Partida Rol por web

[HLdCN] La puerta de Fäe

Ivanna

Cargando editor
Director Cargando pj
24118/11953106
05/01/2015, 15:01
Director
Sólo para el director
Cargando editor
Narrador Cargando pj
24118/11953203
05/01/2015, 15:32
Narrador

 

Elendire

A veces recordar es complicado, pero eso ni siquiera importa. No es que merezca la pena mirar al pasado, con todo lo que hay por ver en el presente y en el futuro. Eso es algo que Elendire sabe bien. Ella no se molesta en mirar atrás. Sabe que hay un punto a partir del cual todo está oscuro, pero ni siquiera tiene claro dónde. Sólo sabe que en ese instante tenía prisa y que todo era verde. Lo que había antes... Bueno, si no lo recuerda es que no debía ser muy interesante. Y no conocerlo sólo le da más misterio a todo, permitiéndole redescubrir cosas como si fuera la primera vez.

Oh, y también recuerda a Ohtar. A él no sería justo olvidarle. Quizá él sea lo primero que recuerda, y el verde de su piel sea esa imagen tan clara que se le viene a la mente en ocasiones. O puede que eso sea el Bosque, quién sabe. Lo que sí tiene claro Elendire es que Ohtar le salvó de algo que la perseguía, y que le debe la vida. Después se quedó semanas cuidándola, y era amable a pesar de parecer tan poco delicado. Pero también un poco aburrido.

Era frecuente que Elendire se perdiese por el Bosque, observando los árboles cambiantes y tratando de predecir dónde estarían al día siguiente. O que comenzase a hablar con algún Fata y quisiese saber más de él, hasta el punto de rozarle con los dedos y absorber su vida y su esencia. Luego no podía evitar sentir que había algo mal en ello. O quizá no. Quizá había algo mal en Ohtar, que no lo entendería. En cualquier caso Elendire era lo suficientemente inteligente como para no llevarle hacia donde los cuerpos de los Fata se estaban descomponiendo, aunque su sonrisa de pura ilusión por lo aprendido la delataba.

Así, bebiendo del Bosque, asimilando con él y a partir de él, Elendire pasó unas semanas donde se conoció a sí misma de nuevo, pues nada recordaba de la que era antes.

Fue una noche cuando, de repente, se hizo totalmente consciente de que ya no tenía nada que hacer allí, de que su lugar no era ese. Y dejando a Ohtar con un gracias únicamente susurrado comenzó a caminar sin que el Fata supiera que aquello era una despedida. Y así fue como llegó a la Linde.

Lloró. Al observar la belleza de lo Desconocido, lloró como no recordaba haber hecho nunca. La Bruma se entretejía a sí misma, dando forma a cosas que ella sólo podía imaginar. Aquello era hermoso, mucho más que cualquier otra cosa que hubiera visto jamás.

Pasó días así. Y a pocos pasos de ella, Atanamir pasó días observándola, paciente, sorprendido porque no comenzase a cambiar. Una vez se convenció de que había algo diferente en ella no tardó en acogerla bajo su seno, en aceptarla a pesar de la locura que inundaba su mente con ideas que ningún Fata debía tener, y menos en la Linde. La protegió. Demasiado, incluso. La excusó ante los demás las veces que ella quiso lanzarse a lo Desconocido y la Bruma no estaba preparada, y aún fue más allá: cuando ella decidió experimentar sacrificando a otros Fata él asumió la culpa, mintiendo sobre el estado de la Bruma y diciendo haber sido él el artífice del sacrificio. Del asesinato. Atanamir no era un Fata que soliese mentir. De hecho, si preguntasen a Elendire, probablemente afirmaría que no lo había hecho nunca. Y sin embargo en esa ocasión las palabras que abandonaron su boca fueron todas falsas. Una vez a solas sólo le dedicó un gesto a ella: con su rostro inexpresivo se llevó un dedo a los labios, haciéndole entender así que se trataba de un secreto, más aún que si se lo hubiera dicho de manera explícita.

El tiempo continuó pasando, e inexplicablemente lo Desconocido siguió sin cambiarla. Al final la curiosidad fue creciendo en su interior, y acabó por tomar vida y recuerdos de algunos habitantes de la Linde. Atanamir no dijo nada al respecto. Después de todo aquello no perturbaba a la Bruma. Aquello no les ponía en peligro. Si esa era su naturaleza, ¿quiénes eran ellos para negarla?

Notas de juego

Eres el camaleón. Dos veces por partida podrás, al acercarse la noche, decidir matar a alguien y tomar parte de sus recuerdos y su poder. Desde ese momento podrás utilizar su rol como si fuera tuyo. Eso sí: ten cuidado al escoger, pues si de cualquier modo esa persona volviese de la muerte volverás a ser tú misma al menos mientras esté con vida. Si algo malo le pasase, en cambio...

