Partida Rol por web

[HLdCN] La puerta de Fäe

Día 2: La muerte tras cada esquina

Cargando editor
 Zaira Castleworld Cargando pj
24118/12105345
12/02/2015, 11:18
Zaira Castleworld

Zaira guardaba silencio. Su mirada estaba clavada en la esfera luminosa del reloj y, aunque escuchaba las conversaciones que se sucedían a su alrededor, parecía estar hipnotizada por el sinuoso baile de las llamas entrelazadas. Sacudió suavemente la cabeza al escuchar a Shawn y volvió sus ojos rosados hacia él. Pestañeó y miró a su alrededor, volviendo de alguna manera al mundo de los vivos. - Sí, estoy bien - . Sus labios esbozaron una suave sonrisa.

- No sé si Chris estaba ahora en aquel lugar, pero no fue una de las fatas que vio Ivanna - . Les explicó, dirigiendo su mirada hacia Anya. - Y Lyman tiene razón, Samuel e Ivanna están enamorados - Miró hacia donde se iban el ciego y la niña y arqueó una ceja. ¿Por qué se alejan tanto? Se mordió el labio y dirigió su atención a Kammy. 

- No sabe lo que ha ocurrido. Pero me pide disculpas porque fue él quien intercedió en tu decisión de ayer. Estaba convencido de que votarías a Ivanna y quería evitarlo porque creía en su inocencia. Me ha dicho que te debe la oportunida de que puedas votarle - . 

Sonrió a la joven de cabello morado y ojos cambiantes. Pero de repente esa sonrisa se congeló en su rostro y sus pupilas se encogieron. Pestañeó y miró a su alrededor, como si buscara a alguien. - Chris me pide que le diga a Tarma que está bien. Y según sus palabras, lo mismo para cierta fata que ya sabrá a quién se refiere - . 

Cargando editor
 Andy McGregor Cargando pj
24118/12105416
12/02/2015, 11:50
Andy McGregor

El asombro por lo sucedido al chico del siseo fue mayúsculo. Máxime cuando lo estaba mirando, pues comenzaba a dudar de él y aquella excusa de que cuando usaba sus dados le cambiaba la voz, no me convenció lo más mínimo.

Aquella sorpresa, se vio luego sobrepasada por el tema de las nuevas llamas en el reloj y el aluvión de teorías al respecto.

El cuerpo sin vida y aquella serpiente apareciendo por la nariz... cada vez la locura era mayor y me llevaba en volandas. A medida que mi capacidad de asombro se veía superada una vez y otra, daba pasos hacia atrás, como temeroso, o como buscando mejor perspectiva.

Entonces decidí ponerme a pensar en el tema de las llamas. Necesitaba centrarme en algo para no volverme loco.

- Yo creo que lo de las llamas sí cuadra. - Dije en voz alta a quien quisiera escuchar. - Zaira representa la primera luz blanca y esta sigue allí aunque ella resucitara, pues ella nunca ha regresado completamente, aun está en parte con los muertos. Así es como habla con ellos. En cambio, el enfermero no está representado por ninguna llama, pues él ha vuelto completamente de ese mundo al que van las almas de los caídos. - Reafirmé entonces el tono de mi voz, al convencerme de mis propias conclusiones. - De esta manera, yo doy por seguro que Zaira, es decir Aina, no lleva la guerra en su interior, por ello la luz blanca; en cambio Mathias sí que la llevaba, por tanto la luz negra. Hoy han aparecido dos llamas que danzan entrelazadas, que deben ser las de los amantes, de los cuales uno llevaba la guerra dentro, y el otro no. Las demás llamas corresponderán al resto de caídos, aunque no puedo saber quien es quien.

De repente, me di cuenta que mi voz estaba siendo escuchada, soltando elucubraciones que quizá no tenían tanto sentido para los demás como lo tenían para mí.

- Sólo es lo que a mí me cuadra. No sé a vosotros... y tampoco sé si nos ayudará de algo todo esto.

Cargando editor
 Anastasia Bubois Cargando pj
24118/12105490
12/02/2015, 12:31
Anastasia Bubois

La sonrisa de Anastasia se afiló al procesar las palabras de Aubin que sus oídos se habían guardado, no se giró y, en un intento de hacerse la interesante, simplemente se encogió de hombros.

Cuando Zaira habló, Anastasia se centró en ella, omitiendo todo otro sonido, ruido o murmuro. Sonrió al escuchar la negativa esperada a esa paranoia colectiva de las posesiones y respiró de mejor humor.
-Gracias por el reporte. - se dirigió a Zaira.

