Partida Rol por web

[HLdCN] La puerta de Fäe

Día 7: Recuerdos del pasado

Cargando editor
 Paul Adams Cargando pj
24118/12245392
18/03/2015, 13:10
Paul Adams

Paul escucha las discursiones que salen entre todos y finalmente el gran discurso de el chico callado, Andy.

Asentía ante algunas historias que comentaba, y ante otras arrugaba mi gesto como sin llegar a comprender, y cuando terminó dije.- Coincidimos en la historia de Falmari y Tarma, pero como es lógico en la de Miriel no...

Aunque suene absurdo responder a una pregunta con otra, me gustaía dejarla encima de la mesa antes de que caiga la tarde y tras morir vuelva a amanecer con más muertes.

Si fuera verdad que yo he querido callar en todo momento a Miriel, para que no mirara en mí... algo que como bien saben Xia y Zaira, no me negué a que lo hiciera, para que así encontraran al menos algo de terreno seguro en mí. ¿Cómo puñetas he ordenado su muerte?.

Alzo las manos y digo.- Es algo que no llego a comprender... Eso y porque la princesa que nombras es a Essa y no ha Celebia..

Hasta hace poco yo sólo he intentado ayudar, sin llegar a comprender, si alguien puede llegar hasta el otro lado como hacía Zaira, pueden preguntar si hace muy poco he encontrado fuerza dentro de ese reloj... una fuerza que me ayudaría a proteger... Y que como buen "traidor"...- digo con odio hacia esa palabra que desde el segundo día era algo que la mayoría me autoimponia.- He decidido proteger a Celebia... Lera os lo puede confirmar...

Iba a seguir hablando pero desvelar más secretos de aquellos que amaba, sería seguir manchando ese lugar, mientras las mentiras seguían en pie.- Bahh... 

Miré a Adam y dije.- Tranquilo Adam... puede que al principio no estuviera seguro y me equivocara contigo, pero día a días me demuestras que hay algo bueno en ti. Yo también me pregunto todo eso... porque parece que unos cuantos reciben gran información caída del cielo... 

 

Cargando editor
 Anastasia Bubois Cargando pj
24118/12245694
18/03/2015, 14:08
Anastasia Bubois

Anastasia encogió su sonrisa fascinada cuando las palabras de Vanya cayeron sobre ella como una ducha de agua tan fría como la sangre que corría por las venas de esa mujer hecha hombre.

- Sí, quizás los muertes le quiten glamour al momento, pero si los ojos de Lyman se hubiesen desvelado para mostrar los de Aubin, je serais heureux .

Y escudándose en que aquello no había pasado, permitió que sus labios cayeran, en una expresión melancólica, que de algún modo, y a pesar de llevar evitándola toda su vida prestada, era el gesto más natural y sincero con ella misma.

Quizás hubiese añadido más de sus pensamientos pero en cuanto esos se mostraron genéricos, no creyó necesario secundar ninguno de ellos más allá de un discreto asentimiento a algunas palabras.

Cuando la voz de Xia llegó hasta los oídos de Anastasia su cuerpo se tensó, en un instinto recientemente adquirido tras conocer su poder, pero aquella vez sus palabras no exigieron ninguna reacción sobrenatural, únicamente ser escuchadas e inmediatamente descartadas. Más todavía cuando Andy decidió regalar su voz a todos los presentes y devolver su preciada sonrisa a Anastasia con ellas.

- .- se unió a Allegra- Yo también conocía tu poder. Y, de hecho, parte de mi desconfianza por Paul se debe a ello, la otra parte es su falta de capacidad para crear historias tan precisas y ricas en detalle como las tuyas. - apretó sus labios escondiendo su sonrisa, para adoptar una expresión más seria - Sé de ti porqué te he estado observando, te he estudiado por las noches y alguna vez me atreví a imitarte. Pero jamás he sido como tu.- suspiró frustrada- No he visto ni la mitad de lo que tu has visto.- buscó su mirada con admiración - Increíble.- le aplaudió con una sonrisa.

Y con su energía renovada se atrevió a recibir otro cubo de hielo.