Plazo de declaración: Sábado, Domingo.

Cargando editor
Director Cargando pj
24118/12047689
29/01/2015, 11:18
Director

Volviendo la vista atrás, al momento en la estación de metro, se te hace complicado pensar que te has equivocado. Es difícil calcular cuánto tiempo ha pasado exactamente desde ese momento, pero aún así cada vez sientes a esos que te rodean más cerca, como si compartierais algo más. Como si fueran parte de algo que no puedes recordar. Hay algo más: una sensación latiendo en tu interior. Algo que te dice que para ser tú de manera completa tendrás que escoger a uno de ellos como foco. Puede que aún no sepas cómo o para qué, pero hay una cosa certera: esa elección es importante.

Cargando editor
 Ivanna Cargando pj
24118/12048095
29/01/2015, 13:48
Ivanna

Escojo a Allegra Blue. Sólo con verla siento que debe oler a arándanos. Y creo que podría quererla. Mucho. Muchísimo. Hasta la muerte. 

Cargando editor
Narrador Cargando pj
24118/12058548
01/02/2015, 14:25
Narrador

Ahora que tu alma volvía a ser consciente de quien eras realmente, ahora que empezabas a intuir de lo que eras capaz... Las cosas volvían a estar más o menos claras para ti.

Sin embargo aun faltaba algo. Sabías que no estabas completa. Aún dejando al margen tu memoria tu poder, tu capacidad para lograr tus objetivos... Aún podía crecer un poco más. Sólo tenías que terminar de encontrarte a ti misma. Pero ¿cómo? La respuesta no estaba sólo en ti. Estaba en tu pasado. Estaba en tu presente. Escuchabas a los que te acompañaban, consciente de que allí, entre ellos, se encontraban algunos de los Fata que conociste en otro tiempo. ¿Podría estar en ellos ese catalizador que te diese lo que te faltaba?

Con un poco de suerte Ohtar se encontraría también allí. Él había cuidado de ti en el pasado, quizá ahora tampoco dejase que te pasase nada. O quizá Atanamir. Él te había protegido antes. No eras alguien que no necesitase, eso estaba claro, pero igualmente... Hablar con cualquiera de ellos sería genial. Y luego estaba esa chica, Allegra Blue. ¿Quién era en realidad? ¿Tendría ella las respuestas que buscabas?

Notas de juego

Ya conoces tu rol, pero no es lo único que puedes hacer. Hay varias formas de lograr esta otra capacidad, pero tú sólo conocerás una. Aquí tienes una lista de sucesos. Deberás tirar cuanto antes 1D4. Aquel que salga elegido será el catalizador que te haga ir un paso más allá.

1. - Compartir escena con Ohtar.
2. - Compartir escena con Atanamir.
3. - Votar varias tres veces sucesivas contra Allegra Blue o, en su defecto, que ella caiga en unas votaciones en las que participes.
4. - Allegra Blue sobrevive tres días y tres noches consecutivos.

Cargando editor
Elendire Cargando pj
24118/12058593
01/02/2015, 14:48
Elendire
- Tiradas (1)
Cargando editor
Narrador Cargando pj
24118/12059391
01/02/2015, 18:40
Narrador

Se acerca la noche, y con ella tu oportunidad de dejarte llevar sin que te vean. Sabes que no hay nada malo en lo que haces, pero también que te juzgarían si lo supieran, pues ellos no lo comprenden.

Levantarte y aprender de otros es tu elección. El precio es su muerte, claro, pero es un precio que sólo ellos pagarán.

Notas de juego

Primera oportunidad para estrenar tu rol. :)

Cargando editor
Narrador Cargando pj
24118/12066531
03/02/2015, 03:32
Narrador

Y con el amanecer algo sucedió. No sólo te viste separada de tu cuerpo humano, sino que ese lugar que hasta un rato antes compartías con tu Enamorado se volvió completamente inaccesible para ti.

Ahora sólo había un sitio en el que habitar: El lugar que nunca fue.

Cargando editor
Narrador Cargando pj
24118/12076254
05/02/2015, 00:57
Narrador

Era fácil perderse en ese mundo en el que te encontrabas ahora. En aquel... ¿Cómo lo habían llamado? Sueño perdido. Allí era sencillo dejarse llevar, y que los recuerdos no molestasen. Loth aún seguía presente en tu mente, claro... Pero ahora lo sentías tan lejos con respecto a lo del día anterior...