Apartó sus ojos del barullo para mirar a Ivanna una última vez incrédula de que aquella mujer se le pudiera asociar la idea de amar.

- Curioso que el ciego sea el que más ve de todos nosotros. - protesto sin proponérselo y volvió a Aubin.

Repitió su sonrisa pícara desde la distancia y se acercó a él con desenfado, como si siempre hubiese sido su destino.

- Eso jamás, Aubin Beaumont. - alzó sus pupilas para clavar su mirada en la de él - Aunque - - se alzó sobre las puntas de sus pies y apoyó una mano en su hombro para susurrarle al oído - no me negaría a entregarte a le petit mort.

Descendió de nuevo aprovechando la caída de su mano para acariciar su brazo.

-Suffit de demander.

De nuevo las teorías de las llamas volvieron a versar sobre lo mismo. Y esta vez Anastasia no supo callar.

- Si hubiese doce y doce- hizo un ademán con la mano -y el de la discordia - concedió - ¿No creéis que sería complicado que algún de los caídos por linchamiento - optó por darle ese nombré a la magia del reloj - fuera de los que además se cobran su pataleta por la noche? - se encogió de hombros - Por mucho que cantase, no sé, siempre serían más, y encima organizados. - negó con la cabeza- Tiene que ser otra cosa. - secundó a Allegra.

Notas de juego

Cargando editor
Narrador Cargando pj
24118/12105615
12/02/2015, 12:55
Narrador

Faltaban ya sólo unas horas para el atardecer, y con su cercanía el reloj parecía avanzar un poco más rápido, como si estuviera ansioso por ese momento. O tal vez fuera impresión vuestra. Había quien huía fútilmente de sus campanadas y había quien se preparaba para ellas, aunque quizá eso no importase realmente. Las conversaciones sobre las llamas continuaban y continuaban hasta que, como si os estuviera escuchando, la esfera volvió a reaccionar. Aunque antes hubo un nuevo cambio de luz: el día se iluminó tal y como había hecho el día anterior tras la muerte de Mathias, llenándolo todo de luz.

Cuando esta desapareció una nueva llama había aparecido en el reloj, un nuevo fuego fatuo del color de la noche. Se encontraba sobre el número IIII y se había unido en su danza a los demás de una forma constante, siguiendo un ritmo que empezabais a poder dibujar en vuestra mente.

Cargando editor
 Anya Bennet Cargando pj
24118/12105656
12/02/2015, 13:16
Anya Bennet

Sonrío ante la respuesta de la chica del pelo morado y el piercing -Una afirmación muy justificada en base a sólidos argumentos que no expones al resto. Date el gusto y ódiame con todas tus fuerzas, Paul no tardará en haceros ver que os equivocáis.

Trato de escuchar las conversaciones del resto pero mi mente divaga cuando ve a ambas chicas de pelo morado, tan parecidas pero a la vez tan diferentes.

Sin duda Kammy es un individuo que busca protegerse de una vida que no le gusta por medio del odio. Su pelo morado, el piercing y su forma de hablar son una forma de rebeldía, un mecanismo por el que expulsar su frustración contra aquellos que no piensan igual que ella. Por los primeros contactos se pone en evidencia que es una persona que atribuye sus fracasos a terceros y modela la realidad según sus propios deseos, buscando una justificación para sus actos. Si la hubiera conocido en el mundo de los humanos habría hecho un buen negocio con ella, una pena que la conducta de estos sea tan diferente a la de nosotros, los fata...

Cargando editor
 Allegra Blue Cargando pj
24118/12105724
12/02/2015, 13:19
Allegra Blue

Allegra había continuado escuchando al resto, sonriendo levemente ante los comentarios de Anastasia y contemplando la espalda del ciego y la niña que una vez más se alejaban juntos. Le pareció cándida su intención de alejarse. No creía que fuese tan fácil huir. 

Sin embargo, la respuesta de Anya llamó su atención y la escuchó cuidadosamente. Asintió en silencio a sus palabras y meditó sobre ellas hasta que escuchó a Anastasia bromear usando con la rubia el mismo insulto que ella había usado antes con Zaira. A pesar de lo oscuro del día que se cernía sobre ellos y de los horrores que habían presenciado uno tras otro, eso consiguió sacarle una pequeña risa. 