- ¿Cómo sabes de la inocencia de Allegra y Aidane? - se dirigió a Vanya - La de Allegra, quizás como todos nosotros la sabemos; la de Aidane, apostando porqué no hablará desde el más allá, ni aquí nadie en su nombre para decirte "cagada, soy, o es, una sucia traidora satánica"- levantó las manos al pecho y le guiñó un ojo - Me caes bien, Vanya, Anya, Lyman; es imposible no adorarte. Pero tal vez, solo tal vez, tus comprobaciones de inocencia nada tengan que ver con que no tengas ese poder que Andy señala, y que encaja perfectamente con lo visto por todos.

Guardó las manos en los bolsillos de esa chaqueta que antes había pertenecido a su interlocutora, que tan generosamente había cambiado de cuerpo para que pudiera seguir usándola.

- Gelion, el Guardián del Bosque - expresó con teatralidad y desvió por un pestañeo su mirada a Shawn y a Niba- A ese sí le vi. Se lo debía a un fata que conocí hace tiempo.- explicó innecesariamente y buscó la atención de Andy como si quisiera su aprobación - Tres eran tres, los guardianes del Bosque. Tres eran tres y ninguno era bueno. -satirizó la canción infantil que tanto le habían cantado las monjas - Gelion era el más bravucón, creía luchar por una causa más grande que él mismo. Como un fantático- le regaló el peor calificativo que existía en su diccionario- Entendía que el Bosque era el ombligo de Fäe, el pulmón lo llamó él, entendía que la ecología salvaría el mundo, que todo Fäe debería estar cubierto vida vegetal y estaba dispuesto a cualquier cosa para ello. - pasó sus ojos por la hiedra que el otro guardián había creado admirando la belleza de esa idea tan mal llevada - Eran tres guardianes - repitió volviendo al tema - Lísmar, Ohtar y Gelion. Pero el primero fue entregado a la Bruma; y aquello terminó de radicalizar a Gelion. Vio que ningún habitante de Faë merecía una oportunidad, que todos eran la misma ponzoña que los de Palacio. Todos, salvo aquellos que se unieron a su causa. Él entendió que si acabar con todos aseguraba la supervivencia de Faë, no tenía más opción.

Se encogió de hombros - No ajusticiaba como un asesino, era uno de ellos. Pero, apuesto a que ya lo sabías.

Notas de juego

Cargando editor
 Misty Holes Cargando pj
24118/12245962
18/03/2015, 14:44
Misty Holes

Y al final la verdad se impone. Comentó Misty mientras avanzaba con aire ausente entre los presentes hasta quedarse cerca de Paul. Nadie llegó a fiarse de ti porque tus predicciones eran bastante vagas. Además, no miraste a Ivanna cuando te propuse que lo hicieras después de que preguntases lo que debías hacer aquella tarde. Aquello habría probado tu inocencia de ser cierta y, pese a todo, no lo hiciste. Se encogió de hombros y le dedicó una sonrisa. Con lo que acaba de decir Andy quedas un poco fuera de lugar, ¿no crees? Todo lujo de detalles y muchos de ellos ciertos por lo que yo sé.

Sin esperar a su respuesta fijó la vista en Lyman y se acercó a él. Me gustaba más tu anterior aspecto, te pegaba más. Le dijo, sin rodeos. No sé que habrá sido de la fata que habitaba antes ese cuerpo, pero tampoco me llegó a caer bien. Eso no ha cambiado con tu llegada. Sonrió, de forma demasiado inocente que no acompañaba a sus palabras. ¿Te has protegido para lo que viene? Al menos esta vez no tendrá que pagar alguien para que tú sigas con vida.

Se alejó de él al igual que había hecho con Paul y se dirigió a los demás. ¿Hay alguien que pueda hablar con los caídos? Dijo finalmente. Me gustaría enviar un mensaje a dos fatas. Bueno, una, si es cierto que Elendirë va a volver. Dijo, mirando en dirección a Xia con un brillo de gratitud en los ojos.

¿Quién era Gelion? Quiso saber la chica de pelo blanco mirando a Anastasia. ¿Qué carcasa usaba?

