Partida Rol por web

Sombras Urbanas de Swansea

Portada

Datos de la partida

Sombras Urbanas de Swansea

 

Director: G-Master
Reglamento: Apocalypse World
Sistema: Rol por web
Jugadores: 3
Nivel requerido: Medio: jugadores con un mínimo de experiencia
Ritmo de juego: Alto: un mensaje diario al menos
Fecha de comienzo: 10/05/2020
Estado: En juego

Introducción

Hay otro mundo en las sombras poblado de todo aquello que la humanidad cree que no existe.

Bienvenidos a las Sombras.

Sinopsis

Bolsas de basura amontonadas. Plantas creciendo en la fachada de un edificio. Charcos de agua negra. Restaurantes de comida rápida con letreros de neón. Botellas vacías en el césped. Parques y jardines descuidados y llenos de matorrales. Tiendas de ropa de segunda mano. Paredes con la pintura deteriorada y mohosa. Gaviotas robando comida. Suelos con moqueta. Calles con casas de dos pisos. Olor a cerrado y humedad. Un tipo de cabeza afeitada, chaqueta negra y tatuajes discute con otro. Cielo con nubes grises. Carros de supermercado en el fondo del río. Centros comerciales con la mitad de los locales cerrados. Una prostituta muy maquillada con dientes terribles te sonríe. 

Y ahora, las malas noticias...

Notas sobre la partida

Partida de SOMBRAS URBANAS (PbtA)

Ritmo: Alto.

Jugadores: 3-4

PARTIDA +18 (Puede haber escenas de contenidos no apropiados para menores de edad)

 

Ambientación: Swansea

Hubo una época dorada para Gales.

Su poderosa industria minera alimentaba los motores de la nación. Los puertos de Cardiff y Swansea veían partir barcos de carbón con destinos todo el globo. Una densa red de ferrocarriles actuaba como las venas por las que circulaba la sangre negra de Cymru camino del corazón de las Islas Británicas.

Sin embargo, el Reino Unido fue paulatinamente perdiendo terreno hasta que en los años ochenta las minas cerraron y se clausuró la mayor parte de las vías ferroviarias. Muchos mineros se dedicaron a la ganadería y la agricultura pero el daño estaba hecho: el desempleo y el crimen aumentaron hasta convertirse en un cáncer extendido por la antaño orgullosa Gales.

Ya no hubo más época dorada.

Pero nosotros seguimos aquí.