Pero el cielo volvió a iluminarse, atrayendo sus pensamientos hacia el reloj, donde de nuevo una llama se había encendido. Se quedó mirándola algunos segundos, hasta que volvió a escuchar la voz de Anya y entonces sus ojos se dirigieron a ella.

- Yo no voy a pensar en ti cuando el reloj me reclame. Me parece un error caer en tu provocación.  - Anunció con tono decidido antes de comenzar a explicarse.

- Hay dos posibilidades, que digas la verdad y seas inocente o que mientas y seas una de ellos. Si eres inocente, pensar tu nombre sería un desperdicio de tus recursos, no nos ayudaría en nada a encontrarlos. Y si eres una asesina... Bueno, es obvio que tienes un as en la manga o no estarías rogándonos que fuésemos contra ti. Si eres una de ellos no te daré el gusto de que puedas usar esto a tu favor.

Su mirada se apartó de ella y se detuvo en el enfermero. - Esperaré a ver qué dice Paul del señor Templar antes de hacerme una opinión sobre ti.

Cargando editor
 Zaira Castleworld Cargando pj
24118/12105820
12/02/2015, 13:50
Zaira Castleworld

Una nueva llama, esta vez oscura, empezó a oscilar sobre el número cuatro del reloj. Zaira, al ver que el día volvía a iluminarse durante un instante, miró rápidamente hacia la torre y una mueca se formó en sus labios. 

- Tampoco sé lo que significa. Pero como dijo Allegra, suponer que las llamas blancas indican inocencia y las negras, que los corazones de aquellos están corrompidos por la guerra, es demasiado simple - . Suspiró y miró hacia Anastasia. - Ivanna me ha explicado que en esa especie de sueño donde estuvo, había una anciana que le dijo que las llamas eran simplemente el reflejo de las decisiones que uno toma sobre su propio destino, o sobre el de otros... - Negó suavemente con la cabeza. - Todo es demasiado confuso y no entiendo a qué se refiere - . Confesó y sintió como sus mejillas ardían.

- Sería interesante que quienes hayan estado en esa situación lo dijera, para ver si se puede sacar alguna cosa en claro - Murmuró y encogiéndose suavemente de hombros volvió a mirar hacia el reloj. 

Cargando editor
 Paul Adams Cargando pj
24118/12106197
12/02/2015, 15:49
Paul Adams

Asentí y dije a Allegra.- Si en el ocaso sigo vivo, miraré en los ojos de aquel que me digáis.

Miro a todos y digo.- La hora de ese sentimiento se acerca, y tengo miedo de lo que pueda pasar. Aunque en verdad no debería tenerlo, pues todo esto que estoy viviendo es una nueva oportunidad. 

Finalmente me centro en Anya y digo.- Lo que no comprendo es... ¿Si vas a perder el dominio que te ha otorgado Fäe, por qué nos incitas a señalarte al atardecer?

 

 

Cargando editor
 Thomas Haynes Cargando pj
24118/12106259
12/02/2015, 16:02
Thomas Haynes

La verdad se resistía a creer en lo que Zaira transmitía de los muertos, porque las cosas simplemente no cuadraban, sin embargo, observaba a Anya con cierta decepción en sus ojos. Ella se estaba ganando el odio del resto a pulso.

La muerte de Chris fue sorpresiva, y en un primer momento no atino a fijarse en las nuevas llamas que brillaban sobre el reloj. Su teoría de una cuenta regresiva que empezaba en el 6 y que iba hacía atrás se iba a la borda, aunque bueno, no es que la haya compartido como para que el resto supiese. Todo pasaba muy rápido, y a Thomas le estaba costando trabajo ponerse al día.

Y con respecto al tema de Anya, creía haber tomado una decisión, cuando Allegra mencionó algo que tenía bastante sentido, quizá lo que tenía más sentido de todo lo que había escuchado.- Vaya. Eso estuvo bueno.- Sonrío, sintiendo que un peso se salía de sus hombros, con información como esa (o suposiciones, que eran mejor que nada) era mucho más fácil tomar decisiones.

Creo que... me encuentro sin candidatos. Supongo que dirigiré esa rabia contra mi.- Mencionó, cruzándose de brazos, sin saber bien que hacer.