Cargando editor
 Anastasia Bubois Cargando pj
24118/12246178
18/03/2015, 15:38
Anastasia Bubois

Anastasia respondió a Misty con un tono automático, tomando esa respuesta como un punto y final de su discurso - Thomas. - señaló incluso antes de llegar a mirar a la chica arcoiris.

- Cuando llegamos aquí, me preguntaste si creía que los muertos podían escucharnos allí dónde estuviesen. Entonces lo negué, pero han demostrado tener oídos en todas partes. 

Notas de juego

Perdonad lo escueto ;) 

Cargando editor
 Xia Han Cargando pj
24118/12246244
18/03/2015, 16:05
Xia Han

Cuando Misty me miró, me encogí de hombros.

-Lo puedo intentar la verdad, pero es bastante difícil tratar con ese fata...digamos que no es que congeniemos mucho y podemos llegar a fastidiarnos un poco, si no le importa transmitir tu mensaje, puedo intentar hacerlo llegar, por mi no hay problema, lo que sea por ayudar.-Hinché los mofletes y me volvía encoger de hombros, dependía más de mi contacto que de mi. Ya me había causado dolores de cabeza antes.

Cargando editor
 Niba Laymon Cargando pj
24118/12246330
18/03/2015, 16:24
Niba Laymon

Niba sentía que su cuerpo estaba petrificado, había escuchado a todos y cada uno de los presentes en sus intervenciones, pero la que más le había impactado había sido sin duda alguna la de Andy, a quien muy pocas veces había escuchado hablar. 

Su acusación directa a Vanya la dejó helada y confundida. Vanya, que ahora ocupaba el cuerpo de Lyman ¿Era posible que fuera cierto lo que decía de ella? Vanya que había sido como una madre para Aidane, que la ayudó cuando más sola y desesperada estaba, la protegió y le enseñó. 

Y sin embargo, siempre desde el principio de todo aquello, Vanya la había apartado de ella, no había querido que nadie supiese de la relación que las unía, seguía protegiéndola incluso allí, si la voluntad de Vanya estuviese con los traidores ¿por qué protegerla precisamente? Ella era débil, era una presa fácil, quizá la más fácil de todas ¿Por qué no quitarla del medio y ya está? 

Dio un paso hacia Lyman y luego otro y otro, hasta estar frente a él/ella.

- Te... has esforzado mucho por protegerme, maestra - Dijo, tragó saliva porque no quería que se le quebrase la voz - Si es cierto lo que dice Andy, bien podías haber hecho que me mataran, pero procuraste que tu... "mala reputación" no me salpicase, me pregunto por qué, dime que no fue solo para manipularme y tener un peón a tu servicio. Alguien ocupó el cuerpo de Shawn durante horas ¿Fuiste tú?

Cargando editor
 Seth McCarthy Cargando pj
24118/12246351
18/03/2015, 16:26
Seth McCarthy

Andy tenía mucho que decir, y todo fue escuchado. Nunca fue el más hablador de todos, pero en ese momento había proporcionado una serie de datos, actuales y del pasado, bastante suculentos. Estaba de acuerdo con lo que decía. Asintió a sus razonamientos, redujo la distancia entre ellos y se situó de su lado. Sobre él no dijo nada, pero Seth tenía la vaga esperanza de que cofiase en él. Intervino para apoyar su acusación sobre Vanya, usurpadora de Lyman.

- Tampoco confío en ella. - Dice seco y tajante. Dirige su atención a la figura del antiguo ciego. - Sí, la defendiste. ¿Eso prueba tu inocencia? - Pregunta incrédulo y con la mirada perdida. - No lo creo. Me pareces tan culpable como el día en que te sentenciamos. - Mueve la cabeza, tanteando, guiándose por el olor y las voces. Ahora anda lentamente en dirección a Misty, a la que parece percibir, no con la vista. - ¿Podrías hacerme una moneda? - Pide a la chica de pelo blanco. Se acerca el atardecer.

