Partida Rol por web

[HLdCN] La puerta de Fäe

Mathias Prats

Cargando editor
Director Cargando pj
24118/11953109
05/01/2015, 15:01
Director
Sólo para el director
Cargando editor
Narrador Cargando pj
24118/11953205
05/01/2015, 15:32
Narrador

 

Falmari

Si algo puede decirse de Falmari es que es una Fata que sabe divertirse. Hablar de cómo seduce a los soñadores sería poco: ella va más allá, encandilando con sus encantos incluso a los propios Fata para que satisfagan su necesidad de atención y de sexo. Ser una sirena tiene sus ventajas, y una de las más importantes es una voz capaz de encantar a cualquiera, sea quien sea.

Desde su más tierna edad a Falmari siempre le gustó jugar. Y por jugar puede entenderse prometer cosas que no pensaba cumplir sólo por satisfacción. Por ese regocijo al ver las caras de los demás al descubrir que todo había sido únicamente una trampa. Y en ese proceso no era raro que acabase matando a alguien, claro, pero eso era lo de menos. Además, sólo lo hacia cuando dejaban de ser divertidos. Si hubieran sabido entretenerla, habrían seguido viviendo. ¿De quién era la culpa entonces?

Había otras consecuencias habituales, claro, como esos molestos embarazos. Pero el agua era una aliada natural para acabar con la vida de unos Fata que ni siquiera habían llegado a abrir los ojos. Un bebé ahogado era una preocupación menos, y la señal para continuar con su vida como si nada hubiera pasado. Después de todo sólo tenía una, y no iba a desaprovecharla.

Y sin embargo ella no se consideraba una sanguinaria. Sabía perdonar la vida cuando alguien era lo suficientemente interesante. Como aquel chico... Elendë. Sí, ella había estado a punto de matarle, pero eso él no lo sabía. Sin embargo al ver que él era totalmente inmune a su canto la curiosidad la aguijoneó, haciendo que se detuviera. Y sí, a ojos de él ella le salvó la vida. Pero bueno, bien mirado, era lo que había hecho: de no haberse detenido ahora estaría muerto. Y él no era el único ejemplo de esa enorme bondad de la que Falmari alardeaba, no. Cuando se unió a Gelion y los demás en aquella misión tan desternillante para secuestrar a la princesa Celebia y dar el cambiazo por una Fata sin Sangre Real, Falmari fue la encargada de llevarse a la verdadera para matarla. Y no la mató, no. Ni mucho menos. La soltó y la dejó crecer, esperando encantada a ver qué pasaba cuando fuese mayor.

En realidad, a Falmari poco le importa la Guerra o el Palacio. Poco le importa el Bosque o incluso Fäe. A Falmari sólo le importa ella misma hasta un punto enfermizo. Los demás han nacido para satisfacerla y, si no van a hacerlo, poco importa quiénes sean o las consecuencias que haya después: pagarán.

Notas de juego

Eres un Hombre Lobo. Junto a tus compañeros compartirás una escena en la que postearás como Falmari, y no como Mathias, y allí podréis conspirar y escoger una víctima a la que atacar cada vez que caiga la noche. Además, uno de vosotros podrá quedarse vigilando mientras tanto, pudiendo tirar 1D20 para tratar de averiguar si alguien os observa.

Plazo de declaración: Sábado, Domingo.

Cargando editor
Narrador Cargando pj
24118/12047696
29/01/2015, 11:20
Narrador

Volviendo la vista atrás, al momento en la estación de metro, se te hace complicado pensar que te has equivocado. Es difícil calcular cuánto tiempo ha pasado exactamente desde ese momento, pero aún así cada vez sientes a esos que te rodean más cerca, como si compartierais algo más. Como si fueran parte de algo que no puedes recordar. Hay algo más: una sensación latiendo en tu interior. Algo que te dice que para ser tú de manera completa tendrás que escoger a uno de ellos como foco. Puede que aún no sepas cómo o para qué, pero hay una cosa certera: esa elección es importante.

Cargando editor
 Mathias Prats Cargando pj
24118/12050369
29/01/2015, 22:44
Mathias Prats

Mathias no sabía "que" era lo que sentía pero al rato hizo una elección, miró a la china, y a las dos pelirrojas, que eran las que mas le llamaban la atención...no era de intentarlo demasiado pero...¿por que no? escogió centrarse en la pelirroja con cara de guarrilla.

Notas de juego

Foco: Ivanna.

Cargando editor
Narrador Cargando pj
24118/12058651
01/02/2015, 14:57
Narrador

Ahora que tu alma volvía a ser consciente de quien eras realmente, ahora que empezabas a intuir de lo que eras capaz... Las cosas volvían a estar más o menos claras para ti.