Por otro lado era cómodo dejar durante un tiempo esa carcasa humana llamada Ivanna. Ella era mucho más frágil que tú, aunque ahora comprendías que tu mente y la suya siempre habían sido en realidad la misma. Y si algo había crecido ahora que habías entendido lo que eras en realidad eso era la voluntad de vivir. No hacía tanto que habías intentado arrojarte de un tejado. Sin embargo, todos esos recuerdos parecían ahora de una vida totalmente distinta a la tuya. Sin embargo... ¿Qué habría pasado, si te hubieras dejado caer? Ahora sabías que ni siquiera eso habría apagado tu voz. En ese momento probablemente hubieras pasado a otro cuerpo... ¿Pero y ahora? ¿Serían capaces de callarte, si lograsen matarte?

Notas de juego

Tu rol secundario es Voz de Ultratumba.

Incluso cuando estés  muerta podrás dar voz a tus sentimientos y participar en las votaciones como una más.

Cargando editor
Narrador Cargando pj
24118/12080957
06/02/2015, 01:00
Narrador

Y de repente tu consciencia volvió a verse transportada... Sin embargo en esta ocasión no abandonarías en lugar en que te encontrabas. Seguías allí, caminando junto a Serindë. Pero al mismo tiempo habías vuelto a la ciudad oscura. Y justo en ese momento la gente parecía prepararse para una batalla. Mathias parecía ser el objetivo... Y estabas a tiempo de unirte.

Cargando editor
Narrador Cargando pj
24118/12085314
07/02/2015, 03:51
Narrador

La noche se acercaba, y con ella la oscuridad cubriría tus pasos como una dulce aliada. Si querías aprender de alguien, si querías curiosear... Sabías que era tu momento.

Notas de juego

Recuerda que estás en plazo de declaración de tu rol, si deseas usarlo.

Cargando editor
 Ivanna Cargando pj
24118/12090410
08/02/2015, 22:24
Ivanna

Elijo a Niba. 

Se mantiene tan silenciosa, que me suscita demasiada curiosidad.

Cargando editor
Narrador Cargando pj
24118/12091230
09/02/2015, 01:47
Narrador

Poco a poco la noche empezó a caer, y con ella su oscuridad se convirtió en tu amiga. Tu aliada. Ella te escondería de las miradas indiscretas que no comprendían tu curiosidad, tus ganas de querer saber y conocer.

Al ponerte en pie y dirigirte hacia donde Niba se encontraba una dulce expectación iba creciendo en tu pecho. Hacía tanto que no hacías algo así... Sin embargo eso eras tú. Atanamir te había explicado en más de una ocasión que si los demás sabían ciertas cosas no lo entenderían, y sólo recordar el rostro severo de Ohtar te hacía comprender que era cierto.

Caminaste con tranquilidad, casi dispuesta a cantar. Pero el silencio que reinaba era tan fuerte que parecía sugerirte con complicidad que te limitases a tararear en tu cabeza.

Y al llegar adonde se encontraba aquella tímida pelirroja una suave sonrisa empezó a perfilarse en tus labios, cada vez más grande. No tardaste en agacharte sobre ella y acariciar su piel, colocando un mechón de su pelo. Sólo eso fue suficiente para recibir una imagen de su pasado, una traída por un excitante destino. La imagen de un Fata que tú misma habías lanzado a la Bruma por experimentar: Niba era Aidane, su hija. La ausencia de su progenitor le había hecho huir de la Linde a las Ruinas, y ni siquiera allí había encontrado la dicha.

No pudiste reprimir una carcajada, y un instante después te encontrabas dándole un abrazo, mezcla de consuelo por el sufrimiento que había arrastrado todo ese tiempo, y mezcla de golpe de gracia consciente para que aquella chica no lo pasara mal nunca más. En el fondo, te daba pena. Al parecer algo inocente que tú habías hecho había hecho que lo pasase mal, pero ahora podías arreglarlo: podías hacer que dejase de doler.

Mientras tu abrazo se hacía más largo, mientras continuaba a través de besos y caricias, pudiste ver otras imágenes. Cómo ella se había convertido en una especie de Aprendiz de Ohtar. Joder, ¡por la Bruma! Aquello era poético. Era tu puto destino hacer lo que aquella chica estaba haciendo.

Finalmente te marchaste, dejándola atrás, con una sonrisa perenne en los labios, y volviste a dormir. Sabías que a la mañana siguiente te encontrarías con aquel que te había salvado la vida, y aquello era genial. Te completaría, de algún modo.

Sin embargo aquello no llegó a suceder. Al despertar te sentías mal, enferma, capaz de vomitar hasta tu propio esófago. Algo estaba mal en ti. Algo estaba mal dentro de ti. Te sentías cada vez más débil. Sabías que ibas a morir.