Cargando editor
Lyman F. Gale Cargando pj
24118/12246970
18/03/2015, 18:22
Lyman F. Gale

No puedo más que sonreír ante la retahila de acusaciones que se me lanza, de nuevo sin dejarme siquiera margen para defenderme -Bueno, si todos lo tenéis tan claro solo tenéis que acusarme. Por cierto Seth, me alegro de que a ti ya no te juzguen pese a haber sido condenado por ellos mismos y haberte cargado a Lera -respondo con sarcasmo.

Me giro hacia mi pequeña, mirándola atentamente con mis ojos azules -Si es cierto lo que dice Andy Allegra estaría muerta, mi pequeña, pues se de su inocencia desde antes de ir al otro lado. Siempre serás mi niña, pase lo que pase, digan lo que digan. Nunca he deseado ni desearé tu muerte -una sonrisa sincera se marca en el rostro de Gale.

Tras ese momento de intimidad ante todos vuelvo a echar una mano, aunque la rechacen como siempre -No, yo no manipulé a Shawn en ningún momento. Tampoco me fío de ese oráculo, de los que estaban con él ni del extraño hecho de que alguien dominaba a uno de nosotros en varios días. Quedan muchas preguntas y hay pocas respuestas. Y, por cierto, yo si puedo comunicarme con el otro lado.

 

Cargando editor
 Niba Laymon Cargando pj
24118/12247201
18/03/2015, 19:16
Niba Laymon

Niba asintió a las palabras de la que había sido su maestra durante tanto tiempo, todo en ella se negaba en rotundo a creer las acusaciones de las que era objeto, quería gritarles a todos que no conocían a Vanya como ella la había conocido, que era buena y solícita, desinteresada y amable, que jamás sería capaz de dañar a nadie, que no era fría, como muchos creían, sino cariñosa y entregada.

- No te juzgo, maestra, tienes mi respeto y mi admiración como siempre la tuviste, y por supuesto no te atacaré, aunque tampoco voy a poder protegerte y no sabes cuánto lo lamento - Admitió - Gracias por todo.

Cargando editor
 Shawn D. Williams Cargando pj
24118/12248142
18/03/2015, 22:19
Shawn D. Williams

Shawn no pudo más que esbozar una más que una mueca de incredulidad con cada palabra que salía de la boca de Anastasia. Poco a poco esta se transformó en enfado y acabo por ser visible que estaba muy molesto con su manera de ver las cosas.

— Deja de escupir veneno por esa boca, niña. No nos concemos de nada, es más ni siquiera recuerdo encontrarnos en un pasado muy remoto. Yo no cargo con la culpa de Gelion, y ni falta que hace decir que deberías lavarte la boca antes de pronunciar el nombre de Lísmar. — dejó de mirarla mientras se cruzaba de brazos — Ya me ofrecí a ser observado sin miedo alguno, y de hecho vuelvo a pedirlo sin con ello callo algunas bocas. Así que no pienses ni por un instante que vaya a continuar tu ridículo juego.

Ohtar entonces asintió a las palabras de Lyman. — He de decir que yo llegué a creerme lo que dijo C'ailleach, el oráculo. Incluso a día de hoy no las tengo todas conmigo sobre si sus palabras eran ciertas o no. —Aprovechó y enunció en voz alta— No puedo ofrecer mucha información, pero de aquellos que quedamos vivos la única inocencia que puedo confirmar sin lugar a dudas es la de Niba, sin embargo confío en que Allegra, Adam y Anastasia también lo son. Ojalá pudiese incluir más nombres en esta lista, pero no tengo pruebas para ello.

Cargando editor
 Allegra Blue Cargando pj
24118/12248209
18/03/2015, 22:28
Allegra Blue

A Allegra le parecía que ya estaba todo dicho y decidido, así que siguió tarareando en voz baja para Lera, sin soltar su mano. No se inmutaba por su frialdad ni por su ausencia de pulso y movimiento. Escuchó desde esa posición todo lo que iban diciendo los demás, pero no sintió la necesidad de participar de su conversación. Ya había dicho lo que pensaba. 

