  Melissa Campbell Cargando pj
22286/14716362
29/04/2017, 09:06
Melissa Campbell

¿A las cinco y media de la madrugada? Pensé para mí, exaltada por lo que acababa de escuchar. Yo nunca había tenido problemas para madrugar, pero tenía un ligero presentimiento de que no podría aguantar ese ritmo. Y todavía no había empezado como para asegurarlo, aunque no hacía falta.

Asentí con la cabeza. Una parte de mí no quería hacer lo que me proponía Émille. Y menos de la forma en cómo lo hacía. Me echaba para atrás en casi todos los sentidos. Sin embargo, y como me iba repitiendo constantemente en mi cabeza, turnando entre primer y segundo plano, debía hacer algo. Me ponía mala si me quedaba de brazos cruzados, con la incertidumbre de lo que le habrá pasado a mis padres y a Ralph.

—Hasta mañana... A las cinco y media —confirmé, sin dejar claro si iría o no antes para entrenar.

Cargando editor
  Émille Lalique Cargando pj
22286/14720527
01/05/2017, 02:12
Émille Lalique

Al ver cómo asentía, como si le costase un mundo sólo hacerse a la idea, me sentí satisfecho. Aprendería, o abandonaría por el camino. En cualquiera de los dos casos todos saldríamos ganando frente a la posibilidad de que se enfrentara incluso a un rapiñador con el nivel actual.

Finalmente, cuando aceptó, asentí.

—Hasta mañana —zanjé, esperando a que se fuera para seguir entrenando por mi cuenta.