Sin embargo aun faltaba algo. Sabías que no estabas completa. Tu poder, tu capacidad para lograr tus objetivos... Aún podía crecer un poco más. Sólo tenías que terminar de encontrarte a ti misma. Pero ¿cómo? La respuesta no estaba sólo en ti. Estaba en tu pasado. Estaba en tu presente. Escuchabas a los que te acompañaban, consciente de que allí, entre ellos, se encontraban algunos de los Fata que conociste en otro tiempo. ¿Podría estar en ellos ese catalizador que te diese lo que te faltaba?

Con un poco de suerte Essä se encontraría también allí. Ella siempre había sido dócil y te había escuchado. Hablar con ella... Bueno, podía ser útil. Además, también podía estar bien encontrarte con Elendë. El muy bobo se había creído todas tus palabras, y probablemente se creyese en deuda contigo. Y luego estaba esa chica, Ivanna. ¿Quién era en realidad? ¿Tendría ella las respuestas que buscabas?

Notas de juego

Ya conoces tu rol, pero no es lo único que puedes hacer. Hay varias formas de lograr esta otra capacidad, pero tú sólo conocerás una. Aquí tienes una lista de sucesos. Deberás tirar cuanto antes 1D4. Aquel que salga elegido será el catalizador que te haga ir un paso más allá.

1. - Compartir escena con Elendë.
2. - Compartir escena con Essä.
3. - Ivanna sobrevive tres noches y tres días consecutivos.
4. - Votar a Ivanna en cuatro votaciones que no tienen por qué ser consecutivas.

Cargando editor
Falmari Cargando pj
24118/12066380
03/02/2015, 01:59
Falmari

la que yo quería xD

- Tiradas (1)
Cargando editor
Narrador Cargando pj
24118/12066387
03/02/2015, 02:02
Narrador

La noche llegó, y con ella tu momento. La expectación había ido creciendo durante el último rato al saber que, en cuanto la oscuridad se alzase, podrías dar rienda suelta a tu imaginación.

Pronto esa misma oscuridad empezó a cubrir tus pasos. Ya no podía verse nada que no estuviera a más de dos metros de uno mismo, pero eso no era un problema para ti: habías hecho esto muchas veces antes, sabías de sobra cómo guiarte por el olor y el sonido.

No tardaste en encontrar a la chica. La muy idiota parecía distraída, exponiendo su cuello a que alguien como tú se lo rompiera. Sin embargo aquello no era lo que tú querías: la ahogarías en el agua. Ese era mucho más tu estilo.

De inmediato la agarraste por detrás, apretando su cuello con ambas manos para impedirle respirar. Al mismo tiempo empezaste a empujarla hacia el río. Su continuo forcejeo y sus ganas de librarse de ti eran casi divertidos, pero nada como la idea de acabar con su vida. Joder, si ni siquiera era capaz de girarse para verte la cara.

Apenas un poco más tarde estabais ya en la orilla del río. Su lucha era cada vez menos intensa, y no tardó en desfallecer fruto de la falta de aire. Allí, tendida, casi sin vida... Ni siquiera merecía la pena ahogarla. En cambio, ayudar a su cabeza a saludar a los adoquines... Con fuerza, claro. Una y otra vez.

Al terminar te pusiste en pie para observar el cuadro. Era casi excitante. El único motivo por el que no habías mezclado sexo en todo esto era porque los muy pervertidos ni siquiera entenderían que eso podía ser cosa de cualquiera. Seguro que te acusarían a ti y, de ser así, se acabaría la diversión.

Cargando editor
Narrador Cargando pj
24118/12079401
05/02/2015, 20:12
Narrador

El día iba pasando, y delante de ti unos y otros iban tomando posiciones ante lo sucedido. Las acusaciones empezaban a volar, y resultaba divertido ver cómo la mayoría de ellos ni siquiera tenían fundamento.

Aún así, estaba cada vez más claro que la gente pronto acabaría por buscar sangre. Por defenderse. Acabar muerta era una posibilidad, después de todo. Pero estabas totalmente segura de que incluso ahí encontrarías diversión. Habías visto volver a Zaira de donde quiera que hubiera ido. Sin duda aquel podía ser un viaje interesante. Y lo sería aún más si no terminabas de despegarte del todo de este lado de la realidad.

Notas de juego

Tu rol secundario es Fantasma. En caso de que en algún momento de la partida murieras, podrías designar a un personaje vivo con el que hablar. Este personaje será el mismo por muchas veces que mueras o resucites, y sólo podrás hablar con él mientras él siga con vida.

