Partida Rol por web

[HLdCN] La puerta de Fäe

La sombra dentro de la sombra

Cargando editor
Narrador Cargando pj
24118/12115352
15/02/2015, 02:25
Narrador

 

La sombra dentro de la sombra

 

Era difícil imaginar un lugar más oscuro aún a plena luz que la ciudad donde vuestros cuerpos humanos se encontraban. Un sitio carente de color, como si aquello fuera algo prescindible que se hubiera quedado atrás. Y, sin embargo, vuestras esencias ahora se veían llevadas a una versión diferente de la ciudad. Una ciudad donde cada sombra escondía otra sombra dentro de sí, donde no era que faltase el color, sino que nunca había existido. Aquí el río era sólo un arroyo de agua negra, casi seca, y la torre del reloj se alzaba más imponente todavía.

Notas de juego

Destinatarios actuales:

Nienor Vanya

Cargando editor
Vanya Cargando pj
24118/12116342
15/02/2015, 15:40
Vanya

Nienor, por fin, una vez más estamos juntos.

Mi señor, es una alegría volver a veros y saber que seguís con vida. No se quien eres en el otro lado pero debemos apoyarnos, hacer un plan de acción. No se bien que ha sucedido, o Paul Adam es un excelente manipulador o alguien lo ha poseído. No tengo más información, hermano, nada que pueda ayudaros. Pero todavía guardo algo de poder, lo suficiente como para protegeros.

Cargando editor
Narrador Cargando pj
24118/12116428
15/02/2015, 16:11
Narrador

Al mismo tiempo que en la ciudad gemela que ambos habitabais, visteis cómo aquí, sobre el reloj, aparecían un par de llamas sobre el número XII, danzando al mismo tiempo que las que vuestras carcasas humanas observaban.

Cargando editor
Nienor Cargando pj
24118/12116759
15/02/2015, 17:55
Nienor

Avanzando hacia ella, y sentándose en la reinante oscuridad, Nienor dejó ver su sonrisa ancha, maliciosa y desinhibida.

- Anya, anya, anya... – Repitió el falso nombre de aquél caparazón humano en un ademán por provocarla un poco. – Mi más fiel y brillante aliada. – Sacó la cabeza a la penumbra permitiendo que ella pudiera ver sus ojos brillantes. - Estos años en el mundo humano te han hecho algo descuidada, ¿no crees? Claro que ese… actorzuelo de pandereta, ésa chusma de Fata, no te lo puso nada fácil. – El Fata se rió, tanto podía ser de felicidad por haberla encontrado con facilidad, como que se estuviese mofando de ella.

- Me alegro de verte. Al menos a tu auténtico cuerpo los años lo han tratado bien. ¿Qué poder guardas que menosprecies tanto? – Restalló sin más, mostrando más dientes que cartas tenía.

Cargando editor
Vanya Cargando pj
24118/12116907
15/02/2015, 18:53
Vanya

Niego la cabeza ante la sutil reprimenda de mi Emperador -No he podido hacer más, Nienor, me dejé llevar por la rabia que sentí al ver como obviaban mis palabras y eso me condenó. O eso parecía.

Su pregunta tiene como respuesta una sonrisa llena de soberbia -Puedo protegeros de la ira del resto cuando el reloj comience su canción mortal. Mi señor, quiero intervenir allí, en el otro lado, tratando de dar una imagen irreal, buscando que me vean como una más del grupo ahora que han caído en engaño. Sin embargo temo que sea una trampa, que Adam esté maquinando para escapar de vuestras garras. Decidme, señor, ¿que queréis que haga? ¿Quienes más están con nosotros? ¿Aidane sigue apoyándonos o ha caído? Por lo que se Allegra es enemiga, Nienor.

Cargando editor
Nienor Cargando pj
24118/12120723
16/02/2015, 16:17
Nienor

Sonrió ante aquellas justificaciones  y excusas (comprensibles, si lo pensaba).

- No te apures con tanta presteza, mi fiel servidora y amiga. Era una broma. He jugado contigo como el gato con su madeja, nada personal, sabes que te tengo en gran estima y mayor opinión pero que no puedo evitar ser quién soy. Un pequeño defecto que deberás tolerarme. Por lo demás, ambos sabemos como actúan nuestros... "hermanos". - Soltó aquél epíteto con visible desprecio.  -  Son ovejas. Una bala, y el resto balan en la misma dirección. Es fácil encontrarse en el campo y verse rodeado del rebaño, al fin y al cabo, es el papel que nos toca jugar como pastores. No fue culpa tuya, salvo la parte de perder los estribos. ¿Pero sabes? Deja que se queden con su orgullo. Deja que te tomen por tonta si este es su deseo, que se sientan superiores, que no te vean como una amenaza, mejor crean eso a que se develen nuestros planes. Ya nos desquitaremos brindando sobre sus tumbas cuando esto haya terminado y nuestros planes germinen en una victoria. - Retumbaba su voz sin forma.