Notas de juego

Niba es Aidane, ocupante de las Ruinas. Su rol primario es Aprendiz de Ohtar.

Eres el Aprendiz. Al principio de la partida, durante la Noche 0, debes designar a quien deseas como mentor. Desde ese momento compartiréis una escena privada y en el momento en que él caiga tú asumirás su rol, ocupando así su lugar.

Cargando editor
Narrador Cargando pj
24118/12095279
09/02/2015, 23:15
Narrador

 

La Luna

 

Desde que tus recuerdos alcanzan, ha habido pocas cosas constantes en tu vida. Siempre has sido una Fata que no necesitaba grandes cosas, eso era cierto, pero aún así habría estado bien mantener algo de tu pasado.

Volviendo la vista atrás, a cuando te encontrabas en Fäe, puedes rememorar los días y noches en el Bosque y en la Linde. Pero de lo de antes... Nada. Cada vez tenías más presente que aquella canción que no podías sacar de tu cabeza cuando sólo eras Ivanna provenía de allí, de ese lugar que aún era una enorme laguna.

Ahora que habías muerto nada cambiaba demasiado. La visión de ese Palacio que empezaba a llenarse de Fatas se te hacía ligeramente familiar, aunque la gran torre de reloj que se observaba a través de los ventanales antes no estaba allí. Sin embargo, había otra cosa...

La Luna. Esa Luna que parecía estar mirándoos con tranquilidad, como si tuvierais todo el tiempo del mundo. Esa debía ser la misma Luna que te había visto crecer, la que había observado cómo algunas vidas se disipaban en tus manos y no había dicho nada a nadie. Esa Luna cómplice y amiga... Puede que ella supiera quién eras, puede que no, pero una cosa tenías segura: mientras estuvieras allí, te daría fuerzas. Sus rayos te bañarían, revitalizándote, ayudándote a encontrar la forma de volver.

Notas de juego

La Luna: Cada Noche que pases en el cementerio te ayudará un poco. Tras la primera, podrás volver a la vida cuando tú decidas. Tras la segunda, podrás volver con tu Rol recargado si lo deseas, como si nunca hubiera sido usado. Tras la tercera podrás volver llevando a alguien a la vida contigo. Tras la cuarta podrás volver acabando con la vida de alguien. A partir de esta última ya nada nuevo sucederá, pues todo el poder de la Luna será tuyo.

Tómate el tiempo que quieras, y recuerda que sólo podrás usar este poder una vez, y que deberás escoger sólo una de las opciones al hacerlo.

Cargando editor
Narrador Cargando pj
24118/12118356
16/02/2015, 00:35
Narrador

La luz de la Luna te había bañado por primera vez, dándote las fuerzas para volver cuando lo deseases. ¿Qué harías ahora? ¿Te quedarías allí, junto a los difuntos, o regresarías con la oportunidad que ella te había regalado?

Cargando editor
Narrador Cargando pj
24118/12147860
23/02/2015, 01:02
Narrador

Eran ya dos veces las que la Luna te había alumbrado, dándote fuerzas no sólo para volver, sino para hacerlo con todo tu potencial. ¿Era este tu momento? ¿O sería mejor esperar a más adelante?

Cargando editor
Elendire Cargando pj
24118/12154110
24/02/2015, 12:40
Elendire

Han resucitado a la niña y eso cambia las cosas drásticamente. No quiero ser su esbirro. Así que uso la luna para volver con mi poder recargado. Ya intentaré matarla por la noche para traer a Loth de vuelta con su poder, y si no sigo viva entonces, pues game over XD Pero lo intenté. 

EDIT: Me lo he pensado mejor. Por ahora voy a esperar.

Cargando editor
Narrador Cargando pj
24118/12167184
27/02/2015, 01:04
Narrador

Una vez más, tras este atardecer la noche se imponía al día, y ni toda la sangre derramada iba a frenar eso. Ahora, con la oscuridad, llegaba el momento de ocultarte de nuevo, de liberarte para ser lo que el cuerpo y el alma te pidiesen. ¿De quién querrías aprender en esta ocasión? ¿O sería mejor aguardar?

Notas de juego

Es momento de usar tu poder, si quieres. :)

Cargando editor
 Ivanna Cargando pj
24118/12174178
01/03/2015, 03:50
Ivanna

Ya que le gusta tanto ser una niña, y yo creo que los niños no deberían jugar con los muertos, escojo a Jane como alguien a quien querer mucho en medio de la noche.

No queramos que le ponga una correa a Samuel y me esclavice indirectamente.

Cargando editor
Narrador Cargando pj
24118/12174185
01/03/2015, 04:04
Narrador

y yo creo que los niños no deberían jugar con los muertos

xDDDDDDDDD

Notas de juego

Recibido. :)