Cargando editor
Narrador Cargando pj
24118/12085317
07/02/2015, 03:53
Narrador

Recuerda que tienes un rol secundario que puedes usar cuando lo desees. ^^

Cargando editor
Narrador Cargando pj
24118/12114912
14/02/2015, 23:55
Narrador

Buenas. :)

Te escribo para recordarte que el ritmo de la partida es de post cada día-dos días. Sin embargo, tu último post es del día 9. ¿Va todo bien? ¿Hay algo en lo que pueda ayudar? (Resucitarte no cuenta :P)

Cargando editor
Falmari Cargando pj
24118/12115638
15/02/2015, 10:47
Falmari

jajajaj, creia que una vez que morías era optativo, estaba esperando a mi siguiente votación para elegir "foco"

elijo.......a allegra blue

Cargando editor
Narrador Cargando pj
24118/12145277
22/02/2015, 14:12
Narrador

Notas de juego

Una vez más te escribo para dejar un último aviso sobre tu actividad. Desde el 10 has posteado dos días, siendo una partida de ritmo medio-alto. Ponte las pilas, por favor. No me gustaría tener que tomar medidas con nadie, menos aún contigo.

Cargando editor
Falmari Cargando pj
24118/12146627
22/02/2015, 21:07
Falmari

ok, ya e posteado a ver mañana que hacen estos fanaticos

Cargando editor
Narrador Cargando pj
24118/12171111
28/02/2015, 01:00
Narrador

 

El Arpón

Tiempo había pasado desde que habías abandonado Fäe. Más de medio milenio en el mundo humano. Habías aprendido de sus placeres, habías experimentado todo lo posible... Y aún así era imposible no echar de menos el Bosque. Tu lago. Ese sobre el que tu dominio era absoluto, y cualquiera que se acercara caía en las redes de tu voz y tu sonrisa.

Ahora os encontrabais aquí. Muchos decían luchar por Fäe, pero tenías más que claro que sólo luchaban por sobrevivir. Y, bueno, tú en eso eras una experta.

Ahora te encontrabas en el mundo de los muertos. Y aunque te quedases ahí para siempre tenías la alegría de haber sido tú quien arrebató la primera vida. Y sin embargo... Estaría bien poder volver, aunque sólo fuera para ver la cara que se le quedaba a todos los que te habían dado una paliza de muerte. Y pensándolo bien... ¿Por qué no ibas a hacerlo? Puede que pareciera carecer de sentido, pero si una muerte te había traído aquí - la tuya -, quizá otra pudiera sacarte. Puede que sólo tuvieras que concentrarte en acabar con la vida de alguien. Después de todo habías matado ya a tantos a lo largo de tu existencia que podrías hacerlo incluso muerto.

Notas de juego

El Arpón: Una vez por partida y sólo una, podrás acabar con la vida de alguien mientras tú estás muerto. Como consecuencia, absorberás su esencia vital, volviendo a la vida.

Cargando editor
Falmari Cargando pj
24118/12209246
09/03/2015, 20:20
Falmari

tirada de polla

4 D8 de esta forma es de 4-32cm(micropene o como la de nacho vidal)

PD: ufffff la ultima vez que hice esta tirada saque 2-1-4-3 T.T (manejaba un Paladín) el semiorco saco 20 y el monje 25

- Tiradas (1)
Cargando editor
Falmari Cargando pj
24118/12252773
19/03/2015, 20:40
Falmari

Mato a Seth, resucito lo antes posible.

Cargando editor
Narrador Cargando pj
24118/12264842
23/03/2015, 01:39
Narrador

Cuando la noche cayó, abrigándoos, no podías estar más expectante. Llevabas ya... Una semana sin matar. Algo inusitado. Sin embargo en esa ocasión la presa estaba clara: Andy. El muy idiota había ido por ahí desvelando secretos que no eran suyos: se merecía todo lo que le pasara.

De camino adonde se encontraba fue fácil encontrar una barra de hierro. Te ibas a divertir, eso estaba claro. Y al dar con él lanzaste un primer golpe a su cabeza, dispuesto a abrirla directamente. Pero o bien no fue tan fuerte como esperabas, o él abosrbió parte del impacto. La cosa es que un instante después se encontraba de pie. Dolorido, sí, pero dispuesto a defenderse. Con los ojos cerrados, como había hecho en el combate del atardecer, empezó a esquivar un golpe tras otro, sin dejarte más opciones que seguir atacando. Aquello era divertido. Mucho.

Sin embargo finalmente lograste darle caza. Un fuerte golpe en el estómago y, en cuanto se dobló, otro en la coronilla que le hizo caer al suelo. Y entonces desquitaste toda tu rabia contra su cráneo hasta quedarte relajado y tranquilo. Ni siquiera te molestaste en comprobar si había muerto: era imposible que hubiera sobrevivido a aquello.