Cada rato sus ojos se dirigían hacia el reloj, que había sido causa de quebraderos de cabeza para después caer en el olvido. Sólo faltaba una llama para terminar la segunda vuelta y se preguntaba qué sucedería cuando ese momento llegase. Después de lo que había pasado con la primera vuelta y sentir la ciudad llena de odio, no estaba nada segura de querer verlo. - Sólo falta una. - Dijo al aire, interrumpiendo su melodía por un momento, pero sin esperar realmente que nadie respondiese a sus palabras. 

Finalmente giró un poco la cabeza para mirar a Misty. - Creo que varios aquí tenemos contacto con alguno de los caídos o con alguien que lo tiene y podemos intentar transmitir tu mensaje. De todas formas, también pienso que Zaira puede escucharnos desde aquel lugar donde moran los muertos. Cuando volvió de allí la segunda vez dijo que nos había estado escuchando, ¿no? Si dices tu mensaje en voz alta, tal vez ella lo escuche y lo transmita. 

Después de esas palabras, volvió sus ojos de nuevo hacia el cuerpo inerte de Lera y retomó su canción donde la había dejado en un tenue murmullo que no le impidiese escuchar lo que los demás iban diciendo. 

Cargando editor
 Adam Hart Cargando pj
24118/12249373
19/03/2015, 00:51
Adam Hart

Adam escuchó a Andy con atención. Pensaba que la carencia de fármacos haría que se enterase perfectamente, pero nada. Se perdió entre tanta historia. Y le jodía. Se le veía en la cara. Porque todos los allí presentes parecían haberse quedado con cada pedazo de información que había soltado, pero él ya estaba pensando en la canción de "Inmigrant song" a los pocos segundos.

Quizás estar limpio, o medio limpio, no era suficiente y habían quedado secuelas. O simplemente era como Obelix, en el cual el efecto de la poción mágica era permanente. -Eeeeeehhh...claro, claro- Asintió como si lo entendiese todo a la perfección.-Eso, en voz alta...del tirón.- Apoyó las palabras de Allegra aunque no sabía a esas alturas de qué hablaba, pero se sentia orgulloso de los trazos que al menos había captado.

Cargando editor
 Anastasia Bubois Cargando pj
24118/12252874
19/03/2015, 20:40
Anastasia Bubois

Anastasia se giró hacia Shawn y sonrío discretamente, dejando sus labios prácticamente en una fina linea recta que, sin embargo, no lo era.

- uh, niña. - repitió con sorna - Lo que daría por ser solo una niña.- comentó con divertida naturalidad mientras se acercaba a él.

- Exacto, tu y yo no nos conocíamos.- afirmó volviendo a ponerse frente a él - Y no digo que cargues con esa culpa; digo que Gelion lo hace. - le guiñó un ojo pidiéndole que rebajara su enfado.

Escuchó de un modo oblicuo las intimidades de Vanya y Niba, y no pudo evitar reír por debajo de la nariz al imaginar esas palabras en boca del ciego, del que realmente lo había sido.

Se encogió de hombros a ese escenario y ensanchó su sonrisa clavando la mirada en Shawn -Lísmar,- volvió a pronunciar ese nombre con claridad- realmente siento mucho el vacío que dejó.- entregó el pésame más extratemportal que jamás había dado.- no lo merecía .

Notas de juego

Cargando editor
Narrador Cargando pj
24118/12253349
19/03/2015, 21:44
Narrador

Cada vez erais menos. Aquella certeza era como un poso de color oscuro en vuestras almas. Era imposible no echar de menos a alguien. Era imposible no desear que otros estuviesen vivos.

Poco a poco el paso de las horas había ido acariciando vuestra piel, acercándoos a esa hora en que el reloj os guiaría sacando no sólo vuestro potencial, sino liberando vuestras mentes del sentimiento de ausencia.

Aunque algo sucedería antes. Día tras día habíais visto el horror. Lo macabro había cobrado otra dimensión desde que habíais llegado aquí. Habíais presenciado muerte y más muerte, y habíais empezado a familiarizaros con la mirada del moribundo. Pero esta vez fue distinto. Los ojos de Seth estaban vacíos, y eso hacía que todo pareciera diferente. Puede que fuera por eso que cuando la primera arcada llegó tardasteis un instante más de lo normal en reaccionar. Luego vino otra, y otra después. Ante vosotros hizo el ademán de apoyarse en sus rodillas, y trastabilló al no haber asumido todavía la falta de un brazo. Fue en ese momento cuando empezó a expulsar agua. El líquido salió de su boca y cayó al suelo, mojándolo justo antes de que él cayera al suelo. Y entonces una tos muda, que no llegaba a reverberar en sus pulmones encharcados, le sobrevino, haciéndole escupir más y más agua.