Luego, escuchó como se reportaba y le contaba lo que aún podía hacer. Nienor no lo necesitaba, pero la experiencia y el trauma de vivir unos siglos como humanos podían hasta pudrir las mejores lealtades y torcer o quebrar algunas de las más fuertes voluntades, así que se vio en la necesidad de ponerla a prueba.

- Puedes, eso es cierto. Y lo mismo que dice el actorzuelo de pacotilla, no podrás hacerlo dos veces seguidas. ¿Verdad querida? La pregunta es... ¿Nos interesa, hoy? O nos interesa más, que encuentres nuestros aliados. – Volvió a permitir hacerse visible su sonrisa sádica.

En cuanto a sus planes por el momento eran sencillos. - Conocer el enemigo. – Proclamó inicialmente de forma escueta. - Nada más por el momento. Reunir toda la información posible. Sí, no te lo negaré: Allegra es un peligro, por eso creo que han ido a por ella y que la chica del pelo morado se ha interpuesto. Esa chica que gobierna sobre el agua, posiblemente sea Serindë, no sé, tengo aun muchos recuerdos vagos, y a su extremo opuesto en la mesa se sienta Seth. Que la ha buscado dos veces como objetivo. ¿Es él uno de los nuestros? no lo sé, desgraciadamente, aún no he podido dar con ellos y el enemigo nos lleva ventaja. – Suspiró con cansancio afectado. Pero aun tenía que reprimir sus ganas de aplastarlos a todos.

- La resurrección de ese patán de Roger nos podía haber venido muy bien para desviar miradas de odio destinadas a nosotros, sería una desdicha que fuera verdad eso de que lo han envenenado. Lamentablemente, creo que es así, y creo saber quién es el responsable. Roger morirá, la pregunta es ¿Quién usamos en su lugar de cabeza de turco?

Observemos, tenemos horas por delante y están todos ansiosos por clavarse las uñas y los dientes unos a otros ante cualquier menudencia. Veamos como evoluciona esas acusaciones a la chica que mueve las piedras. ¿No crees?

 

Cargando editor
Vanya Cargando pj
24118/12122806
16/02/2015, 22:41
Vanya

Escucho con paciencia las palabras de mi señor. Una vez más suenan bien pero dicen poco, demasiado poco para la situación en la que nos encontramos. Necesito más información para ayudar.

Puedo usar mis dones para encontrar a Aidane y a otros hermanos, si alguno más está con nosotros. Pero para ello necesito saber más, conocer en que carcasa humana habitas, conocer tus sospechas, tus posibilidades, saber si tus manos ya se han manchado de sangre -una vez más desapruebo la violencia pero se que es necesaria en ocasiones y que algunos de los presentes, como Kammy, deberían ser ajusticiados -Por ahora trataré de quedar en un segundo plano, está visto que cuanto menos se hable más se evitan las sospechas. Creo, Nienor, que tras Misty, Lyman y Hundo se pueden esconder algunos de los nuestros pero no se exactamente a cual de ellos proteger, buscando una conexión con ellos.

Cargando editor
Narrador Cargando pj
24118/12123819
17/02/2015, 04:03
Narrador

Tal y como había sucedido el día anterior, al mismo tiempo que la llama en cuestión apareció sobre el número VII una llama gemela lo hizo también aquí, uniéndose a la que ya se encontraba en el mismo lugar.

Cargando editor
Nienor Cargando pj
24118/12124295
17/02/2015, 10:29
Nienor

La atención del Fata se distrajo poco más de un segundo para mirar al reloj y sonreír. - Muñeco de paja. - Dijo sin saber si lo decía a Vanya o a sí mismo. 

Se giró a su sirvienta como si olvidase o obviase lo que ella le había dicho. Parece que otro de los nuestros ha elegido.

Solo una última comprovación quiso hacer. - ¿Sabes? Cometí el terrible error de pensar que la segunda llama pertenecía a Mathias. - Nienor ensanchó esa diabólica sonrisa suya. - Pero era tuya ¿verdad? ¿Por qué elegiste el tres? ¿De pronto te atrajo ser ley y justícia? ¿o solo te viste seducida por la posibilidad de eludirla que por otro lado te ha resultado ser tan útil? - El emperador observó divertido a la vez que avizor su reacción.

