Partida Rol por web

Dhaeva 2: El Caballero de las Tinieblas.

Transilvania: 1) Alba Iulia: Ciudad. - Mansión en la ciudad.

Cargando editor
Durius Tremere de Slobozia. Cargando pj
18624/12040978
27/01/2015, 21:09
Durius Tremere de Slobozia.
Cargando pj

El sol y la maldición que el mismo conllevaba se ocultaba en el horizonte, proyectando las redentoras sombras bajo las que Durius de Tremere y aquellos de su especie se movían con la comodidad y letal elegancia que su condición de criaturas de la noche les concedía.

Sumido en su sueño sin sueños, en aquella muerte artificial que lo transformaba en una criatura desvalida, cada átomo, cada minúscula porción de su cuerpo sintió aquella oscuridad creciente y con ella, la devastadora sed, el ansia animal e irrefrenable por la sangre. Poco a poco el caballero de Slobozia volvía a la no vida consciente e incluso por encima del ansia de sangre, su ser sentía el fuego arrasador del deseo de venganza y muerte hacia la casa Basarab.

Cargando editor
18 - La Luna. Cargando pj
18624/12041287
27/01/2015, 22:04
18 - La Luna.
Cargando pj

- Durius sale de su ataúd secundario, con tierra de su tumba, a la oscuridad acogedora de la bodega bajo la mansión en la ciudad.

- Debido a su mutación sanguínea puede ver perfectamente en la oscuridad y contempla su pesada armadura de caballero en el mismo lugar donde la dejó al despojarse de ella para su descanso diurno, al alba.

- De repente le golpea una familiar sensación de hambre...

Notas de juego

- Esperando resolución sobre Sangre y FV en escena privada personal...

Cargando editor
Durius Tremere de Slobozia. Cargando pj
18624/12043315
28/01/2015, 11:31
Durius Tremere de Slobozia.
Cargando pj

La oscuridad de la bodega no era tal ante la mirada de Durius cuyos ojos, animados por un poder sobrenatural, eran capaces de sajar aquel velo de negritud como un cuchillo sajaría la carne. El hambre, la vieja y conocida hambre, lo consumía mas no en vano su voluntad era lo suficientemente férrea como para resistir el impulso de lanzarse a una caza descontrolada por la ciudad. Recordaba las palabras de los campesinos y villanos huyendo de Alba Iulia. La precaución se imponía. Había gozado del privilegio de sobrevivir a aquella noche, pero su vida no se prolongaría mucho más si no actuaba con presteza e inteligencia.

La armadura se hallaba a un lado, en un rincón, allí donde la había dejado. Valoró la oportunidad de ponérsela o no en aquel primer momento. Su ceño se frunció en un gesto de concentración y desagrado a partes iguales. Debía alimentarse, escudado en el sigilo y las sombras de la noche, aplacar su sed y hambre, amén de observar la ciudad y verificar su estado presente antes de personarse en el castillo si es que este se mantenía aún en pie y no había caído en manos de los enemigos de Gyula.

Ascendió las escaleras, portando la daga y espada y vestido con las prendas rapiñadas en la choza de la familia campesina que tuvo la escasa suerte de tropezarse en su camino. Acarició el basto paño, sin que un solo gesto de arrepentimiento o pena cruzara su rostro por el destino de aquellas gentes. Hacía tiempo había asumido su condición de presa y perdido gran parte de la humanidad que en otra vida, bajo el nombre de Lisander, había poseído. Solo Lindor, su hijo, era lo que lo mantenía aferrado a los restos de aquello que convertía al hombre en humano.

El olor del estiércol le distrajo de sus pensamientos. Su montura estaba cerca, allí donde la había dejado. Se acercó a ella, con la intención de comprobar su estado, los sentidos abiertos a cualquier sonido u olor que pudiera llegarle.

Notas de juego

Me gustaría saber si hay algo que Durius perciba desde los jardines de su mansión.

Cargando editor
Director II. Cargando pj
18624/12043730
28/01/2015, 13:40
Director II.
Cargando pj

DURIUS:

- Tirada oculta de Percepción + Consciencia. Para tratar de escuchar desde los jardines.

- Tirada normal de Destreza + Equitación. Para ocuparte de que tu caballo esté bien y tenga lo que necesita.

- Tras los primeros minutos del despertar nocturno, el hambre se apacigua un poco, o más bien va pasando un poco a un segundo plano de tu consciencia. Siempre está ahí presente, aunque la realidad es que tus niveles de Sangre no son tan bajos como para que alimentarte sea una necesidad acuciante.

- Al desactivar el poder de tus ojos, pasas de tener la sensación de ser capaz de verlo todo con meridiana claridad al sentirte de repente ciego. Tus ojos descienden al nivel simplemente humano, con lo que parecen completamente humanos en su aspecto, pero también tienen todas sus plenas limitaciones.