Duró apenas quince segundos tendido en el suelo. Quince segundos eternos. Ante vosotros ese hombre deshecho agonizó, sin lograr inspirar una sola bocanada de aire ni ser capaz de ponerse en pie hasta que, al fin, perdió la vida.

Mientras tanto, un sonido que había comenzado unos segundos atrás se hacía cada vez más audible. Con la muerte de Seth sería difícil decir cuándo había empezado, pero si algo estaba claro es que venía de debajo de vosotros, del lugar donde el agua había ido cayendo al colarse entre los cascotes. Era una mezcla entre el siseo de un grifo mal cerrado y el calmado arrullo de un arroyo.

Pronto, bajo vuestros pies, algo empezó a moverse. El sonido del agua dio paso a otro distinto, uno de piedras moviéndose. Jadeos. Finalmente un potente chorro de vapor salió de la tierra, como un géiser, apartando los últimos escombros.

Lo primero que visteis fue su mano. Después su cabello rizado, mientras el chico salía a la superficie. Y unos minutos más tarde ahí estaba, delante de vosotros. Casi una semana había pasado desde su muerte, y su ropa estaba sucia y rota, pero Mathias estaba de vuelta como un río embravecido volviendo a su cauce.

 

 

Notas de juego

Destinatarios actuales:

 Adam Hart  Allegra Blue  Anastasia Bubois   Andy McGregor  Seth McCarthy  Misty Holes  Niba Laymon  Paul Adams  Shawn D. Williams  Xia Han Lyman F. Gale

Cargando editor
 Allegra Blue Cargando pj
24118/12254149
20/03/2015, 00:36
Allegra Blue

Allegra seguía sentada junto a Lera, tarareando una melodía dulce en voz baja y acariciando la mano fría de su hermana perdida. Sus ojos miraban hacia el reloj mientras sentía cómo el vello de sus brazos se erizaba poco a poco con expectación. Faltaba poco, muy poco. Apenas unos minutos y el reloj les llamaría de nuevo como había sucedido cada tarde. Tenía su decisión tomada desde hacía horas así que tan sólo se dedicaba a esperar que llegase el momento. 

Estaba empezando a soltar la mano de Lera para ir poniéndose en pie y prepararse cuando los movimientos de Seth llamaron su atención. Miró al hombre mientras vomitaba agua y dudó tan sólo un instante antes de decidir no acercarse a él. Desde esa posición, con el cuerpo de Lera a sus pies, contempló en silencio cómo el británico agonizaba y tan sólo hizo una pequeña mueca. Parecía mentira que después de todo el tipo decidiese morirse justo cuando habían enterrado el hacha de guerra. 

Contempló entonces a Mathias, recién regresado a la vida, y durante un instante sus ojos volvieron al reloj. Cada vez faltaba menos. Podía sentirlo en el aire, en su piel, en la adrenalina que recorría sus venas rítmicamente con cada latido. Negó levemente con la cabeza. Era demasiado tarde, su decisión estaba tomada. Sus ojos abandonaron el reloj y en silencio se dedicó tan solo a esperar que llegase el momento de combatir un día más.

Cargando editor
 Andy McGregor Cargando pj
24118/12254200
20/03/2015, 01:04
Andy McGregor

Estaba absorto en mis pensamientos, como acostumbraba. Pero entonces sucedió lo de Seth. Al ver salir tanta agua de su cuerpo, sospeché que aquello sería cosa de Falmari. La resurrección de Mathias no hizo más que confirmar la sospecha.

Negué con la cabeza y me pasé la mano por el rostro. Resoplé. Maldije para mis adentros. Miré el reloj, esta vez con esperanza, más que con temor.