Luego, volvió inesperadamente sobre el tema, demostrando que sí, la escuchaba. - ¿Aidane? ¿Por qué Aidane? No. No lo recuerdo ni sé quién es. Un patán que hablaba del miedo. ¿Por qué lo buscas? ¿Nos es útil? ¿Fiel a nuestra causa? Huh, no lo recuerdo. Esto es realmente molesto. -

Seguidamente, tras quedarse pensativo, propuso un trato. -De acuerdo, dime para qué lo buscamos y te ayudaré a dar con él. Con el tiempo que disponga, que estoy muy ocupado reuniendo información. - Aunque el reloj ya le había ofrecido su Don, no sabía qué más podía ella buscar en él, a no ser que ella recordase más y supiera de un aliado. Pero en ese caso era más difícil buscar tras qué máscara se ocultaba Aidane, que no buscar servidores en sí.

Recordando aquél tiroteo de preguntas, empezó a responder a su aire y según lo enojaban. - Mis manos nunca se manchan con sangre. - Su boca mostró una expresión opuesta a la que había mostrado hasta ese momento. - Es impropio. Deberías saberlo. - Se quejó entre dientes sintiéndose ultrajado con tal suposición. - Tú y yo... somos genios de la mente y el uso de las palabras, las usamos para que otros se manchen para nosotros. -

Sin aviso previo su humor cambió y se rió. - ¿Quién soy? - preguntó molestamente divertido. - Creo que lo sabrás cuando me maten (sí lo consiguen) ¿no? Quizás lo sepas antes. Mientras, concédeme ese capricho. No importa. Nada de preguntas al respecto, todo a su tiempo, mi fiel aliada. Será nuestra regla nº1. Cuanto menos sepas quién soy cuando hablo, de forma más natural actuarás. Me he tomado algunas molestias para contactar contigo, y no para que me asaltes con preguntas, o para avergonzarme al confesar que maldito cascarón tacha mi rostro. No tardarás seguramente a descubrirlo por ti misma. Así que vayamos al grano. -

Y haciéndose alumno de su consejo prosiguió sin más rodeos. - Mis sospechas y las tuyas. Juntemos información que por el momento es lo único que tenemos. Olvida (por el momento) a Allegra, Ivanna, Jane, Lera, Lyman, Mathias, Paul, Roger y Zaira o son buenos, o están condenados al fracaso, o los tengo controlados, o no importan aun. Hundo... tampoco me parece relevante, ¿qué viste en ese escritor de tinta aguada? Si es de los nuestros no sé aun qué opinión guardar de él, y Kammy por ahora tampoco. ¿Y Lyman? ¿El ciego? ¿Por qué creer en ese necio con la cabeza llena de polillas? Demos urgencia a aquellos que nada sabemos, y entre ellos los que más despiertan mi interés: Misty, Seth, Aubin y, sin ninguna razón lo confieso, Thomas. Si quieres, centráte con Misty. Aunque también nos sería muy útil saber de Seth, se afrenta a Allegra, dos veces y sin explicaciones, y ahora afrenta a Alana que también me da que con Adam y Anastasia son potencialmente opuestos a nuestros intereses. Esos seis que fueron a por el inútil de Falmarí. ¿Crees que el muy humano estava a nuestro favor? Tsk, creo que sí, qué pena su completa carencia de aptitudes.

Cargando editor
Vanya Cargando pj
24118/12133439
19/02/2015, 10:37
Vanya

Me encojo de hombros ante la pregunta tan acertada de Nienor -Simplemente pensé que sería una habilidad complementaria a mi poder y, la verdad, me gusta ese número.

Miro con cierta frialdad al Emperador cuando sus palabras se refieren a Aidane -Es una fata, es mi mano derecha, la acogí después de perder mis poderes y la protegí. Desde entonces la estoy buscando, necesito encontrarla. Creo que podría ser Misty, aunque no estoy segura.

Escucho las palabras de mi señor y reflexiono junto a él -Creo que no estamos solos, mi señor, que existe otro bando que está manchando sus manos de sangre. Demasiadas luces negras en el reloj. Me temo que si, que Falmari era un asesino. Y creo que Roger también podría ser lo que esgrimen Allegra y Xia, el muy cerdo me ha vendido. Hundo me ha defendido disimuladamente en varias ocasiones, razón por la que no se en que bando está. Hoy trataré de fijarme en Misty, aunque no se si tendré tiempo para ello, mi señor. Creo que van a ir a por mí. He tratado que Alana use ese supuesto poder contra mí con la esperanza de que ella sea Aidane pero, si es verdad lo que dice, quiero que sepas que jamás te traicionaré. Aún así mantendremos esa regla, no quiero saber más de lo necesario. Si saco algo de Misty te informo, mi señor.