Cargando editor
 Anya Bennet Cargando pj
24118/12107276
12/02/2015, 20:02
Anya Bennet

Asiento ante el comentario de Allegra -Nada que objetar con tu reflexión, yo no habría razonado mejor. Me alegra ver a gente tan despierta entre nosotros. A continuación me giro hacia Paul Adam -Paul, me temo que tu estabas, bueno, que no estabas en los primeros momentos de la discusión. He argumentado sobre la posibilidad de que Roger esté mintiendo cuando me acusó de ocultar algo, dada su extraña actitud y forma de revelar su supuesto descubrimiento. Él no ha logrado convenceros a todos por lo que dio una nueva información falsa sobre mí, asegurando que podía proteger a los asesinos que pululan en este lugar. He tratado de dar argumentos para justificar que yo no he protegido a nadie pero, al no convenceros, no me ha quedado otra que desvelar mi don. Sin embargo ni por esas os he convencido y ya mi única carta es mostraros mi habilidad. ¿Que otra cosa puedo hacer? ¿que harías tu en mi lugar, Paul? -pregunto, buscando la reflexión del hombre -Si no me escogéis como vuestra víctima mi habilidad no se os mostrará y algunos se volverán a lanzar a por mi cuello. Es mi única vía de escape para demostraros que no soy un protector sino una líder.

Me siento en una esquina del lugar, cansada y estupefacta por tanta confrontación. En mi propia opinión había desmontado cada una de las teorías de los acusadores pero siempre buscaban otra forma de atacar, algo nada anormal teniendo en cuenta lo ocurrido, yo misma habría actuado igual. Mi única baza para demostrar que no soy la supuesta protectora es gastar todo mi poder, quedándome, una vez más, desvalida.

Cargando editor
 Misty Holes Cargando pj
24118/12107503
12/02/2015, 20:40
Misty Holes

La muerte de Chris pilló por sorpresa a Misty que se acerco al hombre con curiosidad. Le acaba de salir una serpiente de dentro. Que curioso. Comenté, mirando los dados. Dos unos, parece que el azar nos está jugando una mala pasada. Es una lástima, quería que me enseñase más de su poder.

Se acercó a ellos y los cogió. Tras examinarlos durante largos minutos miró el cuerpo. Me dijiste que en otro momento me enseñarías tu poder... Tal vez fue mucho decir. Comentó, con aire ausente. Se guardó un dado en el bolsillo y clavó la mirada en el horizonte mientras jugaba con el otro.

Escuchaba la conversación que se desarrollaba a pocos metros de ella, pero no llegó a participar, ya que no tenía nada que aportar. Simplemente, esperó a que aquel reloj hiciera su magia y, cuando lo hizo, miró las luces de nuevo. ¿Qué nos estás queriendo decir? Preguntó, mirando fijamente hacia el reloj. Estaba claro que estaba sumida en sus pensamientos. 

Si tus palabras son sinceras no debes temer. Dijo Misty, girándose hacia el grupo y fijando la mirada en Anya. Lo cierto es que no creo que el odio se vea canalizado hacia ti, no cuando eres la única cuya inocencia puede ser demostrada esta misma noche.

¿Pero eso es bueno? Preguntó, mirando a los demás, con la mirada perdida. Está claro que no hay otro candidato claro. Espero que esta vez, como la anterior, tengamos buen criterio. Aunque tengo que admitir que yo ando perdida.

Cargando editor
 Shawn D. Williams Cargando pj
24118/12107806
12/02/2015, 22:05
Shawn D. Williams

Ya quedaba menos para probar la teoría de Anya, si sobrevivía al atardecer decía que demostraría su inocencia. Ojalá fuese así, pensó Shawn en más de una ocasión. Estaba cansado de tener que mirar a su alrededor buscando enemigos donde no los había, cansado de tener que preocuparse por el avance de la bruma sobre el bosque. 

Aun así Shawn no perdió la esperanza. Sabía que había fatas buenos y justos entre aquel grupo a pesar de que, por desgracia, otros parecieran estar más interesados en follar en cualquier esquina.

-Desconozco cual será el resultado de este atardecer, solo espero estar haciendo lo correcto. -confesó al grupo.

Cargando editor
 Mr. Ink - Hundo Freneza Cargando pj
24118/12107938
12/02/2015, 22:24
Mr. Ink - Hundo Freneza

"Las personas fueron transformadas en nombres por aquel hombre de mirada soberbia. Mientras tanto en lo alto de la torre otro fuego fatuo, esta vez negro ,se acerco a bailar con el IIII, hermoso a los ojos de este narrador, pero debajo de el, la danza que iba a tener lugar no seria ni digna, ni de admirar"

Hundo volvió a la escritura al ver danzar una nueva luz en lo alto del Big Ben de la ciudad oscura, pero no sin antes agradecer con un ademan de cabeza a Aubin por concretar nombres y corregir sus palabras. Para un escritor el no saber distinguir acentos era motivo de mofa o burla, tal vez, pero el bibliotecario a pesar de su modesto éxito nunca pensó en él como un escritor real, por lo que simplemente asintió agradecido y lo anoto para el futuro, uno que tal vez nunca suceda.