- Supones que en la mansión habrá ropas, tanto prendas humildes de Dagu y Visany en sus habitaciones, como prendas nobles y elegantes en tu propia habitación, aunque no solías usarla apenas. Una capa, ya sea humilde o noble, podría ocultar tus armas, sobretodo en las sombras de la noche en los callejones de la ciudad.

Cargando editor
Durius Tremere de Slobozia. Cargando pj
18624/12044209
28/01/2015, 15:51
Durius Tremere de Slobozia.
Cargando pj

Atendió a su montura con rapidez y precisión, un trabajo humilde más propio del hombre que fue que del noble en el que había sido convertido. En el pesebre derramó heno y grano y acercó un cubo de agua fresca. Acarició distraidamente las crines de su montura que piafó calladamente, como si fuera consciente de la necesidad del silencio, mientras pensaba en sus siguientes pasos. No confiaría en nada ni en nadie salvo en sus propias fuerzas y habilidades y eso exigía mostrarse invisible ante la ciudad. Descenció una vez más al sótano y recogió la armadura que dejó junto al caballo. Tras ello, entró en las dependencias de la casa a la búsqueda de una capa en la que embozarse. Por el burdo tacto de la lana, debía pertenecer a alguno de los parientes de Pavetta.

Nuevamente en los jardines, guardó silencio total antes de iniciar su siguiente paso.

- Tiradas (2)

Tirada oculta

Motivo: Percepción+consciencia

Tirada: 8d10

Dificultad: 7+

Resultado: 10, 10, 1, 6, 4, 2, 10, 6

Exitos: 3

Motivo: Caballo

Tirada: 4d10

Dificultad: 7+

Resultado: 10, 9, 2, 4

Exitos: 2

Cargando editor
Director II. Cargando pj
18624/12045525
28/01/2015, 20:51
Director II.
Cargando pj

DURIUS:

- Atiendes a tu pobre caballo, que parecía inquieto por el solitario encierro, pero que poco a poco se calma.

- Después sales al jardín y tratas de escuchar, de captar el pulso de la ciudad. Te concentras y tu fino oído penetra más allá de las sombras, alcanzando a escuchar el correteo de las ratas, los ronquidos de los ciudadanos en sus casas, de los animales en sus cuadras, la soledad y vacío de las calles...

Rota sola por unos pasos que intentan ser sigilosos, y que lo serían frente a unos oídos humanos, sin duda. Te concentras todavía más, hasta extremos insospechados que todavía ahora, después de años de ser un strajeri aii nopti, todavía te sorprenden a ti mismo.

- Escuchas con claridad los sonidos del corazón humano, e identificas claramente sus latidos característicos: es el corazón de tu lacayo Mikail. Al parecer está en la plaza, al acecho, espiando la marcha de otros que se alejan hacia el Este, hacia el Castillo.

- Mikail debe de estar a unos veintitantos metros de distancia. Podrías saltar por encima del muro del jardín y alcanzarlo de unos rápidos pasos. (Si deseas hacer eso: tiradas normales de Fuerza + Atletismo y de Destreza + Sigilo).

Cargando editor
Durius Tremere de Slobozia. Cargando pj
18624/12045975
28/01/2015, 22:37
Durius Tremere de Slobozia.
Cargando pj

Sonidos diversos, propios de la noche y de los seres que en ella se desenvolvían y encontraban su sustento llegaron a Durius a través de su fino oído. Y en medio de ellos, otros, humanos. Ronquidos, respiraciones profundas, el palpitar de corazones. Embelesado en la música de aquel potente motor que bombeaba la deliciosa sangre que cualquier vampyr deseaba, el secretario ducal concentró sus sentidos en aquel que más próximo se hallaba. Su sorpresa fue difícil de medir al distinguir claramente un sonido familiar, el del corazón de uno de sus lacayos, aquel que más confianza le granjeara gracias a sus particulares habilidades. No era casualidad que Mikail se escudara en la oscuridad y el silencio de la noche, ni que solapara sus pasos a los de las ratas. No obstante, aquel casual encuentro bien podía depararle una suculenta información.

Tensó los músculos de sus piernas y dio un salto sin aparente esfuerzo que lo situó al otro lado de la verja del jardín de la mansión. Furtivos pasos se sucedieron hasta alcanzar a aquel que no siendo su presa era su objetivo.

- Tiradas (2)

Motivo: Fuerza+atletismo

Tirada: 5d10

Dificultad: 7+

Resultado: 3, 1, 8, 2, 7

Exitos: 2

Motivo: Destreza+sigilo

Tirada: 4d10

Dificultad: 7+

Resultado: 7, 1, 6, 5

Exitos: 1

Cargando editor
04 - El Emperador. Cargando pj
18624/12047137
29/01/2015, 04:18
04 - El Emperador.
Cargando pj

- El Caballero Durius de Slobozia salta fuera de los muros del jardín de su mansión en la ciudad.

Notas de juego

// Sale de escena: Durius. - Sigue en: Alba Iulia: Calles de la Ciudad.