Cargando editor
Nienor Cargando pj
24118/12133723
19/02/2015, 12:04
Nienor

Se reclinó un poco más donde se acomodaba. Y reflexionó sin prisas antes de decir: - De acuerdo, pues. Te ayudaré a dar con Aidane. No sé lo que puedo tardar pero haré tuya esa información tan pronto como la tenga. Aunque concuerdo que Misty es quién mejor encaja en su perfil. – Dijo movido tan solo por su instinto. – Luego, nos ocuparemos del resto. –

Luego sonrió afablemente como un padre a un hijo, aunque sus palabras aguardaron algo de prudente amenaza. – Sé que no me traicionarías, Vanya. Demostraste tu fidelidad suficientemente en el pasado, aún así, si lo hicieras, lo sabría, pues tengo oídos en muchas partes. – Miró el reloj más para contemplar la hora que otra cosa. - En cuanto la sexta campanada, no lo des todo por perdido, querida. – Sonrió con exagerada seguridad. - Pues los Fatas son muy caprichosos a la par que estúpidos, como has podido comprobar. ¿Quién sabe cuántas miradas arrastrará cada uno? Y si viene lo peor… la muerte no es el último bastión. Tengo planes, y si las piezas encajan como espero, ¿quién sabe lo que podría hacer? No es seguro, pero puede que hasta sepa traerte de vuelta a mí lado. – 

Cargando editor
Vanya Cargando pj
24118/12134188
19/02/2015, 14:30
Vanya

No os preocupéis por mi, Emperador, con vuestra victoria se que obtendré de nuevo la vida. Si ya no estoy y encontráis a Aidane es posible que os ayude, dándome una buena sustituta -respondo a Nienor -Estoy deseando ver a Zaira muerta, esa zorra parece estar particularmente interesada en que Roger viva y yo muera. Sin duda existen otras fuerzas ajenas a nosotros que han traído la guerra a este lugar.

Cargando editor
Nienor Cargando pj
24118/12137137
19/02/2015, 23:48
Nienor

- No lo des todo por perdido, Vanya. No lo des todo por perdido. - Repitió sereno. - Pero si a pesar de todo el "actorcillo" se sale con la suya, tendré en cuenta tu última voluntad, y haré lo que esté a mí alcance para dar con una y castigar la otra. Pero creo que mañana estaremos ambos para poder volverlo a hablar, mi fiel aliada. -

Cargando editor
Narrador Cargando pj
24118/12137488
20/02/2015, 00:43
Narrador

Durante el tiempo que el combate duró, era fácil ver en este lugar cómo Vanya se concentraba cada vez más en luchar por su supervivencia. Sus rasgos se tensaban y una belleza casi primitiva la cubría.

Sin embargo, una vez todo acabó, sus músculos se relajaron durante un instante antes de que su silueta comenzase a desaparecer. Vanya abandonaba este lugar, dejando a Nienor solo. Por el momento.

Notas de juego

Destinatarios actuales:

Nienor

Cargando editor
Narrador Cargando pj
24118/12147108
22/02/2015, 22:47
Narrador

Y otra vez, en el mismo momento en que en aquella ciudad ahora llena de frío se encendió la llama oscura sobre el número II así lo hizo también en este lugar, apareciendo una llama similar a la otra y que se movía con la misma cadencia lenta y sinuosa.

Cargando editor
Nienor Cargando pj
24118/12147145
22/02/2015, 22:51
Nienor

Había perdido una leal aliada, Nienor lo lamentaba mucho, pues poco había podido hacer por salvarla, ella había cavado parte de su sepultura al no escuchar sus consejos de mantenerse al margen. Negó sutilmente la cabeza y se giró contemplando el reloj y a través de él. No obstante, sus planes solo o con aliados, debían de seguir.

Se encendió una luz, y pensó. -¿Confesor o actor? ¿Qué será y quién será?

Luego, se rió a carcajadas.

Cargando editor
Narrador Cargando pj
24118/12162961
26/02/2015, 02:34
Narrador

Al mismo tiempo que en el otro lado, en esa ciudad oscura unas llamas aparecían en la gran torre del reloj así lo hacían en la que podíais ver aquí: cuatro llamas similares a las otras, con el mismo ritmo acompasado y de cadencia hipnótica.

Cargando editor
Narrador Cargando pj
24118/12175393
01/03/2015, 17:56
Narrador

Y de nuevo, tal y como ya había sucedido antes, el reloj que veías en este lugar reaccionó al mismo tiempo que el de la torre en el otro lado, regalándote una nueva llama blanca sobre el número IX.

Cargando editor
Nienor Cargando pj
24118/12175458
01/03/2015, 18:28
Nienor

Puso la mano contra el cristal del reloj, y observó como se movían ahí abajo como gusanos sus "hermanos". Alrededor de aquél nuevo par de hijos de Fäe que tanto despreciaba por el simple hecho de poder ir donde se les antojara. 

Pero Nienor sonrió maliciosamente ¿Quién habría sido? Y en el silencio como una explosión que lo quebró dijo solo una palabra: -Arpón.

Pero... ¿para quién?