Mientras tanto la conversación no parecía avanzar y él como otros no tenia clara la acusación de aquella mujer, por lo que aun tenia mucho en lo que pensar, a pesar de que el tiempo era ya un bien escaso.

Cargando editor
 Xia Han Cargando pj
24118/12108194
12/02/2015, 23:15
Xia Han

Pendiente del tiempo que tenía a su disposición, cada vez más cerca del límite, observó aquella torre que parecía indicar algo y a la vez nada. Ya habían varios números iluminadas por la disparidad de las llamas, unas de llamas oscuras, otras en cambio con llamas blancas. El particular número IIII se sumó al resto y cada vez el color, ya no lo veía tan importante. Ayer le pilló de sorpresa, esta vez no, pensar en un nombre traía en sus consecuencias.

Desvió su atención en la alta construcción. No tenía sentido seguir observándola. - Se acaba el tiempo...y para mí es insuficiente, me gustaría tener más para meditar, y sin embargo, estar aquí esperando, como que siento que no aporta nada. - Comentó con un deje de intranquilidad.

Algunos prefirieron marcharse hasta llegar el momento, otros en cambio se decantaron por seguir creando teorías alrededor de esto. - Yo prefiero no creerme todo lo que se diga, más teniendo en cuenta las contradicciones que ello provoca. - Añadió con un tono más distante, más neutro.

Se tomó un par de segundos de calma, tampoco se podía permitir más. En breve sonarían las campanadas, señal de que la sangre se derramaría. - El asunto de las posesiones no termina de convencerme, lo veo más como una especie de cortina de humo, una forma de desviar la atención, pero no puedo aportar nada en claro. - Tantas dudas, tantas cuestiones, y cada vez eran más y más numerosas, todo lo contrario de las respuestas, insuficientes.

Sin nada más que decir, miró a unos y a otros sin excepción, viendo sus reacciones con la creencia de que a nadie le gustase pasar por aquello. Ella incluida.

Cargando editor
 Aubin Beaumont Cargando pj
24118/12108423
12/02/2015, 23:42
Aubin Beaumont

Tras clavar una mirada en otra, la propuesta de Anastasia en forma de murmullo no sonsaca más que una atrevida sonrisa del francés, interesante gala de escuela... "no me negaría a entregarte a le petit mort". Si no fuera por la no deleitante oscuridad que los amenazaba, ya estaría humanamente respondiendo con cara de sobradillo… ¿En tu casita oscura… o en la mía? Cualquiera valdría para esta foto en sepia y unos ojitos de lo mas extraños que parecían esconder una curiosa Mantis religiosa… y que aun así, persigue con la mirada, si quería su atención y una sonrisa de memo, ya la tenia.

Pero de pronto, tras una estela de luz que clarea el cielo… el reloj volvía a dar paso a otro numero/llama... Aubin lleva su atención hasta ahí de nuevo... – Y ahí tenemos la llama… - piensa, no era algo que hiciera falta mencionar. Según Zaira, o mejor dicho Ivanna, representaban acciones, de uno u otro modo, no muertes. Que también podría ser… y también no.

¿A quien? Se pregunta…

La expresión del francés varía, tendrían que esperar a que Paul les sacase de dudas… y tras las campanadas, vaya. Pero añade algo tras las palabras de Xia - Tras un día, dicho finamente… me parecería de un nivel de gilipollismo abrumador, suicidarse dando una información falsa, para que te delaten… y “fin” (Templar). Tendría que haber algo mas detras, y gordo. – mira a Anya - Rubia, si tienes que sacar las uñas… por avisar, que no fuese. Pero continuaré la acusación del inglés repipi creyendo que tuvo un toque de suerte contigo a la primera. Si no, me remitiré a lo dicho, o a cosas peores… - Fuese lo que fuese, quedarse al margen tampoco serviría... de mucho.

Cargando editor
Narrador Cargando pj
24118/12108979
13/02/2015, 02:34
Narrador

 

Fin del Día 2